LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Series"

Series

0 196 vistas

Para los fumetas a los que no les guste la serie de Netflix’s Disjointed , siempre estará High Maintenance de HBO , que ya comenzó el 19 de Enero la segunda temporada. El espectáculo está protagonizado por Ben Sinclair como “The Guy” que ofrece marihuana a clientes modernos de Nueva York en su bicicleta. A diferencia de la mayoría de las series de televisión, hay muy pocos personajes recurrentes. El vendedor taciturno revisa las vidas de las personas, a menudo queda atrapado en sus historias enredadas. Es una representación realista.

Desde la temporada 1, Ben Sinclair se separó de su esposa que es la cocreadora de la serie, Katja Blichfield.

“Nos separamos el día de las elecciones, y luego, mientras hacíamos la temporada, tratamos de lidiar con eso mientras intentábamos seguir trabajando juntos y viviendo juntos”, dijo Sinclair a Entertainment Weekly . “Me sentí muy siniestro y atemorizado todo el tiempo, ya que estaríamos llorando por la forma en que nuestra vida estaba unida mientras el resto del país lloraba como solía ser siempre. De alguna manera podíamos esconder nuestra tristeza en la tristeza colectiva, pero aun así tuvimos que hacer este proyecto juntos.”

“Fue un verdadero vaivén porque tuve la tentación de vivir mi dolor a través de mi personaje, y todos me dijeron que no lo hiciera. No todos, pero había muchos, como, No, este espectáculo no es sobre el Guy. Y así nosotros y muchos de nuestros escritores y productores luchamos con la situación”

High Maintenance se transmite los viernes a las 11 pm ET / CT en HBO.

1 410 vistas

Snoop Dogg se pone a los mandos de la nueva comedia de la MTV. Y si conocemos mínimamente al rapero y actor ocasional, podemos tener claro la temática central de esta serie.

El responsable de ‘Gin & Juice’ y ‘Drop It Like It’s Hot’ escribe y asume la producción de ‘Mary + Jane’, una sitcom centrada en las desventuras de los dos mujeres al frente de un “servicio de venta de marihuana” en Los Ángeles, compuesto exclusivamente por mujeres.

Scout Durwood y Jessica Rothe serán las encargadas de dar vida a los personajes titulares mientras que Snoop Dogg, además de escribir y producir, tendrá también un personaje recurrente. No hará de sí mismo, pese a lo que pudiera parecer, sino de “una persona muy, muy especial”, según avanzaron los productores ejecutivos Deborah Kaplan y Harry Elfont .

‘Mary + Jane’ se estrenará el domingo 5 de septiembre en MTV.  Te dejamos el trailer de Mary Jane +, la nueva comedia de situación de Snoop Dogg sobre la marihuana

0 544 vistas

Series TV. El cannabis poco a poco se está convirtiendo en algo habitual, afortunadamente ya es un tema de conversación en el que se tratan más sus beneficios que sus desventajas. En gran parte ha influido la legalización en varios países o estados y que poco a poco están sirviendo de referente para que de una vez comprobar que el cannabis para usos recreativos no es peor que el alcohol y que el cannabis para usos terapéuticos es mejor que muchos medicamentos. 

Hoy ya es común ver en los telediarios o en algún debate televisivo alguna noticia sobre el cannabis y sus propiedades medicinales, y es precisamente en las televisiones donde esta planta ha encontrado un tema recurrente como se demuestra en el próximo estreno de varias series TV que parten con una temática común: el cannabis.

Recientemente hemos conocido que el nominado al Óscar John Malkovich será parte del reparto de la nueva serie ‘Humboldt’. Malkovich será el protagonista además de productor ejecutivo en la que será una adaptación del drama superventas de la escritora Emily Brady, Humboldt: Life on America’s Marijuana Frontier y que podría traducirse como “Humboldt: la vida en la frontera de la marihuana de Estados Unidos”. Aunque de momento no está asociada a ninguna cadena, Sony Pictures Television y Anonymous Content son las productoras responsables de este proyecto que dirigirá Carl Franklin, conocido por sus éxitos House of Cards y Homeland.

