LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Recreativa"

Recreativa

0 654 vistas

La marihuana medicinal y recreativa difiere en su historia, usos y contenido de THC.

La marihuana cada vez es mas popular y muchos se preguntan cual es la diferencia entre la medicinal y la recreativa.

El cannabis se utilizó por primera vez por sus beneficios médicos , pero con el tiempo la gente comenzó a utilizarse de forma recreativa. Las variedades medicinales generalmente contienen mas CBD y en muchos países y estados es legal su prescripción y consumo.

Por otro lado, la marihuana recreativa contiene más THC, cannabinoide psicoactivo. Su uso es ilegal en la mayoría de países y estados norteamericanos, aunque las leyes y las autoridades cada vez están más relajadas en esta cuestión.

Historia

Aunque existe discusión sobre si fue su uso principal es el medicinal o el recreativo, es casi seguro que el primero uso que tuvo fue como medicina.

Cannabis medicinal

La primera mención del cannabis en la historia proviene de un libro escrito por el farmacólogo y el emperador chino Shen Neng. En 2737 aC, escribió sobre cómo el cannabis se podría usar para tratar el estreñimiento, la gota, la malaria y la memoria deficiente.

El cannabis comenzó a expandirse por el sur de Asia entre el año 1000 aC y el año 2000 aC. Durante este tiempo, se usó en India y se describió en un antiguo poema védico sánscrito como una de las “hierbas … que nos liberan de la ansiedad”.

Hoy en día y donde es legal su uso, muchos médicos lo prescriben para una variedad de condiciones. Estos incluyen dolor, náuseas, cáncer, enfermedad de Alzheimer, condiciones de salud mental y más.

A medida que los beneficios médicos del cannabis se fueron aclarando, las personas también empezaron a notar sus efectos eufóricos.

Cannabis recreativo

Desde el 430 aC, existen informes sobre los escitas, tribu nómada que usaba el cannabis tanto para uso espiritual como recreativo. Los efectos psicoactivos de la marihuana podrían ser los motivos que llevaron a estas personas a inhalar cannabis durante los funerales.

La antología del siglo XIII 1.001 Noches demuestra que los árabes eran conscientes de los efectos embriagadores y excitantes de la droga. El fumar se hizo muy popular en Oriente Medio durante ese tiempo.

En 1843, Théophile Gautier fundó The Hashish Club (Club des Hashishins). El grupo se reunió mensualmente para experiencias inducidas por drogas, principalmente con hachís.

A los estadounidenses se les presentó la idea de usar cannabis recreativamente después de 1910. Una afluencia de inmigrantes hispanohablantes llevó el cannabis a Estados Unidos. Poco después, en 1937, el consumo de cannabis se consideró un delito en virtud de la Ley de impuesto a la marihuana.

En la actualidad, el uso recreativo de la marihuana es dominante en América del Norte. Una encuesta de 2017 descubrió que el 52% de los estadounidenses mayores de 18 años habían probado el cannabis. Además, el 44% de esas personas todavía usan la marihuana a día de hoy.

Estatus legal

Las leyes que rigen la marihuana medicinal y recreativa son diferentes en todo el mundo. Aunque el cannabis medicinal tiende a ser más legal y más aceptado a nivel mundial, mientras que el cannabis recreativo a menudo es ilegal.

Algunos países y estados ven la marihuana como una droga dura y la hacen ilegal incluso con fines médicos.

Las leyes se están modificando a medida que se hacen más investigaciones sobre los beneficios terapéuticos de la planta. Por esta razón, puede ser difícil hacer un seguimiento de qué estados o países permiten el cannabis recreativo.

En los Estados Unidos, las personas pueden usar cannabis con una tarjeta médica o de prescripción en 29 estados , así como en los territorios de Guam, Puerto Rico y el Distrito de Columbia.

El cannabis recreativo es legal en ocho estados: Maine, Massachusetts, Colorado, Washington, Oregón, Nevada, Alaska y California.

Aunque las leyes varían, para obtener una receta médica y adquirirla en un dispensario médico se debe tener más de 18 años. En algunos casos, los pacientes menores de 18 años también pueden solicitar una tarjeta médica. Los dispensarios recreativos generalmente servirán a cualquier persona mayor de 21 años.

Contenido de THC y CBD

Una de las principales diferencias entre el cannabis recreativo y medicinal suele ser la cantidad de THC y CBD.

El THC es el ingrediente psicoactivo que te coloca y transmite efectos eufóricos. Por esta razón, las variedades de cannabis compradas para uso recreativo tienden a tener más de este cannabinoide.

De hecho, un estudio mostró que el contenido de THC de la marihuana ha aumentado significativamente con el tiempo a medida que el hábito se ha vuelto más popular. Los usuarios recreativos a menudo quieren variedades con más cantidad de THC por menor cantidad de dinero, y esto ha contribuido a que la marihuana haya sido mejorada pasando a ser más potente.

