LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "sensi seeds"

sensi seeds

0 606 vistas

Cuando uno piensa en bancos de semillas holandeses, Sensi Seeds siempre viene a la mente. Además de ser uno de los pioneros y que más años acumula de actividad, suma variedades premiadas a lo largo de la historia que hoy son auténticos mitos, muchas de ellas de gran influencia. Sensi Seeds nace en 1985 de la mano de Ben Dronkers. En sus primeros años se llamó Sensi Seeds Club. No fue hasta 1991 cuando cambiaría su nombre al Sensi Seeds que hoy conocemos, tras la adquisición de The Seed Bank de Neville Schoenmakers y su importante colección genética. A mediados del año 2000, también adquiere otro banco pionero de Holanda como es The Flying Dutchmen.

La colección genética de Sensi Seeds, está plagada de grandes clásicos y leyendas. Llega a ser complicado hacer una lista de sus 10 mejores variedades sin dejarse unas cuantas sin nombrar. La nuestra es la siguiente:

Black Domina: esta índica espectacular, reúne algunos de los mejores fenotipos índica como son Northern Lights, Ortega, Hash Plant y Afghani. Es una típica variedad índica, elegante, ramificada y con anchas hojas de color verde oscuro. Produce unos cogollos super resinosos y muy compactos, listos para cosechar en unos 50-55 días de floración. Los efectos son muy físicos y relajantes.

Skunk #1: se trata de la variedad más influyente de la historia. Procede directamente del criador original, lo que sigue siendo un sinónimo de originalidad y calidad. Este híbrido Mexico x Colombia x Afgana es la planta perfecta. Resistente y fácil de cultivar, con un período de floración corto, productiva, potente y muy sabrosa… Más de un 70% de las variedades de la actualidad, contienen de un modo u otro genes Skunk.

Silver Haze: uno de los grandes híbridos Haze de la historia. Se trata de una clásica Haze, alta pero menos salvaje gracias al cruce con una línea Northern Light no dominante. Su período de floración es de tan sólo 65-75. Sus cogollos son compactos y densos, más herencia de índica afgana que de sativa Haze. El sabor es inciesado, cítrico y muy potente, alegre y energético.

Jack Herer: es otro de los grandes híbridos Haze, una perfecta combinación de Skunk, Haze y Northern Light #5. Se trata de un homenaje al activista estadounidense del mismo nombre, gran amigo de Ben Dronkers. Si por algo destaca Jack Herer, es por su enorme potencia. Además tiene una variación de hasta 4 fenotipos reconocidos, cada uno de ellos con rasgos únicos.

Hindu Kush: su nombre ya nos lo dice todo. Se trata de una índica afgana procedente del valle del mismo nombre. El Hindu Kush es el extremo oeste del Himalaya. Comprende la mitad de Afganistán y se extiende sobre Paquistán y la India. De esta región proceden las índicas más espectaculares y resinosas, clásicas productoras de hachís. Se cosecha en 45-50 días de floración.

NL#5 x Haze: seguimos con otro gran híbrido Haze de la historia. Desde su aparición, la tendencia a no cultivar sativas en interior cambió. Se trata de un híbrido Northern Light #5 x Haze, gran productor y más fácil de cultivar que muchas otras sativas, aún siendo de crecimiento exagerado. También destaca un excepcional sabor metálico, inciensado y dulce, además de unos potentes efectos psicoactivos.

Northern Light: es otra de las índicas afganas que nos ofrece Sensi. Se trata de una variedad traída de EEUU por Neville para The Seed Bank. Junto a Skunk y Haze, es la variedad más influyente e indispensable en el desarrollo de multitud de híbridos actuales. Es una clásica afgana, que florece en 45-50 días y ofrece unos cogollos super resinosos. Su aroma es discreto, no así su sabor ni desde luego su potencia.

Durban: es una sativa africana procedente de Sudáfrica. Allí es conocida como Durban Poison o Veneno Durban, un sinónimo de variedad de gran potencia. Es además la sativa más conocida de este país y de todo el continente africano. Posee un período de floración corto, de unos 50-70 días dependiendo de la zona. Sus cogollos con duros y resinosos, y sus efectos de “sativa narcótica”, calmada pero sin sobrecarga de índica.

Hash Plant: planta de hachís, típica afgana muy resinosa. Desciende de una de las mejores variedades del Hindu Kush, introduciendo después genes de la variedad Hindu Kush. Es una clásica índica de cogollos pegajosos y apestosos. Cuenta con un período de floración muy rápido, de apenas 40-45 días. Los efectos son potentes, relajantes y positivos, para descansar, desconectar y dormir.

Super Skunk: terminamos con uno de los mejores híbridos Skunk. La mejor de las madres Skunk #1, encontró en un poderoso macho Hindu Kush una alianza perfecta. Se podría decir que se trata de una clásica Skunk, más rápida y productiva, un clásico de los cultivos hidropónico. Su dominancia índica también la hacen más relajante, pero siempre manteniendo un fiel sabor skunky con un toque más dulzón.

0 124 vistas

Sensi Seeds es una de las marcas más prestigiosas a nivel mundial dentro de la industria del cannabis. Y como no podía ser de otra forma, también lo es en la industria del cáñamo o hemp.

Prueba de ello y después de llevar muchos años también en esta industria de “bajo THC”, SenSi Seeds, lanza su propia marca de estos superalimentos producidos a base o de cáñamo, Sensi Seeds Hemp Foods.

La nueva linea de productos sigue unos estandartes de alta calidad y su nicho de mercado se centra en las personas que buscan complementar un estilo de vida saludable con alimentos o suplementos alimenticios de un alto valor nutricional.

Sensi Seeds presentó hace unos meses su nueva línea de productos alimenticios de gran calidad de cáñamo dirigida a los amantes de los superalimentos, al gourmet consciente, al amante del deporte enfocado a la salud y a todos aquellos que quieren mejorar su dieta con alimentos naturales

Esta linea de productos sanos, ricos y naturales que Sensi Seeds buscan llenar ese hueco en la alta alimentación y en los suplementos alimenticios naturales que el hombre moderno del siglo XXI demanda.

Semillas de Cáñamo

Posiblemente las semillas de cáñamo pueden ser las simientes más nutritivas con las que la naturaleza puede agasajarnos. Estos pequeños tesoros contienen los ácidos grasos necesarios que nuestro cuerpo necesita y sus enzimas y vitaminas ayudan a nuestra salud a mantenerse en un nivel optimo. Su sabor especial y delicioso con un toque a nueces, le da a su consumo ese golpe maravilloso que hace las delicias de su consumidor.

Proteínas de cáñamo

Estas proteínas de cáñamo para consumo en batidos son ideales para disfrutar a cualquier hora del día. Son una perfecta, cremosa y rica bebida para empezar el día con energía siendo posiblemente una muy buena opción.

Salud, vitalidad y muy buen sabor, son la combinación perfecta para que esta bebida de proteínas de cáñamo este presente en la dieta de los amantes del deporte o de las personas que necesitan un extra de energía y salud.

Aceite de Cáñamo

El aceite de cáñamo orgánico de Sensi Seeds no refinado y prensado en frío, es otro de los productos maravilla que no puede faltar en la cocina de ese nuevo ciudadano que entiende que la buena salud a través de la alimentación sana es el camino a seguir.

Un aceite para consumo en crudo perfecto para sazonar tus platos o ensaladas, además de proporcionar todas las ventajas para nuestro organismo, y gracias a las cualidades de su materia prima, la semilla de cáñamo.

Aceite de CBD y coco

Otro producto maravilloso de la nueva linea de productos, es sin duda el aceite de CBD de cáñamo y coco. La incorporación de este nuevo producto enfocado a la salud y lleno de aceites esenciales, aminoácidos y vitaminas, es sin duda un perfecto aporte a tu energía a cualquier hora del día.

