LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Nutrientes"

Nutrientes

1 338 vistas

El cannabis es una especie que requiere cantidades de nutrientes en abundancia. El mercado nos ofrece toda una variedad de abonos tanto líquidos como sólidos, con la ventaja de que cualquiera de ellos cumplirá las necesidades que la planta necesita tanto en crecimiento como en floración. Pero son muchos otros los cultivadores que prefieren no comprar abonos y usar lo que tienen a mano, que en ocasiones no envidian nada a los que se pueden adquirir. Te hablamos de los más comunes y todo lo que aportan al cultivo:

Humus de lombriz: es el abono orgánico más empleado en todo tipo de cultivos. Se trata de restos orgánicos digeridos y excretados por lombrices de suelo. Tiene un gran contenido en nitrógeno no abrasivo y se suele añadir al sustrato para conseguir un suelo rico, fértil y mejorar su estructura.

Cenizas de madera: aportan grandes cantidades de potasio, hasta un 10-11% las de árboles de hoja ancha, y un 5-6% las de coníferas. Estas cenizas se deben recoger una vez hayan terminado de arder, ya que las lluvias podrían lixiviarla y perder sus propiedades.

Cenizas de papel: comparadas con las cenizas de madera, tan sólo contienen un 2-3% de potasio. Pero en cambio contienen hasta un 5% de fósforo. El inconveniente, es que en la mayoría de ocasiones los papeles son tratados con tóxicos como blanqueantes o tintas, además de que su pH es bastante ácido.

Posos de café: tienen un pH ácido y fomentan el desarrollo de acetobacterias, aunque deben usarse con moderación para no desequilibrar el sustrato. Lo mejor es añadirlo al compost o esparcir ligeramente sobre la superficie del sustrato. Posee cantidades bajas de nutrientes, pero destaca aproximadamente un 2-3% de nitrógeno.

Tierra de diatomeas: últimamente se está poniendo de moda este producto como un gran antiplagas natural. Se trata de restos fosilizados de diátomos que tienen un gran contenido en oligoelementos, especialmente silicio. Éste es un nutriente que mejora la resistencia de las plantas frente a sequías o altas temperaturas.

Harina de sangre: procede de mataderos, donde se recoge y se seca. Una vez convertida en harina, es un excelente abono orgánico. Posee sobre un 15% de nitrógeno de asimilación rápida y cantidades que rondan el 1% de fósforo y potasio. Se usa mezclado con el sustrato o espolvoreado sobre él.

Harina de huesos: es otro producto procedente de mataderos. Una vez molido y convertido en polvo, es una fuente de nutrientes, especialmente nitrógeno, fósforo y por supuesto calcio, que ayudará a reducir el nivel de acidez en suelos. Se recomienda combinar con otros abonos orgánicos para mejorar los resultados.

Harina de pescado: es un producto elaborado con pescados secos y posteriormente molido. Tiene un alto contenido en nitrógeno (8-9%) y en fósforo (7-8%). Es un gran activador de bacterias beneficiosas, pero en su contra está el fuerte olor que desprende, incluso cuando ha sido desodorizado.

Harina de algas: y en especial la harina de Quelpo, es una enorme fuente de oligoelementos, además de potasio, vitaminas, aminoácidos y hormonas vegetales. Además contribuye a mejorar la salud del suelo y mejorar su estructura. También protege a las plantas frente a algunas enfermedades, temperaturas frías y el estrés post-trasplante.

Guano de murciélago: se trata de un abono muy empleado en la agricultura ecológica, elaborado con excrementos y restos de murciélagos, en ocasiones de cientos de años de antigüedad. Tiene un alto contenido en nitrógeno, fósforo y microelementos. Es un fantástico abono de floración.

Guano de aves marinas: el mejor, es que se obtiene en la costa de Perú y el norte de Chile, ya que la escasez de lluvias hace que su descomposición sea mínima y conserve gran cantidad de nutrientes, especialmente de nitrógeno. A diferencia del de murciélago, éste es un abono indicado para fases de crecimiento.

Estiércol de pollo: el contenido medio en nutrientes de este abono es de un 3-4% de nitrógeno, 3-4% de fósforo y 1,5% de potasio una vez seco. Fresco tiene proporciones más bajas. Se suele usar compostado, como abono de superficie o en la preparación del sustrato antes de cultivar.

Estiércol de conejo: es un estiércol que según aseguran muchos cultivadores, es el mejor. El inconveniente es encontrarlo en grandes cantidades. Se emplea de la misma forma que el estiércol de pollo.

Estiércol de caballo: es un abono también muy empleado. Contiene cantidades bajas pero muy equilibradas de macronutrientes, además de gran cantidad de oligoelementos. Se debe compostar previamente para matar semillas de malas hierbas. Se deben evitar los que contengan virutas de madera o serrín, siendo los más interesantes los de paja.

Estiércol de cabra: es muy similar al estiércol de caballo, pero con mayor contenido en nutrientes. Se usa del mismo modo, pero a su favor está que necesita menor tiempo de compostaje.

Estiércol de oveja: contiene aproximadamente 0,8% de nitrógeno, 0,5% de fósforo y 0,4% de potasio, además de cantidad de oligoelementos. También contiene poca cantidad de agua y gran cantidad de aire, lo que evita la compactación del suelo y ayuda a mantenerlo en una temperatura más estable.

Estiércol de vaca: es uno de los estiércoles con un valor nutricional más bajo, por lo que nunca es la mejor opción. El contenido medio de nutrientes apenas supera el 0,6% de nitrógeno, siendo con diferencia el más abundante. En cambio, retiene bien los líquidos y se mantiene activo en el sustrato mucho tiempo.

0 1.437 vistas
exterior cannabis

Para el cultivo de cannabis se necesita tres cosas básicas, buena tierra, agua y mucha luz. El siguiente nivel ya sería cuestión de utilizar buenos abonos o fertilizantes para que la cosecha crezca grande y saludable. Además de tener en cuenta que un incorrecto uso de estos productos también podría llevar al traste nuestro cultivo, el objetivo debe ser proporcionar los nutrientes necesarios para que nuestras plantas crezcan y se desarrollen vigorosamente aunque sin dañar toxicamente el suelo.

Debemos conocer el funcionamiento y aplicación de los abonos en el cannabis para su correcta utilización.

Fertilizantes o abonos

Los fertilizantes que se venden para el cannabis son mezclas de concentraciones de minerales que necesitan la plantas. Normalmente, estos fertilizantes concentrados deben diluirse perfectamente en agua y en las proporciones correctas que el fabricante nos aconseje. También debemos tener en cuenta que una maceta más grande distribuirá más fertilizante de marihuana en forma pareja, por lo tanto, las macetas mas pequeñas necesitaran más frecuencia de fertilización al absorber con más rapidez las raíces  los nutrientes. Otro dato que debemos saber, es que no por poner más cantidad de alimento las plantas crecerán más rápidamente. Es muy importante seguir las recomendaciones del fabricante en las cantidades, muchos productos proporcionan tablas de alimentación para ayudar en la programación.

