LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "osmosis"

osmosis

0 163 vistas

Los filtros de ósmosis se usan principalmente para mejorar la calidad del agua. En zonas donde el agua tiene un alto contenido en sales o mal sabor, llega a ahorrar mucho dinero y viajes al supermercado a comprar agua embotellada. Y a nosotros los cultivadores que usamos grandes cantidades de agua para regar nuestras plantas, el ahorro es importante en el caso de que sólo se disponga de agua corriente dura o muy dura. Este tipo de agua tiene un gran contenido en sales de calcio y magnesio, perjudiciales en cantidades tan altas.

CÓMO FUNCIONA UN FILTRO DE ÓSMOSIS

La ósmosis inversa es una tecnología que se emplea para la purificación del agua. Para ello utiliza una membrana semipermeable que consigue eliminar iones, moléculas y partículas aplicando presión. Puede eliminar muchos tipos de elementos suspendidos en el agua, incluyendo bacterias.

Para facilitar el trabajo de esta membrana y su duración, los filtros de ósmosis se dividen en varias etapas, estando el filtro de ósmosis en la última de ellas. En las primeras, se suelen incluir métodos más baratos de eliminación de sustancias. Cada etapa se refiere a los pasos a los que se somete el agua.

La primera etapa es un filtro de sedimentos. Es capaz de retener partículas en suspensión de tamaños superiores a 5 micras (0,005 milímetros). Pueden ser partículas de tierra o arcilla, materia orgánica, óxido, etc. No extraen del agua ni productos químicos o ni metales pesados.

La etapa intermedia suelen ser generalmente un filtro de restos vegetales como cáscara de nuez, fibra de coco o madera. Una vez tratada con gases en combustión y vapor de agua se consigue un material muy poroso que por adsorción es capaz de eliminar ciertos componentes. Se les suele añadir también una resina de intercambio catiónico. Este filtro elimina principalmente el cloro y reduce la dureza del agua. Dependiendo del filtro, éste puede contar con una o varias etapas intermedias.

La última etapa y final, que dependiendo del modelo puede ser la tercera o cuarta, es el filtro con membrana de ósmosis. Una vez el agua está libre de restos sólidos, cloro y algunas sales, ésta eliminar prácticamente toda partícula que todavía pueda quedar.

Algunos modelos, incluyen un pequeño depósito al final que acumula agua para su inmediato uso, ya que normalmente el proceso de ósmosis es algo lento. También hay gente que tras el filtro con membrana de ósmosis instalan un filtro de carbón activo para mejorar aún más el sabor.

VENTAJAS

Las ventajas son varias. Por un lado, el ya dicho ahorro en agua embotellada que supone, además de no generar residuos como en este caso sería el plástico de las botellas o garrafas. Y por otro, la calidad del agua, bien sea para nuestro consumo, para el riego de las plantas que es lo que tratamos en este post, e incluso para prolongar la vida de electrodomésticos como lavadora o lavavajillas. Recordemos que el contenido de sales de calcio de las aguas duras es muy alto y tremendamente perjudicial.

INCONVENIENTES

Todo tiene sus inconvenientes, y en el caso de los filtros de ósmosis también son varios. Por un lado, es el desperdicio de agua, ya que el agua no atravesará la membrana de ósmosis en su totalidad. La que la atraviesa concentrá muy poca concentración de sales, pero la residual se irá por el desagüe. Dependiendo del modelo, puede ser necesarios de 4 a 10 litros de agua corriente para 1 litro de agua de ósmosis.

Los filtros precisan un mantenimiento, que dependerá en mayor parte de la calidad del agua y de residuos que contenga. Si se cambian los filtros cuando se debe, no sólo no filtrarán bien el agua, sino que podría llegar a empeorar su calidad.

Y para terminar, los filtros de ósmosis pueden modificar el pH del agua. Ésto se debe a la reducción de sales y a la pérdida de la capacidad tampón. Ésto no es sólo perjudicial para las plantas, sino para el propio consumo humano.

0 979 vistas

Para cultivadores que reciben agua dura, y además del cloro necesitan bajar también la EC del agua, se recomienda un sistema de osmosis inversa.

A la hora de cultivar, a menudo nos olvidamos de un elemento indispensable que marcará el rendimiento y la salud de nuestras plantas: la calidad del agua con la que vamos a regar. Sabemos lo importante que es el agua para los cultivos, ya que es la base de su crecimiento, pero pasamos por alto que no todas las aguas son iguales, y que su calidad afecta al desarrollo de las plantas.

Así como la base para construir una casa estable son los cimientos, un agua de calidad, pura y limpia es la base de un buen crecimiento del cultivo. Un agua con una EC baja y sin cloro es la mejor manera de ayudar a nuestras plantas a crecer a su máximo potencial, para conseguir mayores producciones y con mejores resultados. Y en este artículo os explicamos por qué.