El aceite CBD puede ayudar a mantener una salud de hierro y, al hermanarse con este otro superalimento como es el aceite de coco, hacen de este producto cuidadosamente diseñado, un alarde de infinitas ventajas para nuestro organismo. Recordamos, que el aceite de coco contiene propiedades antibacterianas, antivirales y anti protozoarias por su gran contenido en ácido láurico y que ya por si solo, constituye un gran suplemento alimenticio.

Con esta nueva linea de productos de Sensi Seeds Hemp Foods, el buque insignia de la industria del cannabis entra de lleno en el sector de la alimentación y de los complementos alimenticios poniendo el listón muy alto.

Calidad, salud, experiencia y un buen saber hacer,  son señas de identidad de Sensi Seeds que durante muchos años les ha ayudado a estar presentes en lo más alto de la industria del cannabis sativa.

1 505 vistas

Una de las novedades que hace unos días nos presentaba Sensi Seeds es la versión feminizada de su mayor Jackleyenda, la famosa y galardonada Jack Herer, una de las mejores 10 genéticas de toda la historia. Desarrollada hace más de 20 años, hasta ahora sólo ha estado disponible exclusivamente en versión regular, contando ahora con nuevos formatos de 3, 5 y 10 semillas feminizadas.

Jack Herer nació como un homenaje al escritor y activista cannábico del mismo nombre, una de las personas que más ha luchado por la legalización del cannabis hasta su muerte en 2010. Su obra más famosa, “El Emperador está desnudo“, nos recuerda que el cannabis en todas sus formas podría ser la solución contra el hambre, la deforestación o la escasez de combustibles.

Jack Herer es un polihíbrido envuelta en misterio, aunque sus parentales se han mantenido en secreto,  Jason King en su Cannabible menciona que podría contener 50% Haze, 37,5% NL5 y 12,5% Skunk#1, y lo cierto es que se pueden encontrar rasgos de cada una de ellas.

Es una planta que destaca en muchos aspectos, uno de ellos es la variedad de fenotipos que se pueden encontrar, hasta 4-5 cada uno de ellos único y especial. Mientras 3-4 fenotipos heredan los rasgos sativos herencia Haze, y mínimo doblarán su altura vegetativa durante la floración, otro fenotipo hereda los rasgos de índica Northern Lights#5, más contenido.

A lo largo del período se pueden ver más claras las diferencias de fenotipos, siendo el índico el que produce lo cogollos más voluminosos y pocas veces vistos. Los fenotipos sativa forman largos cogollos de cálices hinchados en forma de lanza y cubiertos de una gruesa capa de resina.

La mayoría de los fenotipos están listos para cosechar en unas 10 semanas desde el inicio de la floración, con algunos de los más sativos que se pueden ir a las 12 semanas y los índicos se pueden cosechar con 8 semanas, aunque los cultivadores suelen completar las 10 semanas con el fin de maximizar los rendimientos.

Conservar un esqueje de cada planta es una gran oportunidad para conseguir varias madres de la máxima calidad que por ésta gran diversidad nunca nos cansarán, la misma variedad nos ofrece aspectos totalmente diferentes, más apropiados para las temporadas de exterior o los mejores cultivos en interior.

Durante el período de floración desprende unos aromas espectaculares que se mantienen increíblemente durante todo el secado y curado. Una complejo mezcla de picante-acre Haze que se fusiona con diferentes niveles de aromas de indica afgana terrosa y Skunk afrutada, dependiendo del fenotipo más marcados unos que otros.

Un rasgo común en todos los fenotipos es una potencia intensa muy intensa y en la que las dos partes, sativa e indica, nos harán viajar en una montaña rusa de sensaciones. El efecto cerebral es muy intenso, estimulante y casi psicodélico, siempre dominando sobre la relajación corporal de índica que se presenta siempre en su final.

La variedad original Jack Herer fue seleccionada para el programa oficial de cannabis medicinal de los Países Bajos por un alto contenido en THC. No es una planta para consumidores principiantes o poco habituados a genéticas de potencia abrumadora y que hará temblar el suelo bajo tus pies.

0 407 vistas

Maple Leaf de Sensi Seeds es una de las variedades de Sensi Seeds más deliciosas y una de las grandes desconocidas de muchos cultivadores, pese a llevar muchos años en su catálogo y que sus orígenes se remontan a la finales de la década de los 70, antes de que comenzase la invasión soviética a Afganistán y cuando se consiguieron sacar del país unas pocas variedades de cannabis que de otro modo se perderían para siempre, como ha sucedido con más del 80% de las landraces afganas.

Algunas de estas semillas consiguieron llegar a Estados Unidos, donde se comenzaron a hacer programas de cría. Uno de ellos en especial fue en el que se dio a conocer la genética Northern Lights, con 3 plantas destacando en esa selección que se etiquetaron como Northen Light#1, Northen Light#2 y Northern Light#5, introducidas después en Holanda gracias a Neville Schoenmakers, también el responsable de ofrecer al cultivador esta maravilla de planta y desarrollando nuevos híbridos en su banco The Seed Bank.

Tras la fusión de The Seeds Bank y de Sensi Seeds Club nació Sensi Seeds tal y como lo conocemos hoy en día, donde uno de los primeros trabajos fue con la línea original Northen Lights y en concreto un híbrido Northern Lights#1/Northern Lights#2 llamado Ortega, y que se pasaría a llamar finalmente Maple Leaf índica. Tanto NL#1 como NL#5 fueron muy importantes para el desarrollo de otras nuevas variedades de Sensi como NL#5xHaze o la legendaria Jack Herer, una de las 10 mejores plantas de toda la historia.

Maple Leaf es una típica planta afgana, compacta y pegajosa, famosas por producir el hachís más delicioso y apreciado del mundo. No en vano sus padres provienen de Mazar-i-Sharif, cuna de las mejores hash plant o plantas de hachís situado en frontera norte de Afganistán, donde debido a la proximidad de la antigua URSS lo hizo un lugar vulnerable y fue una de las primeras zonas afectadas por la invasión. Es una planta fácil de cultivar y se adapta a los terrenos más complicados. En interior es de las variedades que no complican el cultivo, de crecimiento contenido y rendimiento elevado.

Prefiere los climas soleados como el mediterráneo, aunque dada su rapidez de floración es apropiada también para zonas de veranos cortos y donde las primeras lluvias se adelantan a finales de verano. En zonas húmedas, sus grandes y compactos cogollos pueden ser caldo de cultivo del hongo botrytis, nunca es mala idea realizar una poda apical para reducir el tamaño de una única gran cola central a cambio de más cogollos secundarios de un tamaño mayor.

En interior es perfecta para cultivos en SOG, siendo semillas regulares siempre conviene asegurar un esqueje de cada planta y quedarse con el mejor de ellos, será sin duda una madre que se disfrutará durante años. Desde el cambio de fotoperíodo a floración, tarda de 45 a 50 días en completar el ciclo, con unos cogollos completamente blancos por la cantidad de resina que llegan a acumular, y con una relación cáliz/hoja muy baja. Los cogollos superiores apenas requieren manicura, algo que siempre se agradece.

Los aromas y sabores son espectaculares, como a suave sirope cítrico y un inconfundible toque a hash afgano. En extracciones de resina es un auténtico filón tanto por rendimiento como por textura y sabor, sin duda de las mejores en este aspecto de todo el catálogo de Sensi Seeds. Los efectos son muy potentes y narcóticos, siempre con el punto de positividad típico de las genéticas afganas. Un monstruo resinoso por el que parece que no pasan los años.