Saber cuando una planta necesita ser alimentada es muy importante, observando detenidamente la planta o recogiendo una muestra de NPK del suelo pueden ser opciones. Si las hojas se ven de un verde fuerte, lo más seguro es que no tenga falta, aunque las carencias pueden apreciarse hasta quince días después. Claramente, si las hojas dejan de crecer o tienen un tono pálido amarillento, es claro que necesita fertilizarse. Hay quien alimenta las plantas cada vez que riega, otros una vez a la semana y otros cuando lo creen conveniente, por eso, el estar alerta y observar los cambios en la planta como muchos cultivadores experimentados, es una buena forma de aprender y controlar cuando las plantas necesitan algún tipo de alimento.

Exceso de fertilizante

El exceso de abono es bastante común entre los cultivadores y esto crea un suelo toxico por la acumulación de demasiados nutrientes, en cultivos de interior esto es más común al tener menos volumen de suelo. No queda otra, hay que limpiar al máximo las raíces y el suelo, podemos lixiviar con solución diluida en agua y en grandes cantidades. Al cabo de una semana, si las hemos limpiado bien, debería bastar para que las plantas comenzasen a verse mejor. Después de reconocerse en las hojas el lavado, podríamos reanudar la alimentación de las plantas.

NPK, Nitrogeno (N), Fosforo (F), y Potasio (K)

NPK significa los tres elementos y siempre van representados en los envases de los abonos comerciales. De hecho, estos tendrán una numeración que significa el porcentaje de cada elemento en el fertilizante. Para saber la relación de NPK debemos fijarnos en los números que llevará el envase del abono, es decir si pusiese por ejemplo 12-10-6 querría decir que su contenido en nitrógeno sería de 12, el de fósforo 10 y el de potasio 6.

Es muy importante el equilibrio entre estos elementos que necesitará la planta y en distintas proporciones si nos encontramos en crecimiento o en floración. Los fertilizantes para el cannabis se elaboran para crecimiento y floración. En esta última fase se requiere más potasio y fósforo si queremos obtener grandes , cargados y prietos cogollos. No es tampoco una mala idea conseguir un cuadro de deficiencias fácilmente disponible en internet, y así identificar los síntomas sabiendo que tipo de elementos nos pueden hacer falta para conseguir una gran cosecha en cuanto a calidad y cantidad.

0 319 vistas

Chamacan es una nueva linea de producto de la marca Chamae, es un fertilizante que no lleva microorganismos. Chamacan no comparte la idea de usar microorganismos de un ecosistema a otro, sino reactivar la microfauna ya existente en cada zona o país.

Esto también sirve para las turbas, la tierra, fibra de coco o hidro en el caso de cultivo de interior. El producto de interior ya lleva una preparación especial para ser igual de efectivo que en el suelo al aire libre.

No usan microorganismos, ni sintéticos, ni químicos, ni cualquier mezcla que no sea totalmente natural y de origen vegetal.

En Chamacan saben que muchos cultivadores aún hoy en día prefieren usar químicos y sintéticos o mezclas con biológicos y químicos por los resultados de producción.

Es una pena porque por mas cantidad de cultivadores y usuarios se están perdiendo la esencia natural de la planta, aparte de otras cosas como el sabor, aroma y por supuesto lo que supone para la salud de los consumidores.

Con bajas dosis se consigue entre un 10% – 15% mas de materia seca, también puede usarse mas dosis porque no puede haber una sobre-dosificación de producto. También pueden usarse dosis mas bajas de las descritas en las instrucciones del producto sin ningún inconveniente.

La intención de Chamacan es cambiar el sector del cannabis en este aspecto como ya lo están haciendo en el sector de la alimentación. Es la vuelta a los orígenes con la tecnología y los conocimientos actuales. Es por eso que la distribuidora para Chamacan se llama Biopunk.

Ya es la hora de que los cultivadores conozcan los resultados que se obtienen en todos las cuestiones, desarrollo, aroma, sabor, niveles de THC y CBD, aspecto y por supuesto producción, uno de los puntos sin duda mas importantes para muchos cultivadores.¡La idea es que Chamacan no sacrifique la calidad por la cantidad, ni al contrario!

¡Con Chamacan es posible obtener una buena cosecha y totalmente natural!

Saionaimer S.L es la empresa que produce este novedoso producto, Chamacan, un fertilizante ecológico certificado en la Unión Europea, EEUU y Japón. Puede aplicarse tanto en agricultura ecológica y orgánica como en sustitución de los fertilizantes químicos, dando cosechas de mejor calidad y mayor producción.

Se elabora a partir de tejidos vegetales, es 100% natural y su mecanismo de acción es totalmente distinto al de los modelos convencionales de fertilización.

La composición incluye, entre otros, una serie de bioactivadores de origen natural, activando los mecanismos naturales que poseen las plantas, favoreciendo su crecimiento y desarrollo, así como su vigor y resistencia a plagas y enfermedades. Asimismo, el fertilizante mejora las propiedades organolépticas de las cosechas y la estructura de frutos y tejidos ya que la ausencia de un abonado nitrogenado favorece la lignificación de los tejidos. Por todo ello, el tiempo de anaquel es mayor, lo cual representa una gran ventaja. Los fertilizantes Chamacan También son inocuos para la fauna y la flora

0 296 vistas

Cyco orgullosamente fabricado por SJ Enterprises y distribuido exclusivamente por mayoristas certificados a nivel mundial.

Desde el año 2008, SJ Enterprises ha tenido el objetivo de producir los mejores productos en la industria de la horticultura mediante el uso para su fabricación de los ingredientes y métodos más avanzados disponibles en la actualidad.

La línea Cyco Platinum Series de nutrientes para las plantas es el punto de referencia en la pureza de nutrientes para plantas, rendimiento y avance técnico. De acuerdo con la Farmacopea de la Unión Europea, nuestras fuentes minerales de 100% grado farmacéutico garantizan una pureza del 99,8%, asegurando la ausencia de metales pesados, subproductos de fabricación o materiales en el producto final.

Los procedimientos utilizados en la fabricación de los nutrientes de Cyco Platinum Series son los únicos que
incluyen la aplicación de la ciencia de los proteinados. Estos proteinatos se forman por un proceso de fabricación separado que une físicamente, a nivel molecular, la pureza mineral al 99,8% con L-aminoácidos.

Los resultantes auténticamente 100% quelatos de aminoácidos que posteriormente se mezclan en nuestros productos resultando en una disponibilidad mineral superior, al tiempo que se reduce drásticamente el contenido de sal.

El resultado es un producto espectacularmente limpio, eficiente y potente que permite a los agricultores de todo el mundo tener las más puras plantas que la madre naturaleza y la ciencia permiten. SJ Enterprises es también el orgulloso fabricante de la línea Cyco Platinum Series de medios de siembra.

Los medios Coco Coir y Coco Pearl de Cyco Platinum Series, llevan la prestigiosa certificación holandesa RHP para medios hortícolas que asegura son medios libres de enfermedad, virus y contaminantes, con pruebas de soporte hechas mes a mes que reafirman esta designación.

