Estudio confirma que la marihuana legal no dispara el consumo en EEUU

Al fantasma del prohibicionismo cada día le queda menos fuerza. Son cada vez menos los que creen que la marihuana es una droga de inicio y, ahora, también se cae otro mito

Al fantasma del prohibicionismo cada día le queda menos fuerza. Son cada vez menos los que creen que la marihuana es una droga de inicio y, ahora, también se cae otro mito.

Según un estudio que analiza a la sociedad estadounidense, allí donde la marihuana es legal los adolescentes la consumen menos. Según dicen, es porque conseguirla es más complejo y más caro que en el mercado negro. 

La información es publicada por el diario Clarín de Argentina y resume que según el nuevo estudio conducido en Estados Unidos, el cannabis legal tendría el efecto de disminuir el uso de la sustancia entre los adolescentes.

Actualmente, hay 33 Estados de Estados Unidos en los que el cannabis medicinal es legal, y 11 (más Washington DC) en los se ha legalizado su uso para fines recreativos.

Según el estudio publicado en el journal JAMA, no se observaron grandes cambios en el consumo entre adolescentes tras la legalización para uso medicinal, pero luego de que los Estados de Washington y Colorado despenalizaran el uso de la marihuana para fines recreativos en 2012, se registra una disminución de alrededor del 10% en el uso entre adolescentes. 

Según los responsables de la investigación, esta disminución se debería a que es más complejo comprar droga de forma legal que en el mercado negro, además de más caro.

En la mayoría de los Estados, está prohibido venderle marihuana a menores de 21 años, mientras que hay algunos pocos que restringen la venta para mayores de 18. 

Para conducir el estudio, los investigadores usaron encuestas sobre salud pública con preguntas relacionadas al uso de marihuana realizadas entre estudiantes del secundario entre 1993 y 2017.

A lo largo de todos esos años, se recolectaron respuestas de cerca de 1,3 millones de jóvenes. 

Opiniones encontradas

Según el economista Mark Anderson, de Montana State University, estos hallazgos podría servir para disminuir algunas de las preocupaciones generadas en torno a la legalización de la marihuana y el consumo adolescente. Pero Linda Richter, directora de la ONG Centro para Adicciones, se mostró escéptica frente a los resultados. 

“Sería un poco ilógico argumentar que el aumento del uso recreativo de marihuana sirve para disuadir a los jóvenes de que no la usen”, explicó a la agencia AP.

“Hay numerosos estudios que muestran que el mercado negro sigue operando a plena capacidad en los Estados en que es legal”, completó.

Hay otros estudios que han descubierto que los adolescentes que viven en Estados donde el uso recreativo es legal sienten que es menos riesgos consumir marihuana que jóvenes que viven en Estados donde no lo es.

La legalización, un camino de avances y retrocesos

A nivel mundial, Uruguay fue el primer país en legalizar la marihuana en 2013. En 2018, Canadá se convirtió en el segundo. En Estados Unidos, la marihuana sigue siendo ilegal para el gobierno nacional, pero cada Estado es libre de regularla de la forma que quiera.

Mientras que Obama básicamente optó por no inmiscuirse demasiado en el asunto en tanto se mantuvieran ciertas reglas (por ejemplo, que no cayera en manos de menores de 18 años), el gobierno de Trump ha tomado una posición más dura, permitiendo que agencias federales entorpecieran el funcionamiento de comercios legales en Estados en que su uso es legal.

Si bien la marihuana para uso medicinal empezó a legalizarse en Estados Unidos en la década del 90, el debate se intensificó a partir de las iniciativas aprobadas por los Estados de Washington y Colorado para permitir el uso recreativo de la droga. 

Más Artículos
Por fin ley de producción e Importación de cannabis medicinal en Tailandia
>