Estudio muestra que uso cannabis no afecta la conducción al día siguiente

Según un nuevo estudio realizado en simulador de conducción los usuarios de cannabis no mostraron signos de deterioro un día después de fumar 

Macfoto

Según un nuevo estudio publicado y realizado en un simulador de conducción, los usuarios de cannabis no mostraron signos de deterioro un día después de fumar. Aunque, todavía dieron positivo para THC .

El estudio realizado por el Centro para la Adicción y la Salud Mental en Toronto desmintió el mito de que el cannabis puede influir en los conductores hasta 24 después de su consumo.

Esta investigación tiene implicaciones para las leyes y normas en los puestos de trabajo que no quieren rastros de THC. El profesor retirado de la Universidad de Victoria, Scott Macdonald, las llamó “no científicas”.

“Considero que uno de los mayores mitos sobre el cannabis es que existen efectos de la resaca de 24 horas que son medibles”, dijo a Global News. “Cuando las personas fuman cannabis, solo se ven afectadas por un período corto de tiempo. Podrías tener THC en tu torrente sanguíneo, pero no eres un peligro ”.

Prueba en el simulador

Cuando manejaban el simulador en una carretera a 80 km / h y con algunas dificultades propias de la conducción e inmediatamente después de fumar, el grupo de THC mostró signos de deterioro, centrando mal el vehículo imaginario en su carril y conduciendo lentamente de manera inapropiada. Pero 24 y 48 horas después, y todavía con niveles detectables de THC, su conducción era normal en el simulador.

“Encontramos evidencia significativa de la diferencia en el comportamiento del conductor, la frecuencia cardíaca y los efectos de drogas 30 minutos después de fumar cannabis, pero … encontramos poca evidencia para apoyar los efectos residuales”, escribieron los autores.

Según la investigación, al igual que el alcohol, los efectos del consumo de cannabis desaparece como máximo un día después del consumo, si no mucho antes. Aunque, el THC sigue apareciendo en loa test de drogas y a diferencia del alcohol que deja de ser detectable.

“Las pruebas biológicas no son útiles para identificar personas que representan un riesgo de seguridad. Lo que nos queda son síntomas de comportamiento. Todavía estamos trabajando en el desarrollo de pruebas para evaluar si una persona que consume cannabis es un riesgo para la seguridad. Es difícil de hacer. El cannabis no está en la misma clase que el alcohol, en términos de riesgo de seguridad. El alcohol es mucho, mucho peor “. Macdonald, a Global News.

Más Artículos
EEUU, Oregon aprueba la primera legislación de exportación de cannabis de su clase
>