LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "ONU"

ONU

1 91 vistas

En una declaración conjunta el 30 de junio, las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud pidieron “poner fin a la discriminación en ámbitos de atención de salud”. Entre sus sugerencias estaba “revisar y revocar las leyes punitivas establecidas en la salud publica que han demostrado tener resultados negativos para la salud”.

Ciertas leyes, dijeron, “han demostrado tener resultados negativos” son aquellas que criminalizan “el consumo de drogas o la posesión para uso personal”. En otras palabras, la ONU y la OMS respaldaron la despenalización de las drogas.

Como la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre las Drogas (UNGASS) que el año pasado que no reafirmó el apoyo a las políticas prohibicionistas, uno podría preguntarse si la declaración de la ONU-OMS anuncia una mentalidad más favorable a las reformas en la organización internacional.

México, Guatemala y Colombia, que han sufrido una proporción desproporcionada de la violencia asociada con el narcotráfico, abogaron por una solución más “humana” durante ese período extraordinario de sesiones, al igual que otras naciones. Pero países como Indonesia y Singapur defendieron sus duras políticas prohibicionistas.

Guterres fue primer ministro cuando Portugal despenalizó la posesión de todas las drogas ilícitas en 2001. Dieciséis años más tarde, las tasas medias de consumo de drogas son sustancialmente más bajas que en cualquier otro país de la Unión Europea. El Instituto Cato, una destacada institución libertaria en los Estados Unidos, ha declarado que su política fue “un rotundo éxito”.

El 26 de junio, Guterres pidió que se honren los compromisos asumidos durante la UNGASS para reducir el tráfico de drogas, pero también señaló la experiencia de Portugal. “Sé por experiencia personal cómo un enfoque basado en la prevención y el tratamiento puede dar resultados positivos”, dijo en un comunicado . “Portugal tiene ahora una de las tasas de mortalidad por consumo de drogas más bajas en Europa. Las tasas generales de uso de drogas también han disminuido. Espero que esta experiencia contribuya a la discusión y anime a los estados miembros a continuar explorando soluciones integrales y basadas en evidencia “.

1 969 vistas

En una declaración pública de esta semana por la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas ( OMS ) se ha pedido la despenalización mundial de la posesión y uso de drogas.

“Entidades de las Naciones Unidas recuerdan que un principio central de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible es garantizar que nadie se quede atrás y que se llegue lo más lejos detrás de la primera’”, afirma el comunicado conjunto de las Naciones Unidas sobre la eliminación de la discriminación en la atención sanitaria, el cual fue dado a conocer ayer. “Reconociendo que la discriminación en los centros de atención de la salud son un obstáculo importante para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entidades de las Naciones Unidas se comprometen a trabajar juntas para apoyar a los Estados miembros a tomar la acción multisectorial coordinada para eliminar la discriminación en los centros sanitarios.”

Con esto en mente, la OMS está llamando a “Revisar y derogar de las leyes punitivas que se han demostrado tener consecuencias negativas para la salud y que establecen pruebas contra la salud pública”, incluyendo “el consumo de drogas o posesión de drogas para uso personal”.

El llamado a la despenalización de drogas en todo el mundo llega aproximadamente siete meses después de que la Comisión Global de Políticas de Drogas anunciase su apoyo al mismo enfoque.

En Portugal, la posesión personal de drogas ha sido despenalizada desde aproximadamente 16 años, y los resultados han sido un éxito rotundo . De acuerdo con un informe del Instituto Cato , las tasas de uso de drogas han disminuido, al igual que las tasas de adicción, las muertes por sobredosis y enfermedades de transmisión sexual.

0 302 vistas

En su más reciente informe anual la Comisión Global de Políticas de Drogas ha pedido la despenalización mundial de todos las drogas

La Comisión incluye al ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, así como a los ex presidentes de Colombia, México y Brasil. El informe completo se puede encontrar haciendo clic aquí .

Como parte del nuevo informe, la comisión recomienda que todos los países terminen con las sanciones civiles y penales por el consumo y posesión de drogas. El informe arremete contra el débil esfuerzo de las Naciones Unidas para combatir el abuso de drogas. El miembro de la comisión Richard Branson dijo de la llamada guerra contra las drogas en la reunión de la ONU en abril que es “fatalmente defectuosa”.

El ex presidente suizo y presidente de la comisión, Ruth Dreifuss, dijo a The Guardian : “Los políticos deben mostrar y demostrar a la gente que lo que están haciendo es salvar la vida de estas personas llevándolas cunado lo necesiten a los servicios de salud para evitar las sobredosis y para crear un clima de un modo que cuando estas personas estén en necesidad, sean capaces de encontrar ayuda. “

El informe de la Comisión pone de relieve las políticas eficaces de la despenalización, como el caso de Portugal, donde se han eliminado las sanciones penales por posesión de drogas, lo que da como resultado unas menores tasas de adicción, de sobredosis y una menor tasa de muertes por enfermedades de transmisión sexual.