La calidad de Cyco Platinum Series se extiende incluso a los medios programados para la producción de
alimentos orgánicos mediante el uso de los mejores insumos orgánicos en nuestros productos Seamix y Wormix con certificado OMRI. La arcilla de Cyco Platinum Series Clay posee el prestigioso sello alemán de aprobación del Servicio Geológico de SGG que garantiza la ausencia de peligro por contaminación debido a metales pesados o lixiviados.

Puede estar seguro de que el equipo de SJ Enterprises trabaja incansablemente en la búsqueda de los mejores productos mediante el uso de los métodos de fabricación más avanzados y de los mejores ingredientes disponibles en la actualidad, para ustedes nuestros valiosos clientes.

0 5.000 vistas

Llamamos nutrientes a todos los elementos que las plantas necesitan para desarrollarse y vivir. Son absorbidos por las plantas principalmente mediante las raíces y para que nos entendamos, son todos esos abonos que usamos durante el cultivo de marihuana, sean líquidos, sólidos, minerales, orgánicos, mononutrientes o simplemente un buen sustrato.

Se agrupan en tres categorías según su demanda por parte de la planta: los macronutrientes, que a su vez se dividen en nutrientes primarios y secundarios, y los micronutrientes también llamados oligoelementos. Los macronutrientes primarios son el Nitrógeno, Fósforo y Potasio, y son los que las plantas más demandan durante todo el cultivo, imprescindibles para el crecimiento y la floración. Los macronutrientes secundarios son el Magnesio, Calcio y Azufre y que la planta necesita en menos cantidades. Por último tenemos los micronutrientes, que son el Zinc, Manganeso, Cobre, Hierro, Boro, Cloro, Silicio y Molibdeno. Todos estos nutrientes a su vez pueden ser móviles o inmóviles, y resumiendo podremos decir que los móviles son aquellos que la planta puede transportar de una zona a otra. Así por ejemplo, las carencias de Nitrógeno se localizan primero en las hojas más viejas, ya que es de ahí de donde la planta sigue nutriéndose para continuar su crecimiento. Y los elementos inmóviles son los que permanecen fijos en la planta, de ahí que algunas carencias de nutrientes afecten a las zonas nuevas de crecimiento. Os detallamos para qué utiliza la planta cada uno de los macronutrientes y micronutrientes y qué importancia tiene en su desarrollo:

MACRONUTRIENTES PRIMARIOS:

Marihuana caseraNITRÓGENO (N): es el elemento más utilizado por las plantas y es esencial para el crecimiento vegetativo y la formación de tejidos nuevos, pues regula la producción de proteínas, interviene directamente en la producción de la clorofila y es primario en el crecimiento de hojas y tallos. Es un nutriente móvil, es decir, la planta lo distribuye y recoloca en aquellas zonas donde hay carencias. También es fácilmente arrastrado por el agua de riego, por lo que debe reponerse de manera regular. Las deficiencias de N son las más comunes. Las plantas amarillean ante la imposibilidad de producir clorofila, empezando por las hojas más viejas. Se estanca el crecimiento y la planta termina muriendo. Con los excesos de N, las plantas mostrarán un color verde oscuro, los tallos serán débiles, las raíces apenas se desarrollarán y las plantas terminarán muriendo.

FÓSFORO (P): es necesario para la fotosíntesis y la trasferencia de energía solar a compuestos químicos. Es parte fundamental del ADN, asociado directamente al vigor, la producción de resina y semillas. Se utiliza en la formación de flores y raíces, necesario principalmente en las primeras etapas de crecimiento, en la clonación y en la floración. Al igual que el N, es un elemento móvil. Las deficiencias de P ralentizan el crecimiento y las hojas nacen más pequeñas. En floración los cogollos apenas se desarrollan, las hojas se vuelven más oscuras, con colores purpúreos hasta que se retuercen y se caen. Un exceso de P interfiere en la absorción de otros elementos, por lo que puede confundirnos a la hora de detectarlo.

POTASIO (K): es esencial para que la planta pueda extraer el agua del suelo y asimilarla mediante un proceso de osmosis. Ayuda a combinar los azúcares, almidones y carbohidratos y facilitar su movilidad. Es primordial para el crecimiento por división celular y la elaboración de proteínas que aumentan el contenido de aceites y mejoran la calidad de los terpenos. También se trata de un elemento móvil que la planta distribuye por las zonas donde lo necesite. Las deficiencias de K son complejas de localizar en un principio, pues las plantas crecen con normalidad. Los tallos se vuelven débiles, las hojas amarillean del exterior al interior, se oxidan, se rizan hacia arriba y la floración se ralentiza. Un exceso de K dificulta la absorción de otros elementos y en principio nos daremos cuenta al presenciar síntomas de carencias de otros como magnesio, hierro o manganeso.

MACRONUTRIENTES SECUNDARIOS:

marihuana-noche1– MAGNESIO (Mg): es el átomo central de la molécula de la clorofila y es fundamental para la absorción de la luz. Ayuda a la asimilación de otros elementos y a que las enzimas fabriquen hidratos de carbono y azúcares imprescindibles en floración. También neutraliza los ácidos del medio y los compuestos tóxicos producidos por la planta. Se trata de un elemento móvil que la planta transporta a las zonas donde sea necesario. Las deficiencias de Mg es común en cultivos en maceta. Las hojas más viejas amarillean entre los nervios, con puntos de color óxido, comenzando después a oxidarse las puntas y doblarse hacia arriba. La floración se ralentiza y los cogollos apenas crecerán. No es común encontrarnos ante excesos de Mg a no ser que nos pasemos usando mononutrientes o suplementos de este elemento.

CALCIO (Ca): es junto al N, P y K, el elemento que las plantas más demandan durante el cultivo. Es fundamental para la producción y multiplicación celular, regula su crecimiento y forma parte de las paredes celulares. Asegura un flujo óptimo de nitrógeno y azúcares, estimula las enzimas y es esencial para el desarrollo radicular. Se trata de un elemento inmóvil que la planta no puede redistribuir a nuevas zonas. No suelen ser comunes las deficiencias de Ca, aunque sus síntomas son un desarrollo lento de hojas y cogollos. Los nuevos brotes se arrugan, pierden color y terminan muriendo. Con excesos de Ca, la planta se marchita debido a la imposibilidad de absorber otros nutrientes como N, P o K.

AZUFRE (S): es un elemento esencial para la fabricación de hormonas y vitaminas. Está relacionado con la síntesis de proteínas y es imprescindible en la formación de aceites y sabores, así como en la transpiración y la síntesis y descomposición de ácidos grasos. La deficiencia de S suele ser parecida a la de N, las hojas más viejas amarillean, los tallos adquieren colores morados y se ralentiza el crecimiento y la floración. Un exceso de S bloquea la absorción de otros elementos, aunque no es muy común a no ser que se aplique azufre en exceso.

