LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Mosca Blanca"

Mosca Blanca

La mosca blanca es una de las plagas más frecuentes en los cultivos de cannabis en exterior. Quien más y quien menos habrá sufrido alguna vez algún ataque de este insecto volador. La mosca blanca es una especie de la familia de insectos homópteros al igual que el pulgón. Causan importantes daños en las plantas y es una de las plagas más extendidas y dañinas para la agricultura. Existen más de 1.500 especies de mosca blanca, aunque las más comunes son la Trialeurodes vaporariorum y la Bemicia tabaci .

CARACTERÍSTICAS

Es un pequeño insecto volador de un tamaño de 1-1,5 mm las hembras, más pequeños los machos. Es de un color que puede variar entre blanco o blanco-amarillo. Posee dos alas o dos pares de alas dependiendo de la especie, que le permiten desplazarse rápidamente a la planta huésped. Su cuerpo está dividido en tres regiones diferenciadas: cabeza, tórax y abdomen. Como los integrantes de esta clase insectos, poseen tres pares de patas.

CICLO BIOLÓGICO

Éste comienza cuando la hembra pone los huevos en el envés de las hojas de planta huésped. Para ellos cuentan con un pedicelo que les permite insertarlos y fijarlos a la hoja. Los huevos son de muy pequeño tamaño y de forma oval o piramidal. Una hembra es su ciclo vital puede llegar a poner hasta 500 huevos.

Aproximadamente a los 6 días los huevos eclosionan y surgen las primeras ninfas. Las ninfas no parecen a la mosca blanca adulta, ya que aún debe pasar por diferentes estados ninfales. En el primero, la ninfa es transparente, muy pequeña y prácticamente invisible.

Tras superar 3 estados ninfales, en el 4º emerge finalmente el insecto adulto. Algo muy característico de la mosca blanca, es que una hembra fecundada produce una progenie tanto de machos como de hembras. En cambio una hembra no fecundada sólo produce hembras.

Las hembras tienen un promedio de vida de 15 a 55 días. Los machos de 6 a 34 días. Con temperaturas que varían de 13 °C a 27 °C tienen más facilidades para reproducirse y vivir más días.

ATAQUE Y DAÑOS

Los primeros ataques los encontraremos en algunas pocas hojas. Dejan unas marcas muy características, circulares y con un diminuto punto interior. Estas marcas las producen con su aguijón para succionar la savia de las plantas.

En cambio, en ocasiones son difíciles de encontrar, pues al mínimo movimiento echan a volar y son complicadas de ver. A medida que la plaga avanza, encontraremos más hojas dañadas por lo que debemos actuar ante los primeros síntomas y no cuando la plaga está extendida.

Al ser una plaga que se reproduce tan rápido y en tal cantidad, produce serios daños en las plantas. En los peores casos pueden terminar con la vida de las plantas. Además producen un líquido azucarado que impregna las hojas con negrilla, un hongo que hace que la planta se manche de color negro.

CONTROL Y TRATAMIENTO

Realizar revisiones periódicas a las plantas, nos puede ahorrar muchos problemas. Pese a ser una plaga tan dañina, no es de las más complicadas de eliminar. Las ninfas se pueden tratar fácilmente con jabón potásico o con aceite de neem. Pero en cambio los adultos es más complicado y suele terminar en batalla perdida.

Para combatir los adultos, uno de los métodos más eficaces con las trampas cromáticas. Los insectos y en particular la mosca blanca siente predilección por el color amarillo. Estas trampas de este color incorporar un pegamento que captura la mosca blanca. También las puedes fabricar tú mismo con una lámina de plástico amarilla impregnada en miel.

Además usar preventivos como aceite de neem una o dos veces al mes, puede que no evite algún eventual ataque de mosca blanca adulta, pero si impedirá que tanto sus huevos como sus ninfas consigan salir adelante.