La historia gira alrededor de una comunidad del Condado de Humboldt, en la costa noreste de California, que durante casi 4 décadas ha subsistido principalmente del cultivo y la venta de marihuana tras el colapso de sus otras industrias. Emily pasó un año entero viviendo entre los reservados y desconfiados habitantes de un pueblo donde el cannabis ha financiado absolutamente todos los servicios públicos, desde el departamento de bomberos hasta las escuelas. El dinero se mueve por fajos y los ahorros se entierran en barriles de plástico en el patio trasero. Además se ofrece una mirada íntima a cómo la creciente legalización del cannabis en Estados Unidos está impactando la vida de esta comunidad.

El rapero Snoop Dog por su parte ha conseguido un nuevo papel como productor ejecutivo de la próxima comedia con el cannabis como protagonista de ‘María + Jane’En la MTV se contará la historia de Jordan ( scout Durwood ) y Paige ( Jessica Rothe ), dos jóvenes que dirigen un servicio de entrega de cannabis medicinal en Los Ángeles y que contará con estrellas invitadas como Seth Green o Andy Daly.

Y es que desde que la legalización del cannabis medicinal y lúdico se ha disparado y ya sean 23 de los 50 estados de EEUU, también se han disparado otras industrias y la audiovisual no podía ser menos. No es un tema nuevo, ya que el cine cuenta con grandes clásicos como ‘El Jardín de la Alegría’, ‘Miedo y asco en Las Vegas’ o los incontables filmes de Cheech y Chong, pero el salto a la pequeña pantalla nunca ha sido tan prometedor.

También Netflix ha ordenado la grabación de 20 episodios de ‘Disjointed’, comedia que producirá Chuck Lorre, autor de The Big Bang Theory y Dos hombres y medio, y protagonizará Kathy Bates, ganadora del Óscar por ‘Misery’, y donde interpretará a una defensora del cannabis que ve su sueño cumplido y es propietaria de un dispensario de cannabis en Los Ángeles. Con ella trabajarán su hijo veinteañero y un guardia de seguridad que está fumados prácticamente todo el día.

Series-tv

Comedy Central sorprendió hace unos meses con ‘Time Traveling Bong‘, una mini serie de 3 episodios sobre dos primos, Sharee y Jeff, que descubren un bong o cachimba que descubren que al fumar en él, pueden viajar en el tiempo. Después de visitar varios puntos en el pasado, Sharee y Jeff tienen que encontrar una manera de volver al presente después de la cachimba se haya dañado y no funcione.

HBO (Home Box Office) anunció el 20 de abril de 2015 que había ordenado la grabación de 6 episodios de  y que se estrenarán el 16 de septiembre de 2016. Esta comedia es una adaptación de la webserie del mismo nombre, que se centra en un traficante de Brooklyn que vende sus cogollos por Nueva York.

Amazon contará con Highland protagonizada por Margaret Cho, una comedia donde se interpretará a si misma con un toque de ficción, que tras salir de rehabilitación tras ingresar por una orden judicial, y se muda con su familia que justamente en ese momento regenta un club de marihuana. El guión está escrito por Liz Sarnoff, quien ya trabajó en ‘Deadwood’ y ‘Lost’.

Y también la NBC ha encargado el guion de ‘Buds’, una serie de humor creada por el equipo creativo Adam Scott, su mujer Naomi Scott y Joe Mande, y que tratará sobre el día a día de un dispensario de cannabis. Promete ser una comedia tradicional dentro de un departamento como Denver, donde el cannabis el legal, sin duda tiene potencial.

Ya por último, el cineasta, guionista y conocido defensor del cannabis Kevin Smith, va a protagonizar, producir, escribir y dirigir ‘Hollyweed’, un proyecto que financia Fremantle Media y cinco empresas relacionadas con industria del cannabisFamoso por sus guiones para comics de Marvel como Daredevil y Spider-Man. La historia transcurre en un dispensario de Los Ángeles, donde sus dos propietarios fumadores planean una batalla contra una magnate de galletas de cannabis del vecindario y para lo que cuentan con la ayuda de una actriz porno que les orientará a la hora de manejar su negocio.

Todo ésto no hace más que demostrar que los principales culpables de la prohibición que aún vivimos muchos países, es ahora la más interesada es normalizar una planta que nunca debió ser demonizada y en parte todas estas series ofrecerán una realidad que hasta no hace mucho eran tabú. 

3 438 vistas

“Humboldt” de los mismos productores de “True Detective” protagonizado por John Malkovich y de Sony Pictures TV, será la nueva serie de tendencia Pot TV o del tema marihuana.