“Los tratados de control de drogas de la ONU y el exceso de llegar a las leyes nacionales han contribuido a crear una situación en la que 5.500 millones de personas en todo el mundo que sufren del poco o ningún acceso a la adecuada medicación del alivio del dolor, entre otras razones, porque las restricciones impuestas a los opiáceos de prescripción y otros medicamentos para el dolor “, señala el informe. “Esta falta de acceso viola el derecho internacional al más alto nivel posible de salud”.

El informe pide específicamente la abolición de la pena de muerte por delitos relacionados con las drogas, el fin de las sanciones civiles y penales por posesión de drogas y uso personal, alternativas al castigo de quienes sean encontrados con las drogas, más investigación en modelos de regulación para el uso de drogas y para eliminar la penalización de la tenencia de drogas como una obligación convencional en los estados miembros de la ONU.

Aquellos que deseen acceder al informe completo puede hacerlo pulsando aquí .

0 208 vistas

El nuevo secretario general de la ONU que tomaría su cargo en el 2017, podría reemplazar el estatus de la prohibición de las drogas. Ex primer ministro de Portugal, en el 2001, durante su mandato, se anunció la despenalización de todo tipo de drogas, desde el cannabis a la heroína. Después de 15 años de una política de drogas digna y satisfactoria en Portugal. Esta revolución ¿podría llegar a la ONU?

En abril de este año (2016) la ONU realizó su conferencia especial sobre la politica global de drogas que se celebra cada diez años. A pesar de las grandes expectativas de una histórica declaración, el Secretario General Ban Ki-moon, y sus altos miembros allegados de las Naciones Unidas informaron timidamente que no apoyaban un trato criminal a sus consumidores y si abogaban por tener un enfoque terapéutico o de salud para ellos.

Ahora se pueden hacer más progresos en esta área cuando la organización ha nombrado a un nuevo secretario general: el ex primer ministro de Portugal, Antonio Guterres, elegido por unanimidad por los 15 embajadores del Consejo de Seguridad de la ONU.

Guterres fue primer ministro de Portugal desde 1995 a 2002, cuando el país llevó a cabo en el 2001, por iniciativa de su propio partido, el Partido Socialista, un grandioso plan y primero de su clase en el mundo por el que eliminaba las leyes de incriminación contra todos los delitos por consumo de todo tipo de drogas, desde cannabis, cocaína, heroína, etc.

Guterres y su gobierno entendieron que el acceso a la atención de salud les ayudaría a lidiar con el problema y decidieron que en lugar de sancionar penalmente a los delincuentes de drogas, éstos fueran llevados ante un comité que determinaría si debían tener ayuda médica o conformarse con una multa. En efecto, un informe publicado después de 12 y 14 años encontró que la medida había conseguido una disminución en el consumo de drogas en el país.

El nombramiento infunde mucha esperanza entre los partidarios de la legalización ya que la devastadora guerra contra las drogas, podría llegar a su fin a nivel internacional.

Recordemos que los anteriores secretarios generales de la ONU, Ban Ki-moonKofi Annan , expresaron su apoyo a la incriminación y se pusieron a la cabeza de la convocatoria internacional de la ONU para permitir las leyes de la droga.

0 248 vistas
Sesión Especial de la Asamblea General sobre el Problema Mundial de las Drogas (UNGASS) Foto ONU: Manuel Elias

La semana pasada se celebró la especial Conferencia de las Naciones Unidas sobre las drogas y aunque el documento final no incluía las palabras “no incriminación” todo el mundo entendió que ésta no es una solución.

Lo más importante que se puede deducir del nuevo documento consensuado es que determina que existe la posibilidad de que cualquier estado pueda establecer su propia política de drogas. Los Estados miembros ya no podrán esconderse detrás del argumento de que “hemos firmado la Convención de las Naciones Unidas”. El nuevo documento en realidad permite a los estados actuar como consideren oportuno en este campo sobre su ejecución y tratamiento de abuso.

“La penalización no es la solución”

En la asamblea mundial los países más liberales instaban a políticas más liberales mientras que los más conservadores hablaban del daño de las drogas. Lo que si se constató en casi todos los países fue que la persecución y criminalización no es la solución.

Kofi Annan, dijo que “en el pasado no sabía cuantas victimas existían por las drogas, pero si sabía la enorme cantidad de victimas que se habían creado por la guerra contra las drogas”.

El documento fue aceptado por consenso, y no compromete en absoluto a ningún estado, el mismo documento incluye la opción de dejar a cada nación miembro llevar a cabo sus propias políticas independientes. Por ejemplo, Canadá anunció que legalizará la marihuana recreativa en 2017. Países como Jamaica, la ven como parte de su cultura y dijeron: “vinisteis y decidisteis que nuestras costumbres son ilegales”.

“En última instancia, existe la expectativa de que los países donde las drogas son ilegales, vayan más en la dirección hacia la atención de la salud, los derechos humanos e incluso si no hay un cambio sustancial en la propia legislación”, añadió Sandberg de la representación israelí, quien dijo también que cree que en los próximos meses en Israel pasará un proyecto de ley sobre la no penalización en una votación. “Vamos a promover el tema de las drogas en el comité de la Knesset”, concluyó. “Tengo grandes esperanzas de que pronto podamos ver un cambio en Israel con las leyes de marihuana, sin duda esperamos ver un cambio“.

