LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Sexación"

Sexación

0 337 vistas

Las semillas regulares están de nuevo suscitando el interés que merecen por parte de nuevas generaciones de cultivadores. Desde la aparición de las semillas feminizadas a principios de los 2000, éstas han copado el mercado. Fue entonces cuando a las semillas de toda la vida empezaron a llamarse “regulares” para diferenciar ambas con una palabra sencilla.

Las ventajas de las semillas feminizadas son obvias, ofrecen plantas hembra. Ya no sería necesario cultivar más plantas de las necesarias contando con algunos machos entre ellas. Tampoco existía el riego de que alguna planta macho pudiese polinizar algunos cogollos y llenarlos de semillas. Gracias a ello, rápidamente pasaron a ser la apuesta de la mayoría de cultivadores.

Las ventajas de las semillas regulares son principalmente la estabilidad genética. No en vano, cuando un banco de semillas desarrolla una nieva variedad en el 95% de los casos parte de una planta procedente de una selección de semillas regulares. Esta estabilidad hace que una madre regular, con el paso de los años sufra menos degradación que una madre feminizada.

Otra ventaja de las semillas regulares es que comparada con la versión feminizada, en el 90% de los casos es más potente y vigorosa. Además, suele ser también más barata la versión regular que la feminizada sin son del mismo banco. Y para terminar, permite a cualquier cultivador hacer sus propias semillas sin mucha complicación. La satisfacción de cultivar uno mismo sus propias semillas, es incuestionable.

Todos los que alguna vez hemos cultivado semillas regulares, hemos tenido que esperar ansiosos el día en que las plantas comienzan a mostrar el sexo. En ocasiones ésto no ocurre hasta que comienza la fase de transición de crecimiento a floración, o la fase de floración. Ésto quiere decir que durante todo el tiempo anterior, habremos estado cuidando una planta que bien podría ser un macho. En tal caso, lo único que podemos hacer es lamentarlo, cortarlo y tirarlo.

Plantas más altas

Al cultivador que germina a principios de primavera y a inicios de floración cuenta con una planta de más de dos metros, lógicamente le interesa saber cuanto antes el sexo de su planta. Se puede ahorrar semanas de cuidados, tiempo y gasto en sustrato, fertilizantes o fitosanitarios en el caso de que fuesen necesarios, con el sexado mediante clonación.

Para ello, tan pronto podamos sacar un par de esquejes de cada planta lo hacemos. Decimos dos, por si alguno muere en el intento de enraizado. Debemos esperar a que la planta cuente al menos con un par de buenas ramas, podemos optar por las de los primeros nudos. Identificamos bien cada uno de ellos para que después no haya errores de ningún tipo.

Después, se trata de mantener los esquejes con un fotoperíodo de 12/12. Deberás buscar un lugar donde darles 12 horas de oscuridad, todos los días y a la misma hora. Puedes optar por taparlos con una caja de cartón, usar alguna habitación vacía, bodega… Aunque lo ideal, sería montar una pequeña instalación eléctrica con un fluorescente con un temporizador, no nos costará más de 10 euros.

Los clones suelen mostrar indicios de floración en unos 15 días y el margen de error es del 0%. Sólo quedará retirar los machos del cultivo y no perder más tiempo del debido. En su lugar, podemos poner algún esqueje de las que ya sabemos que son hembras, ya que todavía contarán con varias semanas por delante para crecer y darnos buenas producciones.

1 9.205 vistas

Un paso muy importante en el proceso de cultivo de cualquier cultivador es determinar si una planta es macho o hembra.

Las plantas masculinas se consideran generalmente desfavorables, debido al hecho de que sólo son buenas para la polinización de las plantas femeninas y para fabricar cáñamo. La planta de cannabis hembra es lo que produce esos bonitos, cogollos gordos y apestosos que medican tan bien.

