LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "raices"

raices

0 1.041 vistas

Estamos ya a finales de agosto y las plantas de cannabis en exterior están en pleno espectáculo floral. Las variedades de floración más rápida, conocidas algunas como fast version, incluso estarán en sus últimos días antes de la cosecha. Lo normal en variedades normales, es que finalicen la floración pasado mediados de septiembre y hasta noviembre-diciembre en el caso de algunas sativas.

Es a partir de ahora donde nos jugamos el todo, cualquier fallo puede llevar al traste meses de intensos cuidados. Y los fallos pueden venir de cualquier lado. Sean hongos o plagas típicas de estas fechas, sean problemas por excesos o carencias de nutrientes, sea por un mal lavado de raíces, sea por cosechar muy tarde o muy temprano… pero analicemos los puntos más importantes para que la cosecha siempre sea la mejor.

MÁXIMA ATENCIÓN A LAS ORUGAS

En estas fechas se debe prestar una máxima atención a las peligrosas orugas. A lo largo de la primavera y el verano, cientos de mariposas diurnas y nocturnas habrán revoloteado entre nuestras plantas. Si no hemos usado preventivos, puede que alguna haya depositado sus huevos en alguna hoja o tallo de la planta. De estos huevos nacen unas larvas que pronto comienzan a alimentarse de las hojas. Y ahora, buscando refugio se introducen en el interior de los cogollos.

Una vez dentro de la flor, seccionan el tallo central por el que van extrayendo la savia de la planta. Sus excrementos, favorecen la aparición del hongo botrytis, que desde el interior del cogollo lo va devorando hacia el exterior. Suele ser habitual encontrarse un cogollo ligeramente afectado por este hongo, y al abrirlo encontrarnos una oruga y el cogollo literalmente podrido e inservible. Y es posible que si se revisan más cogollos vemos que están igual.

Por ello es siempre muy importante comenzar a usar preventivos desde que la planta es joven. Estos productos siempre son más efectivos contra huevos y larvas, que contra gusanos adultos. Tampoco es mala idea al menos una vez a la semana revisar algún cogollos, abriéndolo con los dedos y comprobando que su interior está como tiene que estar.

CUIDADO CON LOS HONGOS Y OTRAS PLAGAS

Además de las orugas y la botrytis que causan en los cogollos, no nos podemos olvidar de otras plagas y hongos. Araña roja, mosca blanca, pulgón, cochinilla… oídio, fusarium, la propia botrytis… son siempre una amenaza, pero a estas alturas más. A ello se une que usar insecticidas o fungicidas con las plantas en floración es siempre un problema. Lo ideal, es usar preventivos durante todo el crecimiento y las primeras fases de floración. Y revisar semanalmente las plantas intentando detectar cualquier pequeño ataque de plagas u hongos.

A partir de ahora las temperaturas nocturnas comienzan a disminuir, mientras que las diurnas apenas sufren variación y son siempre altas. Ésta diferencia, además de una mayor humedad ambiental, son caldo de cultivo de todo tipo de hongo. Cuidado especialmente con el oídio, que reconoceremos fácilmente como un polvillo blanco/grisáceo sobre las hojas, y la botrytis en los cogollos.

UNA BUENA ALIMENTACIÓN

En floración, las plantas de cannabis requieren los mismos nutrientes que en crecimiento, pero en diferentes cantidades. Entre los macroelementos que más consumen, se encuentran el fósforo y el potasio. La gran mayoría de potenciadores de floración no dejan de ser una combinación de estos dos elementos y en grandes porcentajes. Son los típicos PK. Otros aportan otros elementos como proteínas, carbohidratos, vitaminas…

Siempre en su justa medida, nunca está de más recurrir a ellos para aumentar la cosecha. A estas alturas es tan mala una carencia de nutrientes que un exceso. De una manera nuestros cogollos no serán tan grandes y compactos, de la otra puede que nos veamos en la obligación de realizar un lavado de raíces, muy contraproducente a estas alturas del cultivo. Guíate siempre por las recomendaciones del fabricante.

LAVADO DE RAÍCES PRE-COSECHA

Cuando la cosecha se acerque, es decir que falten unos 7-10 días, es el momento de hacer un buen lavado de raíces. Con ellos pretendemos eliminar por el drenaje de la maceta todos los nutrientes del sustrato, dejándolo inerte. Con ello, forzamos a la planta a que continúe alimentándose de las reservas almacenadas en las hojas. Así conseguiremos una hierba más suave y con mejor sabor, ya que la masa vegetal habrá perdido cantidad de nitrógeno y potasio principalmente, los que hacen que la hierba rasque o chisporrotee al fumarla.