0 385 vistas

Estados Unidos buscará promover un enfoque pragmático para reformar la política global de drogas en el primer encuentro de alto nivel que se realizará desde 1998 en Naciones Unidas, el mes próximo, para evaluar el control del uso de drogas, donde presentará su plan.

“Buscamos un enfoque pragmático para la reforma de la política mundial de las drogas” afirmó el secretario adjunto del Departamento de Estado para Asuntos Internacionales de Narcóticos, William Brownfield. “La política de drogas, como cualquier otra política, se ajusta y cambia” agregó.

Brownfield, el funcionario de mayor rango del Departamento de Estado para la política de drogas y la lucha contra el narcotráfico, se reunió con periodistas en Nueva York para discutir la agenda de Estados Unidos a poco más de un mes de la sesión especial de la Asamblea de Naciones Unidas, en la cual se buscará acordar una nueva hoja de ruta para lidiar con el consumo global de estupefacientes, así como un plan mundial de acción.

La última sesión especial, en 1998, puso como objetivo eliminar las drogas. Este encuentro, en medio de un debate “fuerte e intenso”, en las palabras de Brownfield, sobre la legalización, apuntará a un objetivo más realista, ante las crecientes evidencias del fracaso de la criminalización y la ola de críticas a la guerra contra las drogas.

Estados Unidos, gestor de la guerra contra las drogas, ha flexibilizado su política al adoptar un “enfoque de salud” para contener el uso de drogas, reducir los castigos y permitir el avance de la legalización del cannabis en cinco estados: Colorado, Washington, Alaska, Oregón y el Distrito de Columbia.
Hace dos años, Brownfield había anticipado que Washington adoptaría una mayor tolerancia hacia los experimentos de legalización de países como Uruguay. Ayer, reiteró el concepto al afirmar que había que “aceptar que existe un grado de discreción” dentro de las convenciones antinarcóticos de la ONU para nuevos ensayos.

Brownfield reconoció las dificultades para lograr un consenso global entre los dos extremos del debate, la legalización y la criminalización, pero se mostró “optimista” respecto de acordar un documento final para la Asamblea de la ONU. Ese documento se comenzará a definir la semana próxima, en Viena, en una cumbre de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, según sus siglas en inglés), comandada por el ruso Yuri Fedotov, que ha mantenido una línea dura respecto de las flexibilizaciones en las políticas de drogas.

Ese documento buscará “proveer una guía de política clara y estratégica” para los próximos años, dijo Brownfield. Al ser un documento de consenso, eludirá definiciones “controversiales”, una señal de que no habrá un respaldo explícito a la despenalización del consumo. Estados Unidos promoverá cuatro pilares:

  • Defender las convenciones antidrogas de la ONU.
  • Aceptar un “grado de discreción” dentro de esas convenciones.
  • Tolerar distintas políticas.
  • Reconocer que “una política no sirve para todos” y combatir el narcotráfico.

Dentro de ese esquema, Brownfield dejó margen para moverse hacia la legalización. “Si uno tiene una estructura que permite un cierto grado de discreción y flexibilidad, uno en realidad puede tener un cierto grado de experimentación y mantenerse dentro de los parámetros fundamentales y los límites de las convenciones”, definió el funcionario. En Viena, Brownfield dijo que Estados Unidos promoverá esos pilares, alternativas al encarcelamiento, mayor atención en las drogas sintéticas, programas de desarrollo para reducir los cultivos de drogas y un plan de combate al narcotráfico.

0 321 vistas

Se ha revelado un nuevo proyecto del Comité sobre drogas de la ONU para la convención que tendrá lugar en abril: La ONU en dos meses hará una llamada a a todos los países para que detengan la persecución y el castigo de los consumidores de drogas, y para que adopten una política de prevención y educación hasta el 2019.

En  abril del 2016 habrá una conferencia especial en las Naciones Unidas (UNGASS), que debe realizarse cada diez años, aunque no se había celebrado desde 1998, y por lo tanto aún es más importante. La conferencia abordará las leyes y la política de drogas en muchos países de todo el mundo y se espera el anuncio oficial de poner fin a la persecución de los consumidores de drogas en todo el mundo .

Recordemos que  hace unos meses se reveló un borrador oficial de la Oficina de las Naciones Unidas de la Droga (ONUDD) por parte del multimillonario Richard Branson , en el que las propias Naciones Unidas recomendaba la despenalización (no incriminación) del consumo de drogas y poner fin a la persecución y el castigo de los consumidores.

Aquí el borrador oficial que será presentado en la conferencia de la ONU y que tendrá lugar en los países el 19 de abril del 2016

La  terminación de la pena – hasta 2019

El nuevo documento enviado para la próxima conferencia de la Comisión Principal ( UNGASS ), esta destinado a la criticada Comisión de Estupefacientes (CND) y detalla las diversas recomendaciones de las políticas que se deben implementar en el tema de drogas, sobre todo en torno al cese de la guerra contra las drogas y a una transición de políticas de educación y cuidados.

