Empresa uruguaya de cannabis medicinal tuvo un 2018 “excelente”

La potencialidad que tiene Uruguay como país productor, promotor y consumidor del cannabis en todas sus facetas no está en discusión. Incluso muchos creen que la marihuana puede entrar en el póquer de comodities del pequeño país sudamericano, junto con la carne, la madera y el papel. Sin embargo, existen trabas burocráticas que estancan ese crecimiento, en parte incentivado durante 2018 por la legalización en Canadá, el primer país del G7 que legisla en favor.

De nada de esto parece haberse enterado la firma uruguaya Medicplast, que comenzó a vender cannabis medicinal legal en Uruguay el 19 de diciembre de 2017 a partir de su producto Epifractán, el primer fármaco que se elabora en Uruguay con cannabidiol (CBD), autorizado por el Ministerio de Salud Pública (MSP), en el marco de la ley de 2013 de regulación de esta droga.

“Excelente”, afirmó el director de la compañía Armando Blankleider ante la pregunta de Sputnik acerca de cómo evaluaba el primer año de su medicamento en el mercado. El empresario, no obstante, agregó que también fue “un arduo trabajo de información y formación tanto de médicos como de pacientes en general, porque lo que más abunda es el mercado negro, ilegal, incontrolado”. Un marcado error de la aplicación de la ley en el país de Forlán, Suárez y Abreu.

Por fuera del circuito de farmacias, en el que se realiza la comercialización legal de productos terapéuticos con marihuana, hay quienes ofrecen aceites o cremas con cannabis en conocidos sitios de ventas de productos por internet sin habilitación del MSP y sin receta como lo requiere la ley.

Una fuente del MSP indicó a Sputnik que “ninguno de los que vende (cannabis medicinal) por internet está habilitado, es un tema que tendría que controlar la policía”. “El MSP no tiene la potestad de tocarle el timbre a la persona, debería hacerse una denuncia y ahí interviene la policía”, añadió. La fuente gubernamental agregó que hasta el momento “no se ha hecho ante el Ministerio ninguna denuncia”.

No es ese un enemigo menor para la empresa que importa la materia prima de Suiza y la procesa y envasa en Uruguay. No obstante, saben como vencerle: “El medicamento con 2% de cannabidiol en frascos de 10 mililitros, que es similar al de 10 mililitros que venden los de la feria, en el mercado negro, que son un peligro, lo vendemos más barato que ellos, alrededor de 25, 30 dólares”, indicó Blankleider. Al de 5% de cannabidiol en frascos de 30 mililitros, Medicplast lo vende a alrededor de 120 dólares, que “es más barato que el precio objetivo del MSP”, afirmó. Nota de este servidor: el clandestino ronda los 150 dólares, pero se pueden conseguir más económicos, dependiendo del riesgo que cada uno quiera asumir.

Si bien el precio no es del todo rentable para la empresa, Blankleider dice que se trata de una “visión a futuro, de imponer un producto y dar un servicio a la población”.

El empresario agregó que las ventas de los dos medicamentos que la firma tiene en el mercado, Epifractán y Cannabipiel, han ido en aumento desde que comenzaron a comercializarse el 19 de diciembre de 2017. Cannabipiel se vende a 900 pesos (27 dólares) y se utiliza para soriasis, rosácea y quemaduras. El director de Medicplast afirmó que la empresa está registrando otros productos.

Además de Medicplast, existe otra empresa que venderá cannabis medicinal legal en Uruguay.

Primer laboratorio para elaborar productos de cannabis en Uruguay

En noviembre pasado, la empresa ICC Labs inauguró en Uruguay el primer laboratorio para producir cannabis medicinal en el país en el departamento de Canelones (sur), con una inversión de 8,5 millones de dólares.

Además, la marihuana que usará también es producida por ellos en territorio uruguayo.

La empresa informó que en tres meses lanzará al mercado su primer producto medicinal con cannabis que se llamará CBD y costará menos de 30 dólares, según publicó el diario local El Observador el 28 de noviembre.

Más allá del mercado interno, el director de ICC Labs, Alejando Antalich, dijo en su discurso el día de la inauguración que la empresa tiene como uno de sus “objetivos más claros poder exportar desde Uruguay a Canadá”.

Por Rama

  • Más Artículos
    España, el Partido Más País de Errejón propone legalización
    >