El día que cayó cannabis del cielo en el Parque Yosemite

Desde hace más de 50 años, el parque Yosemite, en California, es una de las mecas para los amantes de la escalada

Desde hace más de 50 años, el parque Yosemite, en California, es una de las mecas para los amantes de la escalada. El conocido como El Capitán, una enorme roca vertical y desnuda de 900 metros de altura, atrajo desde los años 50 a escaladores que buscaban retos casi imposibles. La ruta más famosa, The Nose (“nariz” por su fuerte pronunciación), se escaló por primera vez por un grupo de 3 escaladores en 1958, invirtiendo en ello 45 días. Pero sin duda una de las grandes hazañas la consiguieron en 1975 los escaladores Jim Bridwell, John Long y Billy Westbay, ascendiendo en un solo día.

Jim, John y Billy no eran los típicos escaladores de la época. Se hacían llamar junto a otros miembros los Stoner Masters, eran hippies y con ganas de romper barreras con su espíritu rebelde. Y éso no gustaba nada a los Rangers al cuidado del parque, que trataban por todos los medios de mantenernos alejados. Durante 7 años, de 1973 a 1980, “los pantalones caquis se movían a gran velocidad buscando pelos largos y ropas maltrechas”, contaba en una entrevista Dean Fidelman, integrante de los Stoner Masters.

Viviendo en tiendas de campaña

Vivían en tiendas de campaña, malvivían con 5 dólares al mes y no gustaban ni a autoridades, ni a visitantes ni a otros escaladores. Crearon su propia contracultura, completa con cannabis, moda y música. Y sobre todo eran escaladores valientes y extremadamente hábiles. No vieron la escalada sólo como un deporte y elevaron el nivel de dificultad de sus ascensos hasta cotas nunca antes vistas, estableciendo algunas de las rutas de escalada en roca más difíciles del mundo en ese momento.

Una mañana como otra cualquiera de 1977. Estaban los escaladores relajándose en sus tiendas de campaña, cuando escucharon en la radio que un avión que procedía de Colombia se había estrellado en el parque Yosemite y no estaba dentro de la señal de radar. Decidieron inspeccionar un poco y hallaron el avión estrellado en un lago próximo a donde se encontraban.

Cuando se acercaron, comprobaron que el avión estaba prácticamente sumergido en el lago helado. Tan sólo sobresalía el morro y vieron como el piloto como el copiloto se encontraban muertos a causa de la explosión. Pero próximo al avión, vieron una bolsa flotando en el lago prácticamente helado con el símbolo de una hoja de cannabis dibujada.

Efectivamente, era una bolsa llena de cannabis, su planta preferida. Y no sólo éso, sino que comprobaron que en el interior del avión había muchas más bolsas. Pronto comenzaron su misión de rescate que según llegaron a contar algunos, fueron en total seis mil quilos. Y viviendo como vivían con 5 dólares al mes, no dudaron hacer negocio con aquel cannabis llovido del cielo.

Mark Chapman, uno de los antiguos miembros de los Stone Masters, recuerda como muchos compraron casas, coches, motos y muchísimas otras cosas con todo el dinero que estaban ganando vendiendo todos aquellos cogollos. Además, la hierba tenía la particularidad de que tras la explosión del avión, mucha había quedado empapada en gasolina o sus gases, y tenía una tendencia a explotar cuando se encendía

Les cambio la vida

John Long, uno de los miembros fundadores de los Stone Masters, cuenta que “la gasolina le daba un toque graciosos a la marihuana”. Como decimos, ganaron mucho dinero, pero éso no les sirvió para cambiar su estilo de vida. Seguían viviendo en tiendas de campaña, escalando y buscando nuevas rutas en El Capitán, pero también les gustaba llenar sus estómagos en los mejores restaurantes de la zona.

Los Stone Masters se desvaneció lentamente en los años ochenta, en parte debido a las políticas del Parque Yosemite (a Nixon no le gustaban los hippies) y en parte debido a que la escalada estaba evolucionando más hacia un deporte que hacia un estilo de vida. Pero su legado sigue vivo.

Algunos se hicieron famosos

Algunos de ellos permanecen desconocidos y otros lograron hacerse un hueco entre la fama, como Alex Honnold, John Bachar  (se hizo extremadamente famoso por su estilo conocido como “solo libre”, es decir, escalar sin seguridad y sin cuerda), Lynn Hill (la primera persona en subir El Capitán en estilo libre o alpino y plusmarquista mundial en varias ocasiones en ascensos de velocidad) o el propio líder del grupo Jim Bridwell, que años más tarde fundó el Equipo de Búsqueda y Rescate del Parque Nacional de Yosemite (YOSAR), escribió numerosos artículos sobre escalada para importantes publicaciones deportivas y fue un innovador tanto en las técnicas cambiantes como en la invención de equipos de escalada ampliamente utilizados y copiados.

Más Artículos
2020, posiblemente la década de la regulación de la marihuana
>