LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Náuseas"

Náuseas

Los cannabinoides , los componentes activos del cannabis, pueden ayudar a combatir las náuseas y los vómitos después de la quimioterapia en niños y adolescentes con cáncer, según una nueva investigación realizada en la Universidad de Harvard en Estados Unidos .

Investigadores de la Universidad de Harvard han realizado un metanálisis de estudios relevantes sobre el uso del cannabis medicinal por parte de niños y adolescentes.

Las conclusiones:

El THC ( tetrahidrocannabinol ) es muy útil para mejorar los efectos secundarios de las náuseas y los vómitos en pacientes pediátricos tratados con quimioterapia.

El segundo componente común del cannabis, el CBD (cannabidiol), que no es psicoactivo, ayuda a aliviar las crisis epilépticas.

“Permitir el uso de la marihuana medicinal en muchos estados de los Estados Unidos ha llevado a un aumento en la brecha entre el acceso a los elementos de cannabis y de los investigadores acerca de sus habilidades como un tratamiento médico”, escribieron los investigadores. “Nuestro objetivo fue examinar los informes publicados sobre este tema e identificar los hechos relacionados con el tratamiento médico potencial de los cannabinoides para niños y adolescentes.”

Los investigadores examinaron 22 estudios exhaustivos publicados entre 1979 -2017, por los que se afirma que “la razón más poderosa que encontraron de beneficio era la mejora [tras el uso de los cannabinoides] de los pacientes de quimioterapia que sufrían de náuseas y vómitos, junto con el una mejora creciente del tratamiento de la epilepsia.”

Sin embargo, los investigadores determinaron que “Por el momento no hay pruebas suficientes para determinar una mejora para el dolor crónico, trastorno de estrés postraumático, síndrome de Tourette y la espasticidad.”

0 204 vistas

La administración de cantidades extremadamente pequeñas de THC (tetrahidrocannabinol) y de CBDA (ácido cannabidiólico) – ambos componentes del cannabis – es eficaz en el tratamiento y la prevención de náuseas además de estimular el apetito, en aquellos que pasan por la quimioterapia, encontró un nuevo estudio . El estudio fue publicado en la revista Psicofarmacología , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de EEUU .

“El objetivo de este estudio fue determinar el efecto de la combinación de dosis orales subliminales de Δ 9 -tetrahidrocannabinol (THC) y de ácido cannabidiólico (CBDA) sobre las náuseas agudas y anticipatorias en modelos de rata de condicionadas”, afirma el resumen del estudio.

En la realización del estudio, los investigadores encontraron que; “Para las náuseas agudas, la administración IG de dosis subumbral de THC (0,5 y 1 mg / kg) o CBDA (0,5 y 1 mg / kg) suprimieron significativamente las nauseas agudas inducidas por la boca, mientras que las dosis individuales más altas tanto de THC y CBDA eran máximamente eficaces “.

Ellos continuaron; “La administración combinada ig de dosis más altas de THC y CBDA (2,5 mg / kg THC-2,5 g / kg CBDA; 10 mg / kg THC-10 mg / kg CBDA; 20 mg / kg THC-20 mg / kg CBDA) también mejoró las reacciones hedónicas positivas provocadas por la solución de sacarina durante el acondicionamiento “.

Para las náuseas anticipatorias; ” la dosis de Ig subumbral combinadas de THC (0,1 mg / kg) y CBDA (0,1 mg / kg) suprimió contextualmente y provocaron acondicionado abierta. Cuando se administra ig, el THC fue eficaz por sí solo a dosis que van de 1 a 10 mg / kg, pero el CBDA sólo era eficaz en 10 g / kg. El THC fue igualmente eficaz por vía intraperitoneal (ip) y administración ig, mientras que CBDA fue más eficaz por administración ip (Rock et al en Psychopharmacol (Berl) 232:. 4445 a 4454, 2015) que por la administración de Ig.

El estudio concluye; “La administración oral de dosis subumbral de THC y CBDA puede ser un tratamiento efectivo para las náuseas agudas y náuseas anticipatorias mejorando el apetito en pacientes de quimioterapia.”

