LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Prueba"

Prueba

0 523 vistas

El ejercicio físico junto al nivel de grasa corporal  pueden ser dos aspectos determinantes para la concentración de THC en el cuerpo.

El problema con la concentración de THC en la sangre es que, en contraste con los metabolitos de otras drogas, el THC se almacena en las células de grasa, de modo que permanece en el cuerpo mucho más tiempo. Los estudios demuestran que la vida media del tetrahidrocannabinol en el cuerpo puede durar hasta varios meses.

Estudios recientes han demostrado que el ejercicio físico puede aumentar aún más la estancia media del THC en el cuerpo porque pueden causar un aumento en los niveles de THC en la sangre. Los ejercicios físicos antes de evaluar la presencia de THC aumentaían las probabilidades de un resultado positivo en la prueba o test.

Un equipo de científicos australianos ha demostrado que el ejercicio físico puede provocar un aumento de los niveles de THC en la sangre debido a la quema de grasa. Sus resultados han sido publicados en Drug Alcohol and Dependence . El autor principal, Iain McGregor, profesor de farmacología en la Universidad de Sydney, explicó las implicaciones de sus hallazgos en una entrevista con ABC Science .

“Alguien que se haya sometido a pruebas de drogas en el lugar de trabajo o durante un control en carretera puede tener más probabilidades de obtener un resultado positivo si ha visitado el gimnasio anteriormente, a pesar de no haber usado cannabis durante algún tiempo”.

Además, el estudio mostró que las personas con un IMC más alto experimentaron este efecto en mayor medida. Las personas obesas dieron el nivel más alto de THC en su sangre, independientemente de la cantidad de cannabis que consumieron el día anterior.

“Mientras más grasa se tenga, más grande tendrá el deposito de THC”, explicó McGregor.

La investigación se realizó en un grupo de 14 usuarios regulares de cannabis. Los investigadores tomaron muestras de sangre de ellos antes y después de 35 minutos de ejercicio en una bicicleta estacionaria.

Si bien el aumento de THC en la sangre no parecía ser alto, fue suficiente para ser visto en la prueba estándar de los cannabinoides en la sangre.

McGregor cree que los hallazgos tienen un impacto significativo en los resultados de las pruebas que detectan la presencia de THC en el cuerpo.

“Un conductor examinado después de participar en un accidente de tránsito puede experimentar estrés, lo que puede provocar que el cuerpo comience a quemar grasa, lo que aumentará el nivel de THC y dará un resultado positivo”.

Un equipo de científicos planea repetir el estudio en un grupo más grande de personas para obtener más conclusiones sobre la quema de grasa y el THC en el cuerpo.

0 875 vistas

La primera prueba genética de cannabis del mundo puede decirle cómo su cuerpo reaccionará a la marihuana.

¿Te imaginas saber si puedes tener una mala reacción al consumir tu primer porro? Una empresa de biotecnología ha creado una herramienta de este tipo y ya se puede adquirir.

Este test también es capaz de decirte si en un futuro puedes desarrollar problemas por su consumo habitual y todo esto desde la tranquilidad de tu casa. Pues a partir del próximo mes esta pensado su lanzamiento en Canadá y Estados Unidos por parte de la compañía artífice de esta prueba personal, AnantLife, empresa especializada en pruebas genéticas.

El test es muy sencillo, basta con tomarse una prueba de saliba se la envía a la empresa y ellos realizan la secuenciación NextGen de su ADN identificando sus marcadores genéticos que podrían indicar una mayor probabilidad de reacciones adversas al consumo de cannabis. Convertirse en un dependiente psicologico de fumar cannabis o padecer complicaciones con los trastornos mentales son dos de los resultados que este pequeño dispositivo de pruebas puede anunciarte.

Los poliformismos o marcadores genéticos en un gen en particular se identifican, y aunque los genes están ubicados específicamente en el ADN, independientemente del individuo, la composición exacta de ese gen puede ser diferente de una persona a persona. Esas diferencias son polimorfismos, y ciertas variantes genéticas llevan polimorfismos específicos.

La secuenciación NextGen se diseñó para encontrar los polimorfismos particulares en el ADN, a continuación se copia ese gen millones si no miles de millones de veces. Si el gen en cuestión está presente en el ADN de alguien, las copias aparecerán durante el análisis. Si el individuo no posee esa variante génica, la secuencia de NextGen será incapaz de crear copias de ese gen.