La nueva política que la ONU tratará de inculcar para el futuro es mas acorde con la de muchos países que están optando por políticas de drogas más progresistas, considerando mas oportuno prevenir el consumo de drogas y tratar a sus víctimas que intimidar y castigar a sus consumidores.

              “Nosotros, los Jefes de Estado y de Gobierno, reunidos en las Naciones Unidas del 19 al 21 de abril de 2016 como parte de la 30ª Conferencia que examina los avances en la ejecución de los programas internacionales que tratan el problema mundial de las drogas”, comienza el borrador del documento, “por lo que en virtud de ser la piedra angular de las políticas de control de drogas, el cuidado de la salud y la calidad de vida de toda la humanidad, hacemos hincapié en la existencia de una creciente cooperación con el fin de poner en práctica los programas para el año 2019. “

ungass2016

Proporcionalidad de las penas

En el artículo 4 (h) (i) del documento, el principal objetivo de la nueva política es abandonar el método principal de castigo utilizado en los delitos de drogas, y acceder a la promoción de la educación preventiva.

Otra cuestión importante que se expresa en el documento es la proporcionalidad de las penas: la atención sobre las penas de los consumidores, además de la proporcionalidad en función de la gravedad de la infracción.

En los nuevos documentos la mayoría de las cosas ya han sido expuestas antes del debate de política general, pero su más reciente muestra de que la política oficial de la ONU se aproxima a la abolición de las penas por delitos de drogas son sus ligeras transferencias a favor de la guerra contra la drogas y su apuesta por la educación.

2 707 vistas

Las Organización de las Naciones Unidas está a punto de pedir a los gobiernos de todo el mundo poner fin a la “guerra contra las drogas”, despenalizar el uso y posesión de narcóticos ilícitos, de acuerdo con el empresario Sir Richard Branson.

En un post sorpresa en la web de su empresa, Virgin, el empresario dijo que la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (ONUDD) que estaba a punto de anunciar un “cambio refrescante” en esa dirección.

Branson afirma que rompió el embargo global de los medios para hacer el anuncio, como la noticia se debe lanzar en una conferencia el domingo. El dueño de Virgin dijo que temía que la ONU vaya a ceder a la presión política y retire la declaración en el último minuto.

11024628_767851189950995_3662112488333703669_n“En una declaración, aún inédita distribuida por la BBC, a mí mismo ya los demás, la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, ha dado forma a gran parte de la política global de drogas durante décadas, pide a los gobiernos de todo el mundo que despenalicen el consumo y la posesión de drogas para uso personal de todas las drogas “, escribió Branson.

“Este es un cambio refrescante que podría recorrer un largo camino para que finalmente termine con la criminalización innecesaria de millones de consumidores de drogas en todo el mundo. El documento de la ONUDD iba a ser lanzado en la conferencia internacional de reducción de daños de ayer en Malasia. “

Branson llegó a decir que por lo menos un gobierno ya estaba metiendo una “enorme cantidad de presión” en la ONUDD sobre este anuncio.

“Esperemos que la ONUDD, una organización global que forma parte de la ONU se supone que haga lo que es correcto para los pueblos del mundo, no haga un viraje notable en el último momento posible y ceda a la presión por no ir adelante con esta importante decisión, “dijo.

“La guerra contra las drogas ha hecho demasiado daño a mucha gente ya.”

1 1.845 vistas

JAMAICA, Uruguay, Colorado, Washington y más y más lugares se están rebelando en contra de las convenciones de la ONU que estableció la criminalización de las drogas hace más de medio siglo. Pero en la última reunión de la organización propuso intervenir en contra de la línea de la ONU, bastante sorprendente. La OMS es una rama de la propia ONU.
Un informe recién publicado por la Organización Mundial de la Salud, una agencia de las Naciones Unidas, hace una llamada discreta pero clara para despenalizar las drogas. Y no sólo de cannabis, el informe llega incluso recomendando la despenalización de las drogas inyectables, lo que implica las duras.
La llamada se presenta en un nuevo informe sobre cómo prevenir, diagnosticar y tratar el VIH entre las “poblaciones clave”, incluidos los usuarios de drogas. Echa un vistazo a la página 91 (página 113 del PDF) . En “recomendaciones de buenas prácticas en relación con la despenalización”, la OMS recomienda que las personas que utilicen o se inyecten drogas:
– Los países deben trabajar hacia el desarrollo de políticas y leyes que despenalicen la inyección y otro uso de drogas y, por lo tanto, reducir el encarcelamiento.
– Los países deben procurar el desarrollo de políticas y leyes que despenalicen el uso de agujas y jeringas estériles (y que los permisos de los PEN [programas de agujas y jeringuillas]) y legalizar la OST [la terapia de sustitución de opiáceos] para las personas que sean dependientes de los opiáceos.
– Los países deberían prohibir el tratamiento obligatorio para la gente que usa y / o se inyectan drogas.
Todo esto es bastante diferente de la línea adoptada por  la Convención de 1988 de las Naciones Unidas (véase la página 3, o en la página 12 del PDF) , que establece que:
A reserva de sus principios constitucionales y de los conceptos básicos de su ordenamiento jurídico, cada Parte adoptará las medidas que sean necesarias para tipificar como delito en su derecho interno, cuando se cometan intencionalmente, la posesión, la adquisición o el cultivo de estupefacientes o psicotrópicos sustancias para el consumo personal.
Así que ahí lo tienen: la política de larga data de la ONU del uso de drogas que penaliza debe ser revocada, según la ONU. ¿Está suficientemente claro? The Economist