0 814 vistas

Programa de marihuana medicinal de Israel es un impresionante éxito a la hora de tratar a las personas para el dolor y las náuseas, según un estudio presentado en la Conferencia Internacional de la Salud en Jerusalén.

El estudio, publicado el 26 de mayo es el primero de este tipo que se ha hecho a pacientes con cáncer y sin esta enfermedad, que tienen autorización del Ministerio de Salud de Israel para usar la marihuana para su tratamiento.

El investigador principal, el profesor Pesaj Shvartzman de Ben Gurion Universidad de Ciencias de la Salud Facultad de Negev dijo que la gran mayoría de los pacientes informaron que la marihuana ayudó a aliviar el dolor y las náuseas .

Israel ha autorizado a más de 22.000 pacientes para uso de la marihuana medicinal, pero hasta la fecha no había habido ninguna información acerca de los propios usuarios.

A pesar de disfrutar del alivio del dolor y las náuseas, algunos pacientes sufrieron efectos secundarios menores. Estos incluyeron boca seca, el hambre, la somnolencia y la fatiga. Los pacientes fueron observados durante dos años.

Casi todos, un 99,6 por ciento, de los pacientes que usaron cannabis medicinal, después de todos los otros medicamentos convencionales, les resultó eficaz.

Más del 40 por ciento de los pacientes que tenían recomendación de su médico para usar la marihuana, en un 75 por ciento estimaron conveniente fumarlo, un 21 por ciento usaron aceites y el resto vaporizado. Menos de uno de cada 10 pacientes dejó su uso después de ser encuestados.

Un estudio publicado el mismo día que los nuevos datos en los EE.UU. mostraba que el número de adolescentes que utilizan y que sufren de problemas relacionados con la marihuana está cayendo a la vez que más estados están legalizando la marihuana.

El estudio realizado a más de 216.000 adolescentes de todo Estados Unidos reportó una disminución sustancial de los problemas del uso de la marihuana.

Publicado en la revista de la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, la investigación muestra el consumo de marihuana entre los adolescentes se ha reducido en un 10 por ciento entre 2002 y 2013, a pesar de que una serie de estados han legalizado y despenalizado el cannabis.

El equipo de investigación de la Washington University School of Medicine en St. Louis examinó los datos sobre consumo de drogas en un horizonte temporal de 12 años para los adolescentes de 12 a 17 años. Los adolescentes con dependencia de la marihuana o que tienen dificultades en la escuela y en sus relaciones cayeron un 24 por ciento durante este período.

0 4.154 vistas

Los cannabinoides muestran  ser una “gran promesa” como opción para tratamiento de las náuseas, según un nuevo estudio publicado en la revista Farmacología Clínica y Terapéutica , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud  de EEUU.

“La sensación de tener náuseas es una de las experiencias humanas más debilitantes”, según los investigadores del estudio. “Las terapias anti-eméticas actuales son eficaces en la reducción de los vómitos, aunque son menos eficaces en el retraso y la reducción de las náuseas agudas y son completamente ineficaces en la reducción de la náusea anticipatoria.”

Continúan; “Un ensayo  preclínico reciente que utilizó un modelo de rata selectiva con náuseas (acondicionada a reacciones abiertas) reveló que los cannabinoides son una gran promesa como tratamiento para las náuseas “.

Los investigadores concluyen que los efectos contra las náuseas de los cannabinoides “pueden estar mediados por la corteza insular interoceptiva.”

El estudio – que se puede encontrar haciendo clic aquí – se llevó a cabo por investigadores del Departamento de Psicología y en Colaboración con el Programa de Postgrado de Neurociencias en la Universidad de Guelph en Canadá.

0 1.627 vistas

Se está produciendo muchos avances en lo que respecta al potencial del cannabis para curar el cáncer, aunque la comunidad científica está lejos de llegar a un consenso. Sin embargo, lo que es mucho más cierto es la capacidad del cannabis para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer sometidos a los tratamientos tradicionales, como la quimioterapia. En este artículo, vamos a ver cómo puede ayudar.

Antiemético/Contra las náuseas

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios muy comunes de la quimioterapia. Los medicamentos quimioterapéuticos (principalmente, el cisplatino) causan las náuseas mediante la producción excesiva de serotonina en las células enterocromafines especializadas, que se encuentran en altas concentraciones en el tracto gastrointestinal (GI).