El CBD es otro compuesto en la marihuana con muchos beneficios médicos . A diferencia del THC, el CBD no tiene efectos psicoactivos. También puede ayudar a contrarrestar los efectos secundarios negativos del THC, como la ansiedad o la paranoia .

Debido a los beneficios de CBD, y al hecho de que no es psicoactivo, las variedades de marihuana medicinal tienden a tener un contenido más alto en CBD. Existen variedades como, Charlotte’s Web y Avidekel, que tienen un alto contenido de CBD y que prácticamente los usuarios no notan su psicoactividad.

Los médicos pueden prescribir variedades con alto contenido de CBD para tratar la esquizofrenia, la enfermedad de Crohn, la esclerosis múltiple, la epilepsia y más.

2 16.596 vistas

La marihuana puede ser una medicina y una droga recreativa, aunque separar una opción de la otra, no es simple

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud , la marihuana es la droga recreativa más popular en todo el mundo. Sin embargo, a diferencia de muchas otras drogas, la marihuana también es ampliamente utilizada como una medicina.

Este hecho, junto con el estatus de marihuana legal en muchos estados de EEUU, ha dado lugar a una gran confusión sobre las diferencias entre la marihuana medicinal y la recreativa.
Si te sientes un poco desconcertado, aquí están algunas cosas a considerar.

1. El primer uso de la marihuana fue en la medicina.

Los críticos a menudo argumentan que los beneficios médicos de la marihuana son exagerados por las personas que sólo quieren usarla para divertirse. Pero esto está lejos de la verdad.
De hecho, los primeros registros de la marihuana provienen de antiguostextos médicos chinos e indios en los que la planta fue descrita como una medicina con muchos usos. Algunos de estos usos, como para la artritis o el tratamiento del dolor, representan las condiciones  más comunes para lo que la marihuana se prescribe hoy en día.
Del mismo modo, las últimas encuestas muestran que la mayoría de los facultativos médicos creen que la marihuana sigue teniendo un lugar en la medicina moderna.

2. Algunos tipos de marihuana “colocan”.

Es cierto que la marihuana se utiliza a menudo para drogarse, por lo que está marcada como droga recreativa. Su psicoactividad es causada por un solo producto químico en la marihuana conocido como el tetrahidrocannabinol (THC).
El THC actúa sobre diferentes partes del cerebro para crear una sensación de euforia o de placer.También el THC estimula el apetito y el sueño, y se sabe que mejorar ciertas sensaciones como el olor, el sabor y la temperatura.
Durante las últimas décadas, los niveles de THC en la marihuana se han disparado  debido a la demanda de los usuarios recreativos.
Pero mientras que la ingesta de THC puede ser divertida para algunos usuarios, los expertos creen  ese subidón puede tener beneficios médicos también. Por ejemplo, la euforia puede ser un efecto deseable para los pacientes sometidos a cuidados paliativos o para aquellos que sufren de dolor crónico.

3. Otros tipos de marihuana no “colocan”

Contrariamente a la creencia popular, no todos los tipos de marihuana son psicoactivas. En otras palabras, algunos tipos de cannabis simplemente no te lcolocaran, no importa cuánto ingieras.
Estas variedades de cannabis contienen pequeñas cantidades de THC. Pero por lo general son ricas en un diferente químic llamado cannabidiol (CBD).
El cannbis rico en CBD se cree que tienen mayor potencial médico en ciertas situaciones, como cuando se administra a los niños. El CBD también posee una serie de propiedades únicas.
Como resultado, la marihuana rica en CDB se está estudiando actualmente como tratamiento para la epilepsia infantil . También se ha mostrado prometedora en los primeros ensayos para la esquizofrenia .

4. El uso recreativo puede ser un signo de otra tema.

El uso recreativo de las drogas sigue siendo un tema de debate entre los profesionales sanitarios y políticos por igual. A día de hoy, muchos no pueden ponerse de acuerdo si el consumo de drogas debería ser tratado como un crimen o un problema de salud.

Pero cuando se trata del uso de un individuo de drogas – ya sea legal o ilegal – es importante ser consciente de algo que se llama la automedicación . La automedicación ocurre cuando alguien usa una droga con fines terapéuticos sin supervisión profesional.

Las personas que se automedican son a menudo conscientes de que su consumo de sustancias está ligada a una condición médica subyacente. En el caso de la marihuana, esto podría ser cualquier cosa entre una larga lista de trastornos, incluyendo condiciones menos obvias, como el insomnio o la depresión. Estas personas pueden ver su consumo de drogas como de recreo, más que médico.

La marihuana sigue estando prohibida en muchos países de todo el mundo  y se utiliza a menudo sin el conocimiento o consentimiento de un médico. Esto plantea la posibilidad de que alguien pueda automedicarse con marihuana.

En general, sin una mayor aceptación de la marihuana, la separación del uso médico del recreativo probablemente seguirá siendo una tarea difícil.