LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "construcción"

construcción

0 302 vistas

Uno de los mercados más inesperados pero no menos pequeño e importante puede ser el cannabis para la construcción.

Resulta en los siglos pasados, ya los romanos usaban el cáñamo de crecimiento rápido para construir puentes y casas …tecnología de construcción moderna en su época. Utilizaban la fibra de cáñamo y la mezclaban con cal, para obtener un análogo fácil y natural del hormigón, que retiene bien el calor y tiene excelentes propiedades de aislamiento. En la casa de cáñamo no hay plagas, moho, hay una buena acústica, baja humedad y sin utilizar pesticidas.

En la construcción, se usa un tipo especial de cannabis o cáñamo, que puede crecer hasta 4,5 metros y alcanzar casi 2 cm de diámetro. El núcleo de la planta está formado por fibras rígidas, que se utilizan para la producción de cuerdas, velas e incluso papel. El cáñamo generalmente se planta en la primavera y después de cortar la planta, se deja secar por unos días. Luego, estas fibras secas se usan para la preparación del material de construcción; el resultado son los llamados “ladrillos de cáñamo“. Cabe señalar que el cáñamo industrial contiene solo el 0.3 o 0,2 por ciento de THC (tetrahidrocannabinol), la sustancia que produce el efecto psicoactivo al fumar.

El cáñamo usado para la construcción, se ve diferente: la planta es más alta; Tiene un sistema de raíces más desarrollado y crece solo al aire libre. Es de destacar que este cannabis se puede cultivar de forma rápida y barata, requiere un mínimo de fertilizantes y sus largas raíces aflojan e incluso mejorar la calidad del suelo en el campo donde se cultiva.

Por cierto, la primera “casa de cáñamo” fue construida en 2010 en el estado norteamericano de Carolina del Norte, y hoy hay alrededor de 50 de esas casas en el país. Aunque en los EEUU no hay muchos cultivos de cannabis, en el país vecino de Canadá existen muchos de ellos, y solo la provincia china de Yunnan hay unos 10.000 agricultores cultivando cannabis.

Aproximadamente 30 países producen cannabis en el mundo como por ejemplo España, Austria, Rusia, Italia y Australia.

Los productores dicen que los “ladrillos de cáñamo” son ideales para la construcción de poca altura, también tienen una huella de carbono más baja y requieren tres veces menos calor para calentar el hogar que las casas hechas de material tradicional.

Pero el cáñamo no debe usarse a nivel del suelo, porque pierde su resistencia al moho y a la putrefacción. En este caso, debe estar protegido de influencias externas como placas de óxido de magnesio, de lo contrario los ladrillos pueden perder la capacidad de absorber y liberar agua. Además, los investigadores observaron que una pared de 3,6 metros de cáñamo puede proporcionar una temperatura agradable en la casa sin enfriarla o calentarla la mayor parte del año …

Así que ¿por qué este material no se utiliza en todas partes? En la actualidad, no existen normas internacionales para la construcción con materias de cáñamo o códigos que regulen exactamente cómo se debe utilizar este material.

Sin embargo, el uso de cannabis es cada vez más extenso. Casas se construyen en Washington y en Denver, la primera casa en Israel fue construida en marzo del año pasado en las laderas del Monte Carmelo, otra casa fue construida en Canadá y cinco casas de cáñamo se edificaron en el Reino Unido …

En 2015, la Asociación de industrias de cáñamo estimaron el mercado del cáñamo o hemp de los Estados Unidos en 573 millones de dólares.

“Cuando fundé Hempitecture en 2013 e introduje el concepto de construir casas a partir del cannabis, los capitalistas de riesgo se rieron de esta idea“, dice Matthew Mead, fundador de una empresa de construcción en Washington. “Ahora puedo construir casas en 25 estados, y el mismo estado asegura el desarrollo de las investigaciones en el campo del uso industrial del cannabis”

Pero lo más difícil es el cultivo de cannabis, y no la producción de ladrillos de cáñamo, que son similares a los bloques del diseño de “Lego”.

Esta opinión, es compartida por Sergei Kovalenkov de 33 años de edad e ingeniero de Ucrania y que durante los últimos tres años se ha dedicado a la construcción de diseños de cáñamo y al asesoramiento de proyectos en Ucrania, Francia, Suecia y Jamaica, a partir del proyecto en California. Los pasos más difíciles, según el Sr. Kovalenkov, son obtener los documentos, permisos y semillas.

Kovalenkov, Hempire UA, también desarrolló su propio sistema de separación de fibra.


“Confiamos en que habrá demanda para ellos en los próximos tres a cinco años”, dijo Kovalenkov.

En octubre, representantes de 14 países participaron en el séptimo simposio anual sobre el cultivo de cannabis en la Asociación Internacional de Cultivo de Cannabis en Quebec. Terry Radford, presidente de JustBioFiber Soluciones Estructurales  presentó un documento sobre la construcción de casas de cáñamo, que podría  ser de gran interés para los constructores.