El exceso de serotonina irrita la mucosa (revestimiento interior) del tracto GI y estimula los receptores de serotonina (5-HT) del nervio vago neurálgico, el nervio principal que controla el sistema nervioso parasimpático del tracto GI. Entonces, el nervio vago envía los estímulos al área postrema, una área pequeña situada en el bulbo raquídeo (tallo cerebral inferior) que se conoce como el centro del vómito.

Se cree que los cannabinoides (en particular, el CDB) reducen los síntomas en los pacientes sometidos a quimioterapia mediante la unión a los receptores HT-5 y el bloqueo de la acción de la serotonina. Los agonistas de los receptores cannabinoides, tales como el THC, parece que también suprimen directamente los vómitos y las náuseas al agonizar el receptor de CB₁, mientras que los antagonistas de los receptores CB, tales como CDB son neutrales, y los agonistas inversos realmente causan las náuseas. Esto sugiere que tanto el THC como el CBD desempeñan un papel a la hora de controlar las náuseas y los vómitos, el THC al agonizar el receptor CB₁, y el CDB antagonizando los receptores 5-HT y bloqueando la acción de la serotonina.

thc cbd

Estimula el apetito

Los medicamentos quimioterapéuticos son bien conocidos por causar anorexia (pérdida del apetito), lo que, en parte, es debido a sus efectos sobre el sistema de señalización de la serotonina. Los estudios han demostrado que la presencia de cisplatino conduce a un exceso de producción de serotonina y de estimulación del nervio vago. Esto lleva a una reducción de grelina, la “hormona del hambre” que es secretada cuando el estómago está vacío. Sin ghrelina, el cerebro no recibe los estímulos necesarios para producir la sensación de hambre.

Diversos estudios han demostrado que la presencia de ghrelina o agonistas cannabinoides, como el THC, causan un aumento de la producción de una enzima AMP, activada por la proteína quinasa (AMPK), en el hipotálamo. La enzima es crucial para los procesos metabólicos que regulan la homeostasis de la energía (equilibrio energético) en el cuerpo, y se produce en respuesta a la estimulación de los receptores GHS-R1a de ghrelina que se encuentran en el tracto GI. Por lo tanto, el THC puede hacer el trabajo de la ghrelina de forma eficaz mediante la activación de los receptores y estimular, directamente, el cerebro para producir la sensación de hambre.

Antidiarreico

La diarrea puede ser un efecto secundario de la quimioterapia y de la radioterapia, y también puede ser un síntoma del mismo cáncer, incluyendo el linfoma, cáncer de colon, cáncer de páncreas, y algunos carcinomas y cánceres neuroendocrinos. Si los episodios de diarrea se prolongan, pueden causar Cannabis sativadeshidratación, pérdida de peso, fiebre y dolor abdominal. La diarrea secretora, en la que el cuerpo libera el exceso de agua o de hormonas en el tracto GI, es la forma más común asociada al cáncer.

Se ha demostrado que los cannabinoides reducen los síntomas de la diarrea secretora, particularmente Δ⁹-THC, que agoniza los receptores CB₁ en el tracto GI y, por lo tanto, ayuda en la regulación de la motilidad intestinal y las secreciones. La inflamación intestinal también puede desempeñar un papel a la hora de causar diarrea. El uso de cannabinoides para reducir la inflamación es muy conocido.

Analgésico

Los enfermos de cáncer sometidos a quimioterapia suelen informar de dolor, incluyendo dolores de cabeza, dolores musculares, dolor de estómago y la neuralgia (dolor provocado por el fallo del sistema nervioso). Gran parte del dolor que aparece a causa de la quimioterapia se produce debido a la inflamación, aunque también puede surgir debido a la formación de lesiones o úlceras en las membranas mucosas. Además de esto, la propia enfermedad puede causar dolor severo en sus últimas etapas, a menudo debido a que los tumores ejercen presión sobre los nervios, los huesos o los órganos a medida que crecen.

