LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Sobredosis"

Sobredosis

1 679 vistas

El consumo excesivo o sobredosis de cannabis no es aconsejable y puede hacer que lo pases mal, pero nunca te matará como lo hacen el alcohol y los opiáceos.

Cuando se trata de opioides, K.T.S. Pattinson, profesor de anestesiología en la Universidad de Oxford, explica: “La depresión respiratoria es la principal causa de muerte”. Durante una sobredosis de opiáceos, en la mayoría de los casos, la víctima cae inconsciente y su cerebro anestesiado pierde el control de la respiración. La señal a cargo de respirar en el cerebro se encuentra en el complejo pre-Bötzinger, que bajo el efecto de los opioides funciona mal y hace que la respiración sea lenta e irregular. Esta depresión pasa desapercibida porque la sensación de placer intenso es omnipresente y el dolor es aniquilado. En casos de sobredosis, la respiración se detiene por completo y la ausencia de oxígeno provoca el cese de las funciones vitales.

Los receptores opiáceos son numerosos y se encuentran en todas partes del cerebro, especialmente en áreas críticas para la supervivencia como la región que controla la respiración, pero también la que  regula el flujo sanguíneo. El consumo excesivo de opioides puede causar depresión del mecanismo de regulación de la circulación sanguínea. La alteración de la presión arterial hace que el corazón deje de funcionar de manera insuficiente para cumplir su función.

El alcohol actúa en las mismas áreas del cerebro, a cargo de la respiración y la presión arterial, que anestesia, evitando así la señal esencial para el cumplimiento de su función. Afortunadamente, el cuerpo tiene mecanismos para evacuar el alcohol y limpiar el cuerpo, pero cuando estos mecanismos están sobrecargados y el consumo de alcohol es demasiado importante, el cuerpo excedido es envenenado, lo que a menudo es fatal.

El cannabis no es fatal, pero tampoco es inofensivo

El cannabis, mientras tanto, no actúa en las mismas regiones del cerebro. No altera la respiración o la circulación sanguínea. Los receptores cannabinoides se concentran en los ganglios basales, el hipocampo y el cerebelo que controlan la cognición y el movimiento. En realidad, se encuentran en todo el cerebro, pero no en números lo suficientemente grandes como para afectar las funciones vitales. Es por eso que el cannabis no puede ser mortal. Ahora es un tema para la investigación descubrir precisamente el efecto del cannabis en las regiones de los cerebros afectados por la densidad de un receptor cannabinoide.

El THC está, por ejemplo, involucrado en el circuito del placer, desencadena la liberación de dopamina , el neurotransmisor que produce la sensación de placer. Este mecanismo está en el centro de los problemas de adicción y es por eso que el consumo regular de cannabis no es inocente. Su detención puede causar tendencias depresivas e irritabilidad al privar repentinamente al cerebro de un estímulo diario.

Demasiado consumo de cannabis en términos de frecuencia también puede alterar ciertas funciones psíquicas y cognitivas y ser peligroso . Por ejemplo, no se recomienda conducir bajo la influencia del cannabis porque causa una disminución de los reflejos y el tiempo de reacción. Por lo tanto, el cannabis puede causar la muerte indirectamente, especialmente porque a menudo se asocia con el consumo de otros “narcóticos”.

En el Neurocentre Magendie de la Universidad de Burdeos, un equipo de investigadores ha demostrado que el THC reduce el intercambio de información entre las neuronas al alterar la actividad sináptica. Este proceso tiene consecuencias, en particular, en la memoria a corto plazo. También actúa en la corteza prefrontal que concierne a la toma de decisiones, la adaptación del comportamiento a una situación, atención, tiempo de reacción, memoria, etc. Por lo tanto, sus impactos son en su mayoría sociales, ya que el cannabis tiene el potencial de socavar la productividad y la adaptabilidad del individuo y puede llevar al aislamiento.

Aunque no puede llevar a la muerte directa, la capacidad del cannabis para alterar el cerebro no debe subestimarse. En general, estos efectos no son duraderos, pero pueden estar obstaculizando un cerebro en desarrollo. Los estudios sobre el tema están en marcha en paralelo con la legalización en América del Norte y las preocupaciones que crea con respecto al consumo juvenil.