 

0 2.691 vistas

MOSCABLANCA1Por Miguel Gimeno. La mosca blanca es un aleuródido polífago, pequeño homóptero de cuerpo amarillo y alas recubiertas por una cerosidad blanca, de la que recibe el nombre. Su tamaño apenas supera los 3 milímetros. Sus rápidos crecimiento y reproducción (cerca de 10 generaciones anuales, con un mínimo de cuatro) la hacen temerosa en cultivos de invernadero. Las puestas de huevos las depositan en el envés de las hojas; de los huevos eclosionados surgen las larvas que se quedan a vivir en el mismo envés. Si agitamos las plantas podemos apreciar el revoloteo de una nubecilla de diminutas moscas blancas.

Se alimenta de las plantas succionando a través de un pico succionador la savia de las hojas, las cuales en caso de un fuerte ataque amarillean en forma de clorosis general, llegando a secarse y caer. Otra patología derivada del ataque de mosca blanca, al igual que en pulgones y cochinillas, es el hongo de la tizne o negrilla, ya que la mosca blanca también segrega melaza, provocando así un caldo de cultivo idóneo para el desarrollo de esta enfermedad criptogámica. También puede ser vector de otro tipo de enfermedades provocadas por microbios, virus y bacterias.

Hay que prestar mayor atención a los pequeños plantones, ya que en ejemplares adultos de marihuana no se observan ataques lo suficientemente dañinos como para mermar la producción de cogollos, excepto en individuos de precaria salud, evidentemente.

Hay varias especies de Mosca blanca, las más frecuentes son: Aleurothrixus floccosus: Mosca blanca de los agrios (naranjo); Trialeurodes vaporiorum: Mosca blanca de los invernaderos (también se da al aire libre en climas cálidos); Aleyrodes proletella: Mosca blanca de las coles (Crucíferas); y Bemisia tabaci: la de los demás cultivos herbáceos.

Los ataques severos de esta especie patónegana se dan bajo condiciones de elevada temperatura y alto nível de humedad relativa, por ello se da más en verano y en zonas húmedas, disminuyendo su impacto cuando se trata de zonas de ambiente seco y cálido.

Para controlarla podemos colocar botellas de agua con pequeños orificios que les permitan la entrada, rellenos de agua con vino dulce o azúcar junto con un poco piretrina. También podemos colocar bandas cromáticas adhesivas contra dípteros, que son cintas adhesivas de color amarillo que las atraen al tiempo que están recubiertas de pegamento, por lo que al aproximarse las moscas en exceso quedan pegadas. Como método combativo haremos una disolución de jabón de potasa en agua destilada o de lluvia (1% de jabón). Podemos realizar tratamientos con insecticidas ecológicos de amplio espectro, por ejemplo rotenona, piretrinas o neem.

miguelEn la naturaleza encontramos diversos agentes que establecen cierto control sobre esta plaga, por ello es indispensable tener la mayor biodiversidad posible en nuestro cannajardín. La mosca blanca puede ser controlada por diversos insectos predadores, además de ranas, sapos, lagartijas, salamanquesas y arañas comunes. Entre estos insectos predadores podemos hacer referencia a la crisopa, tan efectiva para tan diversas plagas, o en el caso de insectos parasitoides de mosca blanca cabe destacar la efectiva acción de sendas especies, como son la Encarsia Formosa y Diglyphus Isaea. También podemos encontrar, dentro del diverso arsenal que la naturaleza nos proporciona, microorganismos patógenos contra la mosca blanca que establecen cierto control sobre la misma como los hongos Coleomyces spp., Cordyceps spp., Leptolegnia sp y Verticillium spp.

Por Miguel Gimeno.