El actor nominado al Oscar, ha sido escogido para protagonizar Humboldt, una serie de drama inspirada en el libro más vendido de Emily Brady Humboldt: Life on America’s Marijuana Frontier , confirmó The Hollywood Reporter.

Escrito por casualidad por Michael A. Lerner ( Amor y Misericordia ), el proyecto está configurado en Sony Pictures Television y Anonymous Content ( True Detective, Sr. Robot ) y se podrá ver en la red, por cable y por servicios de streaming.

El libro gira en torno a la comunidad del norte de California que durante casi 40 años su industria principal está dirigida hacia el cultivo y venta de marihuana. El autor pasó un año viviendo entre los secretos de los residentes de la ciudad y del condado ofreciendo una mirada íntima de la forma en que se avecina la legalización de la marihuana y como está afectando a la comunidad.

Malkovich será el protagonista como el patriarca de la familia de Humboldt. Lerner será el productor ejecutivo junto a Elliot Webb, Alissa Philips, Alex Goldstone y Adam Shulman. Malkovich también es uno de los productores ejecutivos junto a Jennifer Rawlings, y con Carl Franklin que dirigirá.

El papel marcará la más reciente incursión en televisión de Malkovich tras el drama del pirata de corta duración de la NBC Crossbones .

Humboldt  también será la última serie sobre el tema cannabis que aparezca en los últimos tiempos. Netflix ordenó recientemente a Chuck Lorre una comedia sobre cannabis en un dispensario como lugar de trabajo  desarticulado , con Kathy Bates como estrella; Amazon tocó recientemente Margaret Cho a la estrella en  Highland ; HBO recogió seis episodios de  High Maintenance ; y la NBC se ha asociado con Adán y Naomi Scott para desarrollar  Buds (cogollos).

2 305 vistas

Desarticulado será la nueva serie de comedia del productor Chuck Lorre que será protagonizada por la actriz Kathy Bates y que podremos ver en Netflix

La serie será protagonizada por Kathy Bates que dará vida a una defensora de la legalización de la marihuana de toda la vida, que tendrá su sueño realizado al tener su dispensario de marihuana en Los Ángeles. El personaje de Bates estará junto a su hijo, tres “budtenders” y un guardia de seguridad que en la mayoría del tiempo estarán bajo los efectos de la hierba.

Chuck Lorre y David Javerbaum son los escritores guionistas y productores ejecutivos de la serie, que han recibido el encargo de la creación de 20 episodios para Chuck Lorre Producciones y Warner Bros. Television.

“Desarticulado” o Disjointed (titulo en inglés) será la primera serie producida para la televisión de la CBS, Lorre ya produjo para la ABC “Dharma & Greg“. En la actualidad tieneThe Big Bang Theory y “Mamá” en la red de difusión.

Netflix ha encontrado el éxito con su reciente incursión en las comedias con varias cámaras. De acuerdo con la empresa de medición Sinfónica Advanced Media , la serie de mutli-cámara “Fuller House, de Warner Horizon, y The Ranch se encuentran entre las series originales más vistas de su servicio.

El trabajo de televisión más reciente Bates llegó en las últimas dos temporadas de antologías de Ryan Murphy para FX, ganando un Emmy en el 2015 por “American Horror Story“.

11 97.526 vistas

Entre otros efectos, se sabe que el consumo de cannabis abre nuestra mente con respecto a muchas cosas. Puede ayudar a los consumidores a tener en cuenta nuevos puntos de vista, otros tipos nuevos de contenidos, o cualquier aspecto novedoso, la verdad. Es parte de la belleza de la planta del cannabis cuando se usa ¡con fines recreativos!
Sin embargo, algunos contenidos tocan allí donde más nos gusta: te hacen pensar, hacen que aprendas, te hacen reír. Así que esperamos que disfrutéis viendo estas cinco series de TV, seleccionadas por Sylent Jay, para vuestro disfrute psicoactivo.