 

0 222 vistas

Sensi Seeds sigue presentándonos las 17 variedades para este año 2017 y la última de ellas es la versión autofloreciente de una de las grandes leyendas de este banco de semillas. Afghani #1 Automatic es la combinación entre una ruderalis y la mejor de las madres Afghani #1, una de las genéticas índicas más demandadas. Hereda todo lo mejor de la clásica Afghani #1, famosa por su gran producción de duros y pegajosos cogollos, un todoterreno tanto en interior como en exterior y una de las plantas más fáciles de cultivar, perfecta para el más principiantes o para el más veterano que siempre exige la máxima calidad.

Afghani #1 fue creada partiendo de las mejores variedades índica afgana procedentes del Hindu Kush y de la gran colección genética de Sensi Seeds hace ya más de dos décadas. Estas variedades, también conocidas como hashplant o plantas de hachís, son la máxima expresión de cannabis índica. Plantas compactas, muy resistentes y que producen enormes cantidades de resina. Afghani #1 Automatic permite no sólo disfrutar de la misma calidad que su madre, si no que se puede cultivar en cualquier época del año y en un tiempo récord.

Estas variedades autoflorecientes tienen todas un comportamiento muy similar, crecen 4-6 semanas o hasta que alcanzan los 4-6 pares de hojas, y comienzan a florecer independientemente del fotoperíodo. En este corto período vegetativo conviene que las plantas alcancen el máximo tamaño, lo que también servirá para conseguir las cosechas más elevadas. Germinar durante la primavera y principios de verano cuando los días son los más largos y soleados de todo el año, o usar desde el principio una maceta de mínimo 11 litros en lugar de realizar trasplantes que frenen unos días el crecimiento de las plantas, son algunos de los trucos para lograr los rendimientos más altos.

Afghani #1 Automatic tiene una estructura muy típica de índica, de tamaño mediano,  fuertes, con ramas laterales gruesas y hojas de un color verde oscuro. Normalmente una vez comienza la fase de floración, las plantas siguen creciendo hasta doblar su tamaño. En esta fase, los cálices empiezan a agruparse en cada nudo formando duros cogollos de blancos y largos pistilos, que engordan día a día a la vez que se van cubriendo de una gruesa capa de brillante resina. Los habitual es que la sección superior del tallo principal forme una larga cola de cogollos en forma de lanza.

En interior para conseguir los máximos rendimientos siempre se recomienda usar fotoperíodo de luz alto durante todo el cultivo. Con un fotoperíodo 18/6 o 20/4 (luz/oscuridad), las plantas alcanzan mayor tamaño en crecimiento, y al no depender de cantidad de luz para florecer, cuanta más luz reciban mejores serán los cogollos. Con una densidad de 9 plantas por m2 y en macetas de 7-9 kilos, no será complicado llegar a los 350-400 gramos por m2. El período de floración dura de 7 a 9 semanas, por lo que en unas 12 semanas en total ofrece una maduración óptima.

El aroma y sabor son únicos, a puro hachís afgano, dulce, terroso, a incienso y especias. Los amantes de las extracciones de resina encontrarán en esta variedad un auténtico filón, tanto por rendimiento, como por sabor. Los efectos son de clásica y potente índica, muy sensual, duradero y principalmente relajante, aunque lo más novatos puedan desde un inicio encontrarla muy pesada y somnolienta, pero nada más lejos de la realidad cuando se usa en las dosis apropiadas. Como cannabis terapéutico es muy interesante para estimular el apetito y conciliar el sueño.

1 209 vistas

Otra de las nuevas variedades de las 17 que Sensi Seeds ha prometido para este año 2017 es Shiva Skunk Automatic, la versión autofloreciente de una de las genéticas mas legendarias de su catálogo como es Shiva Skunk, y para lo que decidieron combinar la mejor de las madres Shiva Skunk con ruderalis buscando concentrar todo su encanto en una planta más fácil de cultivar, que rara vez supera el metro de altura, y que se puede cultivar en cualquier época del año siempre que se garanticen un mínimo de horas de sol.

Shiva Skunk es una genética que saltó a la fama en el año 1987 de la mano de Neville Schoenmakers en su banco de semillas The Seed Bank, uno de los pioneros en Holanda y que años más tarde se fusionaría con The Sensi Seeds Club, pasando a llamarse Sensi Seeds tal como lo conocemos hoy en día. Inicialmente se presentó como NL#5xSK#1, pronto consiguió gran prestigio, siendo considerada como uno de los mejores híbridos Skunk/Northern Lights#5 jamás creado.

Shiva Skunk Automatic hereda todo lo mejor de su madre, es una planta resistente, elegante, compacta y de tamaño medio, ideal para cultivos de exterior donde ante todo premie la discreción. Aunque como toda variedad autofloreciente se puede cultivar en cualquier fecha del año, siempre se consiguen los mejores resultados cuando se germina durante los meses de primavera y principios de verano, con los días más largos y soleados de todo el año.

En este aspecto también es interesante partir de una gran maceta o contenedor desde el principio y evitar trasplantes que puedan frenar su crecimiento algunos días. Hay que tener en cuenta que este tipo de variedades autoflorecientes inician la fase de floración pasadas unas 4-5 semanas desde la germinación independientemente de su tamaño, por lo que las plantas más grandes al inicio de la floración también aseguran las producciones más elevadas.

En interior es ideal para el cultivo con una densidad de unas 9 plantas por m2 y en macetas de unos 7 litros, suficiente para cubrir bien todo el espacio. También un fotoperíodo constante de 18/6 o 20/4 (luz/oscuridad) ayudará a conseguir plantas más productivas. Debido a su herencia Skunk se recomienda usar filtro de carbón o cualquier otro sistema antiolor debido a su intenso olor. Los cogollos son compactos, grandes, muy resinosos y con muy poca hoja, fácil para manicurar.

Tiene un sabor de clásica Skunk/Afghani, con claros toques almizclados con un trasfondo dulce y cítrico muy marcado. Los efectos son potentes al igual que los de su madre, y pese a su carga de índica es una variedad relajante pero muy alegre y de risa fácil, perfecta para disfrutar a cualquier hora del día sin que cause pesadez como otros híbridos índica. Otro éxito de Sensi Seeds del que ya se puede cultivar desde ahora.

0 376 vistas

Sensi Seeds continúa presentándonos las novedades prometidas para este año 2017, y una de las nuevas 3 novedades es la Big Bud Automatic, versión autofloreciente de uno de sus mayores éxitos, todo un clásico como es la Big Bud, una variedad legendaria desarrollada en Estados Unidos e introducida en Holanda en la década de los 80. Inicialmente se trataba de un típico híbrido Skunk/Afghani de los que hoy tanto abundan, en su día de los primeros en conocerse. Destacaba por el gran vigor y producción de enormes y pesados cogollos, también muy resinosos dada su herencia genética.

Los primeros trabajos con este clon original que cayó en manos de Sensi Seeds fueron Big Bud x Skunk #1 y Big Bud x Northern Lights #1, que en su momento alcanzaron también una gran popularidad. Tiempo más tarde, consiguieron un parental original afgano de la Big Bud, y mediante retrocruces y procesos de estabilización consiguieron a principios de los 90 una nueva variedad que no sólo igualaba a la Big Bud, si no que en algunos aspectos como el rendimiento, sabor y potencia, estaban ligeramente por encima. Desde entonces ha sido uno de los buques insignia de Sensi Seeds.

Big Bud Automatic hereda todos los mejores rasgos de su madre Big Bud, una típica índica, vigorosa y concentrada en plantas que pueden variar su altura entre 90 y 130 cm, perfectas para cualquier exterior en el que se busque discreción. Las plantas de mayor tamaño se consiguen germinando durante los meses de primavera y principios del verano, con los días más soleado y largos. Tampoco conviene hacer trasplantes que puedan frenar su crecimiento, siempre mejor optar por macetas de mínimo 11 litros desde el inicio.