0 5.919 vistas

descarga (9)Por Miguel Gimeno.- Las plagas deben entenderse desde el punto de vista productivo: considerar plaga a un ataque que disminuya considerablemente la producción de nuestra cosecha (cogollos). Así podríamos considerar los efectos producidos por el ataque de ciertos insectos como meras secuelas estéticas, ya que no disminuyen la producción, como es el caso de las moscas blancas y minadores; sin embargo otras como las larvas de lepidópteros (gusanos del cogollo) sí hay que considerarlas como plagas, pues su ataca directamente a los cogollos. A continuación voy a enumerar los insectos más comunes que atacan al cannabis y remedios para controlarlos a base de preparados, y con la ayuda de fauna y microorganismos auxiliares:

“Caracoles y babosas”:

Controlar plantas en primeros estadios, conveniente realizar semilleros protegidos. Espolvorear un círculo de ceniza, serrín muy seco o polvo de diatomeas alrededor del plantel, que iremos reponiendo a medida que vayan humedeciéndose, también podemos hacer una pequeña vaya con láminas de cobre.

Colocar en montones de leña, ribazos y zonas húmedas del jardín, tejas boca abajo, cartones, plásticos opacos, etc., que les servirán de cobijo, luego sólo tendremos que limitarnos a ir recolectándolos. Enterrar a ras de suelo un cuenco con cerveza desgasificada, agua y levadura, donde perecerán ahogados. Los patos son cazadores natos de caracoles y no atacan a nuestro cultivo. La infusión de cafeto (café) parece tener también cierto efecto antilimaco.

En casos extremos utilizaremos cebos antilimacos comerciales a base de metaldehído (alcohol extraído de ciertas maderas), colocaremos el cebo en cuencos bajo tejas o cartones.

Los Lanpáridos son insectos que se alimentan de caracoles, pero los patos son mejores controlando los caracoles.

“Nematodos”:

Los nematodos son pequeños gusanos microscópicos que viven en suelo, las especies fitófagas parasitan a las plantas por sus raíces provocándoles atrofias que impiden el desarrollo correcto de las mismas, llegando a provocarle la muerte en casos extremos. En suelos donde se practica agricultura ecológica es muy extraño ver un ataque serio de nematodos, la rotación y asociación de cultivos juega un papel muy importante en su control.

Tratando con productos biocidas lo más que conseguimos es exterminar la vida del suelo y reducir algo la población de nematodos, ya que éstos ante condiciones adversas bajan a perfiles más profundos del suelo donde no actúan los productos fitosanitarios y se enquistan, permaneciendo en estado latente hasta que las condiciones les son favorables.

Podemos intercalar en los cultivos tagetes, como método preventivo y combativo a la vez, ya que tienen cierto efecto nematicida, así como utilizar tortas de neem mezcladas en el sustrato.

Existen diversos microorganismos que son patógenos para los nematodos. Tales son los casos de los hongos Arthrobotrys oligospora, Nematophtora gyophila y Verticillium spp

“El pulgón”:

Los pulgones o áfidos, del orden homópteros, son pequeños insectos que se alimentan de la savia de las plantas. Se reproducen de dos formas: partenogénesis y sexualmente. Las hembras tienen un elevado índice de fecundidad, y su desarrollo se completa con mucha rapidez. Existen formas aladas, ápteras y braquípteras, que los hacen tener un elevado potencial biótico.

Tiene un largo pico chupador con el que succiona la savia de los brotes más jóvenes, provocando la desfoliación sucesiva de las plantas, pudiendo transmitir algún tipo de virosis por su condición de vector. Las plantas alimentadas químicamente son más de su agrado, y aun más aquellas sobrefertilizadas con nitrógeno; también aquellas que sufrieron parones vegetativos debido a la mala gestión del riego, así como las más débiles.

El primer recurso son nuestros dedos, con ellos podemos reducir un intento de invasión, pero deberemos hallar la causa y poner solución, pues de lo contrario seguimos estando expuestos a futuros ataques. En caso de que la invasión llegue a alcanzar la consideración de plaga debemos actuar semanalmente con un producto fitosanitario ecológico combativo, sea el caso de piretrina natural, rotenona, neem,…

Los insectos predadores más significantes de cuyas dietas pueden formar parte los pulgones son Aphidius ervi, Aphidius Matricariae, Aphidius Colemani, Lysiphlebus Testaceipes, Praon Volucre, *Coccinella Septempunctata, Aphidoletes aphidimyza, Orius, Chrysopa carnea, Chrysopa Septempunctata y Chrysopa Flavifrons, entre otros muchos. Como microorganismos patógenos cabe destacar los hongos Entomophtora spp. y Verticillium lecanii.