MICRONUTRIENTES:

rosa cogolloZINC (Zn): actúa con otros elementos en la formación de la clorofila y es esencial como catalizador de las auxinas y enzimas de la planta, así como en la producción de proteínas y azúcares. Se trata del micronutriente que más suele faltar aunque nos son muy comunes sus deficiencias si usamos fertilizantes completos, además de ser un elemento móvil.

MANGANESO (Mn): está relacionado con la respiración celular y la fotosíntesis. Activa muchas enzimas, juega un papel muy importante en la creación de las paredes celulares y asiste al nitrógeno en la producción de clorofila. Es un elemento inmóvil.

HIERRO (Fe): indispensable para los sistemas enzimáticos y el transporte de energía durante la fotosíntesis, permitiendo que las plantas usen la energía que aportan los azúcares. No es un elemento que suela faltar pese a ser inmóvil y las carencias suelen venir por un pH elevado.

BORO (B): relacionado con el transporte de azúcares a través de la planta, también se ha especulado sobre una posible relación con la fabricación de ácido nucléico. Es un elemento inmóvil, relacionado directamente con la división celular que no suele faltar durante el cultivo.

CLORO (Cl): es un elemento inmóvil, relacionado con la transpiración vegetal y la reducción de agentes oxidantes perjudiciales. Imprescindible para la fotosíntesis y la división celular, también mejora la presión osmótica en el interior de las plantas. No se suelen encontrar deficiencias de este elemento durante el cultivo.

COBRE (Cu): necesario para la síntesis correcta de las proteínas, forma parte de diversos compuestos enzimáticos. Relacionado con el metabolismo de los hidratos de carbono, en la fijación de nitrógeno y en la reducción de oxígeno. Se trata de un elemento inmóvil y no suelen darse carencias.

SILICIO (Si): ayuda a mantener estable los niveles de hierro y magnesio. Fortalece las paredes celulares y mejora su división, permitiendo a las plantas una mayor tolerancia al calor y a sequías. Es un elemento inmóvil.

MOLIBDENO (Mo): es necesario para la síntesis correcta de las proteínas, forma parte de diversos compuestos enzimáticos y no suele faltar durante el cultivo. Es un elemento inmóvil y está más activo en las semillas y las raíces.

Los fertilizantes tienen la función de proporcionar a las plantas de marihuana todos los nutrientes que necesitan en unas proporciones adecuadas, ya que cada especie vegetal requiere distinta alimentación y en cannabis no es una excepción. En casos de carencias específicas de algún nutriente, como pueden ser las típicas de nitrógeno, magnesio o silicio, en el mercado encontrarás una gran variedad de mononutrientes que de una manera muy cómoda solucionará esos pequeños problemas que se pueden dar en cualquier cultivo.

No os perdáis nuestros próximos post con interesantes consejos y datos con los que mejorar nuestra manera de cultivar y conseguir mejores cosechas, algo a lo que todos aspiramos.

0 328 vistas

Grow Natural es una fórmula concentrada natural de cultivo de último diseño para dar a sus plantas las bases ricas en nutrientes necesarios durante el periodo vegetativo y de floración

Humboldt Nutrients Grow Natural es una perfecta formula muy concentrada y creada para que las plantas obtengan los nutrientes necesarios para que en su periodo de crecimiento puedan alcanzar su máximo potencial.

Grow Natural esta producido por una mezcla de pescado de mar y extractos de algas marinas, quillajsaponaria, bentonita, yuca y extracto de caña.

Los ingredientes de este fantástico producto ayudan a promover y facilitar la creación de bacterias y hongos beneficiosos para el cultivo y así asegurarte una buena cosecha.

El uso de Grow Natural de Humboldt en tu cultivo también te proporcionará sabores plenos y aromas especiales además de grandes ramilletes gracias a la utilización de ingredientes ricos y puros.

Grow-Natural-300x300Análisis 

El nitrógeno total (N) …………………………………… .. ……………… ..3.00%
1.80% Nitrógeno amoniacal
1,12% soluble en agua Nitrógeno
0,08% de nitrógeno nitrato
Disponible Fosfato (P2O5) … ………………… .. …………………… 1,00%
Soluble potasa (K20) …………………………………………………… 3,00%
de calcio (Ca) …………………………………………………………… ..1.00%

0 252 vistas

Para los que buscan productos orgánicos garantizados para sus plantas, Mother Eartth Tea Bloom de Advanced Nutrients, es posiblemente la solución. Con este producto tus plantas crecerán con una gran vigorosidad y posteriormente su fruto, los cogollos o flores, te proporcionaran un aroma y un sabor muy singular y apreciado.

Éste es un producto ideal para los que buscan quieren que su cultivo orgánico no tenga que envidiar nada a otros cultivos que utilizaron productos químicos.

Mother Earth Tea Bloom también es utilizado para pretratamientos del medio así como para regenerar sustratos debilitados, siendo su mejor rendimiento para bases como la de coco y tierra en lugar de hidroponía,

Mother Earth Tea Bloom:

image_1_previewLa mezcla orgánica del Mother Earth Super Tea proporciona a las plantas muchos de los suplementos, nutrientes y vitaminas naturales que los fertilizantes químicos fabricados por el hombre no contienen así como las bacterias beneficiosas que las plantas necesitan para un crecimiento fuerte y consistente, realza la fragancia, el gusto y la producción de aceites en flores y frutos.

Mother Earth super tea estabiliza el ph de la solución de nutrientes. Las enzimas que contiene ayudan a romper los nutrientes para mejorar su disponibilidad para las plantas.

Indicado para su uso en exterior, revitaliza los suelos agotados de jardines y huertos. Es un fertilizante orgánico completo y puede utilizarse durante todas las fases del ciclo de floración de la planta.

Dosis:

3.75 a 7.5ml/litro de agua en cultivos hidroponicos

7.5 a 15ml/litro de agua si se utiliza como base.

Mezclas de Sphagnum:

1.25 a 3.75ml/litro de agua

Este producto puede ser utilizado como base de nutrientes o como suplemento. Si lo utilizamos como base, la dosificación tiene que ser el doble.

Comprar Mother Earth Tea Bloom de Advanced Nutrients

1 7.625 vistas

En la etapa del crecimiento y la floración de la planta de marihuana se utiliza al menos dos tipos diferentes de fertilizantes. En el período de crecimiento, las plantas tienen una mayor demanda de nitrógeno.Con el fin de estimular el período de floración, a menudo se requiere fósforo extra. Por lo general, el etiquetado indica la relación de NPK. Cuanto mayor sea el número, más de esa sustancia habrá en ella. De la relación entre el N y el P se puede ver si está relacionado el fertilizante con el crecimiento o floración.

Un buen ejemplo es el suplemento nutricional PK 13-14, que complementa el fertilizante floración. En este caso, los elementos fósforo (P) y potasio (K) se representan con un valor de 13 a 14.
En los abonos te dicen la medición que necesitas. Vamos a hacer la solución del fertilizante paso a paso. Si finalmente queremos 100 litros, con un EC ajustado y el valor pH. Puedes descargar de free marijuana grow bible  para tener más consejos acerca de los nutrientes y las deficiencias de las plantas de marihuana.