Las plantas comienzan a florecer cuando alcanzan de 7 a 9 pares de hojas, tras lo que comienzan a florecer para completar su ciclo en unas 7-9 semanas más. Es más que probable que se haya que usar soportes para que las ramas no cedan con el peso de los cogollos, al igual que su madre son grandes, muy compactos y super resinosos.

En interior, con una densidad de 9 plantas por m2 y un fotoperíodo de mínimo 18 horas de luz y 6 de oscuridad, es sencillo alcanzar los 400 gramos por m2. Hay que tener presente que la herencia Skunk obligará a usar filtro de carbón antiolor. Al igual que en exterior, forma una gran apical que necesitará soporte para no perder la verticalidad. Usar tutores o una malla de sujeción nos evitará alguna posible rotura.

El sabor de Big Bud Automatic es fiel al de su madre, tiene un delicioso aroma y sabor herencia de sus ancestros afganos y Skunk. Toques dulces, picantes, afrutados y a almizcle dejan paso a un fuerte sabor a hachís fresco y resinoso. Pese a su enorme carga de índica, el efecto tiene un inicio muy cerebral de la herencia sativa de la Skunk y una lenta bajada física que la hacen perfecta para disfrutar a cualquier hora del día, ideal siempre como variedad de cannabis recreativa aunque con muchos usos como cannabis medicinal.

0 710 vistas

Si hay una variedad que cambió la historia del cannabis moderno, sin duda fue la Skunk, una genética sin temor a equivocarnos podemos afirmar que de una u otra manera está presente en más de un 70% de híbridos de la actualidad. Sin ella, variedades tan mundialmente famosas como Critical, Cheese, Jack Herer, Amnesia, Big Bang, El niño o Super Silver Haze no existirían.

Skunk es una variedad desarrollada inicialmente en la década de los 70 en California, Estados Unidos, por el famoso breeder Sam the skunkman o “el hombre mofeta” que sería la traducción literal. Y es precisamente el olor tan fuerte y penetrante por la que esta planta recibe este nombre. Junto a la Haze, también desarrollada por Sam, son las dos genéticas más relevantes de todos los tiempos.

La primera Skunk era una planta pequeña cruce de una sativa colombiana Colombian Gold y una índica Afghani bastante inestable. Para lograr conseguir estabilidad, Sam el skunkman decidió introducir otra sativa mexicana Acapulco Gold, un híbrido estabilizado que aporto producción y redujo considerablemente los tiempo de floración, con lo que empezó a tomar forma la Skunk que conocemos hoy en día.

Los primeros años de la Skunk fue una revolución en todo Estados Unidos, distribuida por Sacred Seeds, banco de semillas propiedad del propio Sam y otros dos prestigiosos breeders como eran (y continúan siendo) Mendocino Joe y Sandy W. Desde su presentación al público por primera vez en el año 1978, rápidamente se comenzaron a vender quilos y quilos de Skunk, agotándose rápidamente.

En 1982 Sam es arrestado por la DEA en una operación policial, y su cultivo destruido. Consigue salir bajo fianza y recuperar parte de sus semillas y genéticas, la mayoría aún almacenadas en contenedores de basura. Con este panorama de persecución que sufrieron algunos de los mejores breeders de la época, decide emprender una nueva aventura en Holanda, donde las leyes eran permisivas y su cultura cannábica empezaba a explotar.

Pronto los breeders locales se comienzan a beneficiar de estas nuevas genéticas traídas por Sam, Skunk, Haze o Hindu Kush entre ellas. El antiguo banco de semillas de Ben Dronkers, Sensi Seeds Club, fue uno de ellos gracias a que Sam compartió sus variedades. Con los años Sensi Seeds Club compró los derechos de Seeds Bank, otro de los gigantes de la época, y nacería Sensi Seeds que conocemos hoy en día.

Trabajos de selección y años de crianza fueron necesarios para que Sensi Seeds presentase finalmente su propia versión de la Skunk, como decimos una de las plantas más maravillosas del mundo y buque insignia de Sensi y pieza fundamental en el desarrollo de muchas de sus variedades más prestigiosas y premiadas como algunas de las que ya comentamos.

Skunk#1 de Sensi Seeds es una planta muy estable, sin apenas diferencias entre plantas. También es conocida por su resistencia y facilidad de cultivo, siempre una garantía de producción, sabor y potencia. Perfecta para exteriores o interiores, donde su apestoso y espectacular olor siempre obliga a usar filtro de carbón. La gran parte de híbridos Skunk heredan también su potente aroma, como Critical o Jack Herer.

Es una planta elegante y vigorosa,  con un crecimiento y floración típicos de índica pero alcanzando mayor altura. Los internodos cortos se llenan de densos y resinosos cogollos que se unen formando largas colas sin apenas hoja que garantiza un manicurado rápido. El período de floración es super rápido, unos 50 días, con unos rendimientos muy altos.

La potencia es muy elevada y muy equilibrada, una perfecta mezcla entre narcótica y cerebral, la típica hierba para disfrutar a cualquier hora del día en buenas compañías, reírse y debatir. Una joya que ha envejecido estupendamente, que 40 años después se sigue siendo fresca como el primer día y que todo cultivador debería cultivar al menos una vez en su vida. Tras ésa, llegarán sin duda muchas más.

0 263 vistas

Mr Nice G13 x Hash Plant de Sensi Seeds es una variedad índica de leyenda y una de las descendientes directos de la G13 original, una genética que según cuenta una historia, procede de un programa secreto del gobierno de Estados Unidos en la Universidad de Mississippi y dirigido por el Dr. Carlton Turne. Se dice también que sería una variedad modificada genéticamente con un porcentaje de THC de más del 28%.

Fue Neville Schoenmakers, uno de los breeders más relevantes de la historia, el que en la década de los 80 consigue un clon de esta G13 con el que comienza a trabajar en su banco holandés The Seeds Bank, quien en poco tiempo la presentaba en su catálogo como “una indica pura sobresaliente descubierta por el programa de investigación del gobierno en Mississippi. Ampliamente cultivada como una planta comercial de interior en los Estados Unidos, la G-13 ha probado ser una de las mejores plantas de nuestra colección”.

Tras la fusión de Sensi Seeds Club y The Seeds Bank en lo que hoy conocemos como Sensi Seeds. Aquí se desarrollan con la madre G13 una serie de híbridos espectaculares como G13 x Ortega, G13 x Hashplant, G13 x Northern Lights#2, G13 x Haze o G13 x Skunk#1, antes que la madre original hubiese perdido su vigor que finalmente perderse para siempre.

Mr Nice G13 x Hash Plant es una de las supervivientes de aquella gran generación, reintroducida en 1999 de nuevo en el catálogo de Sensi Seeds con su nuevo nombre en honor al entonces activista cannábico, escritor, y unos de los mayores “empresarios” del cannabis en la década de los 80 gracias a unas semillas supervivientes de aquellos stocks tan limitados.

Se trata por lo tanto de una doble índica afgana, totalmente estabilizada y que representa a la perfección las mejores índicas productoras de hachís. Su facilidad de cultivo la hace perfecta para los cultivadores más principiantes que se encontrarán con la planta más resistente. La potencia en cambio es para consumidores experimentados, pocas caladas son suficientes para anular cualquier voluntad durante horas. Su sabor es una delicia para cualquiera, aún para los paladares más sibaritas.