De acuerdo con  la investigación más reciente , aproximadamente el 10 por ciento de los usuarios de cannabis desarrollará una dependencia psicológica de la droga. La dependencia se define como el uso habitual que impide o interfiere con el funcionamiento diario.

La mayoría de consumidores puede reírse de la idea de la dependencia del cannabis, pero siempre hay personas que deberían beneficiarse de tomar un descanso en su consumo.  Agrupa esa posibilidad de dependencia con otros problemas, como la ansiedad o la depresión inducida por el cannabis, y veremos por qué algunas personas, especialmente los nuevos consumidores medicinales que no se identifican con la “cultura de la marihuana”, son los que pueden estar interesados ​​en hacer esta prueba antes de comenzar a consumir la hierba.

La prueba genética de cannabis de AnantLife está acreditada por el Colegio de Patólogos Americanos (CAP) y está certificada por el CLIA (Clinical Laboratory Improvement Amendments). Cualquier examen con esta prueba ha sido aprobado por profesionales médicos, y cualquier información recogida por estas pruebas certificadas son consideradas legítimas por investigadores del gobierno, universidades y hospitales en los Estados Unidos y Canadá.

0 414 vistas

Las elecciones de noviembre han ampliado el acceso al cannabis a más de una cuarta parte de la población de EEUU, con los votantes en California, Nevada, Maine y Massachusetts avalando con sus votos el uso de marihuana recreativa en todo el estado. Al mismo tiempo, el primer ministro canadiense Justin Trudeau se encuentra en el proceso de elaboración de leyes sobre la marihuana recreativas para complementar el marco nacional existente en el país de regulación de la marihuana medicinal.

Los oficiales de policía han expresado su creciente preocupación por estas tendencias. Una revisión de 60 estudios presentados en 1995 en la Conferencia Internacional sobre el Alcohol, Drogas y Seguridad del Tráfico encontró que la droga impide habilidades cognitivas necesarias para una conducción segura, incluyendo el seguimiento, la coordinación motora, la función visual y la división de la atención. El problema es que la detección en la carretera del THC ha sido una tecnología difícil de alcanzar y de dominar.

El desarrollo de un alcoholímetro

El dispositivo de detección de carretera más eficaz sería un alcoholímetro, ya que es fácil de utilizar y ofrece resultados instantáneos. Está bien documentado que actualmente no existe un alcoholímetro de marihuana de garantía disponible para su uso correcto, hasta el momento. Cannabix Technologies Inc . Empresa canadiense de Vancouver, BC ha estado trabajando en el desarrollo de un alcoholímetro de marihuana que sería utilizado como dispositivo para esta cuestión . Su dispositivo de test en carretera pendiente de patente utiliza la tecnología FAIMS (forma de onda asimétrica alto campo espectrometría por movilidad iónica) para conseguir un dispositivo altamente sensible que sería capaz de detectar el THC en la respiración.

cannabix-beta1-e1479302686521

El 11 de noviembre, la compañía dio a conocer imágenes de su Beta 2.0 Cannabix marihuana alcoholímetro y proporcionó una actualización de su progreso. El nuevo prototipo incluye una plataforma sólida de sistema de detección proporcionando una excelente sensibilidad en las pruebas de laboratorio y será utilizado para llevar a cabo estudios científicos con los consumidores de marihuana en vivo para comprobar su precisión y sensibilidad.

Rigurosas pruebas científicas

Hay muchos problemas potenciales para la evaluación del deterioro de los conductores que han consumido cannabis. Por ejemplo, Colorado se basa en los análisis de sangre y tiene un límite de 5 nanogramos de THC al procesar a los conductores que han consumido..El problema es que el THC tiende a ser almacenado en las células grasas y seguiría mostrándose en los análisis de sangre mucho después de pasearse su efecto psicoactivo en el usuario. Las pruebas basadas en el aliento podrían eliminar algunos de estos problemas por prueba de consumo reciente si se combina con un límite legal superior.

El director científico, Dr. Raj Attariwala, de Cannabix Technologies trabaja en estrecha colaboración con el Profesor Richard Yost, Jefe de Química Analítica de la Universidad de Florida, para desarrollar un protocolo de pruebas científicas. La entrada adicional sobre el ensayo se obtendrá de los consultores que están familiarizados con la obtención de las aprobaciones regulatorias para dispositivos certificados judiciales del Ministerio de Justicia de Canadá y la Oficina Nacional de transporte de la carretera en los Estados Unidos.