Para hacer un buen lavado de raíces, la regla que siempre se ha empleado es la de usar el triple de agua que el volumen de la maceta. Para una maceta de 20 litros, usaremos 60 de agua. Para una maceta de 50 litros, 150 de agua. Comenzamos regando lentamente, dejando que el sustrato se vaya empapando al completo. Y pasado un rato, empezamos a regar abundantemente. Veremos que la primera agua del drenaje tiene un color oscuro. La última será transparente o casi transparente.

El agua es un bien que no debemos desperdiciar. Con esta regla del triple de agua que el volumen de las macetas, el que tenga un gran número de plantas puede llegar a usar miles de litros de agua. Para ello la mejor solución es usar un Flush, muchas marcas de fabricantes lo comercializan. Este aditivo disuelve las sales, por lo que tras un pequeño riego con agua y este producto, un riego abundante eliminará todas las sales de nutrientes con un mínimo gasto de agua.

LLEGÓ EL MOMENTO DE LA COSECHA

Y día a día, vemos como la cosecha está cada vez más cerca, el momento de recoger los frutos de meses de cuidados. Cosechar en el momento justo es la clave para obtener los mejores cogollos. Para ello hay que ser paciente para cosechar en el momento de máxima concentración de THC. Puede llegar a haber mucha diferencia a cosechar antes o después de lo debido. Conocer el momento óptimo no es una tarea fácil, y mucho menos a simple vista. Guiarse por el color de los pistilos o pelitos es algo orientativo, pero nunca determinante.

Debemos fijarnos en el color de los tricomas, esas pequeñas glándulas resinosas que cubren los cogollos. Éstos en un principio son de color blanco, después cambian a un color lechoso, y por último son de color ámbar o miel. El momento justo de cosechar es cuando la mayoría son de color lechoso, unos pocos transparentes, y alguno ámbar. Y ésto sólo lo sabremos usando un microscopio de mínimo 50-60 aumentos. No son muy caros y merece la pena tener siempre uno a mano a la hora de cosechar.

0 1.601 vistas

Las raíces son la zona más importante de las plantas, el primer órgano embrionario que se desarrolla durante la germinación de la semilla y la que soporta toda la estructura aérea una vez la planta se ha desarrollado. Por ser una zona oculta, el cultivador no le suele prestar demasiada atención, cuando la gran mayoría de problemas a lo largo del cultivo están relacionados con el estado de las raíces.

Las raíces son las encargadas de la absorción de agua y nutrientes del suelo, trasportándolas hasta las hojas donde por acción de la fotosíntesos, se transforman en compuestos orgánicos. Cuanto más espacio tengan las raíces para desarrollarse, más altura y envergadura alcanzará la planta. Es fácil comprobar que cuando cultivamos directamente en el suelo o en contenedores de gran tamaño, donde las raíces tienen espacios ilimitados para desarrollarse, podemos conseguir auténticos árboles.

Raíces sanas, siempre será una garantía de plantas sanas. Para ello lo primero que debemos hacer, es usar un sustrato de calidad. Un buen sustrato debe estar perfectamente compostado y estirilizado. Ésto garantizará que la materia orgánica que contenga esté perfectamente descompuesto y que esté libre de cualquier tipo de hongo, plaga, enfermedades patógenas o incluso que no incluya semillas de otras plantas, algo muy común en los sustratos de mala calidad. También debe contar con material que retenga humedad y aporte esponjosidad, como perlita o fibra de coco. Las raíces en un sustrato compacto tienen dificultad para desarrollarse, además de que siempre es más complicado regar cuando toque hacerlo.

Que un sustrato contenga más o menos cantidad de nutrientes, llega a ser indiferente. Si tenemos un sustrato muy enriquecido, éste garantizará que las plantas tengan nutrientes disponibles para un crecimiento óptimo durante varias semanas. Si usamos un sustrato ligero, tendremos que usar abonos antes que con uno completo. ¿Mejor o peor? Ni lo uno ni lo otro, siempre va a depender del gusto del cultivador.

Además del sustrato, podremos favorecer un buen desarrollo de las raíces con una serie de productos como son las enzimas, las micorrizas, las trichodermas o los estimuladores radiculares. Te contamos qué son y para que se usan cada uno de ellos:

  • Las enzimas son moléculas de naturaleza proteica que catalizan reacciones químicas. Se encargan de descomponer la materia orgánica del suelo y en concreto las raíces muertas, tranformándolas en nutrientes y azucares de rápida asimilación por parte de las raíces. Con ésto, se evita que sean caldo de cultivo de hongos patógenos. También favorece el desarrollo de hongos y bacterias beneficiosas que liberan azúcares naturales en el medio, tras procesar esta materia orgánica.
  • Las micorrizas por su parte es un hongo beneficioso. Más del 90% de árboles y plantas que crecen en el exterior cuentan con micorrizas de forma natural en sus sistema radicular. Se trata de la simbiosis entre un hongo y una raíz, en la que ambos obtienen beneficios. La raíz recibe del hongo agua y nutrientes, y el hongo recibe de la planta hidratos de carbono y vitaminas que por si sólo no es capaz de procesar. Aporta una gran resistencia frente a ataques de otros hongos patógenos y en condiciones de sequía.
  • Trichodermas harzianum es otro hongo beneficioso. Posee unos metabolitos muy eficaces para combatir enfermedades fúngicas en las plantas sin dañarlas y sin perjudicar el medio ambiente. Pueden ayudar a incrementar la producción entre un 10% y un 15%, ya que aumenta la captación de agua y nutrientes del suelo. Las trichodermas forman un escudo alrededor de las raíces que las protege contra otros hongos como pythium, rhizoctonia, fusarium, sclerotinia o phytophthora.
  • Los estimuladores de raíces como su propio nombre sugiere, estimula el desarrollo de nuevas raíces. Además sirven para recuperar raíces dañadas y acelera el crecimiento de las plantas, evitando situaciones de estrés. En su composición se suelen encontrar hormonas del crecimiento, aminoácidos, vitaminas y nutrientes en específicos en bajas dosis.

Además de todo ésto, es fundamental mantener durante el cultivo unos buenos hábitos de riego. El cannabis es una planta que consume grandes cantidades de agua, pero que tampoco le gustan los excesos. Se debe regar cuando la planta lo necesite, encharcando bien todo el sustrato para evitar que quede alguna zona seca. Y no volveremos a regar hasta que los dos primeros cm del sustrato se hayan secado por completo. También es interesante cuando se cultiva en macetas, regar hasta que comience a salir agua por el drenaje, ya que arrastrará sales residuales que se acumulan con el uso de abonos.

 

0 5.321 vistas

Enraizar. Un esqueje o clon es uno de los sistemas de propagación de plantas más usado y fácil de hacer. Entre otras ventajas, destaca la de ser una copia genética de su madre. Conservará el mismo período de floración, patrón de crecimiento, sabor, aroma y efectos. Así que conociendo estas características de una planta, es fácil saber qué podremos esperar de sus esquejes.

Con estos 4 sencillos trucos que te contamos a continuación, te garantizarás unos esquejes de un menor tiempo y con las mínimas pérdidas, algo que todo cultivador desea:

RIEGA BIEN TUS PLANTAS DOS HORAS ANTES DE ESQUEJAR

Antes de empezar a cortar ramas para hacer esquejes, conviene regar bien la planta. Así se hidratará al máximo y los clones tendrán más probabilidades de sobrevivir. Tampoco con ésto es necesarios introducirlo en un vaso con agua. Notarás que al cortar los tallos toda esta hidratación hará que formen una gota en el corte. También cuando cortes las hojas los nervios rápidamente formarán una pequeña gota de savia. Ésto se hace para evitar la evotranspiración a través de los estomas.

USA HERRAMIENTAS DE CORTE PRECISO Y DESINFECTADAS

Ni que decir tiene que unas tijeras y cuchilla bien afiladas realizan cortes limpios, mientras que si el filo no es bueno dejaremos heridas tanto en el esqueje como en la planta. También conviene desinfectar bien la herramienta usando un poco de alcohol. Así evitaremos el posible contagio de enfermedades, bacterias, hongo o virus. Algunos de ellos son muy agresivos y que pueden permanecer en las herramientas durantes meses y años, buscando el momento para proliferar.

USA HORMONAS DE ENRAIZAMIENTO

Aunque las hormonas de enraizamiento no son imprescindibles, aceleran el enraizado de los esquejes y minimizan las pérdidas al mantener el tallo protegido frente a ataques externos. Típicos enraizantes como Clonex, Bioclone o iClone siempre garantizan un enraizado más rápido y seguro que cuando no se usa ningún tipo de producto. Además de ser muy fáciles de usar, un pequeño bote nos llegará para cientos de esquejes.

HUMEDAD ALTA LOS PRIMEROS DÍAS

Los esquejes durante sus primeras horas y días, requieren de ambientes con una humedad alta. Un clonador o propagador de esquejes es siempre la mejor opción. Consta de una bandeja y una cúpula que mantiene la humedad interior en rangos adecuados. También podremos improvisarla con elementos muy simples y que podremos adquirir en cuando bazar o tienda de bricolaje o jardinería. Cuando se vive en zonas con humedades relativas elevadas, en ocasiones se puede prescindir de ésto.

0 1.019 vistas

Casi todas las partes de la planta del cannabis se usan para distintos cometidos, sus raíces no parecen ser menos.

Desde hace miles de años las raíces del cannabis se han estado utilizando para propósitos medicinales. En la revista Cannabis and Cannabinoid Research se publicó no hacen muchas semanas un nuevo estudio sobre ellas.