“La araña roja”:

marihuana-con-telas-de-araña-rojaLa araña roja forma parte del grupo de los ácaros. Se reproducen tanto de forma sexual como por partenogénesis, que puede ser arrenotiquia (machos a partir de huevos no fecundados) o telitoquia (producción de hembras), por lo que también tiene un elevado potencial biótico.

Forman grandes colonias en el envés de las hojas de las plantas, en algunos casos tejen complejas telarañas que llegan a cubrir incluso los cogollos. Su ataque se manifiesta en las hojas, provocando diminutas manchitas blancas que llegan a cubrir las hojas por completo, dando un aspecto difuminado. Luego las hojas van amarilleando y cayendo sucesivamente. La causa suele ser una mala gestión del riego. Hay que evitar que el substrato se reseque del todo, evitando continuos shocks y alargando la vida del substrato. Es recomendable pulverizar la parte aérea de las plantas para mantener equilibrado el nivel hídrico foliar excepto durante la floración, ya que una elevada humedad puede causar botritys.

Mantendremos un control igual que con los pulgones.

Como microorganismos que atacan a la araña roja cabe destacar los hongos Entomophtoraspp. e Hirsutella sp. Los predadores más comunes de la araña roja citaremos a las siguientes especies: Phytoseiulus persimilis, Euseius stipulatus, Amblyseius californicus, Amblyseius

barkeri, Amblyseius andersoni, Orius, Chrysopa carnea, Chrysopa Septempunctata y Chrysopa Flavifrons.

“Trips”:

Los trips son insectos del orden pterigotas, de color blanco o gris, cabeza cuadrángular dotada de un aparato bucal picador-chupador, su abdomen es alargado y tienen alas estrechas y membranosas.

La presencia de trips se delata por la multitud de manchas que deja sobre la hoja al absorber la sabia con su aparato bucal, estas manchas son pequeñas y de color plateado, pudiendo observarse también pequeñas manchas negras que son sus heces fecales.

En cultivos de exterior es bastante raro encontrarse con un ataque serio de trips si el manejo del cultivo ha sido correcto. Las condiciones para su desarrollo prácticamente son las mismas que la araña roja, así que debes tomar las mismas precauciones preventivas y, en su caso, combativas.

Buenos predadores de Trips son los Orius (O. insidiosus, O. laevigatus y O. majusculus), Amblyseius barkeri, Amblyseius cucumeris, Amblyseius degenerans,

“Cochinillas (cóccidos)”:

Las cochinillas son insectos que normalmente se hallan protegidos por un caparazón

(algunas especies en lugar de caparazón están recubiertas por un tegumento en forma de falso caparazón, y otras tienen una protección céreo-algodonosa), y se alimentan chupando savia de los tallos y hojas de las plantas.

Los ataques de cochinillas son casi siempre estéticos, los daños en la producción son imperceptibles excepto en situaciones críticas.

Las colonias de cochinillas se dan porque éstas están siendo pastoreadas por hormigas, que las protegen de posibles predadores a cambio de la melaza que segregan. Poniendo cintas adhesivas contra las hormigas en las macetas o tallos, te habrás curado en salud.

Como las colonias no son muy numerosas no hay motivos para no quitarlos a mano. Muchos cannabicultores las quitan con un algodón empapado en una disolución hidroalcohólica.

Los controladores de la naturaleza de las cochinillas más comunes en ataques a cannabis son la Encarsia Formosa y especies de Leptomastix las cochinillas en general, y luego las especies selectivas como Cryptochaetum Iceryae y Rodolia (Novius) cardinalis que se alimentan de la Cochinilla Acanalada (ó Icerya Puchasi), y el Criptolaemus montrouzieri de la cochinilla harinosa.