5 – Breaking Bad

Breaking Bad cannabis

Breaking Bad no necesita ningún tipo de presentación. Sus guionistas son venerados por su gran talento, los grandes actores que forman su elenco son adorados por las diferentes academias, además de por el público, las cuestiones y la temática tratadas no pueden ser más arriesgadas… en fin, Breaking Bad lo tiene todo.
Para aquellos que no conocen la trama, la serie presenta la historia de Walter White, un ciudadano estadounidense a quien diagnostican un cáncer de pulmón, y que opta por fabricar, y vender, metanfetamina de cristal para mantener a su familia y pagar sus facturas médicas.
El espectáculo se aprecia y se valora, independientemente de la confesión. Pero como aficionado al cannabis, y, posiblemente, activista, puede que encuentres algo más con lo que identificarte, en lo que respecta a temas como la guerra contra las drogas, el sistema de salud, la espiral descendente que lleva a muchos a la delincuencia, y un sinnúmero de temas candentes. El aspecto más alentador son los personajes, enormemente originales y conmovedores, y la comedia situacional, supuestamente accidental, es justo lo que necesita.

También puedes ver: Los Soprano, Weeds, The Wire (Bajo escucha), The Shield (Al margen de la ley), Justified (La ley de Raylan).

4 – Childrens Hospital

Childrens Hospital cannabis

Puede que el reparto de Childrens Hospital te resulte familiar. Es probable que hayas visto, por lo menos, a uno o dos de los actores en algunas de las comedias más valoradas de las últimas dos, o tres, décadas, o tal vez incluso en producciones similares en el pasado. La serie es una representación, muy bobalicona, de las luchas diarias del personal del hospital, tanto de los médicos, cirujanos, enfermeras, recepcionistas, como del mismo jefe médico, o cualquier otro. En resumen, piensa en “Urgencias de marihuana”. Sin embargo, hay innumerables chistes privados, juegos de palabras, y frases inteligentes que demuestran un talento verdaderamente fascinante en la escritura, dirección y para el espectáculo. No resulta del todo sorprendente, ya que los creadores también sirven como principales actores para el show, y viceversa, no como en el equipo de Saturday Night Live.

También puedes ver: Saturday Night Live, Reno 911, Brooklyn Nine-Nine, It’s Always Sunny in Philadelphia (Colgados en Filadelfia).

3 – Robot Chicken

Robot Chicken cannabis

Ver la serie animada de Seth Green, Robot Chicken (Pollo Robot), que utiliza la técnica de stop-motion, es como ver al monstruo de Frankenstein volviendo a la vida una y otra vez. Te proporcionan un montón de temas, y las imágenes que los acompañan. Esto es, en esencia,Robot Chicken. Una especie de secuencia falsa de salto de canal, que te lleva de un punto a otro de una manera lógica, aunque sin conexión tangible entre los diferentes elementos. El juego consiste, primero, en no perderse ninguna frase, porque la friolera del 100% de ellas son absolutamente desternillantes, y des pués en reconocer a los dobladores, ya que cada episodio cuenta con, por lo menos, media docena de estrellas invitadas (más de 300 en total, desde Georges Lucas a Snoop Dogg, con artistas invitados entre los que se incluyen la totalidad de los elencos de Buffy la CazavampirosAquellos maravillosos 70Los Vengadores y muchos más).

También puedes ver: South Park, Los Simpson, Flight of the Conchords, The Mighty Boosh.

2 – Inside No. 9

Inside no 9 cannabis

Para aquellos que echan de menos los contenidos misteriosamente espeluznantes, de los viejos tiempos, frente al gore popular de hoy, el “guau de verdad”, u otros tipos más convencionales de contenidos de miedo, la serie a elegir es Inside No. 9. Esta comedia negra explora numerosas historias que te dejarán sin palabras siempre, o te harán reír con nerviosismo y valentía mientras sudas y tiemblas, dependiendo del episodio. Ver Inside No. 9es como entrar en el ático del museo de historia natural, y tener que quedarse allí durante unas horas, con nada más que una linterna parpadeante y agudizando el oído. No es exactamente miedo, pero el paseo es, definitivamente, uno que se lleva a cabo sobre una cuerda floja y resbaladiza que cuelga por encima del foso de lo absurdo, del humor negro, del carácter británico intrínseco… y mucho más.

También puedes ver: Cualquiera de las otras producciones de Pemberton y Shearsmith (The League of Gentlemen, Psychoville, etc.), The Rocky Horror Picture Show, The IT Crowd (Los Informáticos), Wilfred.

