El hongo Mildiu: detección, control y tratamiento

Hoy trataremos el Mildiu, un hongo que es bastante poco frecuente, pero que llega a causar importantes daños cuando se presenta.

Continuamos con nuestros post dedicados a los principales hongos que puedes atacar a cultivos de cannabis. Hoy trataremos el Mildiu, un hongo que es bastante poco frecuente, pero que llega a causar importantes daños cuando se presenta.

¿QUÉ ES EL MILDIU?

El mildiu es una enfermedad producida por hongos que tiene como resultado el crecimiento de hifas fúngicas en los tejidos vegetales. Llega a ser bastante parecido al oídio, salvo que éste permanece en las superficies vegetales mientras el mildiu penetra en ellas.

Como tantos otros muchos hongos, tan sólo es necesario que las condiciones ambientales sean las apropiadas para comenzar a desarrollarse. Sus esporas se activan cuando la humedad es alta y las temperaturas oscilan entre los 10ºC y los 25ºC, es decir sobretodo en los meses de primavera, verano y otoño.

IDENTIFICACIÓN

El mildiu se semeja al oídio en las manchas que produce en las hojas. Éstas también presentan como una pelusilla grisácea, pero previamente aparecen unas manchas amarillentas que con el tiempo se vuelven marrones. Estas manchas además tienen un aspecto aceitoso. Además, la pelusilla suele aparecer primero en el envés de las hojas en lugar de en el haz.

DAÑOS

Las zonas de la hoja donde el mildiu se ha instalado, se volverán amarillas y terminarán secando debido al bloqueo de la fotosíntesis. Además se propaga con gran rapidez en ambientes propicios. Si una planta ha sido atacada por este hongo y no se trata rápidamente, otras plantas cercanas terminarán contagiadas.

Cuando los ataques son severos, se puede producir la defoliación acelerada de la planta. Con la pérdida de hojas, la planta verá mermada enormemente su producción debido a la disminución de su capacidad para realizar la fotosíntesis, si es que consigue llegar a la cosecha.

El mildiu también puede atacar a los tallos, identificable como una mancha marrón muy característica. Afecta sobretodo a tallos no leñosos, que pueden terminar marchitándose y muriendo. En el peor de los casos, puede terminar secándose la planta entera si el ataque se produce en el tallo central.

También puede afectar a los tallos, formando una mancha de color marrón. Esta zona, si el ataque es severo, puede marchitarse y morir, con lo que seguramente también perdamos la planta entera al interrumpirse el suministro de nutrientes.

CONTROL Y TRATAMIENTO

Muchas especies de jardín y huerto son propensas al mildiu, desde rosales hasta tomateras, calabazas, vides o berenjenas. Se debería realizar un tratamiento previo a la plantación en cualquiera de estas especies para evitar contagios.

También se deben seleccionar para las plantas los lugares más ventilados posibles, ya que tanto el mildiu como otros hongos se desarrollan más rápido en ambientes poco aireados. Evita también mantener el sustrato siempre encharcado y en interior los cambios bruscos de temperaturas entre fotoperíodos.

Cuando el mildiu ha atacado una planta, hay que actuar rápidamente. Si no se dispone de un fungicida específico, en primera instancia podemos eliminar las zonas afectadas si se tratan de pocas. No pasará nada por quitarle a la planta un puñado de hojas o incluso alguna rama si con ello frenamos el avance del hongo.

Como productos válidos para combatir el mildiu, tenemos el extracto de cola de caballo, el oxicloruro de cobre, el própolix o el extracto de ajo, todos ellos ecológicos. También se ha demostrado que en sustratos inoculados con Trichoderma harzianum, un hongo antagonista de hongos patógenos, la enfermedad remite. Cabe destacar que se ha debe evitar el uso de fungicidas cuando se usen micorrizas o Trichoderma harzianum.

Más Artículos
Tipos de abonos base para el cultivo de cannabis
>