Lógicamente, no hay manera completamente exacta para determinar el sexo de una planta hasta que se desarrolla sus órganos reproductores. Esto no ocurre hasta el inicio de la floración. Si son machos, las pequeñas vainas redondas se desarrollarán en los entrenudos de la planta. Estos luego se formaran en grupos y explotarán polinizando las hembras. Una planta hembra, muestra los signos de su sexo brotando sus pequeños pelos blancos en los entrenudos, generalmente por encima de una hoja grande. En los próximos días después de la floración inicial, los pelos más blancos aparecerán en todos los entrenudos de la planta. Este es el comienzo de la floración.

Se sugiere  eliminar las plantas macho inmediatamente, ya que si  una  es macho y otra es hembra, el macho polinizará la hembra, provocando que los pelos blancos desaparezcan y se aumente la probabilidad de que sea macho también.

Si no cambia de sexo y queda polinizada la hembra, entonces nuestros cogolllos se verán afectados y estarán cargados de semillas, restando calidad a nuestras flores.

 

41 101.816 vistas

Las plantas dan lugar a unas pequeñas flores que aparecen pegadas al tallo  principal en los nudos,  justo al lado de donde brotan las nuevas ramas y donde  están adheridas las grandes hojas. Las primeras flores suelen aparecer alrededor del octavo o noveno nudo desde la base, cuando la planta ya ha formado doce o  más nudos. (Esto puede variar ligeramente según la especie). Estas flores prematuras  pueden aparecer incluso en el periodo de crecimiento antes de forzar la floración.

Dado que no están bien formadas aún, son difíciles de sexar. Cuando se desarrollen, las sexaremos. Las flores de la marihuana son apétalas. Las hembras,  como se ha dicho, forman una flor formada por un cáliz de color verde (calyx) de  la que nace un filamento blanco que al formarse se abre en dos pistilos que forman  una “v”, que apunta hacia arriba. Las flores nacen adheridas al tallo. Algunas especies presentan los pistilos de color violeta. Cada cáliz está cubierto de  glándulas de resina, al igual que los pequeños brotes. Las flores crecen tan juntas que forman cogollos cubiertos de pelos blancos(pistilos). La punta de la planta da  lugar a la “cola”, palabra castellana con la que en América denominan al conjunto de cogollos que al crecer tan juntos llegan a formar uno muy grande y alargado con  forma de cola(el mayor cogollo y de más calidad). Las puntas de las ramas  rincipales también forman colas pero de menor tamaño. Las hembras suelen ser  más bajas y espesas. (Más ramificadas). A veces presentan un abultamiento en la base de las ramas, por donde estas se adhieren al tallo principal, antes de presentar  flores. De todas formas solo la aparición de dichas flores nos asegurará la sexación. Cuando los cogollos están considerablemente formados, y aún no  presentan ningún hilillo de color marrón, seria un buen momento para polinizar   alguno de ellos con el objeto de obtener semillas. Para ello, hace falta que un poco   de polen de un macho entre en contacto con el pistilo de la hembra. Ver  polinización.

Los machos, presentan unas flores, que prematuramente tienen el aspecto de dos bolitas verdes adheridas al nudo. Al formarse acaban colgando de un pequeño tallo  y adquieren un tono más amarillento los cuales parecen diminutos melones, pues se  advierten franjas más verdosas. Dichas bolas se abren en cuatro sépalos de los que  cuelgan cuatro estambres amarillos como minúsculos plátanos. Estos están cargados de polen. El polen no tardará mucho en liberarse una vez la flor se haya  abierto. Los machos forman racimos de bolitas que cuelgan hacia abajo. El polen    es un polvo amarillo o blanquecino finísimo y flota en el ambiente, lo que hace que se propague con facilidad. Se deben apartar los machos de las hembras en cuanto  se identifiquen las flores y antes de que estas se abran. Unas pocas flores pueden   polinizar un “indoor” entero. Los machos suelen ser sacrificados aunque se pueden  dejar madurar junto a una ventana o en un jardín, siempre que se encuentren alejados de nuestro sistema.