1 – Archer

Archer cannabis

Archer es un espía, pero no el tipo de espía, suave y con labia, al estilo de James Bond. Trabaja para una agencia, el Servicio Internacional Secreto de Inteligencia (sí, ISIS, pero no ese Isis), y no está del todo claro por qué es así, ya que parece ser una mezcla extraña entre Austin Powers, OSS 117, y Frank Drebin. La serie se puede escuchar a modo de podcast, y es una inteligente mezcla de sátira social, humor al límite que provoca el llanto, y una brillante imaginación. Además, mientras que el programa se identifica claramente como “una historia de espionaje”, los puntos de vista están representados, visiblemente, desde el otro lado de la barrera gubernamental. La investigación de los canabinoides, las normativas de género, el racismo, y muchos otros temas se tratan desde un conservadurismo falso e irónico, lo que convierte a Archer en una versión de ficción retorcida, pero inestimable de The Colbert Report.

También puedes ver: Austin Powers, NTSF: SD: SUV, Chuck, Alias​​, James Bond, Futurama.

Por Sylent Jay  Fuente SensiSeeds

0 481 vistas

Tanto los gobiernos como la opinión pública se encuentran en un proceso lento de aprendizaje en lo que respecta al tema del cannabis, nada que ver con la cultura pop que ha tomado la delantera. La industria del cine ha puesto cara a los consumidores de cannabis durante décadas, con mayor o menor acierto: los aficionados a la planta han logrado convertirse en herramientas útiles para los guionistas de cine, como estrellas invitadas innecesarias, pero valiosas, o como un pretexto para aportar el toque “guay” que suele asociarse al cannabis.

Últimamente, en parte debido a la reciente renovación de la ficción televisiva de habla inglesa, tanto si procede de Hollywood como de otros lugares, el cine se ha mantenido un poco al margen cuando se trata de ser vanguardista.
Tal vez este fenómeno tenga que ver con las estrategias de marketing sin escrúpulos que acompañan a la industria cinematográfica hoy en día, que suelen basarse, únicamente, en dirigir su publicidad de la forma adecuada a la gran mayoría de la deseada audiencia, pasando por alto muchos otros perfiles demográficos.
Quizás lo único que ocurre es que, para llegar a conocer a los personajes, los espectadores tienen que establecer una relación a largo plazo con ellos, como si estuvieran leyendo una saga de novelas. Y esto podría ser precisamente lo que necesitan los consumidores demarihuana de ficción: una amplia gama de personas x de mentalidad abierta y dispuestas a llegar a conocerlos.

cosbyshow
Heathcliff y Clair Huxtable, La Hora de Bill Cosby – © Carsey-Werner Company

Los años 90 – Cazadores de Brujas VS Fumetas

La presencia del cannabis en la televisión durante los años 90 marcó el inicio de un cambio.
El panorama cultural de la primera mitad de la década se basaba, sin duda, en el mismo modelo previo, por lo menos en lo que se refiere a la función y a la importancia de la televisión en la sociedad, y los mensajes que pueden transmitirse a través de ella. Así, el típico “episodio dedicado al cannabis” era el epicentro, si no la única aparición de la marihuana en la televisión, y en general servía para glorificar el orgullo hacia la bandera, la D.A.R.E. y la guerra contra las drogas.
Todos los adolescentes de las comedias familiares eran investigados por unos padres desconfiados, después de encontrarles, por sorpresa, un cigarrillo de cannabis, desde la correcta Hora de Bill Cosby, a Roseanne, más dirigida a la clase trabajadora. Sin embargo, esta última se atrevió a dar una vuelta de tuerca a la, tan manida, historia. El cannabis encontrado era, en esta ocasión, de los padres.