El cannabis se utiliza ampliamente en el tratamiento del dolor crónico resultante de una amplia variedad de enfermedades que no se limitan al cáncer. La capacidad del cannabis para reducir la inflamación es de vital importancia en el tratamiento del dolor que surge debido a la quimioterapia. Se cree que tanto los antagonistas, como el CDB, y los agonistas, tales como el THC (y el agonista endógeno 2-AG), reducen la inflamación mediante la inhibición de la función de los macrófagos, que son células blancas de la sangre de gran tamaño y especializadas, fundamentales para diversas respuestas inmunes.

Además, la hiperalgesia (aumento de la sensibilidad al dolor) y el dolor neuropático producido debido al daño inducido por el tumor en los nervios periféricos pueden controlarse directamente a través del uso de cannabinoides. Los estudios han demostrado que los agonistas de los receptores cannabinoides, tales como el THC y el cannabinoide sintético WIN55,212-2, reducen la hiperalgesia en los tejidos profundos afectados por el crecimiento del tumor al agonizar los receptores cannabinoides de los nociceptores, o neuronas sensibles al dolor.

Antidepresivo

La depresión en los pacientes de cáncer es uno de los síntomas que recibe menos atención, pero que puede resultar gravemente perjudicial para la calidad de vida del enfermo, y que sufren la mayoría de ellos. Si no weed3depresionse recibe tratamiento, la depresión puede llevar a una serie de complicaciones que pueden trabajar, conjuntamente, para hacer de manera efectiva que el paciente se sienta aún más enfermo, por ejemplo, la pérdida del apetito asociada a la quimioterapia puede aumentar, de manera significativa, en los pacientes con depresión. También puede afectar a la calidad del sueño y a los niveles de estrés, lo que puede causar problemas de salud a nivel fisiológico. Los pacientes con cáncer tratados con antidepresivos también describen como sienten una reducción de la fatiga, la ansiedad y el dolor.

La capacidad del cannabis para tratar la depresión se discute, y se dispone de pruebas sustanciales aportadas por ambas partes. Varios estudios han indicado que Δ⁹-THC, el CBD, y el cannabicromeno (CBC) pueden ejercer un efecto antidepresivo. Se sabe que el sistema endocannabinoide desempeña un papel importante en la regulación del estado de ánimo y los niveles subjetivos de felicidad, y los endocannabinoides, como la anandamida, son fundamentales para el proceso. Se cree que ciertas variaciones genéticas en la expresión de los receptores CB₁ hacen que algunos individuos sean más sensibles a los efectos de elevación del estado de ánimo del cannabis.

El cannabis puede no ser beneficioso para todos los individuos que padecen cáncer, e incluso puede provocar efectos adversos en un pequeño número de personas, aunque los efectos adversos experimentados, por lo general, son mucho menos graves que los efectos secundarios de la quimioterapia o la radioterapia. Sin embargo, a medida que sabemos más sobre las propiedades del cannabis, empezamos a comprender lo importante que podría ser para controlar los síntomas del cáncer. Los fármacos con la capacidad de tratar, al mismo tiempo, un amplio conjunto de síntomas, como las náuseas, la anorexia y la diarrea, son poco frecuentes, y los que pueden hacerlo sin causar efectos secundarios graves propios son menos frecuentes todavía.

Por Seshata

0 703 vistas

Ha sido presentado por médicos del Departamento de Atención a las Personas Mayores del Hospital Glan Cluryd en Rbyl, Reino Unido, un caso de una mujer de 78 años con náuseas intratables tras un ictus cerebeloso que respondió bien al tratamiento con THC. Sus síntomas iniciales fueron: náuseas que no respondían al tratamiento, vértigo y ataxia. A pesar de que la ataxia y el vértigo mejoraron después de la rehabilitación, las náuseas persistieron. Llegó a ser tan intensa que empeoraba con el más mínimo movimiento. No obtenía ningún beneficio de la amplia gama de medicamentos estándar que probó.

Debido a que sus síntomas eran tan incapacitantes, accedió a probar con cannabis y recurrió al mercado ilegal. Tomaba pasteles de marihuana y marihuana untada en pequeñas cantidades en su tostada una vez al día. Sus síntomas mejoraron en una semana y fue era capaz de caminar y salir de casa. A pesar de que todavía tiene náuseas, no la angustian y no ha experimentado ningún efecto adverso en dos años. Los autores concluyen afirmando que “el cannabis podría ser una opción para tratar las náuseas intratable después de un accidente cerebrovascular, pero sólo después de que los demás tratamientos hayan fracasado”.