“Cuando Cannabix se acercó a nuestro laboratorio con el objetivo de construir un dispositivo que pudiese detectar pequeñas cantidades de THC con el aire exhalado, nos animó a enfrentarnos el desafío,” dijo el Dr. Yost. “Hemos sido capaces de utilizar nuestra experiencia y las patentes en la tecnología FAIMS construyendo un dispositivo que logra la sensibilidad y la especificidad requerida, además de ser un dispositivo portátil de mano, similar a los alcoholímetros de alcohol. Estamos muy contentos y orgullosos de estar trabajando en el diseño de un portátil alcoholímetro de marihuana de Cannabix y que será utilizado para aplicar la ley evaluando el consumo en la conducción y garantizando la seguridad en las carreteras ya que el uso de la marihuana esta aceptado por la sociedad y su uso sigue creciendo “.

0 318 vistas

La policía siempre han buscado una manera rápida y eficaz para controlar el uso de marihuana en los conductores, y la semana pasada, la compañía británica Oxtox publicó un estudio sobre una nueva prueba desechable para la conducción bajo sus efectos. El desarrollo de una prueba o test eficaz para el control de consumo de cannabis es una prometedora investigación para hacer cumplir la ley y una gran amenaza para fumadores ávidos y pacientes de marihuana medicinal.

Las normas que rodean la conducción bajo los efectos de la marihuana a menudo se dejan a interpretación de la policía. Por ejemplo en el estado de Colorado, hay un límite de THC legal de 5 ng / ml, aunque la ley DUI deja espacio para que la policía pueda arrestar según el caso. En otros estados norteamericanos como Ohio, Montana, Nevada, Pensilvania y Washington también tienen límites específicos de THC, aunque la velocidad a la que el cannabis se metaboliza probó que las leyes son muy difíciles de hacer cumplir.

“El THC es una molécula que realmente ama la grasa humana, y cuando se consume, se pega a dicha grasa, y luego se filtra lentamente en el transcurso de una semana, o un mes si usted es un usuario frecuente,” dijo Timothy Fong, psiquiatra de adicciones de la Universidad de California en Los Ángeles, a NPR.

El cantidad de consumo de cannabis no se puede probar de forma fiable con un alcoholímetro debido a cómo se metaboliza el THC, y los análisis de sangre y orina normalmente utilizados para probar el consumo de cannabis en conductores con problemas de conducción no son especialmente fiables debido a la variabilidad de la tolerancia a la marihuana de sus usuarios.

“La mayoría de las pruebas o test por consumo de marihuana se hacen en laboratorios, y se obtienen una amplia variedad de reacciones”, dijo Fong. “Así que usted coge a 100 personas con el mismo nivel en sangre de marihuana pero no tendrán los 100 las mismas reacciones.”

Algunas detenciones en Colorado se quedaron en absolución porque las fuerzas del orden, simplemente no podían evaluar como iban de “fumados” o cual era su efecto cuando fumaban. Esto frustra en gran medida a los agentes del orden en el estado, por lo que el dispositivo de Oxtox puede significar más condenas por consumo de marihuana ya que la mayoría de los casos de DUI no llegan a juicio porque los alcoholímetros no son fiables.

El dispositivo Oxtox analiza el THC en la saliva con una corriente electroquímica generada en un electrodo desechable serigrafiado.

Mientras que un alcoholímetro mide el nivel de alcohol en la sangre mediante el control de etanol en la respiración de una persona, el dispositivo de Oxtox mide el THC mediante la generación de una corriente que reacciona al THC en la saliva.

El dispositivo sólo tiene una tasa de falsos positivos del 1 por ciento, teniendo una tasa de sensibilidad del 28 por ciento, lo que significa que daría positivo consumiendo la tercera parte. Aunque esta tasa parece sonar muy aterradora, el THC permanece en el sistema mucho después de haber consumido, es decir, los que fuman marihuana a diario siempre darían positivo al pasar la prueba.

“Yo y miles de otros pacientes de marihuana medicinal puede arriesgarse a la detención cada vez que nos conduzcamos”, escribió un reportero de Westword en un artículo sobre estas pruebas de sangre inminentes. Por el contrario, las pruebas de saliva en carretera aun pueden plantear una amenaza aún mayor.
Un estudio de febrero del 2015 encontró que los conductores “fumetas” son mucho menos propensos a fallar que los conductores ebrios, incluso concluyendo que la marihuana no tenía impacto e impulsaba de forma segura..