Paso 1 – Preparación 

En primer lugar los componentes fertilizantes básicos. Para hacer 100 litros de una solución de alimentación hay que tener en cuenta que se necesita un total de 200 a 400 cc de conocidos fertilizantes.
Además vas a necesitar las siguientes herramientas:
-tazas de medir
-jeringa de 10 ml
-pH metro
-Metro CE (conductividad eléctrica)
-pH (hacia abajo) para el cultivo de ácido nítrico, y ácido fosfórico para floración

Paso 2 – Mezcla 

Llena el tanque de agua. Preferiblemente con agua tibia de alrededor de 72 ° F (22 ° C). Evita tener que calentar el agua durante mucho tiempo de esa manera. Dependiendo del valor de EC que quieras dar a la solución, se medirá la nutrición básica necesaria basándose en el manual de la etiqueta y lo vertirás a través del agua. Remueve bien, y haz un seguimiento de la cantidad de nutrición que has mezclado a través del agua. De esta manera se obtiene una buena idea de lo que hace a sus valores de CE.

Paso 3 – Ajuste CE 

Ahora es necesario comprobar si hay suficientes nutrientes en la solución. Eso se puede determinar con un medidor de EC. Si no hay suficientes nutrientes en el agua, y el CE es demasiado bajo, necesitas agregar más nutrientes. Si el valor es demasiado alto el CE debe diluirse en la solución nutritiva con agua para bajarlo de nuevo. Revuelve bien después de cada aplicación y mide.

Una regla general para el valor de CE es difícil. El sentido común y la capacidad de observar son las herramientas más importantes con respecto a la CE. Valores de CE son dependientes de la preferencia del cultivador, el tipo de planta y el tamaño de la planta. En general se puede decir que el valor de las plantas jóvenes puede ser aproximadamente 1,5, y que este valor para las plantas maduras puede ir hasta 2,5 y aún más alto. Descargar mi free marijuana grow bible   para más consejos acerca de los niveles de la CE.

¿Cuando determinar el valor máximo CE?

En la determinación del valor CE, usamos la llamada escala gradual. Lo que significa que aumentamos el CE desde el principio, y justo antes de la cosecha. Cada tercer o cuarto día laumentamos el CE, con 0,1, y hacemos un seguimiento continuo de las plantas. Debido a que las plantas de marihuana muestran su malestar con decoloración, distorsión de la licencia u otros problemas.

Debido a que el valor de CE es la única cosa que cambia, la decoloración, etc, podría tener otra causa como que un valor de CE sea demasiado alto.Tan pronto como la decoloración más inexplicable aparece tenemos que volver al valor anterior CE, cuando la planta no mostró signos de decoloración.Un enjuague adicional no es una mala idea, para permitir que las plantas de marihuana se recuperen de la conmoción. Una semana más tarde, cuando las plantas se han recuperado, se puede tratar de elevar el nivel del CE de nuevo. Si notas que las plantas de marihuana reaccionan de la misma manera otra vez, entonces sabes con seguridad que estas plantas han alcanzado la cantidad máxima de los niveles de CE para esta cosecha.

El agua del grifo puede tener una dureza diferente en las diferentes zonas. El calcio y otras sustancias en el agua, y las sales también se suman a la cantidad total de sales nutritivas de la solución. Como sabemos ahora, algunas de estas sales son deseables, pero la mayor parte no lo son. A veces una deficiencia nutricional puede ocurrir a pesar de que se aplique una solución de goteo con un CE de 1.8. Cuando el agua del grifo ya tiene un CE de 0.5, entonces sólo agrega 1.3 CE (1.8 – 0.5) de los nutrientes.

Debido a las grandes diferencias en la dureza del agua, el valor de CE de una solución que se preparó exactamente de la misma forma puede variar en gran medida en varias regiones. No existe una receta estándar para el éxito. Es por eso que tienes que prestar mucha atención si quieres probar recetas de otros productores.

Si tienes que trabajar con una EC relativamente alto debido a los altos niveles de EC naturales, entonces habrá una mayor probabilidad de acumulación de sal no deseada alrededor de las raíces. Es ese caso, puede ser mejor regarlas durante un período de tiempo más largo, al mismo tiempo y manten el entorno de las raíces limpias.

Paso 4 – Ajuste de pH 

Ahora tienes una solución de alimentación con los nutrientes adecuados, también hay que comprobar los valores de pH y ajustarlos si es necesario.Estos valores deben estar entre 5.5 y 5.8. Para disminuir el valor de pH en la solución de alimentación sólo debes llenar una jeringa con un ácido, como el ácido nítrico (pH en el grow shop). Agrega un poco de este ácido, y remuevelo bien antes de medir el pH de nuevo. Repite esto hasta que el pH se encuentre entre 5.5 y 5.8. Lleva un registro de la cantidad de pH que utilizas, así que la próxima vez puedes trabajar más rápido. Si su valor de pH ha disminuido demasiado, puedes aumentarlo de nuevo con la potasa cáustica (sube el pH). Si esto sucede más de una vez es mejor empezar todo de nuevo.

Con el fin de ajustar su solución de alimentación se debe a:
EC demasiado bajo Añadir más fertilizantes
EC demasiado alto Añadir más agua del grifo
pH demasiado bajo Agregar pH arriba (hidróxido de potasio)
Agregar pH demasiado alto pH hacia abajo (ácido nítrico o ácido fosfórico)

Paso 5 – Obtener la temperatura adecuada

La solución para alimentación está lista. Ahora sólo la temperatura necesita ser ajustada. Idealmente, esto debe estar alrededor de 72 ° F (22 ° C).Si es demasiado baja, utiliza un elemento para calentar y elevarla. Un calentador de acuario es perfecto para esto.

Por ejemplo, se puede hacer circular el agua en el tanque con una bomba de circulación. De esta manera, no hay criaturas o gérmenes que puedan asentarse y el agua se mantiene agradable y fresca. Deja que su solución de alimentación repose por un tiempo antes de utilizarla, por lo que todas las sustancias pueden igualmente disolverse, reaccionar y estabilizarse. A veces es una molestia agregar la cantidad correcta de nutrientes a un recipiente lleno de agua para obtener el valor correcto del CE. Pero en algún momento sabes exactamente cuánto tiene que agregar para obtener ciertos valores.  Fuente

0 583 vistas

Muchos de los productos similares contienen colorantes y tintes, pero Big Up en polvo está libre de todos estos ingredientes innecesarios. Big Up está especialmente formulado para ofrecer de manera eficiente altos niveles de fósforo y potasio, Big Up en polvo se ha diseñado específicamente para la primera semana y semanas finales del período de floración