0 1.279 vistas

El cannabis sigue siendo la droga más consumida, con 177 millones, con un leve descenso global, aunque en Estados Unidos aumentó la demanda debido a “la impresión de que el cannabis no es tan peligroso”, según la ONU.

El impacto de la legalización se verá en “años”

Uruguay es nombrado varias veces en el informe de 128 páginas de la ONU, casi siempre en relación a la legalización de la marihuana, algo que también sucedió en los estados Colorado y Washington de EEUU, casos con los que se lo asemeja.

Según la ONU, se necesitarán “años de vigilancia” para evaluar los efectos de la legalización del consumo “con miras a fundamentar futuras decisiones normativas”.

Cuando se evaluaba la medida en Uruguay, la Junta Internacional de Fiscalización y Estupefacientes (JIFE) de la ONU criticó a Uruguay, lo que provocó que el presidente José Mujica alegara que ese organismo “no tiene ni idea de lo que es la sociedad uruguaya, ni lo que son las tradiciones del Uruguay”.

La ONU asegura que el consumo de cannabis parece haberse reducido en aquellos lugares donde fue legalizado. Sin embargo, en EEEUU “la impresión de que el consumo de cannabis no es tan peligroso ha conducido al aumento de dicho consumo”. Al mismo tiempo, recuerda, “cada año hay un mayor número de consumidores de cannabis que se acogen a tratamiento”.

Mas información: El Observador

3 437 vistas

Los esfuerzos globales para desbaratar el narcotráfico han fracasado y llegó el momento de un replanteamiento radical, según un grupo formado por economistas ganadores del premio Nobel, un ex secretario de Estado de Estados Unidos y el viceprimer ministro británico, entre otras personalidades.

“Es tiempo de terminar con la ‘guerra contra la droga’ y redirigir los recursos hacia políticas efectivas basadas en evidencias apoyadas en rigurosos análisis económicos“, dijo el grupo en un prólogo a un nuevo informe académico sobre políticas mundiales contra las drogas.

El grupo instó a Naciones Unidas a abandonar su “enfoque represivo y unidimensional” contra las drogas, mencionando los numerosos encarcelamientos, casos de corrupción, violencia relacionada con las drogas en Estados Unidos y una epidemia de VIH en Rusia.

La ONU tiene programada una cumbre sobre políticas de drogas para 2016, mientras el debate de argumentos a favor de una liberalización está creciendo.

“(La ONU) ahora debe asumir el liderazgo para abogar por un nuevo marco internacional cooperativo basado en la aceptación fundamental de que diferentes políticas van a funcionar en diferentes países y regiones“, indicó el prólogo.

Entre los firmantes del texto hubo economistas ganadores del Nobel -entre ellos Kenneth Arrow, Christopher Pissarides y Thomas Schelling-, el ex secretario de Estado de Estados Unidos George Schultz, el viceprimer ministro británico Nick Clegg, y el ex jefe de política extranjera de la Unión Europea Javier Solana.

El texto acompañó un informe sobre el impacto global de las políticas antidrogas publicado el martes por la Escuela de Economía de Londres.

Algunos países en Latinoamérica han empezado a dejar de lado los intentos liderados por Estados Unidos de luchar contra las drogas a través de la prohibición.

El Parlamento uruguayo aprobó en diciembre la siembra, venta y consumo de marihuana; y el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha solicitado un debate sobre alternativas para afrontar la guerra contra la droga.

El mandatario de Guatemala, Otto Pérez, ha dicho que su país podría presentar este año un plan para legalizar la producción de marihuana y adormideras de opio.

El informe enumeró formas en que los esfuerzos para derrotar el narcotráfico han fracasado, incluyendo una investigación que dijo que una campaña contra el tráfico de cocaína en Colombia podría haber representado hasta un 46% del alza de los asesinatos vinculados a las drogas en México, ya que la actividad se trasladó hacia América del Norte.

Además, citó estimaciones de que los crímenes relacionados con las drogas eran responsables de un 40 por ciento de las 9 millones de personas encarceladas en todo el mundo.  

 Fuente Televisa

0 937 vistas

Comenzó la reunión de la Comisión de Estupefacientes en Viena. Es inevitable el debate sobre un nuevo enfoque en la política global de drogas.

Ayer comenzó en Viena la reunión de la Comisión de Estupefacientes (CND) de Naciones Unidas, el cuerpo central de la ONU para la producción de políticas de drogas. Allí será inevitable la discusión sobre la necesidad de reinterpretar las políticas globales sobre la droga y buscar un cambio de enfoque de los tratados vigentes.