Hace 2.000 años un naturista romano, Plinio el Viejo, decía que con un concentrado liquido de la raíz se podían tratar afecciones, la gota y la rigidez en las articulaciones. Quince siglos más tarde, el doctor francés Rabelais y el médico alemán Leonhart Fuchs también lo afirmaban. En 1640, el botánico inglés John Parkinson y en el siglo XVII el polaco Szymon Syrenski, también afirmaron que las raíces de cannabis funcionaban para tal menester. En el siglo XII en Persia, uno de sus filósofos más conocidos, Ibn Sina decía que las raíces de esta planta ayudaban a “disminuir la fiebre”, recomendación que también se encuentra en Argentina y en la farmacopea china Pen Ts`ao Ching que relataba como el jugo de estas raíces era beneficioso para ayudar con la hemorragia posparto.

Hace cuatrocientos años, botánicos y médicos de todo el mundo aplicaban estas raíces para una gran gama de afecciones como la artritis, quemaduras de la piel, problemas de estomago, infecciones, ulceras, llagas y enfermedades de transmisión sexual. También un botánico alemán del siglo XVII en la zona de Indonesia preparó una formula comestible con la raíz para tratar la gonorrea.

No se han sido podido probar todavía muchas de estas afirmaciones gracias a su estatus ilegal en la gran mayoría de naciones, pero si, su tratamiento para la inflamación. El Dr. Nicholas Culpeper escribió “la decocción de la raíz alivia las inflamaciones de la cabeza o cualquier otra parte” en Culbaper’s Complete Herbal de 1653.

Los autores del nuevo estudio para Cannabis and Cannabinoid Research , dijeron que “hay varios compuestos en la raíz de cannabis con potencial actividad antiinflamatoria”. En las raíces, no aparecen cannabinoides como el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD).

En otros estudios realizados con estas raíces, los autores enumeraron posibles aplicaciones médicas para los componentes de la raíz como efectos antiinflamatorios, antifebriles y analgésicos. “Los datos disponibles actuales sobre la farmacología de los componentes de la raíz de cannabis brindan un apoyo significativo a las afirmaciones históricas y etnobotánicas de eficacia clínica. Esto sugiere la necesidad de reexaminar las preparaciones de raíces enteras en condiciones inflamatorias y malignas empleando técnicas científicas modernas”, añadieron.

El Dr. Russo, uno de los autores del nuevo estudio, cuenta varias formas tradicionales de extraer el jugo, como hirviendo las raíces en agua, mezclando el jugo de raíz molido en aceite o mantequilla y aplicando el jugo de raíz por vía tópica,  también existe una forma que mezcla la raíz pulverizada en vino.

0 2.714 vistas

Con este estimulador de raíces tus plantas crearan un sistema radicular que será visible notablemente e tus plantas.
Una de las cuestiones más importantes para que tus plantas se desarrollaren mejor sin duda es la buena expansión de su sistema de raíces. Deeper Underground de Top Crop es un abono protagonista de esta acción que cumple a la perfección. De hecho, existirá un antes y un después al uso de este fertilizante. Las plantas agradecerán la mejora en su aireación y retención de la humedad, produciendo así una visible mejora de la planta.
Deeper Underground de Top Crop es un fertilizante desarrollado para la estimulación del crecimiento y desarrollo del sistema radicular incrementando notablemente el número de pelos radiculares.

PROPIEDADES
Incrementa la fortaleza y eficacia de las raíces frente a bajas temperaturas.
Reduce el estrés del trasplante y revitaliza las raíces dañadas.
Eleva el contenido en materia orgánica del terreno y mejora su aireación y su capacidad de retención de agua y fertilizantes.
Su rápida absorción hace que sus efectos sean prácticamente inmediatos.

USOS Y APLICACIONES
Diluir a razón de 1-2 ml/ 1-1.5 L de agua.

0 14.226 vistas

La mayoría de los cultivadores prestan poca atención a las raíces de las plantas de cannabis más allá de asegurarse de que estén sanas y que reciben agua, nutrientes, oxígeno y drenaje, antes de deshacerse de ellas durante la cosecha. Sin embargo, las raíces se llevan utilizando en la medicina popular desde hace milenios, y contienen varios compuestos que pueden tener valor medicinal.

El uso de las raíces del cannabis como medicina en la historia

A lo largo de la historia, se ha documentado de manera amplia el uso de la raíz del cannabis como medicina. La muy citada Gran Enciclopedia China del Emperador Shennong de las hierbas y plantas medicinales, Shennong Pên Ts’ao ching, que data de alrededor del 2700 a. C, menciona que la raíz del cannabis se secaba y se molía para formar la base de una pasta utilizada para reducir el dolor causado por la rotura de huesos o por la cirugía. También se machacaba para extraer el zumo fresco, o se hervía para hacer una decocción, y de esta manera se utilizaba como diurético, como antihemorrágico para detener la hemorragia post-parto (así como otras formas de sangrado), para facilitar los partos complicados, y para reducir el dolor y la hinchazón producidos por contusiones y raspaduras.