70ES
Red y Kitty Foreman, Aquellos Maravillosos 70 – © Carsey-Werner Company

Durante la segunda mitad de los años 90, la parrilla televisiva empezó a llenarse de series de televisión más “atrevidas”, del tipo que lidera el mercado actualmente, al mismo tiempo que se emitían programas políticamente correctos o más conservadores.
En general, el resultado deja un gusto dudoso, pero divertidísimo, a “lo harán, ¿no?”. ¿Van, por fin, a aceptar que el cannabis no es más peligroso que el alcohol?
Según los jóvenes, un tanto infantiles, de Aquellos maravillosos 70, la respuesta es un sí definitivo. Por supuesto, se podría alegar que el argumento de la serie (que tiene lugar en los años 70) justifica la falta de tabú en lo que respecta a la marihuana. En cualquier caso, el uso del cannabis, prácticamente omnipresente, es retratado como un refugio espiritual para los protagonistas de esta historia de hippies que entran en la mayoría de edad, en lugar de presentarlo como una operación rebelde y autodestructiva. El 99,5% de los argumentos no tienen nada que ver con el cannabis, y nunca se ven afectados por él, mientras que el restante 0,5% tiene que ver con los padres que, de vez en cuando, se preguntan qué pasa en su sótano. Hay que mencionar que esto se ha conseguido sin mostrar un solo gramo de cannabis en la pantalla, y al dar el actor Tommy Chong (Cheech y Chong) el papel recurrente de hippie envejecido y descuidado, pero sabio. Sin ningún tipo de discusión, el trabajo de los inspirados simpatizantes del cannabis.

7thES
Reverendo Eric Camden, Siete en el Paraiso – © Spelling Television

El otro lado de la nube de humo, sin embargo, muestra una visión muy distinta del joven consumidor de cannabis. En 1997, apenas un año antes de que Aquellos maravillosos 70emitiese su primer episodio, el programa familiar Siete en el Paraíso se ocupaba del tema de una manera un poco más dramática. Una vez se hallaron los porros, unos y otros entraban y salían, enfadados, de las numerosas habitaciones, y mientras, la orquesta sinfónica interpretaba su mejor plagio de la banda sonora de Tiburón. Una vez más, el contexto lo explica en parte. Al fin y al cabo, la serie narra la historia del reverendo Camden y su familia. En cualquier caso, la puesta en escena va más allá de lo ridículo, hasta un punto en el que uno podría, perfectamente, sustituir el cannabis por crack o heroína para justificar el estado de ánimo general, de “autopista al infierno”, del episodio. Un poco decepcionante por parte de una serie de televisión que abordaba otros asuntos sensibles para la sociedad, como el embarazo adolescente, el alcoholismo o el acoso, con cierta gracia. Este ejemplo tiende a demostrar que ciertas cosas pueden percibirse como peligrosas, y estar corrompidas, bajo el manto de la ilegalidad, por el poder establecido y las personas que confían en él.

Los años 2000 – Tendencias y modas

Los años 2000 son una mina de oro de contribuciones, pequeñas y discretas, de la industria de la televisión al mundo del cannabis.
Al igual que en Aquellos maravillosos 70, las series de televisión adoptaron el cannabis como un parámetro meramente básico en la vida de sus personajes, despreocupándose completamente por la frecuencia con que aparecía, es decir, como suele ocurrir en la vida real, depende del tipo de consumidor que uno sea.

SATC-1
Samantha y Carrie, Sexo en Nueva York – © Darren Star Prod.

Muchos guionistas de series de televisión, que actualmente se consideran convencionales, se han tomado libertades con las aficiones de sus personajes, y parece que los términos inventados por el marketing actual, como “porreras de tacón de aguja” o “fumetas con éxito” pueden haber influido en su decisión de hacerlo.
Por ejemplo, las chicas de Sexoen Nueva York (1998 – 2004) parecen colocarse, de una manera muy curiosa y bastante a menudo, gracias a los disgustos con los hombres y al cannabis. Y, sin embargo, no hay nada parecido a un “episodio dedicado al cannabis”. Los guionistas eligieron presentar la planta como parte integrante de la vida cotidiana de estas mujeres profesionales sumamente funcionales. Una escritora, una publicista, una abogada, una marchante de arte, y todas ellas con gran éxito en sus respectivos campos. El cannabis, de hecho, se menciona sólo dos veces durante toda la emisión de la serie, lo que demuestra que no existe una necesidad fundamental de dedicar historias épicas a una causa a la que, a veces, le vendría mejor menos épica a la hora de retratar las consecuencias de la guerra contra las drogas. Las series comoCalifornication (2007), A dos metros bajo tierra (2001), o El Séquito (2004) también muestran este aspecto del consumo recreativo, aunque su visión de un profesional altamente cualificado y con éxito es discutible. La serie de televisión Mad Men, que se emitió por primera vez en 2007, y que se ha convertido en uno de los dramas de época más valorados de la década, además aumenta el tiempo que el cannabis aparece en pantalla. La pasada temporada, que comenzó en abril de 2014, en su episodio de estreno, se vio a Don Draper, uno de los personajes más emblemáticos de la serie, casualmente encendiéndose un porro con su mujer en la playa.
El drama británico de adolescentes Skins (2007) probablemente hizo el movimiento más audaz en la dirección general del consumo ocasional de cannabis. No sólo su nombre, “skins”, es una referencia a una palabra de la jerga británica para “papel de fumar”, además, casi todos sus personajes disfrutan de la planta. Es cierto que los adolescentes también consumen muchas otras drogas, pero el cannabis, aunque circula abiertamente, rara vez se menciona, y nunca está, ni de cerca, relacionado con los comportamientos peligrosos que se muestran. Sin embargo, suele utilizarse como un elemento accesorio que ayuda a reflexionar, sobre todo en los momentos de dolor y confusión.