El cannabis está en el centro de la tensión en el sistema internacional de control de drogas, por ser la sustancia más consumida en el planeta y por las iniciativas que han surgido, a pesar del prohibicionismo global, para despenalizar su consumo y regular su mercado. A la mesa de la CND llegará un informe realizado por el Transnational Institute (TNI), llamado “Auge y declive de la prohibición del Cannabis”. El Espectador conoció el reporte y muestra algunos puntos claves:

Dudas sobre los tratados

Uno de los primeros estudios exhaustivos sobre el cannabis, cuya base científica no ha sido probada como falsa, es el Hemp Commission Report de 1894. Con base en estudios sobre las prohibiciones del cannabis en India en 1798, 1872 y 1892, el reporte decía que esos intentos han sido rechazados, sobre la base de que la planta crecía de manera silvestre casi en todas partes y que el intento por detener el hábito común de consumirla podría ser tomado como una provocación por la población local y podría llevarla a consumir intoxicantes más fuertes. El reporte concluía que el uso moderado de la hierba no produce efectos dañinos para la mente y que la sustancia no está vinculada al crimen ni la violencia.

Ese reporte fue ignorado por la Liga de las Naciones y luego la ONU durante al menos cinco décadas. Mientras tanto, por razones más políticas que científicas, creció la preocupación sobre el cannabis: en 1912 fue mencionado en la Convención Internacional del Opio, desde entonces entró poco a poco al control internacional hasta que en 1961 se firmó la Convención Única sobre Estupefacientes.

Hay muchas dudas sobre la base científica de la Convención Única, que es hoy el instrumento principal del sistema de control de drogas de la ONU. El informe del TNI explica que en la Convención el cannabis fue condenado como una droga con propiedades particularmente peligrosas y un valor terapéutico casi nulo, sin que pasara por “una revisión científica por expertos de la OMS sobre los requerimientos para la inclusión de cualquier sustancia psicoactiva en los parámetros de control de drogas”.

La Convención estableció que la abolición de su uso, la resina, los extractos y las tinturas del cannabis para propósitos no médicos debía darse en 25 años. A este instrumento luego se sumaron la Convención de Sustancias Psicotrópicas de 1971 y la Convención contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas, en las que se incluyeron restricciones a los componentes activos del cannabis y se estableció como un crimen el cultivo, comercio y posesión del mismo. Esos tres tratados, según la Oficina de la ONU para la Droga y el Delito, deben ser reinterpretados.

Coffee shops y otros dilemas

El prohibicionismo resultó en un incremento del consumo y la popularidad del cannabis. Además, dice el informe, produjo impactos negativos en la salud pública y la aparición de mercados criminales que soportan al crimen organizado y la corrupción. Mientras se afianzaba el control de drogas, surgían varias iniciativas distantes de la legislación internacional.

Desde 1970 en EE.UU. empezó la “revolución silenciosa” de la descriminalización. Aunque el gobierno actuaba como principal impulsor del prohibicionismo internacional, y aunque Nixon introdujo el Acta de Control de Sustancias —que ponía al cannabis al nivel de la heroína y prohibía su uso recreacional en el país—, varios estados descriminalizaron la posesión para uso personal.

En años más recientes se dio una expansión de la marihuana para fines médicos y recreativos en EE.UU., actualmente en 21 estados hay leyes para el uso medicinal y 14 la han descriminalizado. Washington y Colorado aprobaron en 2012 la regulación del cultivo, distribución y consumo de cannabis para propósitos no médicos, yendo mucho más allá de lo que permite la flexibilidad de los tratados de la ONU. Esto deja a EE.UU. en una posición contradictoria entre su apoyo a las políticas globales y sus políticas domésticas.

Desde los 70, Holanda se planteó legalizar el cannabis y retirarlo del dominio de la justicia criminal. Esa postura, que en todo caso se cuida de no violar expresamente los tratados, desembocaría 40 años después en los coffee shops, así como en la creación de clubes de cannabis en España y luego en otros países de Europa, y en la descriminalización en estados de Australia y países de Latinoamérica.

Uruguay es el ejemplo más revolucionario. El modelo estatal de regulación del mercado de cannabis, que allí fue aprobado, es, según el TNI, el más grande desafío al régimen de control de drogas de la ONU en toda su historia.

El informe dice que, “mientras las fracturas alrededor del consenso sobre el cannabis han estado creciendo en los años recientes, giros políticos hacia los mercados regulados… han resultado en un incumplimiento de los tratados y crearon un ambiente político en el que la discusión sería sobre revisar el régimen, o la relación de los estados miembros con este, no puede seguir siendo ignorada”.

¿Reformar los tratados?

Para reformar los tratados se necesitaría cumplir varios requisitos procedimentales y sortear muchos obstáculos políticos para alcanzar un consenso. Sin embargo, el informe contempla algunas opciones para un cambio de enfoque.