El historiador romano Plinio el Viejo escribió en su Naturalis Historia, en torno al año 79 EC que la raíz del cannabis podía hervirse en agua para hacer un preparado que aliviaba los calambres de los músculos, la gota y el dolor agudo. También afirmaba que la raíz cruda podía aplicarse directamente sobre las quemaduras para reducir el dolor y la formación de ampollas, pero había que cambiarla con frecuencia para evitar que se resecase. El médico romano Dioscórides también atestiguó el uso de cataplasmas o emplastos a base de raíces de cannabis hervidas para tratar la inflamación, la gota y los “esguinces”. El escritor y médico griego Oribasio relató como también se podía aplicar la raíz “seca” a las erupciones de la piel, tales como quistes subcutáneos, cuando se mezcla en cantidades iguales con guano de paloma, aunque parece ser que ninguna otra fuente afirma lo mismo.

El médico Inglés William Salmon escribió a principios del siglo XVIII que la raíz del cannabis se podía mezclar con la flor de la cebada y aplicarse en una cataplasma para tratar la ciática y el dolor articular de la pelvis. Desde finales del siglo XVIII hasta principios del siglo XX, losmédicos americanos solían recomendar las decocciones de raíz de cáñamo para tratar la inflamación, la incontinencia y las enfermedades venéreas.

El uso actual y anecdótico de las raíces del cannabis

21-250x166
Como esta compresa de col picada, la raíz de cáñamo cruda y machacada se utilizaba en la medicina tradicional para tratar las quemaduras, las enfermedades de la piel y los cortes (© Smoobs)

Se sabe que el uso tradicional de la raíz del cannabis ha persistido por lo menos hasta la década de 1960 en Argentina, donde se utiliza para aliviar la fiebre, la disentería y los problemas gástricos y para mejorar la salud y el bienestar general. También hay un té de raíz de cáñamo, conocido como ma cha que se sigue consumiendo en Corea, aunque no está del todo claro cuales son sus supuestos beneficios medicinales.

Hoy en día, muchos cultivadores, además de los dispensarios y los pacientes de EE.UU, utilizan preparados elaborados con las raíces del cannabis para proporcionar un alivio subjetivo a una serie de dolencias. Algunas cervezas caseras fabricadas con “té” de raíz de cannabis, por lo general se elaboran cociendo a fuego lento la raíz seca y en polvo (a menudo con corteza de canela, anís, u otros compuestos aromáticos) en una cazuela de barro durante doce horas o más antes de colarla y beberla. Si la mezcla se vuelve a hervir después de filtrarla, se puede reducir hasta conseguir una extracción pegajosa, del color del alquitrán, que puede formar la base de las tinturas o linimentos. Otros hierven a fuego lento las raíces en aceite y agua, para después separar el aceite residual de la materia vegetal y del agua, y lo utilizan como base para medicamentos tópicos.

Algunos utilizan la raíces en su forma seca, en polvo, para hacer cataplasmas secas que pueden ayudar a aliviar y curar quemaduras, cortes y problemas de la piel, como la dermatitis. Incluso existe un informe sobre el uso de raíz seca, en polvo, para “extraer” el veneno del aguijón de un escorpión. Esta afirmación puede tener cierta validez, ya que el zumo de cannabis fresco aparentemente se utilizaba para este propósito en la antigua China.

Se tiene constancia de que varios dispensarios almacenan preparados elaborados con las raíces del cáñamo y del cannabis. Uno de los proveedores más conocidos de estos productos es una compañía conocida como Hemp-EaZe, que se especializa en preparados de raíz de cáñamo tópicos. Su gama incluye lociones para el cuerpo, pomadas, bálsamos labiales, aceite de masaje, e incluso un espray para los animales domésticos. La compañía afirma que sus productos, que se mezclan con otros aceites medicinales como la consuelda, lavanda, salvia y bardana, son eficaces en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades, entre las que se incluye la psoriasis, el eczema, la artritis, el dolor articular y la fibromialgia.

Los cannabinoides de las raíces

Existen pruebas que sugieren que las raíces del cannabis contienen cierta cantidad de cannabinoides (en particular de CDB), y que la concentración depende de la variedad, además de verse afectada en cierta medida por los factores ambientales. Al parecer, en la actualidad existen diversos puntos de venta en los EE.UU. que trabajan sobre esta base y que venden raíz de cannabis “activado” en polvo, presumiblemente, por sus altas concentraciones de CDB. Sin embargo, parece que la concentración de CDB en la raíz del cannabis es muy baja, y es dudoso que tuviera ninguna eficacia médica a tales niveles.