Las plantas se encuentran en una fase de transición durante la primera semana. Mediante la introducción de Big Up en polvo en la primera semana de la floración, efectivamente acciona el cambio en su planta y lo envía inmediatamente a un ciclo de floración intensa. Big Up también proporciona el impulso final de energía que las plantas necesitan para terminar el ciclo de floración y que hace las flores más grandes que jamás hayas visto. Big Up en polvo contiene una cantidad diversa de ingredientes especialmente formulados que muchos productos de la competencia simplemente no ofrecen, el fabricante tiene la confianza en su calidad y rendimiento. Los clientes se sorprenden con el Big Up en polvo por los resultados consistentes que ofrece esta excelente aditivo.
Después de usar Big Up en polvo, hay que esperar que las flores de la cosecha sean mucho más grandes que en los cultivos anteriores.
33% Potasio soluble (K2O),
23% Fosfato monopotásico, Ascophyllum nodosum.
2% de ácidos húmicos (DERIVADOS DE Leonardita)
Primera aplicación: cucharadita Agregue 1 / 2 por galón al comienzo de la floración para cambiar las plantas a floración. Esto aumentará la concentración de 150-300 ppm.
En segundo lugar la aplicación: Añadir una cucharadita por galón de solución nutritiva. Esto aumentará la concentración de 300-400 ppm. Aplicar a las 3 semanas.
En tercer lugar de la aplicación: Añadir 2 cucharaditas por galón de solución nutritiva. Esto aumentará la concentración de 500-700 ppm. Aplicar con dos semanas.

1 1.729 vistas

1250949361730Por Miguel Gimeno.- El mar y los ríos han servido a la humanidad como fuente de infinitos recursos, y como no podía ser menos también de la agricultura. Las algas y otras plantas marinas, así como los deshechos de la industria del pescado han sido utilizados como material de origen para elaborar abonos y otros tipos de agro-productos.

Para conocer los inicios del uso de algas como fuente de nutrientes para las plantas tenemos que remontarnos al siglo XIX, donde era habitual que los aldeanos de poblados marítimos recogieran algas arrastradas por la marea para incorporarlas a sus tierras de cultivo como enmienda orgánica. Ya en los inicios del siglo XX comienza a desarrollarse una industria especializada en el manejo de algas, por medio del secado y la molienda. El descubrimiento de los abonos químicos de síntesis conllevó el debilitamiento de la industria hasta hacerla casi desaparecer. Hoy gracias al auge y popularidad que está adquiriendo la agricultura ecológica, la industria de abonos de algas está viviendo un segundo renacer. La limitación del desarrollo de esta industria viene dada por el coste del secado y transporte, por lo que a día de hoy casi se limita su uso a las zonas costeras. Junto con la comercialización de productos ecológicos de origen natural en forma de abonos, fitofortificantes y bioestimulantes y biofitosanitarios, también han irrumpido en el mercado diversos productos elaborados a partir de extractos de algas marinas y microalgas. Actualmente hay empresas en el mercado que están desarrollando líneas de biofertilizantes de última generación, empleando procedimientos novedosos de obtención y formulación a partir de algas y microalgas. Los productos son totalmente ecológicos, y se obtienen a partir de extractos de microalgas verde-azules y de mezclas puras de extractos de algas marinas.

Estos biofertilizantes de origen marino se comportan como estimuladores de alta eficacia en el crecimiento vegetal. Llegan a aportar a nuestras plantas diversas sustancias indispensables para un desarrollo correcto, como son oligosacáridos, fitohormonas naturales, oligoelementos que son bioasimilables en su forma natural, aminoácidos, oligoelementos (magnesio, potasio, zinc, hierro, nitrógeno),…. Estas sustancias potencian el sistema inmunológico de las plantas y su capacidad de resistir ante adversidades climáticas como el estrés hídrico y las altas o bajas temperaturas, al tiempo que favorecen la asimilación de nutrientes y otros componentes activos. Los verdaderos culpables de la efectividad de los extractos elaborados a partir de algas son los oligosacáridos, que son un tipo especial de azúcares que se hayan presentes en la pared celular de las algas. Este azúcar es el encargado de accionar el sistema inmunológico de las plantas.

En la universidad chilena han realizado estudios en los que se ha llegado a la conclusión que es de vital importancia el fomentar el uso de algas en la agricultura ecológica. Han comprobado que al realizar aplicaciones con algas y derivados en las tierras de cultivo, los enzimas que estas contienen provocan o activan en él reacciones de hidrólisis enzimáticas catalíticas reversibles, reacciones que resultan imposibles ya que no hay ser alguno incluidos vegetales que residan en el suelo y que sean capaces de realizar este tipo de reacciones. Además liberan de forma lenta el nitrógeno lo que reduce la pérdida de este nutriente por lixiviación, y además son ricas en microelementos. De forma resumida, cabe pues afirmar que tanto las algas como sus derivados mejoran la fertilidad del suelo, aumentando así la vigorosidad de las plantas, con el consiguiente incremento de la producción y calidad de los cogollos.

algae_green_ssk_77888968¿Porqué son tan beneficiosas para los cultivos?

Las algas están compuestas principalmente de cuatro tipos de componentes: coloides, aminoácidos y nutrientes minerales, azúcares, y fitohormonas. En un principio se abogó por señalar a los elementos traza que lo contenían como los posibles causantes de su fitoactividad. Posteriormente en los años 80 se comprobó que determinadas substancias que contenían las algas, como son el manitol y el ácido algínico, tenían cualidades quelatantes lo que contribuían en la mejora de los cultivos a la hora de absorber y transportar los nutrientes. Recientemente, se le atribuye a las fitohormonas que contienen el poder de la fitoactividad. La mayoría de productos presentes en el mercado elaborados a base de algas y derivados presentan en su composición a los 2 grupos de hormonas más influyentes en el crecimiento de las plantas como son las citoquinias y las auxinas. En las algas frescas se ha detectado también la presencia de giberelinas, lo mismo que ocurre con las betaínas, muy similares en función a las citoquininas. Y como ya hemos indicado antes, tras estudios recientes parece ser la presencia de oligosacáridos la responsable de mejorar la transcripción genética en los procesos de división y multiplicación celular, así como en la activación y reforzado de los mecanismos de defensa de las plantas. Todo ello no hace más que reforzar los motivos por los que utilizar productos derivados de algas en nuestros vergeles cannábicos. Es gracias, pues, a su elevado contenido en fibra, macro y micronutrientes, aminoácidos, vitaminas y fitohormonas vegetales por lo que las algas han sido muy usadas en el campo como acondicionador del suelo. Su contenido en minerales las convierten en un fertilizante útil y una fuente de oligoelementos.

Algas más comunes usadas en agricultura

A continuación vamos a nombrar algunas de las especies de algas a las que podemos recurrir como fuente de enmienda orgánica de nuestros cultivos.

· Ascophyllum nodosum (=Fucus Nodosus). Es un alga que crece en el Atlántico Norte. Le gusta estar fijada a rocas en lugares calmados y es frecuente en desembocaduras de ríos. Es la especie de alga más estudiada y aplicada dentro de la agricultura, y los extractos elaborados a partir de ella son los más bio-activos de todos los subproductos álgicos. En su composición hay presentes fitorreguladores naturales (citoquininas, auxinas y giberelinas), aminoácidos, hidratos de carbono y múltiples nutrientes (N, P, K, Fe, Mn, Ca, S, Zn, B, Cu,…).