Adhiyaman V, Arshad S. Cannabis for intractable nausea after bilateral cerebellar stroke. J Am Geriatr Soc. 2014 Jun;62(6):1199.  Fuente 

Estudio/Investigación.- El THC puede ser muy eficaz en el tratamiento de las náuseas y vómitos en el cáncer en fase terminal que no responde a otros medicamentos, según un caso clínico presentado por investigadores de la Facultad de Medicina de Tampa de la Universidad de Florida del Sur, EE.UU. Las náuseas y los vómitos son los síntomas más comunes y a menudo altamente preocupante en el cáncer avanzado y sus cuidados paliativos. Hasta el 7% de los pacientes tienen síntomas refractarios.

El THC ha sido extensamente estudiado para las náuseas y los vómitos relacionados con la quimioterapia, pero sólo hay unos pocos informes de casos de su uso en las náuseas y los vómitos no relacionados con la quimioterapia. Los investigadores informaron de un paciente con cáncer de ovario en fase terminal con carcinomatosis peritoneal y náuseas y vómitos refractarios que respondió de forma extraordinaria al añadirle el dronabinol (THC) .

Hernandez SL, Sheyner I, Stover KT, Stewart JT. Dronabinol Treatment of Refractory Nausea and Vomiting Related to Peritoneal Carcinomatosis. Am J Hosp Palliat Care. 2013 Sep 19. [en imprenta]

Fuente IACM

0 1.653 vistas

Los autores concluyen diciendo que el cannabis “añadido a la terapia antiemética estándar fue bien tolerado y proporciona una mejor protección” contra las náuseas y los vómitos tardíos.

Varias instituciones científicas españolas han participado en un pequeño estudio aleatorio, doble ciego, ensayo clínico controlado con placebo con un extracto de cannabis (Sativex) en el tratamiento de las náuseas y los vómitos causados por diferentes formas de quimioterapia. El Sativex contiene parecidas cantidades de THC (dronabinol) y CBD (cannabidiol). Los pacientes con náuseas a pesar de la profilaxis con tratamiento antiemético estándar fueron asignados al azar al grupo cannabis o al placebo durante 5 días posteriores a la quimioterapia, añadido al tratamiento estándar antiemético. El criterio de valoración para el análisis de eficacia preliminar fue la proporción de enfermos que presentaron respuesta completa o parcial.

Siete pacientes fueron asignados al azar al Sativex y nueve al placebo. Un paciente del grupo cannabis fue retirado del estudio debido a los efectos adversos. En el grupo que recibió cannabis una mayor proporción de enfermos experimentaron una respuesta completa durante el período de observación global (71’4 por ciento) en comparación con el grupo placebo (22’2 por ciento). La incidencia de efectos adversos fue mayor en el grupo Sativex (86 por ciento vs 67). No presentaron efectos secundarios graves. La dosis media diaria fue de 4’8 aerosoles en ambos grupos (que corresponde a 12 mg de THC para el grupo de cannabis). Los autores concluyen diciendo que el cannabis “añadido a la terapia antiemética estándar fue bien tolerado y proporciona una mejor protección” contra las náuseas y los vómitos tardíos.

(Fuente: Duran M, Pérez E, Abanades S, Vidal X, Saura C, Majem M, Arriola E, Rabanal M, Pastor A, Farré M, Rams N, Laporte JR, Capellà D. Preliminary efficacy and safety of an oromucosal standardized cannabis extract in chemotherapy-induced nausea and vomiting. Br J Clin Pharmacol 2010;70(5):656-63.)