“Mosca blanca”:

Es un aleuródido polífago, pequeño homóptero de cuerpo amarillo y alas recubiertas por una cerosidad blanca, de la que recibe el nombre. Sus rápidos crecimiento y reproducción (cerca de 10 generaciones anuales) la hacen temerosa en cultivos de invernadero. Se alimenta de las plantas succionando la savia de las hojas, las cuales en caso de un fuerte ataque amarillean en forma de clorosis general, llegando a secarse y caer. En cultivos atacados por mosca solo tenemos que mover las plantas para que salgan revoloteando cientos de pequeñas moscas.

Hay que prestar mayor atención a los pequeños plantones, ya que en ejemplares adultos de marihuana no se observan ataques lo suficientemente dañinos como para mermar la producción de cogollos, excepto en individuos de precaria salud.

Podemos colocar botellas de agua con pequeños orificios que les permitan la entrada, rellenos de agua con vino dulce o azúcar junto con un poco piretrina. También podemos colocar bandas cromáticas adhesivas contra dípteros. Como método combativo haremos una disolución de jabón de potasa en agua destilada o de lluvia (1% de jabón).

La mosca blanca puede ser controlada con los siguientes predadores: además de lagartijas, salamanquesas y arañas comune, también por los insectos Encarsia Formosa y Diglyphus Isaea. Otro control lo establecen los hongos que atacan a las moscas como Coleomyces spp., Cordyceps spp., Leptolegnia sp y Verticillium spp.

“Minador”:

images (84)Los minadores foliares son las larvas de pequeños lepidópteros (mariposas). Estas pequeñas orugas abren galerías (minas) en el limbo de las hojas, alimentándose del parénquima.

Las minas se pueden observar a simple vista sobre las hojas, pero éstas a pesar de ser atacadas no mueren a menos que el ataque haya sido serio. De todas formas en agricultura ecológica se considera al minador como un daño estético que no disminuye la producción, excepto en pequeños plantones. He visto plantas de marihuana a las que no les quedaba prácticamente ni una hoja que no estuviera colonizada por el minador, sus cogollos eran tan grandes, aromáticos y sabrosos como otras plantas que apenas tenían un par de hojas tocadas por minador.

Ante el minador recomiendo no actuar ni tomar medida alguna ya que no disminuye la producción y calidad de la hierba resultante.

Buenos controladores del minador lo son Diglyphus Isaea y Dacnusa Sibirica.

“Saltamontes”:

Los saltamontes se alimentan del tejido vegetal de las plantas, sobre todo hojas. Sus daños no llegan a ser considerables excepto en casos extremos. Nuestras manos serán el único utensilio a utilizar. Las Mantis Religiosas son grandes predadores de insectos que también actúan efectivamente contra los saltamontes.

“Chinches”:

Los chinches son heterópteros que ocasionan daños a diversas familias de plantas cultivadas. Sus tamaños y colores son diversos dependiendo de la especie, pero la naturaleza de los daños que ocasionan es común a todos, ya que todas las especies de chinches se alimentan de los jugos del floema, los cuales los extraen con su pico articulado, manifestándose por medio de pequeños puntos necrosados en las hojas. En la marihuana no he visto poblaciones numerosas como para ocasionar daños considerables, por lo que también podríamos hablar de plaga estética si no fuera porque son vectores de enfermedades. No todas las especies son fitófagas, algunas, como la Pyrrhocoris aptrus, son omnívoras, por lo que se pueden hallar unas veces como plagas y otras como fauna auxiliar, al alimentarse de orugas y otros insectos.

Realizaremos tratamientos con insecticidas naturales sólo si el control manual es insuficiente para controlarlos.

“Oruga desfoliadora y Oruga del cogollo”:

Si hay alguna plaga a la que todos los años vemos mermar nuestra cosecha esa es la plaga del gusano del cogollo, larva del lepidóptero (mariposa) llamado “SPODOPTERA EXIGUA”.