bigbang
Leonard Hofstadter llevando una de las muchas camisetas de molécula de THC, Big Bang Theory – © Chuck Lorre Prod.

Y en lo que se refiere a cruzar la barrera que separa el entretenimiento comprometido del activismo más patente, la serie de TV Weeds(2005) se lleva la palma, al retratar la lucha de una madre soltera y su decisión de vender ilegalmente cannabis para llegar a fin de mes, durante un impresionante total de ocho temporadas. La serie no se considera necesariamente un clásico por la comunidad cannábica, pero, aún así, tiene el mérito de abrir los ojos a aquellos que todavía creen en la guerra contra las drogas y en la industria farmacéutica.

Por último, hay muchos otros personajes de series de televisión que se han emitido durante los años 2000, que, a lo largo de los años de emisión, han estado enviando mensajes confusos o guiños  significativos, que no dejan casi ninguna duda en cuanto a su estatus de fumetas en el armario. Mientras que algunos agradecerían más esfuerzos visibles, estos personajes son los representantes realistas de todos los consumidores de cannabis invisibles que hay por ahí, y el aparente carácter aleatorio de estas apariciones discretas podría hacerlos aún más acertados.

supernatural
Dean Winchester, Supernatural – © Warner Bros. Television

Los años 2010 – Normalización

En la actualidad, existen numerosos lugares en el mundo donde el consumo de cannabis está socialmente aceptado, y en algunos casos, legalmente también. Desde el punto de vista de la cultura pop, esto significa que el cannabis podría estar a punto de ocupar una posición dominante, antes de que sea legal a nivel global. Ya no parece hacer falta realizar un esfuerzo extra para reivindicar la afiliación al mundo cannábico, lo que podría explicar por qué las referencias al cannabis pueden ser menos “independientes” que a las que estaba acostumbrado el espectador.

No obstante, el carácter introspectivo de la mente humana cuando está bajo la influencia del cannabis es un argumento importante del remake americano de la serie Wilfred (2011). El personaje principal, Ryan, está deprimido y presenta tendencias suicidas, y es la única persona que ve al perro de su vecino, Wilfred, como un hombre que llevaba un traje de perro. En paro, pasa la mayor parte de sus días en su sótano fumando cannabis con Wilfred, y preguntándose, junto con el espectador, qué le pasa, y quién es, en realidad, el hombre-perro. ¿Una manifestación de su propia mente? ¿Un hombre real? ¿Un hecho sobrenatural? El cannabis sin duda es un parámetro en esta historia, como potenciador de la mente y como antidepresivo. Wilfred puede ser una de las producciones de televisión más desconcertante, aunque realista, que reflexiona sobre la psique humana.

wilfred
Wilfred y Ryan, Wilfred – © Wilfred Prod.