Un estudio canadiense publicado en 2012 analizó el cáñamo Finola y constató que las flores contenían CBDA (el precursor ácido del CDB) en una concentración de, aproximadamente, el 2,4%, mientras que las hojas, los tallos y las raíces contenían 0,5%, 0,04% y 0,004% respectivamente. Las diversas partes también contenían el precursor del CBDA, una sustancia conocida como hexanoil-CoA, en concentraciones del 15,5%, 4,0%, 2,2% y 1,5%, respectivamente. Parece ser que no se dispone de estudios sobre las variedades de alto contenido en THC, pero es probable que las raíces también presentaran concentraciones mucho más bajas que las flores y las hojas.

Otras sustancias de interés médico en las raíces del cannabis

3-250x187
Hemp-EaZe vende una amplia gama de productos elaborados a partir de la raíz del cáñamo, entre los que se incluyen aceite de masaje, loción para el cuerpo y gel de baño (© Hemp-Eaze)

Aunque las raíces se componen principalmente de azúcares y lípidos, se han aislado bajos niveles de terpenos, alcaloides y otros compuestos. En 1971, se determinó que el extracto de etanol de las raíces del cáñamo contenía los terpenos friedelina, cetonas triterpénicas pentacíclicas, y epifriedelanol. Por un lado, se cree que lafriedelina tiene efectos hepatoprotectores (protección del hígado) y antioxidantes. Por otro, se ha demostrado que el epifriedelanol tiene efectos antitumorales, y además se cree que varias cetonas triterpénicas pentacíclicas causan la apoptosis en las células cancerosas, además de reducir la inflamación, el dolor y las infecciones bacterianas, y de poseer propiedades diuréticas e inmunomoduladoras.

Además de los terpenoides, se han identificado varios alcaloides en las raíces del cannabis que pueden tener valor medicinal. Ambos alcaloides, piperidina y pirrolidina, se han encontrado tanto en las raíces, como en los tallos, semillas, polen y hojas. Estos alcaloides pueden ser altamente tóxicos en dosis altas, pero se ha descubierto que proporcionan diversos beneficios médicos en dosis más pequeñas. La piperidina se utiliza como “piedra angular” química para diversos productos farmacéuticos, en particular para la medicina psiquiátrica, como la paroxetina y el haloperidol. La pirrolidina también se utiliza como piedra angular o elemento constitutivo de una clase de medicamentos estimulantes conocidos como familia racetam.

Asimismo, se ha observado que las raíces del cannabis contienen colina y atropina en pequeñas cantidades. La colina es un nutriente dietético esencial que es el precursor de la acetilcolina, un neurotransmisor predominante, y se cree que resulta fundamental para mantener las membranas celulares sanas. Se cree que las mujeres posmenopáusicas son extremadamente propensas a sufrir deficiencias de colina, lo que significa que el té a base de raíz de cáñamo, consumido por vía oral, podría proporcionar beneficios importantes. La atropina es conocida como un medio para dilatar la pupila y relajar los músculos de los ojos, pero también tiene propiedades broncodilatadoras, y se utiliza para aumentar la frecuencia cardíaca durante la reanimación médica.

Las raíces del cannabis y la determinación del sexo

Parece ser que las raíces el cannabis crecen de manera diferente según su género, y que un conjunto complejo de interacciones genéticas determina uno u otro género. Un estudio sobre las variedades de cáñamo en Rusia demostró que si las plantas jóvenes de cannabis se cortaran por encima de la raíz, se procesaran como esquejes y después se mantuvieran en una solución de nutrientes aireada, cortando todas las raíces nuevas tan pronto como apareciesen, el 80-90% del esquejes se convertirían en plantas macho. Si se permite que las raíces se regeneren, el 80-90% de los esquejes se desarrollaría como hembras.

Los investigadores también trataron a los esquejes enraizados con 6-bencilaminopurina, una citoquinina sintética (hormonas vegetales que facilitan la citocinesis o división celular) que se sabe está implicada en la división y la diferenciación celular, así como en el crecimiento y desarrollo general. Los esquejes tratados desarrollaron en el 80% plantas femeninas. Esto sugiere claramente que la producción de citoquinina en las raíces juega un papel importante en la determinación del sexo del cannabis.

Asegurarse de que las raíces están sanas

4-250x187
Se encuentran disponibles varias macetas para las técnicas de poda de raíces, que estimulan la formación de bolas de raíz más densas (© Wikimedia Commons)

Si se cultiva con la perspectiva de utilizar las raíces posteriormente, es preferible utilizar técnicas hidropónicas y aeropónicas, ya que permiten una mayor precisión a la hora de administrar los nutrientes, permiten al cultivador que inspeccione regularmente el progreso y los signos de mala salud, y garantizan que las raíces estén limpias y sin tierra. Los criadores de plantas han desarrollado sistemas especializados para maximizar la salud y el crecimiento de la raíz. La técnica más conocida consiste en la poda de raíces en los sistemas aeropónicos para estimular un crecimiento denso dentro de un volumen específico.