Es una planta que crece compacta como típica índica, con internudos cortos y ramas laterales contenidas, formando una gruesa y larga punta apical. La rapidez de floración permiten su cultivo en cualquier zona climática, donde a mediados de septiembre se puede comenzar a cosechar. Si se prefieren unos efectos más psicoactivos en lugar de los típicos narcóticos, se puede cosechar en las primeras semanas de septiembre. En interior su estructura es perfecta para los cultivos en SOG, tratándose de una variedad tan sólo disponible en versión regular, un primer proceso de selección es una buena opción buscando una madre que seguro durará años.

El sabor es muy dulce, una mezcla muy clara de hachís afgano y marihuana, con un aroma profundo e intenso. La potencia es muy elevada y narcótica, para relajarse, descansar, desconectar de cualquier problema y dormir. Como cannabis medicinal es muy interesante para tratar dolores, el estrés o trastornos del sueño. Sin duda una de las grandes joyas de Sensi Seeds que no dejaremos de recomendar.

2 199 vistas

Sensi Seeds es uno de los bancos de semillas más antiguos y con más años de actividad continuada, desde 1985 lleva promoviendo el cultivo de cannabis gracias a la venta de sus variedades, algunas auténticas leyendas y sin las cuales todo el panorama actual sería totalmente distinto. Fue en este año cuando un joven e intrépido Ben Dronkers decide fundar en Amsterdam el Sensi Seed Club. Sus primeros trabajos partieron de muchas genéticas recolectadas por el propio Ben a lo largo de sus viajes por todo el mundo. También en gran parte se benefició mucho como todos los primeros bancos de semillas holandeses, de la llegada al país de Sam the Skunkman huyendo de la justicia norteamericana, y con algunas de sus creaciones como las más que famosas Skunk y Haze en el bolsillo, y sin las que hoy tampoco nada sería igual.

Varios hechos fueron marcando el destino de Sensi Seeds desde su fundación. Los primeros años fue una avalancha de éxitos como Skunk#1, hasta que en el año 1991, Ben compra otro de los grandes bancos del momento, The Seeds Bank, y el genetista Neville Schoenmakers hasta entonces propietario, pasa a formar parte del equipo de a la hasta entonces Sensi Seeds Club y recién bautizada como Sensi Seed, tal como lo conocemos hoy en día. Los éxitos a lo largo de la década de los 90 fueron innumerables: Jack Herer, Black Domina, Hindu Kush, Silver Haze, Durban Poison, Northern Lights, Big Bud, Maple Leaf, Hash Plant… hoy todavía éxitos de ventas y piezas fundamentales en el desarrollo de miles de híbridos posteriores.

A mediados de los años 2000, Sensi Seeds funda la filial White Label Seeds, la hermana pequeña que se concentró en el desarrollo de variedades feminizadas de sus propias variedades, versiones feminizadas de otros grandes clásicos holandeses, o nuevos híbridos, siempre con la misma dedicación que han puesto desde el inicio, y a unos precios mucho más asequibles. La guinda del pastel la puso Ben Dronkers con la adquisición de otro de los gigantes supervivientes del primer boom cannábico holandés de los 80: Eddie “the dutch”, gran amigo, fundador y propietario de The Flying Dutchmen en 1988, decide retirarse y vende todo su trabajo a Sensi Seeds. A lo largo de su fundación, podemos ver como su colección genética no ha hecho más que ir en aumento.

SENSI SEEDS COMPANY

Pero no sólo Sensi Seeds fomenta el cultivo con la venta de semillas tanto de Sensi como de The Flying Dutchmen y la filial White Label, sino que también cuenta con otras 3 empresas que ayudan a entender el cannabis, la necesidad de legalizarlo, y con colaboraciones en importantes organizaciones sin ánimo de lucro como Cannabis College, una organización que se dedica a informar a la población de todos los aspectos relacionados al cannabis, desde como cultivarlo hasta sus usos terapéuticos, siempre con una información real y precisa. También tiene una pequeña exposición que se puede visitar tras una pequeña donación, muy instructiva y divertida, y cuyos beneficios terminan en obras benéficas.

Hash Marihuana & Hemp Museum por su parte es el primer museo del mundo sobre el cannabis, además del más completo y famoso. Por sus exposiciones pasan al año más de 100.000 visitantes y se puede visitar en Amsterdam y en Barcelona. Se pueden ver obras originales que muestran los equivalentes de los coffee shops holandeses en el siglo XVII, objetos antiguos empleados para procesar el cáñamo, y los mayores de 18 años podrás experimentar los placeres de la vaporización de cannabis para uso medicinal.

HempFlax para terminar es la última empresa perteneciente a Sensi Seeds Company fundada en 1994. Se dedica a la elaboración de productos con cáñamo, además de poseer enormes extensiones de cultivos repartidas entre Holanda y Alemania. Fabrican desde productos para la construcción, fibras para mascotas domésticas o aceites de cáñamo para usos veterinarios.

1 302 vistas

Sensi Seeds ha anunciado para este año 2017 la presentación de 17 nuevas variedades que poco a poco vamos descubriendo. Ya estamos a mitad de año y aún no se han llegado a presentar todas ellas, pero una de las últimas de las que tenemos noticias es de la versión feminizada de uno de los grandes clásicos de este prestigioso banco de semillas holandés: la Durban.

Durban es una variedad de cannabis con un 90% de predominancia sativa espectacular, y uno de los primeros trabajos tras la fusión de Sensi Seeds Club y The Seed Bank a principios de la década de los 90, uniéndose dos de las colecciones genéticas más importantes de toda la historia. Inicialmente, es desarrollada por Neville Schoenmakers en The Seed Bank, uno de los breeders más relevante del boom del cannabis en holanda en los 80.

Partiendo de unos lotes de semillas procedentes de una landrace de Sudáfrica que desde tiempos inmemoriales ha sido la variedad de cultivo dominante en las colinas y planicies circundantes a la ciudad portuaria de Durban, de la que hereda su nombre. Se trata de un genotipo que los propios cultivadores fueron seleccionando por su mayor rendimiento y una floración muy uniforme, siendo a día de hoy la variedad más cultivada. Además de que con uno de los puertos más activos ha hecho que también sea una de las variedades más exportadas.

Una vez en Holanda, los esfuerzos de Neville fueron para mantener intacto todo su encanto de sativa tropical, pero haciéndola más manejable para el cultivo interior y aclimatada al cultivo en exterior en zonas tan diferentes de su región de origen, donde también es conocida como Durban Poison o veneno Durban, y no es para menos cuando uno va descubriendo todo su potencial. En principios nos encontramos con una sativa de fácil cultivo y apropiada para todo tipo de climas, desde al más cálidos hasta los templados y fríos.

Crece con un vigor inusual, con internudos medios, hojas de afilados peciolos y gruesas ramas que en floración forman cogollos en forma de lanza, no demasiado grandes pero sí muy compactos y sobretodo cubiertos de brillante resina. Sin restricciones para el desarrollo de sus raíces se pueden conseguir plantas de unos 3 metros de altura, aunque si ésto fuese un problema, cualquier técnica de cultivo como Super Cropping, Scrog o Main Lining son la mejor opción. El período de floración es corto, con algunos fenotipos que se podrían cosechar a finales de septiembre y los más tardíos que se irán hasta mediados de octubre.

En interior es ideal para cultivos en SOG contando con una buena madre de alguno de los fenotipos de floración más rápida. Si se parte de semilla conviene no hacer la etapa de crecimiento demasiado larga para no tener problemas de altura, un SCROG es también una de las mejores opciones. En tan sólo 50-70 días desde el cambio de fotoperíodo ofrece unos 350 gramos por m2.