Esta oruga es polífaga, es decir, se alimenta de varias especies vegetales, lo cual es favorable para disminuir considerablemente el riesgo de padecer un fuerte ataque. Los casos más graves se dan en cultivos químicos. Los daños en la marihuana se dan en las flores hembras, pero no se comen los cogollos sino que muerde los tallos de los cogollos para succionar savia. Una vez ha terminado la oruga de alimentarse, la parte de cogollo que ha tocado queda como si lo hubieran cortado, se pueden ver los mordiscos en los tallos, y es por ello por lo que comienza a secarse. Los cogollos muertos son un riesgo y foco de posibles botritis.

Dado que las plantas están en floración no debeis utilizar productos fitosanitarios que contengan disolventes orgánicos, ya que puede disolver parte de los cannabinoides. Existe una bacteria que sólo infecta a las larvas de mariposa, su nombre es “Bacillus Thuringiensis Kurstaki”. Esta bacteria se encarga de sintetizar una proteína que destruye la pared intestinal de las orugas y no es tóxica para el ser humano, sólo ataca a larvas de ciertos lepidópteros. Es conveniente hacer un segundo tratamiento una semana después de haber realizado el primero. Se debe aplicar como máximo hasta que falten cerca de veinte días para cosechar, pasado este tiempo se debe evitar realizar tratamientos a las plantas. El bacilo no se puede utilizar como preventivo, sólo como combativo. Para aumentar su efectividad también se puede utilizar combinado con aceite de neem ó piretrina natural.

Dentro de los microorganismos patógenos para larvas de mariposas encontramos a los Hongos: Cordyceps spp. y Metarhizium sp., los virus Pseudoplusia NPV, Spodoptera NPV y Trichoplusia ni NPV, y la citada bacteria Bacillus Thuringiensis variedad Kurstaki y variedad Galleriae. Como insectos auxiliares que controlan su población cabe destacar Trichogramma aidis, Trichogramma Evanescens, y Pales pavida.

Plantas protectoras:

77211a_house-plant-eating-a-larnikin-petpetpet_flytrap-Albahaca: repele los insectos en general. Muy utilizada contra el pulgón.

-Ajedrea: se utiliza con cebos contra ratas y ratones.

-Ajenjo: repele la altisas y polillas.

-Ajo: presenta cierto efecto repelente contra agentes criptogámicos.

-Artemisa Abrotano: ahuyenta las polillas.

-Beleño: las hojas de beleño, maceradas en vinagre unos días, se utilizan como método combativo general.

-Berro: evita el ataque de pulgón lanígero.

-Capuchina: repele a la mosca blanca y a diversos insectos, presenta cierta propiedad antibiótica.

-Cebolla: sembradas alrededor de las plantas protegerá de un ataque de conejos.

-Hisopo: repele a los insectos, también se utiliza en infusión contra daños causados por bacterias.

-Lavanda: repele a las hormigas.

-Lechetreznas: protege de los insectos en general.

-Menta: repele a las hormigas, roedores y altisas.

-Mostaza blanca: las semillas pulverizadas se usan contra el oídio.

-Roble, encina, carrasca, alcornoque y quejigo: acolchar el suelo con sus hojas y corteza protege de noctuidos, babosas y larvas de gorgojos.

-Ruda común: protege de las moscas.

-Tagetes: ahuyenta a los insectos en general, en especial a la mosca blanca y a los nematodos, éstos últimos debido a las sustancias que segregan sus raíces.

-Tanaceto: contra hormigas, moscas y polillas.

Plantas anfitrionas de fauna auxiliar:

-Amaranto: escarabajos de tierra.

-Anís: avispas benéficas.

-Diente de león: avispas benéficas.

-Hiedra: avispas benéficas.

-Hinojo: avispas benéficas.

miguel-Hisopo: avispas benéficas.

-Menta: avispas benéficas.

-Mostaza: diversos parásitos.

-Ortiga: muchos insectos benéficos.

-Trébol: escarabajos de tierra y parásitos de pulgones.

NOTA: Algunos insectos y microorganismos auxiliares en el control de insectos patógenos del cannabis son comercializados o pueden conseguirse a través de los insectarios que las diferentes comunidades autónomas ponen a disposición de los agricultores.

 Por Miguel Gimeno