La poda de raíces al aire (air-pruning of roots) se refiere a la mortandad natural de las raíces cuando se exponen a una humedad baja y al aire. Se encuentran disponibles varias macetas y bandejas con los lados perforados, que permiten que esto ocurra de manera eficaz. A medida que las raíces mueren, la planta regenera continuamente nuevas raíces, y la propia bola de raíces se vuelve espesa y densa. Es preferible podar al aire que permitir que las raíces se den con los lados de macetas y sigan creciendo alrededor del interior del contenedor, lo que hace que las raíces se retuerzan y estrangulen presentando una reducción en la absorción de nutrientes. Además de garantizar la buena salud de las propias raíces, la poda al aire también mejora la salud general de la planta y la producción final.

Mantener las raíces alimentadas con un sistema pulverizador o uno de goteo es generalmente recomendable. Algunos cultivadores cambiarán las bombas entre 2 y 8 veces al día (cada vez con mayor frecuencia a medida que la masa de raíces aumenta de tamaño), permitiendo que el medio las seque ligeramente entre las tomas. Durante el período vegetativo, que por supuesto es el período que experimenta el más amplio crecimiento de la raíz, hay que suministrar a las raíces directamente una solución de nutrientes ligera para la fase vegetativa y un producto para estimular las raíces. Asegúrate de proporcionar el flujo de aire adecuado a la parte exterior de las macetas o bandejas, para que las raíces se expongan al máximo aire fresco y se sequen rápidamente. Para conseguirlo, una buena idea es dirigir un ventilador o ventiladores hacia las raíces para aumentar el flujo de aire.

Cómo hacer tu propio bálsamo de raíz de cannabis

5-250x166
Los compuestos aromáticos, tales como el anís, la canela y el clavo, se pueden añadir a los bálsamos o al té de raíz de cannabis para mejorar la fragancia, el sabor o la efectividad médica (© Green678)

Cualquiera que tenga la suerte de poder cultivar cannabis también puede aprovecharse de los beneficios potenciales de las raíces del cannabis. Con un poco de esfuerzo y perseverancia, y algo de ensayo y error, es incluso posible seleccionar diferentes variedades para utilizarlas solas o en combinación, con el fin de elaborar bálsamos y ungüentos con diferentes grados de potencia y posibles usos.

Por regla general, las raíces del cannabis se secan antes de ser transformadas en bálsamo. Entonces, la masa de raíz seca se divide en pequeños trozos, o se muele en polvo con un mortero o una licuadora. Una vez que la raíz seca se descompone en un polvo áspero, se añade a una cazuela de cocción lenta junto con el aceite y el agua, y se calienta suavemente durante un máximo de 12 horas, permitiendo que los compuestos volátiles (incluidos los terpenoides y, posiblemente, incluso los cannabinoides) se disuelvan en el aceite. Añadir agua evita que la mezcla se seque y que el aceite “fría” las raíces. La mezcla se debe comprobar cada hora, más o menos, y si es necesario hay que añadir más agua fresca.

Una vez que la etapa de calentamiento se completa, el líquido se filtra y la pulpa de la raíz residual se separa y, o bien se desecha o se congela (para ser procesada por segunda vez si se considera necesario). El líquido se coloca en un congelador, y después de algún tiempo, el agua se congela mientras que los aceites volátiles subirán a la superficie y se podrán raspar limpiamente. A esta temperatura, los aceites por lo general tienen una consistencia semisólida y cerosa. A temperatura ambiente, serán mucho más líquidos, y deben tener una apariencia suave, translúcida.

Una vez que el aceite se ha separado del hielo, puede ser recalentado y se puede añadir cera de abejas para lograr una consistencia menos acuosa, más fácil de untar a temperatura ambiente. Probar y equivocarse es la mejor manera de establecer la consistencia deseada. En este momento, se pueden añadir aceites esenciales aromáticos a la mezcla para mejorar la fragancia o para mejorar las propiedades medicinales, como bergamota para el herpes labial y la psoriasis, manzanilla para el eczema, la dermatitis y la inflamación, neroli para las cicatrices y las estrías, o pimienta negra para los dolores musculares, los calambres y la artritis.