El aroma y sabor es muy característico, con claras notas a limón y anís. Y los efectos de sativa narcótica, algo excepcional en una genética de este tipo. En dosis moderadas provoca una positividad y actividad típico de las sativas, mientras que en dosis altas puede llegar a inducir al sueño, pero sin la sobrecarga o pesadez característica de las índica. Los amantes no sólo de las genéticas sativas si no de la buena marihuana disfrutarán sin duda alguna de Durban tanto en esta nueva versión feminizada como la la clásica regular.

0 328 vistas

Este año 2017 comenzó con el anuncio de Sensi Seeds donde nos anunciaban la presentación de 17 nuevas variedades y poco a poco vamos descubriendo más sobre ellas a medida que las van ofreciendo al público. Una de las últimas en llegar es la versión autofloreciente de una vieja conocida. Early Skunk Automatic es un gran trabajo en el que se parte de la mejor de las madres de la prestigiosa Early Skunk, ganadora de varias copas en la Highlife Cannabis Cup incluyendo mejor variedad y una ruderalis.

Early Skunk nació hace casi 20 años con el objetivo de ofrecer todo el potencial de la Skunk pero con un período de floración más corto e ideal para los fríos y húmedos finales de verano holandeses, lo que consiguieron con la introducción de una Early Pearl, genética californiana con dominancia sativa y que destaca por su rapidez de floración. Esta nueva versión auto, llega para ofrecer tanto en interior como en exterior los cultivos más rápidos en cualquier época del año.

Early Skunk Automatic es una planta muy fácil de cultivar y resistente, soportando al igual que su madre los climas más fríos, húmedos o lluviosos, aunque como toda variedad autofloreciente siempre ofrece los mejores resultados cuando se cultiva a lo largo de los meses de primavera y verano, cuando los días más soleado y largos de todo el año permitirán que las plantas crezcan más y alcancen los mayores tamaños y las producciones más elevadas.

También es interesante germinar directamente en macetas de unos 11 litros o en el suelo, ya que sin trasplantes de por medio que frenen su crecimiento, desarrollarán mayor masa radicular y también alcanzará un mayor tamaño. Estas genéticas al florecer independientemente de su tamaño en cuanto tengan unas 6 semanas, la producción dependerá en gran parte de la talla que alcancen las plantas antes de que comiencen a florecer.

Crece con una estructura típica de árbol de navidad, con unas fuertes ramas laterales y con una distancia entre nudos corta, muy discretas e ideales para cultivar en cualquier exterior como terrazas, balcones o pequeños jardines donde se busque ante todo plantas que apenas llamen la atención. En un total de unos 75-80 días, ofrece unos rendimientos medios, con cogollos ligeramente aireados, grandes y cubiertos por una gruesa capa de resina de apestosos olores.

En interior es perfecta para su cultivo a modo de SOG y con una densidad de plantas de 16 por m2 y en macetas de unos 7 litros. Al no depender de fotoperíodos, a mayor horas de luz también mayor será la producción, así que en este sentido lo mejor es optar por un fotoperíodo luz/oscuridad 18/6 o 20/4. Los olores cuentan como no podía ser de otro modo con gran influencia Skunk y se hace muy recomendado el uso de un buen sistema antiolor para evitarse problemas.

Los sabores son un claro reflejo de su madre, típicos Skunk con fondos cítricos, muy dulces y toques especiados. El efecto es potente y de larga duración, principalmente corporal y muy agradable típico de los fenos más índicos de la Skunk, con una subida suave, animada y positiva de su herencia sativa, ideal para fumar en el día a día cuando se busque tranquilidad y sin que quite ganas de desarrollar cualquier tipo de actividad. Otra joya de Sensi Seeds que hará disfrutar a todo el mundo.

2 1.468 vistas

Sensi Seeds tiene el placer de anunciar la segunda serie de la campaña de 2017 Classic Redux Series, durante la cual la empresa va a introducir variaciones en 14 de las variedades de cannabis más conocidas y apreciadas del mundo.

Las tres primeras nuevas variedades de semillas de cannabis de Sensi Seeds salieron al mercado el mes pasado, y ahora ha llegado el turno de otras cuatro: Mexican Sativa Feminizada, Jamaican Pearl Feminizada, Durban Feminizada y Early Skunk Automatic. Estas nuevas variaciones de los temas clásicos son perfectas para el cultivo en exterior en climas que tradicionalmente no conducen a una producción de cogollos de alta calidad, fuertes y sabrosos.

Devolver el protagonismo a los clásicos del cannabis

La palabra “redux” procede del término latino “reducere”, que significa literalmente “dirigir de vuelta”, y se refiere a cuando algo previamente disponible o conocido se presenta de una forma nueva. En este caso, esta última definición es especialmente adecuada; las variedades de cannabis en cuestión son sin duda obras de arte que han resistido la prueba del tiempo y siguen siendo populares hoy en día.

“Siempre hemos evolucionado con los tiempos, y ahora que nos acercamos al final de la segunda década del siglo XXI, nos sentimos muy orgullosos de seguir mejorando y perfeccionando las variedades que constituyen la base de nuestro éxito.” – Ravi Spaarenberg, director general

Hoy, todas estas variedades se consideran variedades de cannabis clásicas o de la vieja escuela. ¡Algunas tienen más edad que las personas que las cultivan actualmente! Una razón más para actualizarlas con los últimos avances de los que disponemos al ser la compañía de semillas de cannabis más antigua de Europa. La Classic Redux Series reúne lo mejor de ambos mundos: variedades originales, probadas y testadas, en expresiones feminizadas y autoflorecientes.

0 485 vistas

Sensi Seeds pasa por ser uno de los bancos más antiguos que continúan en activo, fundado por Ben Dronkers en los 80 como Sensi Seeds Club y que tras su fusión con otro gigante como The Seeds Bank pasó a conocerse por el nombre de hoy en día. Siempre ha sido un banco de referencia para cultivadores de todo el mundo, con verdades obras de arte como Jack Herer, Skunk#1, Black Domina, Silver Haze, Super Skunk, Hash Plant, Northern Lights o Hindu Kush entre otras, variedades de gran influencia y que han dado paso a los cientos o miles de híbridos de la actualidad.

Y pese a no ser un banco se semillas que nos tenga acostumbrado a demasiadas novedades, este año nos ha sorprendido con 3 nuevos lanzamientos. Uno de ellos es la Hindu Kush Automatic, la que es sin duda la mejor versión autofloreciente de esta genética, una de las variedades índicas más deliciosas jamás creadas y nunca hibridada procedente de algunas genéticas índicas del macizo montañoso por el que hereda su nombre.

El Hindu Kush es una cordillera que se extiende desde el extremo oeste del Himalaya, con más de la mitad de su extensión en Afganistán, menor parte en Paquistán y fronteras con la India y China. Esta región forma una importante ruta comercial entre Oriente Medio, Asia Central y Lejano Oriente, y es por donde el cannabis comenzó a viajar por todo oriente y hasta Europa. También es donde se encuentran los verdaderos genotipos de Indica, también conocidas como hash plants o plantas de hachís.

Hindu Kush Automatic es la combinación entre la mejor de las madres Hindu Kush y una ruderalis que mantiene intacto todo el encanto de la variedad original pero reduciendo los períodos de cultivo a tan sólo 70 días desde la germinación. En apariencia, recuerda completamente a su madre, con una estructura compacta, piramidal, y que rara vez suele superar los 80-100 cm de altura.

Aunque como cualquier otra autofloreciente se puede cultivar en cualquier época del año en que se cuenten con un mínimo de horas de 5-6 horas de sol, los mejores resultados se siempre se consiguen empezando en los meses de primavera y verano, con los días más largos y soleados del año. También es interesante optar por un gran contenedor de unos 11-15 litros de entrada, los trasplantes aunque en las variedades fotodependientes son una buena opción, en este caso no conviene frenar su crecimiento para que alcancen el máximo tamaño antes de comenzar la floración, pasadas unas 3 semanas.