· Fucus serratus. Este alga contiene manitol, sorbitol, polisacáridos, ácido acrílico, carotenoides, lípidos, derivados bromados, fenoles…

· Laminaria Cloustoni. Es un alga que pertenece al grupo de algas pardas, como la A. Nodosum. Esta alga es rica en sales minerales de yodo, sodio, potasio, sílice y calcio. También contiene glucósidos (sobre todo laminaria), mucho mucílago, manitol y polisacáridos diversos, y vitaminas A, B, C, D y E. Tiene una acción remineralizante, vitamínica y estimulante del metabolismo general de las plantas, y también contiene sustancias antibióticas.

0022190dec450d98cf4e14· Lithothamnium Calcareum. Es un alga de cubierta calcárea con un alto contenido en minerales sobre todo Calcio, Hierro y Magnesio. Favorece el desarrollo de las bacterias nitrificantes además de mejorar el intercambio iónico en el suelo, y como su apellido indica “Calcareum” contiene bastante Calcio por lo que no es recomendable su uso en suelos calcáreos.

Otros subproductos del mar usados como enmienda orgánica de los suelos

· Harina y Emulsión de Pescado. Tanto la harina como la emulsión son ricas en Nitrógeno, al tiempo que presentan un contenido en otros elementos básicos bastante equilibrado. Funciona bien como abonado de fondo.

· Conchas Marinas. Las conchas de los animales marinos se pueden utilizar como enmienda de Calcio después de haber sido trituradas. Han de usarse en superficie, aunque dada su lenta descomposición es probable que actúe después de haber pasado un año desde que fue incorporado al suelo. También se pueden añadir al montón de compost.

· El Polvo de Diatomeas que son esqueletos fosilizados de algas procedentes de agua dulce y salada, contiene bastante elementos básicos.

· El famoso Kelpo de la Patagonia, es el más completo de los preparados a base de algas, contiene más de 60 miguelelementos en forma quelatada. Facilita y acelera el enraizamiento de esquejes además de mejorar el desarrollo de las plantas en todos sus estadíos.

· Las coralinas, Algas rojas calcificadas conocidas como “Maërl”, presentan un elevado contenido en carbonatos, y se usan además de como acondicionadores de suelo, para corregir el pH en suelos ácidos, aportando a su vez, numerosos elementos traza.

· Patenkali. Proviene de depósitos salinos naturales. Es rica en Potasio (30%), Magnesio (10%) y Azufre (17%), además de pequeñas cantidades de otros elementos como el Silice. Mejora a los suelos con problemas de salinidad. Se puede utilizar en la preparación del terreno en casos de floración deficiente de la cosecha anterior.

 Por Miguel Gimeno

1 1.378 vistas

huerta35Por Miguel Gimeno.- Cada vez más cannabicultores deciden rotar el suelo de cultivo de tal forma que no quede desnudo y desprotegido ante las inclemencias del tiempo. Pero esos cultivos intermedios que realizan son con la finalidad de mejorar la tierra de cultivo para tener que realizar menos labores de acondicionamiento cuando llegue el momento de cultivar cannabis. Estos cultivos tienen el nombre de “Abonos Verdes o Siderales”, a los que podríamos definir como cultivos de vegetación rápida que son segados antes de iniciar su floración e incorporados al suelo con la expresa finalidad de mejorar su composición y rendimiento.

De hecho, estos cultivos de Abonos Verdes han sido una práctica muy antigua en la agricultura a lo largo del Mediterráneo desde tiempos remotos, ya los griegos alrededor del año 300 a.c., utilizaban las habas y lupinos como abonos verdes que precedían a los cultivos primarios. Y su uso se ha extendido hasta llegar a nuestros días, donde las técnicas y combinaciones de especies que se usan en este tipo de cultivos van mejorando y progresando de forma contínua volviendo a recuperar el hueco dentro del manejo de las tierras de labranza que la agricultura convencional les fue robando durante el siglo XX.

Los abonos verdes son cultivos que son segados antes de iniciar su floración, triturados (en caso de tener una trituradora), dejados en superficie durante unas dos semanas más o menos para que se sequen, y posteriormente incorporados al suelo a no más de 15 cm de profundidad máxima, si queremos que la descomposición sea rápida y efectiva. Entre sus numerosos beneficios cabe destacar:

-Su propia naturaleza como fuente de materia orgánica y nutrientes.

– Estimulación de la actividad biológica del suelo además de la mejora que supone para su estructura.

– Protección de la erosión al tiempo.

– Reducción de la evaporación.

– Aceleración de los procesos de humificación de los materiales orgánicos presentes en el suelo.

– Disminución de pérdidas de agua y de nutrientes por lixiviación.

– Limitación del desarrollo de plantas adventicias.

– Hospedaje de diversos insectos que forman parte de la fauna auxiliar.

– Reducción del ataque de agentes patógenos.

Visto pues los múltiples beneficios que se obtienen al realizar este tipo de cultivos, no cabe más que comenzar en el manejo de los mismos pero para ello antes debemos saber sobre la naturaleza de las diversas especies vegetales que podemos utilizar para realizar un “Abono Verde”. Las especies que elijamos deben de cumplir ciertos requisitos para ser utilizados como abonos verdes:

1) Plantas de ciclos rápidos.

2) Aportar materia orgánica.

3) Poseer una adecuada relación C/N.

4) Fijar Nitrógeno u otros elementos.

5) Presentar cierta capacidad en la formación de micorrizas.

leguminosasSe utilizan, principalmente, tres tipos de familias de plantas:

· Las leguminosas (habas, guisantes, altramuces, judías,..) que tienen la capacidad de fijar el Nitrógeno atmosférico a través de establecer una simbiosis con determinadas bacterias pertenecientes a los géneros Rhizobium y Bradyrhizobium.

· Las gramíneas (centeno, cebada, avena,…) aportan gran cantidad de biomasa

· Las crucíferas (remolacha y nabo forrajeros, mostaza blanca, colza) poseen una buena capacidad de humificación desarrollando grandes cantidades de biomasa y enriqueciendo el suelo en potasio, al tiempo que dado el desarrollo veloz que presentan son ideales cuando nos aprieta el tiempo.

Cuando se realizan este tipo de cultivos estamos aportando al suelo de entre 2’5 y 4 Kilos por metro cuadrado de masa verde, que nos daría entre 100 y 200 gramos de humus por metro cuadrado, que sería el equivalente a aportar de entre 1 a 2 Kilos de estiércol por metro cuadrado, reduciendo el gasto de estiércol a casi la mitad.

La siembra ha de ser entre un 20% y un 50% más espesa que si se tratase de un cultivo forrajero o para producción de semilla. La siega, como ya he dicho, ha de realizarse cuando el abono verde esté en un estado avanzado de vegetación, justo después de florecer pero antes de que las plantas inicien la fecundación y la producción de semillas, momento en el que comienzan a tomar nutrientes del suelo, además en el momento de vegetación máxima es cuando existe mayor masa vegetal y mayor concentración de nutrientes en su tejido. Tras segar el abono verde debemos dejarlo en superficie alrededor de 2 a 3 semanas, pasadas las cuales enterraremos el abono verde a una profundidad de 10 a 15 centímetros.