“Nos comprometemos a garantizar que el material en sí y su uso están certificados por las autoridades de la construcción”, señala el Sr. Radford.  “No queremos certificar cada elemento y tecnología, basta con legalizar una vez que se utiliza el material. Si esto sucede, el mundo tendrá otro material excelente para la construcción. Significativamente más ecológico, natural y más barato que los análogos artificiales”

Vídeo de Hempire

0 719 vistas

Su construcción dura menos de dos semanas. Estas pequeñas casas que nos recuerdan a casas de los “pitufos” tienen una vida útil de 10 años y para sus potenciales candidatos ya están disponibles a partir de 500 euros.

La arquitecto y diseñadora francesa Evelyne Adamova es la autora del proyecto de mini casas construidas con productos naturales como la cal, arena, cáñamo industrial y paja. En el jardín puede estar la pequeña casa que podría el cuarto de herramientas o una casa para los más pequeños. Puede ser un lugar especial para juegos y aventuras de los más jovenes, o también podrían ser unos perfectos y genuinos apartamentos para los huéspedes o invitados del verano, además también de un autentico refugio, donde leer y dormir.

La arquitecto incluso permite a cualquier persona interesada visitar algunas de las mini casas y pasar unos días para poder probar por si mismos tales alojamientos de cuento.

A pesar de estas bonitas y peculiares mini casas, la mayoría de las personas no pueden imaginarse vivir en una de estas viviendas permanentemente, aunque pueden ser un refugio natural agradable donde se puede encontrar todo lo necesario.

Su construcción con cáñamo hacen de esta mini casa un espacio bien protegido para las inclemencias del tiempo en el que las humedades brillan por su ausencia y refleja muy bien los calores del verano.

0 300 vistas

Carmen Hock-Heyl, inventora de aislantes de cáñamo, y Ursula Sladek, precursora de la electricidad verde, comparten el Premio Alemán del Medio Ambiente, dotado con 500.000 euros.

Ambas galardonadas son consideradas pioneras en sus sectores. Sladek fundó el primer proveedor de energía ecológica en Alemania. Hoy es presidenta de la junta directiva de las Centrales Eléctricas Schönau, que venden electricidad verde en toda Alemania. Hock Heyl es la fundadora y directora de una empresa que produce fibra aislante a base de cáñamo industrial. Con el dinero del premio quiere lanzar una campaña para acabar con los prejuicios contra el cáñamo.

El cáñamo industrial no sirve para drogarse

Hace 20 años, Carmen Hock-Heyl trabajaba como enfermera y el cultivo de todo tipo de cannabis estaba prohibido en Alemania como medida contra el narcotráfico. Sin embargo, el cáñamo industrial, un tipo especial de cannabis, solo contiene cantidades marginales de tetrahidrocarbocannabinol (THC), el constituyente psicoactivo de la marihuana. “Se tendría que fumar todo un campo para experimentar una embriaguez”, calcula Hock-Heyl.

En los años 90, se convenció a la política de que el cultivo de clases de cannabis de escaso contenido de THC contaba con un potencial significativo. “Además de las ventajas de la materia prima cáñamo, la planta es muy beneficiosa para el sistema de rotación de cultivos”, dice Heinz Amolsch, asesor directivo de la empresa Hock. En 1996, sobre todo por presión de agricultores ecológicos y del movimiento ecológico en general, se legalizó el cultivo en Alemania.

Un hecho que muchos desconocen: el cáñamo es una de las primeras plantas cultivadas por los seres humanos. Su empleo, por ejemplo en la producción de cuerdas, está documentado desde hace más de 3 000 años. Desde los años 90, tras el cambio de la legislación en muchas partes, se usa cada vez más en la producción de bienes tan diversos como ropa, alimentos y combustibles.

Una alternativa sana

Carmen Hock-Heyl viene de una familia de carpinteros. De esta manera relacionada con el sector de la construcción, le alarmó que las materias aislantes que se usaban en ese tiempo eran muchas veces perjudiciales para la salud de los obreros.

En cooperación con agricultores y técnicos, Carmen Hock-Heyl comenzó a buscar una alternativa. En 1998, con 43 años, fundó la empresa Hock GmbH y desde entonces desarrolla fibras aislantes derivadas del cáñamo.

0,,15102733_4,00La empresa es el único productor de aislantes de ese tipo en Alemania y cuenta con 60 empleados. La cifra de venta anual se sitúa en unos 9 millones de euros. El término “Termo-Cáñamo” es una marca protegida al nivel europeo.

Otorgándole el premio, la Fundación Alemana del Medio Ambiente valora los méritos de innovación empresarial y económica de Carmen Hock-Heyl.

Autor: Peter Eßer

Editora: Emilia Rojas

Fuente DW