Mientras que una concentración de alcohol en sangre superior a 0,05 aumenta el riesgo de accidente de tráfico por casi siete veces, no se encontró que la marihuana tuviese ninguna correlación estadística con el riesgo de accidente.

Algunos, reclamaban que los fumadores de malas hierbas mejoran su conducción aunque podía sonar un poco dudoso, la investigación indica que consumir y ponerse al volante no era ni comparable a la conducción con “gafas de borrachos.” Los grupos anti-drogas y los agentes del orden no lo veían de esta forma.
“Tenemos muchos procesos en nuestro cerebro que nos ayudan en el complejo comportamiento en la conducción, y bajo los efectos de la marihuana, simplemente no los realizamos”, dijo Marilyn Huestis, investigadora principal de un estudio realizado por la Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas.

La precisión de las detenciones del “420 DUI” de hoy ha creado un vacío en el mercado que incentiva drásticamente el desarrollo de dispositivos para la medición de la intoxicación por marihuana.

“Creo que la gente quiere tener una clara solución o blanco o negro,” dijo Mason Tvert, director de comunicación del Marijuana Policy Project, a NPR en el 2014. “Las personas quieren un número específico que se pueda utilizar para decir que esta persona está afectada o no. Por desgracia, esa área es un poco más gris que eso “.

La legalización ha seguido siendo un tema controvertido desde entonces, y los avances tecnológicos como el dispositivo Oxtox sugieren que la marihuana en la conducción no seguirá siendo una zona gris por mucho tiempo.

0 12.001 vistas

Las pruebas de drogas de marihuana son aplicadas por padres, empleadores, oficiales y otras figuras de autoridad para detectar si una persona ha utilizado la droga. Hay tipos diferentes de pruebas, incluyendo de fluidos corporales y de folículos capilares. La prueba puede decir si una persona ha utilizado la droga pero no cuándo o cuánto ha consumido.

Pruebas de fluidos corporales
El consumo de marihuana puede detectarse realizando una prueba con la orina, saliva o sangre. Se recolectan especímenes de análisis de un individuo, se sellan y se envían a un laboratorio que analizan el espécimen para buscar varias drogas, incluyendo la marihuana. Con una prueba de saliva, la detección comienza 24 horas después de que la droga se consumió. Los análisis de sangre son la prueba de droga para marihuana más cara pero también la más precisa.
 
Prueba de folículo capilar
Hacer una prueba con un folículo capilar puede rastrear el consumo de marihuana hasta de 90 días atrás. Esto es porque a medida que el cabello de una persona crece, la marihuana consumida se encierra en el tallo del cabello.

Falso positivo
Algunas pruebas de marihuana pueden detectar otras drogas que la persona está tomando. Por ejemplo, los antibióticos con receta y las pastillas para el dolor pueden causar que las pruebas de marihuana resulten positivas. Es mejor que la persona que se realizará una prueba de marihuana informe a su empleador o administrador de la prueba sobre cualquier medicamento que está tomando. Los medicamentos necesitan ser prescritos legalmente y la persona no debe abusar de éstos.
 
Cuándo se consumió la droga y qué cantidad
Cuando se administra una prueba de drogas y una persona resulta positiva para éstas, no hay manera de determinar cuándo se consumió la droga. Sin importar qué tipo de prueba de drogas se tome, incluyendo orina, sangre o saliva, la única detección que puede hacer la prueba es si una droga específica o metabolito de droga está presente cuando se realiza. Hay estimados muy generales sobre cuánto tiempo puede llevar la droga en el sistema de una persona; ninguna prueba de fluidos realizada, sin importar el método que se use, puede incluir una variable de tiempo. Además de la variable de tiempo, las pruebas no pueden decir qué cantidad de la droga ha consumido una persona.

Periodo de tiempo de detección
Las pruebas pueden detectar la marihuana en el sistema de una persona durante ciertos periodos de tiempo. La cantidad de marihuana que una persona usa es un gran factor en el tiempo que la prueba puede detectar si una persona la ha consumido. Por ejemplo, si una persona consumió marihuana una sola vez, una prueba de droga de orina puede detectarla en el sistema de una persona de 48 a 72 horas después de su uso. Para una persona que tiene un uso más habitual o crónico de marihuana, la prueba de droga detectará la droga a través de una prueba de orina hasta por 12 semanas dependiendo de la duración, cantidad y frecuencia de uso.