Fuente CannabisMed

3 15.204 vistas

El tratamiento para los efectos secundarios asociados a la terapia anti neoplásica ha sido una de las indicaciones terapéuticas más documentadas, con alrededor de 40 estudios (con THC, nabilona, otros análogos al THC, cannabis) y la mayoría de los estudios se llevaron a cabo en los 80. El THC administrado de forma aislada necesita dosis relativamente altas, por lo que comparativamente es más frecuente la aparición de efectos secundarios. En un estudio el THC se mostró menos eficaz que altas dosis de metoclopramida. No hay hechas evaluaciones que comparen al THC con los modernos antagonistas serotoninérgicos. Algunas recientes investigaciones han demostrado que a bajas dosis el THC mejora la eficacia de otros fármacos antieméticos cuando se administran juntos. En la medicina tradicional los cannabinoides son muy populares y a menudo se han usado para las nauseas provocadas por otras enfermedades, como el SIDA y la hepatitis.

Fuente CannabisMed

0 290 vistas

Los resultados de un nuevo estudio demuestran que las cápsulas de THC (dronabinol) ayudan a reducir las náuseas y los vómitos tardíos de la quimioterapia para el cáncer. El ensayo se presentó el 16 de mayo en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology) celebrada en Orlando, EE.UU. Se empleó Marinol, THC sintético elaborado por Solvay Pharmaceuticals, y fue realizado entre otros por investigadores del Bethesda Memorial Hospital de Boynton Beach, Florida, el Compassionate Cancer Care de Fountain Valley, California, y el Duke University Medical Center de Durham, Carolina del Norte.

El estudio sugiere, así mismo, que agregar una pequeña dosis de THC (2?5 mg) al tratamiento estándar preventivo antiemético ayuda a aliviar las náuseas y los vómitos agudos del día de la quimioterapia. Concluye afirmando que continuar con un tratamiento de THC entre los días 2 y 5 posteriores a la misma, sólo o en combinación con ondansetrón (medicamento de uso común contra éstos síntomas), es más eficaz para reducir las náuseas y los vómitos que el placebo, y semejante al ondansetrón solo. Los síntomas que ocurren al día siguiente a la quimioterapia son considerados como náuseas y vómitos agudos. Las náuseas tardías serían las que se presentan pasadas las primeras 24 horas del tratamiento con quimioterapia y a veces son el resultado de la baja dosificación empleada en el manejo de la sintomatología aguda.

Se incluyó en el estudio, a doble ciego con grupo paralelo control con placebo y de cinco días de duración, 64 sujetos que habían recibido quimioterapia con capacidad emetógena de moderada a intensa. Entre los días 2 y 5 fueron agrupados de forma aleatoria según el medicamento a evaluar: (1) THC; (2) ondansetrón; (3) una combinación de THC y ondansetrón, y (4) placebo. Todos los grupos recibieron una terapia estándar antiemética previa a las sesiones de quimioterapia consistente en dexametasona (un corticoide) y ondansetrón.

En el día 1 se observó una respuesta total al tratamiento antiemético en el 79 por ciento de los sujetos que ecibieron ?5 mg de THC añadidos al tratamiento estándar, comparado con el 40 por ciento a los que se les administró sólo terapia estándar antiemética. Entre los días 2 y 5 la eficacia del THC era semejante a la del ondansetrón. Ambos tratamientos fueron considerablemente más eficaces en combatir las náuseas y los vómitos que el placebo.

“A pesar de la aparición de nuevos tratamientos quimioterápicos y antieméticos desde que fuera aprobado el Marinol en 1985, aun quedan pacientes no controlados que continúan sufriendo nauseas y vómitos”, dijo el presidente de Solvay Pharmaceuticals el Dr. Harold H. Shlevin.

(Fuente: Medical News Today del 16 de mayo de 2005)

Cortesía de IACM
Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento

1 116 vistas

El THC y el CBD (cannabidiol) redujeron los vómitos en un estudio animal. Las musarañas fueron inyectadas con uno de los dos cannabinoides, y 10 minutos después se les provocó el vómito mediante inyección de litio. El THC dio lugar a una reducción de los vómitos dosis dependiente, a dosis más bajas menor reducción de la émesis y viceversa, mientras que el CBD tubo un efecto bifásico y mientras con dosis bajas dio lugar a supresión del vómito, a dosis más altas lo intensificó.(Fuente: Parker LA, et al. Psychopharmacology (Berl) 2003 Sep 10 [ya se encuentra disponible en versión electrónica])

Cortesía de IACM
Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento. http://www.cannabis-med.org/