Razones para eliminar el cloro

Existen varias razones por las que deberíamos regar con la mejor agua posible, empezando por una muy básica: a la hora cocinar o beber agua ¿utilizamos el agua del grifo? La respuesta es que en muchos lugares no, porque el olor a cloro y el mal gusto nos lo impide, en cambio seguimos regando con agua con cloro nuestros cultivos, sin pensar en las consecuencias.

El cloro es un desinfectante químico presente en todas las redes de agua municipales y que daña las raíces de las plantas. Por otro lado, mata los microorganismos beneficios de los abonos que utilizamos y cuya función es proteger las raíces para que estén más sanas, limpias y tengan la máxima capacidad de absorción de los nutrientes y fertilizantes que añadimos. Por lo tanto, si regamos con un agua sin cloro, estaremos protegiendo los abonos y las raíces de nuestras plantas, ya que evitamos los efectos negativos de este químico.

Además, si para proteger nuestros cultivos utilizamos extractos de microorganismos mediante productos concretos como, por ejemplo, Bacillus Thuringiensis para matar gusanos, o Oidio Prot para eliminar el Oidio de las hojas, no tendrá ningún sentido regar con agua con cloro, ya que matará estos extractos de microorganismos que utilizamos expresamente al comprar el producto.

Razones para bajar la EC

Además del cloro, un agua de calidad es aquella que prácticamente no contienen sales minerales disueltas, es decir agua pura, o incluso de 0,00 EC.

Cuando bajamos la EC, eliminamos las sales disueltas del agua dura, en la que encontramos sobre todo elevados niveles de calcio y magnesio, los cuales pueden llegar a taponar las raíces. Esto es debido a que el fosfato de calcio a menudo se precipita de las soluciones nutrientes en forma de cal, impidiendo que las raíces absorban todos los nutrientes que necesitan. Al bajar la EC del agua, y por lo tanto los niveles de calcio, nos aseguramos de tener unas raíces sanas y capaces de absorber el 100% de los nutrientes que añadimos, según su fase de cultivo.

Otro motivo para bajar la EC es que garantizamos más alimento para nuestras plantas ya que, según su tipo y fase de cultivo, las plantas pueden llegar a admitir hasta un 1,4 o hasta 2,2 de EC. Teniendo esto en cuenta, si utilizamos agua con una EC de 0,2 o incluso pura de 0,0, podremos añadir a nuestros cultivos más nutrientes, ya que tendremos más margen. Si por el contrario empezamos con una EC de 1, sólo podremos añadir suplementos nutritivos hasta 0,4 o 1,2 para no saturar las raíces y sobrepasar el nivel máximo de tolerancia.


En definitiva, empezando con agua pura, controlamos exactamente qué nutrientes y en qué cantidades los están recibiendo nuestras plantas, tal y como hacen los cultivadores profesionales. Conseguimos equilibrio entre el agua y el alimento que reciben las plantas, y de esta forma evitamos problemas en los cultivos como hojas amarillas, falta de crecimiento, puntas quemadas… Todos ellos, problemas derivados de un exceso o de un déficit de nutrientes.

Cómo conseguir un agua de calidad

Una vez conocemos los beneficios de regar con un agua de calidad, libre de químicos y con una EC baja, la pregunta que nos podemos hacer es cómo conseguirla y, sobre todo, cómo asegurarnos de que obtendremos la cantidad de litros necesarios para nuestro cultivo, con la menor espera de tiempo posible. Pero la realidad es que podemos hacerla nosotros mismos. Decimos “hacerla” porque existe una gama de sistemas de tratamiento de agua para convertir el agua del grifo o pozo en agua pura y limpia, la gama GrowMax Water, que ha sido diseñada exclusivamente para la industria del cultivo.

Con un sistema de filtración eliminaremos el cloro del agua de forma efectiva, ya que eliminan hasta el 99% del cloro, sedimentos, herbicidas, pesticidas y contaminantes orgánicos volátiles del agua. Los sistemas de filtración son una buena solución para aquellos cultivadores que disponen de un agua con una EC no muy elevada, y que sólo necesitan eliminar el cloro.

Para aquellos cultivadores que reciben agua dura, y además del cloro necesitan bajar también la EC del agua, se recomienda utilizar un sistema de osmosis inversa que elimina hasta el 95% de sales, metales pesados, herbicidas y pesticidas, contaminantes orgánicos, nitratos y hasta el 99% de cloro. Estos equipos empiezan con una producción de agua pura de hasta 20L/h,

Si además queremos conseguir agua ultra pura, de 000ppm, podemos conseguirlo también utilizando un Filtro Des-ionizador, el cual eliminará el 100% de las sales disueltas en el agua.

Si tus plantas pudieran hablar, te pedirían agua de calidad y para agradecértelo te darían mayores producciones y mejor calidad en el fruto. Invertir en agua de calidad es conseguir unos mejores resultados finales para ti y tus plantas, y si no, compruébalo tú mismo…