LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Revegetación"

Revegetación

0 960 vistas

La revegetación de una planta de cannabis es junto a los esquejes, la manera más sencilla de rentabilizar una semilla. ¿A quién no le ha pasado de que se encuentra con una planta a punto de cosechar, de la que no hemos sacado ningún esqueje y quisiéramos conservar? Una planta hasta que se cosecha y se prueban los cogollos, no sabremos nunca si será un ejemplar como la media, o un ejemplar sobresaliente. Pero a lo largo del cultivo también van mostrando algunas características que hace que sobresalga entre sus hermanas, como mayor crecimiento, mayor producción, aromas más intensos, determinado fenotipo que es de nuestro agrado… En estos últimos momentos en que damos nuestra planta preferida por perdida una vez cosechamos, siempre no queda la última alternativa, que es la revegetación.

Como se puede intuir por el nombre de la palabra, revegetar es volver a vegetar. Es decir, devolver una planta que está en fase de crecimiento de nuevo a la fase de vegetativo o de crecimiento. Recordando alguno de los principios básicos del cannabis, sabemos que se trata de una planta que sus ciclos se rigen por fotoperíodos, es decir duración del día y de la noche. Cuando los días crecen y las horas de sol aumentan, las plantas de cannabis crecen. Cuando los días decrecen y las horas de oscuridad aumentan, las plantas de cannabis florecen. Ésto se debe a un comportamiento natural, las plantas notan el aumento y disminución de horas de luz, que incidan que el otoño e invierno se acercan y deben madurar antes de que las condiciones climáticas terminen por hacerlas morir.

Los cultivadores de interior se aprovechan de ésto . Cuando a las plantas se les da más de 13-14 horas de luz, crecen. Cuando se les da 12 o menos de 12 horas de luz, las plantas comienzan a florecer. Este paso de crecimiento a floración debido al fotoperíodo, se puede invertir también con el fotoperíodo. Si una planta que está con un fotoperíodo de floración y le aumentamos las horas de luz, detendrá la floración en poco tiempo y volverá a estado vegetativo. En poco tiempo podremos ver como empieza a ramificar y crecer nuevamente.

Para revegetar una planta, sólo hay que tener en cuenta que debemos modificar los fotoperíodos. Cultivando en exterior, tendremos que recurrir obligatoriamente a un aporte de luz extra o un pequeño interior. Será imposible sino. También debemos esperar a cosechar, lógicamente. Si intentamos revegetar una planta a mitad de floración, nos quedaremos sin cogollos. Así que cosechamos nuestra planta sin arrancarla de la maceta o el suelo, simplemente cortando las ramas. Pero es importante en este punto dejar algunos cogollos bajos y la mayor cantidad de hojas posible. Si no lo hacemos, la planta morirá, que éstas garantizarán la supervivencia mediante la realización de la fotosíntesis.

Lo más habitual cuando se cultiva en exterior, es usar grandes macetas, lo que es complicado de manejar una vez la metamos en interior para el aporte de luz. Además, es probable que es sustrato ya esté agotado y lleno de raíces inservibles, ya que la planta deberá crear un nuevo sistema radicular. Para ello, debemos hacer una buena poda de raíces, momento que aprovecharemos para usar un buen sustrato y una maceta más adecuada. Debemos sacar el cepellón de la maceta y con un cuchillo muy bien afilado, reducirlo en tres cuartas partes, dejando tan sólo una cuarta parte.

Y ya tenemos la planta preparada para una rápida revegetación. En cuanto al fotoperíodo, es conveniente usar 18/6, el estándar interior. Podemos hacerlo exclusivamente en interior, o combinando la buena y gratuita luz solar con iluminación artificial hasta completar esas 18 horas. Los primeros días e incluso semanas, parecerá que la planta se ha estacado, ya que ni termina de florecer ni comienza a dar signos de revegetación. En cualquier caso, también se recomienda que durante los primeros 10-15 días se mantenga la planta a la sombra o con iluminación débil tipo bajo consumo.

Pasados los días, comenzaremos a ver nuevas hojas. Éstas primeras hojas del revegetado, cambian completamente su morfología, no son aserradas ni tienen las típicas puntas o foliolos, si no que son de un solo foliolo y de bordes lisos. Con el tiempo, las nuevas van lentamente ganando foliolos y aserrado. Cuando una planta revegeta las primeras hojas son de 1 punta, las siguientes de 3 puntas, las siguientes de 5… para en poco tiempo producir las hermosas hojas que producía antes de la floración, sea de 5, 7, 9 o más puntas o foliolos. Sucede lo contraria cuando comienza la floración, que las nuevas hojas salen con 2 foliolos menos que las anteriores.

¿Y cuántas veces se puede revegetar una misma planta? Pues puede que el límite lo pongas tú, se han dado casos de una misma planta revegetada hasta 5 veces sin que hubiese perdido apenas calidad genética. La única curiosidad, es que suelen tener unos efectos más narcóticos a cada revegetación que se le haga. Pero con una sola semilla conseguir 5 cosechas no deja de ser extraordinario.