Los cogollos se forman a una velocidad de vértigo, cubriéndose de brillantes cristales de resina hasta el punto de terminar la floración completamente blancos. Los amantes de las extracciones siempre han encontrado en la Hindu Kush una de sus variedades preferidas, y esta versión autofloreciente mantiene este aspecto intacto. Los aromas son deliciosos y sutiles, a madera de sándalo, dulce y con trasfondos a delicioso hachís afgano.

Los efectos son principalmente relajantes, pero con un grado de psicoactividad que la hace apropiada para disfrutar durante el día ya que proporciona momentos de calma y meditación a diferencia de otras índicas más narcóticas que llagan a desconectarnos. Como variedad medicinal llega a ser muy apropiada para combatir dolores musculares o articulares. No existe ya excusa para cultivar una de las mejores índicas de la historia con esta versión auto, ideal para terrazas, balcones, pequeños jardines o cualquier espacio por reducido que sea.

0 556 vistas

Una de las más esperadas novedades de Sensi Seeds es también una vieja conocida y una de las grandes leyendas tanto de este banco de semillas como de toda la historia. La versión feminizada de la grandiosa Black Domina llega ofreciendo la misma calidad que la original, uno de los buques insignia de Sensi y una de sus genéticas más antiguas.

Se trata de una variedad índica desarrollada en la década de los 90 mediante la combinación de 4 de las índicas afganas más espectaculares del momento, comenzando con Northern Lights, a la que se incorporó Ortega, una desciende de Northern Lights de efectos eufóricos, analgésicos y soporíferos. Terminaron de redondear este híbrido la mejor de la Hash Plant de Sensi y una Afghani conocida como “SA”. Un lento trabajo de crianza y los conocimientos de algunos de los mejores breeders dio como resultado una variedad muy homogénea, refinada y elegante, todo un referente entre los cultivadores amantes de las genéticas índicas productoras del mejor hachís.

Muchos cultivadores españoles hemos podido disfrutar del que sin duda es uno de los clones elite más famosos de nuestro país, una Black Domina de 1998 conocida como “La Barraca” y que después ha dado lugar a magníficas variedades como S.A.D. de Sweet Seeds o White Domina de Kannabia, una planta deliciosa que aún hoy continúa manteniéndose en muchos armarios dada su enorme calidad.

Si por algo se caracteriza esta variedad es por su rapidez de floración que la hace perfecta para cualquier clima, incluso los de veranos más cortos. Tiene un desarrollo fuerte y espectacular, con estructura típica de buena índica afgana, hojas anchas de color verde oscuro, internudos cortos, ramas contenidas y un crecimiento bastante columnar.

También es una variedad que muestra alguna variante de fenotipos debido a su combinación genética que permitirá una selección al gusto de cada uno, siempre con su habitual rapidez de floración y concentración de resina. Aunque es de floración tardía con respecto a otras variedades y suele comenzar esta fase más tarde que otras, éso no impide que antes de que termine el mes de septiembre ya hayas cosechado.

En interior los mejores resultados se obtendrán en cultivos en SOG gracias a la facilidad que tienen los esquejes en concentrar la producción en largas colas de cogollos muy compactos y resinosos. Pese a no ser una variedad super-productiva, los rendimientos son magníficos y tan sólo se necesitan 50 días de floración. Los aromas acompañarán durante toda esta fase, deliciosos, dulces y muy florales, entrar en la sala de cultivo es en cada ocasión toda una experiencia.

Los sabores de la Black Domina feminizada son un fiel reflejo de la original, con ciertos toques salados y agridulces, y notas a moras, pimienta negra y un toque final a hachís. Los que hayan tenido ocasión de probarla alguna vez en sus más de 20 años de historia, será un sabor que reconozcan al instante. Los efectos son fuertes, soporíferos y muy narcóticos, muy interesante como marihuana medicinal para aliviar el dolor, tratar trastornos del sueño o reducir la tensión muscular. No conviene usarla durante el día a no ser que uno quiera anularse y relajarse sin hacer absolutamente nada.

0 1.186 vistas

Sensi Seeds va a lanzar cuatro variedades de cannabis nuevas, que se incorporan a su catálogo de variedades galardonadas. Basadas en tres clásicos del cannabis, la marca va a lanzar Black Domina® Feminizada, Hindu Kush® Feminizada, Hindu Kush Automatic® y Pure Power Plant Automatic. Esta última se lanzará bajo la marca de semillas hermana White Label Seeds.

Estas variedades ponen las genéticas del cannabis de primera calidad a disposición de todos. Como son expresiones feminizadas y automáticas, permiten a un grupo más amplio de gente descubrir estas obras maestras originales del cannabis. Estarán disponibles en paquetes de tres, cinco y diez semillas.

¡Descubre los futuros clásicos!

Black Domina®, que llegó al mercado en 1996, combina las mejores genéticas indica del mundo en un híbrido de rápida floración recubierto de resina cristalina. Esta variedad premiada se convirtió, rápidamente, en una de culto dentro de la comunidad cannábica. Ahora disponible en una forma feminizada, proporciona el acceso perfecto al mundo de las genéticas del cannabis de la mejor calidad.

Hindu Kush® es otro clásico del cannabis de fama mundial. Esta indica pura procede directamente del macizo montañoso que le ha dado su nombre. Es el centro absoluto del mundo en lo que se refiere a las verdaderas indicas o genotipos de Afghanica. Con las versiones feminizadas y autoflorecientes, ¡la más grande de todas las Kushes está más al alcance de todos de lo que ha estado nunca!

¿Quién no conoce ya Pure Power Plant? El lanzamiento de su hermana autofloreciente hace que esta variedad de floración rápida, fiable y de gran rendimiento sea aún más eficiente, permitiendo recoger varias cosechas al año. Una imprescindible para cualquier aficionado a la autofloración.

¿Habrá más novedades?

Es raro que Sensi Seeds lance variedades nuevas, aunque no es ningún secreto que la marca trabaja continuamente en el desarrollo de nuevas genéticas. Sin embargo, este proceso lleva años de trabajo meticuloso antes de que una variedad esté lista para su distribución.

“Algunos clientes estimados y fieles nos habían expresado su interés en que desarrollásemos más variedades feminizadas y automáticas. Después de pensarlo mucho, aceptamos gustosamente”, afirma Ravi Spaarenberg, Director de Sensi Seeds. “¡Tenemos varios proyectos más en marcha para 2017 que van a sorprender!”

0 827 vistas

Mr Nice G13 x Hash Plant de Sensi Seeds es una de las mejores índicas afganas del mercado. Sabor a hachís y potencia extrema que hará palidecer al más veterano.

El mundo cannábico está lleno de grandes mitos y leyendas. Desde la aparición de los primeros bancos de semillas a finales de los 70 y principios de los 80 han pasado apenas 40 años en los que grandes variedades, grandes bancos y grandes criadores. Es el caso de Mr Nice G13 x Hash Plant de Sensi Seeds, una variedad índica de las más potentes jamás creadas.

Si primero analizamos el nombre, cabe destacar que es un homenaje al fallecido Howard Marks o también conocido como Mr Nice, activista, escritor y el mayor traficante de hachís en la década de los 80. Sus clientes le apodaron así por su gran inteligencia y actitud pacífica, ya que aunque llegó a controlar el 10% del tráfico mundial de marihuana y hachís, nunca usó la violencia. Mover 30 o 40 toneladas de marihuana desde Pakistán o Tailandia hasta Estados Unidos no suponían para él ningún problema, ya que contaba con contactos desde la CIA o el M16, hasta la Mafia o el IRA.