La principal función de los abonos verdes es la de complementar la nutrición del suelo para cultivos posteriores, bien a través de la fijación del Nitrógeno atmosférico, aportación de humus, y/o por dejar disponibles elementos nutritivos que de otra forma no estarían disponibles para el cultivo que le sucede.

La fijación del Nitrógeno atmosférico viene dado por el uso de plantas de la familia de las leguminosas, las que tienen la peculiaridad de fijar este nutriente presente en el aire, por medio de una simbiosis (asociación favorable) con las bacterias del género Rhizobium. Las leguminosas usadas como abonos verdes pueden llegar a aportar casi todas las reservas de Nitrógeno que necesiten cultivos posteriores, si la biomasa desarrollada es importante y la fijación del Nitrógeno ha sido correcta. También tienen la condición de absorber el Nitrógeno presente en el suelo para evitar pérdidas por lixiviación y dejándolo, por consiguiente, a disposición del cultivo sucesorio.

El aporte de humus viene dado por la producción de biomasa, pero dado a que las plantas no se las deja llegar a la fecundación los niveles de lignina en las plantas son menores y por consiguiente, también es menor su coeficiente isohúmico, lo que conlleva, por ende, a una menor producción de humus, sobre todo las leguminosas, causa por la que se suelen mezclar leguminosas con gramíneas, de esta forma se contrarresta en cierta medida la falta de humus de una y la poca capacidad de fijar nutrientes de la otra.

green_manures_digging       Los abonos verdes evitan la pérdida de otros nutrientes ya que algunas especies utilizadas como la alfalfa, habas, la esparceta, trébol rojo, girasol, la colza,…, tienen un sistema radical profundo, bombeando los nutrientes presentes en las capas más profundas hacia la superficie. También con la incorporación de los abonos verdes al suelo y su posterior degradación se aumenta la concentración del fósforo disponible para el cultivo sucesor. Otra característica es la disminución casi total de los efectos causados por la erosión de la lluvia y el aire, ya que al no estar el suelo desnudo se evita la erosión, a la vez que las raíces sujetan el suelo y aumentan la capacidad de infiltración del agua y reducen la velocidad del agua ladera abajo. El aumento de retención evita la lixiviación de nutrientes y la consiguiente disminución de la concentración de éstos.

Otra cualidad a tener muy en cuenta es la capacidad de mejora de la sanidad vegetal de los cultivos posteriores. Ejerce cierto control sobre las poblaciones de las hierbas adventicias (erróneamente denominadas “malas hierbas”), por eso es conveniente realizar siembras muy espesas de abonos verdes para que la competitividad del abono verde sea mayor que las adventicias. También algunas especies tienen la peculiaridad de excretar por las raíces sustancias tóxicas para otras plantas evitando la competencia, fenómeno que se le conoce con el nombre de alelopatía.

Las propias hierbas adventicias pueden ser utilizadas como abonos verdes, pero como la floración de las diferentes especies silvestres es escalonada hay que ser muy cuidadoso para evitar que granen y se propaguen nuevamente. En experiencias en el campo de trabajo, algunos suelos que presentaban niveles de materia orgánica inferiores al 0’3 %, con dos años realizando abonos verdes con las propias hierbas adventicias se ha logrado alcanzar la media normal del 3 % de materia orgánica, nivel mínimo indispensable para un desarrollo saludable de los cultivos.

La incorporación de los abonos verdes al suelo produce un incremento de las poblaciones y de la actividad de diversos microorganismos propios del suelo. Lo que produce un aumento de la competitividad de las especies por un mismo nicho biológico, reduciendo los niveles de microorganismos e insectos patógenos a niveles aceptables que no constituyen plaga ni suponen peligro alguno para nuestro jardín cannábico. También en la descomposición de los abonos se forman compuestos que resultan tóxicos para ciertos agentes patógenos, reduciendo el riesgo de padecer ataques indeseables que puedan medrar la producción o calidad de nuestro cultivo.

Se pueden utilizar las especies por separado (haba forrajera, trébol) o combinar varias de ellas, también es interesante rotar cada año el abono verde utilizado. Los abonos verdes más utilizados son los que combinan gramíneas con leguminosas:

· Para cultivos de Marihuana en Invierno para algunas regiones privilegiadas de España, cantidades en gramos de semillas por metro cuadrado de superficie a sembrar:

-Guisante (12 gr. / m2) + Avena (8 gr. / m2): siembra en verano.

miguel-Veza (6 gr. / m2) + Guisante (7 gr. / m2) + Avena (7 gr./ m2): siembra en verano.

· Para cultivos de Marihuana de temporada:

-Veza (10 gr. / m2) + Avena (8 gr. / m2): siembra en Otoño.

El uso de abonos verdes es un hecho que cada vez se está dando más entre cultivadores de cannabis, y es algo que tenemos que ir acostumbrándonos a realizar más asiduamente para mejorar el rendimiento de nuestro cultivo en sus diversas etapas de crecimiento, floración y fructificación, este último si deseamos hacer nuestras propias semillas.

Por Miguel Gimeno

0 526 vistas
Humboldt Nutrients

GreenDevil Distribuciones es el distribuidor de estos nutrientes californianos para la costa Este española.

No hace mucho días, Kako de GreenDevil Distribuciones, nos presentaba este nuevo producto para su catalogo comercial. Se sentía feliz por poder distribuir un producto de tan alta calidad y con tantas referencias efectivas. El producto ya se empezó a comercializar y parece ser que esta dando los mismos buenos resultados que le preceden desde otro lado del charco. Humbold Nutrients espera conseguir la misma aceptación que tiene en California y por eso GrenDevil Distribuciones con Kako a la cabeza, espera tener unos buenos resultados comerciales.

“El condado de Humbold esta situado en el gran estado de California. Por muchos años, California ha sido uno de los estados agrícolas mas grande del mundo. Su vasta producción de cosechas, pueden ser vistas desde el norte hasta el sur californiano. Nuestras granjas, jardines e invernaderos son responsables del cultivo de una variedad de plantas que ayudan a alimentar los estómagos y mentes de personas de todo el mundo. El acompañamiento a esta variedad de producciones de cosechas es el fruto de una extensa investigación sobre las plantas, la biología de la tierra, su química y muchísimos mas campos relacionados con la producción y las cosechas. Humboldt Nutrients ha enjaezado lo mejor de nuestros científicos locales. Empleamos expertos en estas materias para asistir en la formulación de los productos de Humboldt Nutrients.” Humboldt Nutrients

 

Ya lo sabes, si quieres asegurarte que tus plantas estén “gordas y hermosas” y que les respeten las plagas, Humboldt es una muy buena opción.

Fuente GreenDevil Distribuciones