Martin Jelsma es el coordinador del programa Drogas y Democracia del TNI y está en Viena para el encuentro de la CND, y explicó a El Espectador que es difícil encontrar un consenso sobre estos temas, el camino de aprobar enmiendas en los tratados o renegociarlos es complicado y muchos países ni siquiera quieren intentarlo. “El desafío a mediano plazo es explorar opciones para modificar las obligaciones de los tratados para países individuales o para grupos. Existe la posibilidad de modificaciones inter se, por ejemplo, que países puedan acordar entre sí, sin afectar sus obligaciones en relación con otras partes de la Convención. En el caso del cannabis, un grupo de países afines podría discutir esa posibilidad”.

Lo mejor sería, para Jelsma, que del encuentro “salga una señal clara de que el “consenso de Viena” ya no existe mas y de que la Asamblea General de 2016 debe debatir abiertamente opciones de políticas alternativas, incluso opciones de revisar el sistema mismo de control de drogas de la ONU con sus tratados y agencias”.

Fuente ElEspectador

0 1.917 vistas
cannabis

La Organización de las Naciones Unidas señaló que “los objetivos en la lucha mundial” contra este flagelo “no se cumplen” y sugirió la “despenalización” del consumo de estupefacientes. Piden que se trate a los consumidores como “pacientes en tratamiento” y no como “delincuentes”.

“La despenalización del consumo de drogas puede ser una forma eficaz de descongestionar las cárceles, redistribuir recursos para asignarlos al tratamiento y facilitar la rehabilitación”, sostiene un informe de 22 páginas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

La despenalización del consumo personal, que se aplica en algunos países europeos, en otros como Canadá o Australia, así como en naciones latinoamericanas como Brasil o Chile, supone que el uso de drogas no sea un delito, sino que se sanciona con alternativas, como multas o terapias, al encarcelamiento.

En Uruguay fue legalizada la compraventa y el cultivo de marihuana y se estableció la creación de un ente estatal regulador de la droga.

El organismo internacional consideró que “la despenalización no supone una legalización ni liberar el acceso a la droga, que según los tratados solo puede usarse con fines médicos y científicos pero no recreativos”.

Por tanto, el consumo seguiría siendo sancionable (con multas o terapias obligatorias) pero deja de ser un delito penal. La ONUDD considera que se debe de considerar a los consumidores de estupefacientes como “pacientes en tratamiento” y no como “delincuentes”.

El próximo jueves y viernes, en Viena, la comunidad internacional evaluará en la Comisión de Estupefacientes de la ONU la situación del problema de las drogas y si se cumplen los objetivos pactados en 2009 en una hoja de ruta para una década que terminará en 2019.

La ONUDD reconoce las dificultades que enfrentan para tener precisión sobre las tendencias globales de las drogas debido a la carencia de datos fidedignos sobre el narcotráfico, el dinero negro de los estupefacientes y la fabricación de sustancias sintéticas, entre otros aspectos.

También indica que “el tráfico de drogas desencadenó una oleada de violencia” en América Latina y que en “algunos países de Centroamérica se registraron los índices de homicidio más elevados del mundo, a menudo con cifras de muertos superiores a las de algunos países afectados por conflictos armados”.

El documento, citado por la agencia de noticias EFE, incide en que la normativa internacional sobre drogas es tan flexible como para aplicar otras políticas, más centradas en la salud pública y menos en la represión.

Además, destaca la importancia de la prevención y el tratamiento, y subraya que los derechos humanos se deben de respetar siempre a la hora de combatir las drogas y critica la aplicación de la pena de muerte por delitos de tráfico o consumo de estupefacientes.

Fuente Rosario3

1 327 vistas
Carlos Pita Uruguay

El gobierno de Uruguay le propuso a Estados Unidos debatir en las Naciones Unidas sobre la nueva estrategia para enfrentar el problemas de las drogas y la idea de Uruguay de regular el mercado de la marihuana, que según espera la administración del presidente José Mujica, quitará el mercado a los narcos.

El mismo procedimiento de discusión se concretó en la Organización de Estados Americanos (OEA) –foro del que participan Uruguay y Estados Unidos– donde los presidentes de los países miembros encomendaron la realización de un informe para establecer las nuevas formas de combate a las drogas.

De los documentos elaborados por la OEA quedó claro el fracaso de la política militar contra los narcos, en un continente que presenta distintas realidades. Hay países que son consumidores –EEUU es el mayor de todos– , otros que son utilizados para el tránsito –como Uruguay aunque el consumo interno aumentó– y los productores como Bolivia, Paraguay y Colombia y México donde las bandas controlan regiones a las que el Estado tiene dificultades de acceso.

El embajador de Uruguay en Washington, Carlos Pita, informó a El Observador que le propuso al Departamento de Estado de EEUU realizar en la ONU una reunión al más alto nivel para discutir sobre drogas luego del “evidente agotamiento de las políticas aplicadas hasta ahora”.

El presidente José Mujica, impulsor de la ley que reguló el mercado de la marihuana en Uruguay, entiende que la represión y la guerra al narcotráfico generó más violencia en el continente, un aumento del tráfico de armas así como de la demanda y el consumo de estupefacientes.