Mr. Nice, fue detenido en 1988 cuando vivía en Mallorca, España, y trasladado a la prisión federal del estado de Indiana, en Estados Unidos, condenado a 25 años de cárcel. En 1995 le conceden la libertad condicional, abandonando totalmente su actividad anterior pero siguiendo involucrado en la defensa de la marihuana. Más tarde junto a Shantibaba, fundaría Mr.Nice Seedsbank.

Sin movernos del nombre de la variedad, nos encontramos con G13 y Hash Plant. La Hash Plant es una índica afgana desarrollada inicialmente por Neville Schoenmakers en The Seed Bank, cruzando una Hash Plant californiana con su Northern Lights#1, una planta resinosa y de floración rápida como muy pocas. La G13 es también una índica afgana de la que aún hoy en día no se sabe qué parte de su historia es real y qué parte mito.

La G13 es una variedad clon, es decir que sólo había esquejes de una única madre. Neville Schoenmakers consigue uno de estos clones cuando era el propietario de The Seed Bank mediante un cultivador que formaba parte en la investigación sobre esta planta. Cuenta que es una variedad modificada genéticamente por el gobierno de Estados Unidos en la Universidad de Mississippi y que alcanzaba un 28% de THC. A finales de los 80, The Seed Bank tenía en su catálogo G13 x HashPlant y G13 x Northern Lights#2.

Ben dronkers
Ben Dronkers

Poco después, Neville se asocia con Ben Dronkers, propietario de Sensi Seeds Club, naciendo de esta unión el banco de semillas Sensi Seeds que conocemos hoy en día. Con ésto, también se unen dos importantísimas colecciones genéticas. La madre G13 se cruzó con varios machos de los que salieron G13 x Ortega, G13 x Hashplant, G13 x Northern Lights#2, G13 x Haze y G13 x Skunk#1, entre las más destacadas. Años más tarde la madre original ya había perdido tanto vigor que finalmente falleció, junto con sus genes puros.

Sólo Neville y después su socio Ben Dronkers estuvieron en posesión de la G13 original, nadie más. Es una genética que nadie pone en duda su existencia, pese a que su historia quizá tenga algo de fantasiosa, sólo Neville conoce la verdad. Los bancos que posteriormente y aún hoy ofrecen algo de G13, es 100% seguro que provienen de alguno de los híbridos de Sensi Seeds, no de la G13 original.

Mr Nice G13 x Hash Plant es una heredera directa de ambas genéticas originales, con todo lo que ello significa. Como buena índica afgana, es una planta de muy fácil cultivo, de tamaño medio y compacta. Aunque prefiere climas lo más soleados posibles, se adapta a cualquier zona. Su rapidez de floración permite cosecharla mucho antes de que las primeras lluvias se presenten en climas más templados y lluviosos.

Con hojas de peciolos anchos típicas de índica y de un verde oscuro casi brillante, es una variedad que llama la atención a primera vista por su belleza y elegancia. Es muy discreta y apropiada para todo de exteriores, desde balcones y terrazas a guerrillas. En interior es la planta perfecta para cultivos intensivos, donde garantizar producción, potencia y sabor. Superar el gramo x vatio no será ningún problema hasta para el cultivador más inexperto.

Mr Nice

Los cogollos son piedras, muy duros y cubiertos por una gruesa capa de tricomas. Los amantes de las extracciones de resina encuentran en esta planta un auténtico filón. Que las flores sean tan compactas también puede jugar en contra del cultivador en zonas húmedas. Una muy buena opción es realizar una poda apical para multiplicar el número de ramas y reducir el grosor de una única punta apical. En unos 50 días estarás cosechando, sobre mediados de septiembre si se cultiva en exterior.

Mr Nice G13 x Hash Plant tiene un sabor espectacular, muy dulce y especiado al consumirla a sido algo espectacular. Uno realmente no llega a saber cuando está fumando un porro de hierba si se trata de marihuana o hachís. Igual ocurre con un porro de hachís, que cuesta no creer que se está fumando hierba. Sin lugar a dudas es una de las variedades que mejor describen los sabores de las genéticas afganas.

Los efectos son muy fuertes e instantáneos, con un pelotazo típico de las mejores Afghanicas, simplemente perfecto. La dejadez corporal junto con la claridad mental son perfectos para buscar momentos de relajación y lucidez, para sentarse cómodamente y disfrutar de su espeso y sabroso humo. Como marihuana medicinal, es muy apropiada para combatir dolores o trastornos del sueño. Mr Nice G13 x Hash Plant de Sensi Seeds tiene todo lo que cualquier amante de las índicas pueda desear.

0 1.096 vistas

Hindu Kush de Sensi Seeds es una variedad índica afgana pura, considerada por muchos la mejor de la historia. Potencia, sabor, producción, rapidez de floración, facilidad de cultivo, super resinosa… qué más se puede pedir?

Una de las variedades índicas más influyentes de la historia es la Hindu Kush, una planta que recibe el nombre de la cordillera que se extiende desde el extremo oeste del Himalaya y que cubre la gran mayor de la superficie de Afganistán, las fronteras de Paquistán y la India, llegando hasta China. En este basto territorio crecen algunas de las variedades de cannabis índica más deliciosas del mundo. También conocidas como hash plants por la gran cantidad de tricomas que producen, producen algunos de los hachís más sabrosos y espectaculares, a la vez que codiciados.

Hindu Kush de Sensi Seeds es la máxima expresión de estas índicas afganas, una planta pura y jamás hibridada creada entre finales de los 80 y principios de los 90 partiendo de las primeras genéticas Kush introducidas por Sam el Skunkman en Holanda a mediados de los 80. Junto con Skunk, Northern Lights, Haze y Afgahni, es una de las variedades más influyentes de la historia, estando presente en multitud de híbridos posteriores.

Es una variedad totalmente estabilizada, una planta de fácil cultivo y perfecta para todo tipo de clima. A su período de floración rápido, se une una gran resistencia a plagas y hongos. Como buena índica afgana, es una genética de talla baja y compacta, ideal para cultivos en terrazas, balcones, pequeños jardines, guerrillas discretas y por supuesto en interior.

Hindu Kush sorprende a todos en la fase de floración, donde su aroma es muy discreto y no llama tanto la atención como la espectacular producción de tricomas. Los cogollos engordarán día a día de una forma explosiva, siendo una planta que se cosecha en 7-8 semanas de flora no podía ser de otro modo. Posiblemente a mediados de septiembre ya tengas las flores en el secadero.

Únicamente disponible en versión regular, es perfecta para hacer una selección buscando los ejemplares más rápidos y productivos. En interior es de las plantas más agradecidas en cultivos en SOG, produciendo unas largas porras de densas flores que apenas dejarán ver el tallo, muy compactos y con muy poca hoja. También al ser de aroma bastante discreto se puede prescindir de filtro de carbón en armarios de pequeño y mediano tamaño.

Como en las variedades de marihuana la diferencia la marca finalmente el sabor y la potencia, Hindu Kush se merece un claro sobresaliente. Tiene un delicado olor a madera de sándalo, muy dulce y con trasfondos a deliciosas charas de hachís afgano. La potencia es alta, con un efecto corporal y muy positivo, perfecta para disfrutar de momentos de paz y tranquilidad y muy apropiada para combatir dolores y trastornos del sueño.

Los cultivadores más ambiciosos e inquietos, encontrarán en esta planta una variedad muy fiable con la que comenzar un proyecto de cría, tanto con una hembra como con un macho que aportará unos tiempos de floración más cortos y una mayor producción de tricomas con cualquier planta con la que se cruce. Hindu Kush es sin lugar a dudas una de las mejores índicas de toda la historia.