Los posibles riesgos del uso de las raíces del cannabis

6-250x188
Aunque el té de raíz de cannabis puede contener compuestos tóxicos, se producen en concentraciones muy bajas y se cree que apenas suponen un riesgo para la salud (© Dejahthoris)

Mientras que las raíces del cannabis sin duda poseen diferentes propiedades medicinales útiles e importantes, es importante señalar que en altas dosis puede causar hepatotoxicidad, debido a la presencia de los alcaloides pirrolidina y piperidina. También se ha informado de que el contenido de alcaloides puede irritar la mucosa del estómago. Por lo tanto, el consumo oral de té de raíz de cáñamo es potencialmente más arriesgado que la aplicación tópica. La pirrolidina y la piperidina también pueden actuar como irritantes de la piel, de las membranas mucosas y de los pulmones. Es poco probable que los compuestos están presentes en concentraciones suficientemente altas como para presentar un riesgo serio, pero se debe tener cuidado de evitar el uso prolongado o muy frecuente.

Sin duda, la extracción de raíz de cáñamo no debe consumirse sin diluir. Como infusión de té, el consumo de ligero a moderado a largo plazo no debe representar ningún riesgo grave, y como tópico, cualquier reacción debería aparecer rápidamente y su uso puede interrumpirse sin efectos nocivos conocidos a largo plazo.

Nuestro conocimiento sobre las propiedades de las raíces del cannabis está todavía dando sus primeros pasos, y a medida que la industria se desarrolla, es probable que se descubran aún más usos para ella. Por Seshata  Fuente Sensi Seeds

4 10.701 vistas

Uno de los factores más importantes para el cultivo de marihuana, sobre todo en exterior, es el sistema de raíces. Un sistema de raíces bien desarrollado garantiza una planta grande y fuerte, y más resistente a las enfermedades y los insectos. Como la planta de cannabis tiene un sistema de raíces grande, puede absorber más nutrientes, lo que beneficia la calidad y cantidad de la cosecha. Claro que no siempre le damos la oportunidad de desarrollar de buena forma sus raíces.

Luego de germinar nuestras semillas las pasaremos a tierra. Tanto si las pasamos a tierra madre como a maceteros o contenedores, lo haremos a un sustrato sin enriquecer, es decir, sin nutrientes añadidos. La plantita en esta etapa necesita desarrollar un pequeño sistema de raíces para poder tomar su alimento de la tierra. Los suplementos nutricionales son para una etapa posterior del desarrollo de la planta. En el caso de que elijamos pasar las semillas a maceteros, lo ideal es que este tenga una altura mínima de unos 15 centímetros. Esta altura es necesaria para que la planta pueda desarrollar una raíz principal larga, lo que al final incidirá en el tamaño de nuestra amiga. En un macetero demasiado pequeño la raíz principal no tendrá espacio para desarrollarse de manera óptima, lo que influirá negativamente en el crecimiento.

Aunque la planta de cannabis puede lograr un sistema de raíces grande, estas no son muy fuertes. De hecho cuando se encuentran con obstáculos o están en un sustrato muy duro o compacto, su crecimiento se estanca. Es por esto que una tierra ligera y esponjosa es ideal, sobre todo en las primeras semanas. Un sustrato muy aconsejable para las primeras semanas es Tierra de Hojas mezclada con Perlita. Esta última favorece la aireación del sustrato, lo que produce que el sistema de raíces crezca más rápido y el agua se absorba de mejor manera. La perlita es recomendable para las diferentes etapas de nuestras plantas, pues un buen drenaje y una buena aireación de la tierra es muy beneficioso para ellas.

Fuente MarihuanaLoca

0 1.040 vistas

Durante todo su ciclo de vida las plantas se enfrentan a retos diferentes. Cada etapa tiene sus necesidades y cuando estas se consiguen se logra un desarrollo óptimo. El cultivador se tiene que adaptar a las necesidades de la planta en cada época. Te recomendamos que empieces por lo básico las raíces.

Plantas ramificadas y sanas

Las raíces son la base de las plantas. Es por eso que un buen sistema de raíces es totalmente indispensable para que tus plantas creazcan lo mejor posible. Unas raíces sanas garantizan un buen consumo del nutriente y por lo tanto una planta saludable, y esto conduce a un mayor rendimiento. Así que asegúrate de que tus raíces logren una condición óptima y la conserven, desde el inicio del cultivo hasta la hora de la cosecha. Por eso debes añadir Rootstimulator de Hy-Pro al agua con la que alimentas tus plantas. El Rootstimulator de Hy-Pro se vende en paquetes de 0.25 litros, 0.5 litros, 1 litro y 5 litros, y lo puedes diluir a una proporción de 1:200. Esto equivale a unos 5 ml por cada litro de agua. Lo puedes combinar con otros productos Hy-Pro, tales como Hy-Pro Terra cuando se trata de plantas cultivadas en tierra, o Hydro A/B para plantas cultivadas por medio de hidrocultivo. Además de Rootstimulator, Hy-Pro también fabrica otros productos que pueden influir de manera positiva en el entorno de tus plantas, como el Hy-Pro pH, que se utiliza para estabilizar la acidez de la tierra.

Mas información y compra