Las series Melissa & Joey (2010) y Uno para todas (2011) respetaban la tradición de la comedia de situación familiar de abordar el “terrible” tema del cannabis. En el primer caso, al adolescente menos recomendable de la pandilla le expulsan del colegio por haber fumado cannabis. Pero en un giro, un tanto extraño, de los acontecimientos, después de un par de chistes sobre fumetas muy trillados y una reacción general de desconcierto por parte de las figuras paternas, la trama toma otra dirección. Es cierto que no es precisamente un homenaje a la causa del cannabis, sino que tiende a demostrar que mientras que las normas de los Estados Unidos siguen siendo las mismas, al menos en la mayoría de los estados, las mentalidades, que siempre respetan la ley, han cambiado drásticamente. Incluso Uno para todas, ubicada en Colorado, se las apañó para darle a su personaje principal, tradicional, sexista y políticamente conservador, un padre que decide abrir una tienda de marihuana, cultivada por él mismo.

hudson
Sherlock Holmes, casera legendaria convertida en entusiasta del cannabis, Sherlock – © BBC

Por otra parte, el retorno del fumeta estereotípico se puede ver en el mundo, más amplio, de las comedias de enredo. Los siguientes personajes: Victoria de Mike & Molly (2010), Deke de Dos Chicas sin Blanca (2011), Nolan de Ejecutivo agresivo(2012), y todos los de Workaholics (2011), son ejemplos perfectos del síndrome de Cheech y Chong. Sin embargo, los guionistas, de cada una de las series mencionadas, parecen haber hecho el esfuerzo de desarrollar los personajes razonablemente, liberando a sus creaciones del cliché del consumo de cannabis como único parámetro que los define.

Otro de los beneficios de la normalización del cannabis en la televisión es que, mientras que el cine parecía haber reservado el consumo de cannabis en su mayor parte a hombres un poco perezosos y risueños, la industria de la televisión optaba por disentir y no ignorar a las consumidoras femeninas por completo. Además de los ejemplos ya descritos, la serie Girls (2012), y la muy reciente Broad City (2014) presentan a mujeres que consumen cannabis regularmente, lo que representa un grupo demográfico de población femenina más que accesible: las mujeres imperfectas. Una visión refrescante de la fumeta femenina para contrarrestar la habitual fantasía de la “fumeta manic pixie dream girl” (MPDG, es un tipo de personaje cinematográfico).

Puede que algunos todavía consideren a la televisión como una fuente de entretenimiento de segunda clase, su eficacia a la hora de descodificar los temas de actualidad para la sociedad es a veces mayor que la observada a través de otros medios considerados de mayor valor artístico.

Sensi Seeds espera que, algún día, los consumidores de cannabis puedan deambular sin preocupaciones tanto en los canales públicos como en los privados, y que fumar cannabis deje de ser un parámetro que defina a todos los aficionados a la planta en todo el mundo, ya sean de ficción o no.

communityES
Cantante/Actor Ben Folds, Community – ©Krasnoff Foster Prod.

Por Sylent Jay

Fuente SensiSeeds

1 244 vistas

dr_MadMen_w325_h225Es 1967 en la serie de  Mad Men y están abrazando la nueva cultura emergente del cannabis. En la 6ª Temporada, Megan se hace un par de porros en Hawaii, donde ella y Don están de vacaciones. “Sé que lo he intentado, pero no he tenido relaciones sexuales de subidón.” dice  Megan. “Esto hace que sea mucho más intenso”. Vestida con un corpiño y en braguitas ella se enciende un porro, luego se lo pasa al Don, que inhala, el resto de la escena se deja a la imaginación del espectador.

En Sterling Cooper Draper Pryce, Stan es sorprendido fumando en la sala de escritores. “Huelo creatividad!” Don bromea y Stan se escabulle para apagarlo. Cuando Joan recibe una oleada de olor dulce y penetrante a la oficina, ella dice, “Yo no sé si son los fotógrafos o escritores, pero realmente huele a porro aquí.”

Betty takes an interest in her daughter’s friend, who runs away to an East Village squat. Sandy’s not there, but Betty gets an earful from the hippies. Bourgeois and uptight, she declines a joint when it’s offered her.

Betty mira a la amiga de su hija que se escapa en cluquillas en East Village. Sandy no está por ahí, y Betty recibe una dosis de “hippies”burgueses y ella acepta el porro cuando se lo ofrecen.

dr_MadMan_banner_w325_h226El protagonista de la serie sigue siendo un enigma, a pesar de todo el amor de Megan por el, Don se aleja una vez más. En el trabajo, un cliente rechaza su lanzamiento defectuoso. En un funeral, vomita. Don es un recipiente vacío, sin descanso dando vueltas en un torbellino de mentiras.

Después de mudarse a una agencia de publicidad de su rival, la ex protegida de Don Peggy esta más segura que nunca. Ella no fuma en el episodio 1, pero seguro que está por llegar