Pita comentó que la propuesta es para “reflexionar” a nivel de las Naciones Unidas en el marco de la Convención Internacional Contra las Drogas como se hizo en la OEA. Dijo que en el Departamento de Estado encontró “receptividad” y adelantó que le agendarán reuniones con los responsables de la regulación del cannabis de los estados de Washington y Colorado que legalizaron el consumo.

“El nuevo paradigma es enfocar el problema para reducir la demanda, los daños y rehabilitar a los adictos, con un enfoque desde el punto de vista de la salud”, explicó a El Observador.

Pita mencionó que a Colorado y Washington, estados sobre los que recibirá información, se suma ahora Nueva York cuyo gobernador Andrew Cuomo aprobó la utilización de marihuana para fines medicinales. En ese caso la legalización comenzará en 20 hospitales de la ciudad.

Sin embargo, los opositores políticos de Cuomo entienden que la decisión fue tomada pensando en las elecciones de noviembre, donde el gobernador irá por su reelección y le recuerdan que hasta hace poco rechazó el uso del cannabis con fines médicos.

Las encuestas marcan que la gran mayoría de los newyorquinos apoya la medida de Cuomo. La legislación de Nueva York facilitará el acceso a marihuana a enfermos de cáncer, glaucoma y otras enfermedades graves.

En el estado de California, es legal la marihuana medicinal y se acepta para enfermedades leves, lo que hace que llegue con bastante facilidad para el consumo recreativo.

Recientemente el presidente de Estados Unidos, Barack Obama opinó que la marihuana “no es más peligrosa que el tabaco o el alcohol” y dijo que su despenalización “no es la panacea” por lo que no solucionará los problemas vinculados al narcotráfico o el consumo.

Entrevistado por la revista New Yorker, Obama reconoció que de joven fumó marihuana y adelantó que a sus hijas les dijo que consumirla “es una mala idea, una pérdida de tiempo y no muy saludable”, afirmó.

Para la OEA, “el comercio de drogas ilícitas representa una amenaza para la estabilidad de la fuerza pública que mantiene el orden y la sociedad civil, y lo único que deja en su rastro es violencia y destrucción. Además, las drogas ilícitas y su comercio se han convertido en un elemento contraproducente de la imagen de América Latina”.

Fuente El Observador

0 479 vistas

El jefe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de las Naciones Unidas dijo que Uruguay no les consultó antes de que avanzara en la “sorprendente” legalización de cantidades limitadas de cannabis a principios de este mes.

Para eso, el presidente uruguayo José Mujica le dijo : mierda, no fue una sorpresa para quien estuviese prestando atención. Por otra parte, Mujica dijo que estaba dispuesto a hablar de ello con todo el mundo que se lo pidiera.

INCB Raymond Yans dijo que Uruguay ha sucumbido a las “actitudes piratas” y que el país violó flagrantemente la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes de la ONU -. El derecho internacional, que amenaza con sanciones contra los países que no respeten las normas

Muchos estudiosos consideran que el tratado como tal fue una extensión de los ideales estadounidenses del momento y de como en lo últimos 60 años las leyes de sus políticas nacionales se aplicaban en el extranjero. Básicamente, los países atrapados con estas normas y siendo indulgentes con el consumo de drogas se enfrentan sanciones económicas, así como restricciones en el comercio.

Mujica, sin embargo, dice que es y ha estado abierto a discutir la medida y Yans está mintiendo.

“Dile a ese viejo que deje de mentir”, dijo Mujica en una entrevista con el Canal de Uruguay 4. “Que venga a Uruguay y que venga a verme siempre que lo desee … Cualquier persona puede conocerme y hablar conmigo y quien diga que no podía reunirse dice mentiras, mentiras descaradas … Porque él se sienta en una plataforma internacional cómoda, se cree que puede decir cualquier tontería “.

Mujica se refirió a la falta de sanciones o incluso comentó sobre leyes de marihuana en Washington y Colorado que habían aprobado en noviembre del 2012 y que en muchos aspectos son casi idénticas a las nuevas leyes de Uruguay que se aprobaron este mes. “¿Él tiene reglas diferentes: unas para Uruguay y otras para los países fuertes del mundo?” -le preguntó en la entrevista.

Claramente, sí. Ellos lo hacen. Varios académicos y escritores han dicho que los EE.UU. son casi los peores de todos en los temas de drogas de la ONU y estos confían en los EE.UU. por lo tanto, nadie está dispuesto a cumplirlas

La primera dama de Uruguay la senadora Lucia Topolansky también saltó en contra de las acusaciones de la ONU.

“Creo que se ha cruzado la línea, pero de todos modos yo creo que este hombre ha tenido problemas con otros países, Suecia, Dinamarca, Holanda quieren reunirse con él en marzo”, dijo antes de señalar que la ONU tiene peces mucho más grandes que los alevines.

“Para ser honesto, la marihuana no es el corazón de la vida o de cuestión terrenal”, dijo.

Fuente Toke of the Town traducido La Marihuana