Aquí tienes unos consejos sobre que hacer por sobredosis por consumo de cannabis

1 3.172 vistas

El tetrahidrocannabinol (THC) es un fitocannabinoide que activa los receptores CB1 y CB2 en el cuerpo. Los receptores CB1 se encuentran generalmente en el sistema nervioso y son responsables del efecto psicoactivo que el THC puede causar. Los receptores CB2 generalmente se encuentran en los sistemas inmunológico y gastrointestinal. Al fumar o ingerir cannabis, el THC viaja en el torrente sanguíneo donde se une a los receptores cannabinoides. Estos receptores afectan a la memoria, la concentración, el placer, la coordinación, la percepción sensorial y el tiempo, el apetito y muchas funciones importantes.

Fumar o ingerir demasiado cannabis en un corto período de tiempo puede intensificar y modificar estos efectos. Los efectos son más fuertes y se toman más tiempo en reaccionar en los productos comestibles que en el cannabis fumado. Esta sensación producida por ingestión puede ser una muy desagradable e incluso una experiencia que de miedo. La buena noticia es, como informa la revista British Journal of Psychiatry, el cannabis es seguro en el caso de sobredosis . En otras palabras, es físicamente imposible para un ser humano morir como resultado directo de una sobredosis de cannabis . Una vez dicho esto, esta guía será de gran ayuda a los pacientes de marihuana medicinal o consumidores que fumen o ingieran demasiado de su planta favorita.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una sobredosis de cannabis?

-Paranoia severa, miedo y ansiedad
-La falta de energía y entusiasmo
-Los miembros pesados / falta de movilidad
-Sequedad extrema de la boca
-Ardor en los ojos
-Dificultad para respirar
-Aumento del ritmo cardíaco
-Sacudidas / temblores
-Escalofríos / sudores
-Desorientación / falta de atención
-Dolor de barriga

¿Cuánto tiempo dura esta sensación de subidón de cannabis o “alta”?

La experiencia de consumir excesivamente puede pasar muy rápidamente (de 30 minutos – 1 hora) o puede durar hasta varias horas (+ de 6 horas), algunos han informado episodios de hasta 10 horas, aunque esto es extremadamente raro. Los síntomas con el tiempo van a desaparecer por su propia cuenta sin ningún tratamiento médico. Obviamente, usted debe buscar asistencia médica si se presentan complicaciones notables, sobre todo si el cannabis se ha mezclado con productos farmacéuticos o alcohol.

¿Cómo puedo mitigar los efectos del consumo de cannabis en exceso?

1. calmarse y relajarse. El enfoque de la situación es de una manera aceptante y calmante. La reacción inicial suele ser de pánico. Volviéndose loco se va a empeorar la situación. El pánico temporalmente te puede robar la capacidad para pensar y concentrarse. Emplear técnicas de meditación para calmar la mente. Para algunas personas su favorita es la técnica de la meditación mantra. Durante la meditación mantra mentalmente o en voz baja seguir repitiendo una palabra o frase, como “ el miedo no es real , el miedo no es real, el miedo no es real”, hasta que haya sustituido todos sus pensamientos ocupados. Recuerda que estás de malestar no en peligro. El miedo llega por pensar acerca de lo que puede suceder, no lo que está sucediendo realmente.

2. Encuentra su lugar feliz. Las luces brillantes, música alta, las multitudes y el ruido son estimulantes, para puedan hacer todo más aterrador. Algunas personas se ponen ansiosas cuando se encuentran en un lugar lleno de gente o público, ya que consideran que los demás observan su “colocón”. Ir a un lugar donde te sientas seguro es la clave. Una habitación oscura y tranquila o ver la televisión solo funciona para algunos; mientras que otros prefieren distraerse con las personas y los objetos a su alrededor, jugando un juego de video o a todo volumen sus canciones favoritas.

3. Toma respiraciones profundas. Sólo respira. Haga un poco de respiración diafragmática – respiración abdominal . Muchas personas piensan que saben cómo hacer la respiración profunda, pero si no lo está haciendo correctamente, no van a conseguir buenos resultados.

4. Mantenerse hidratado. Se encuentra en un mayor riesgo de deshidratación y puede ser necesario aumentar la ingesta de agua. Si la idea de agua no sienta bien, tratar de añadir un poco de limón o lima fresca. Otros alimentos y bebidas que pueden ayudarle a mantenerse hidratado incluyen los jugos de frutas y verduras, leche y té de hierbas. Frutas con alto contenido de agua incluyendo la sandía, fresas, melones, piñas, naranjas y frambuesas.

5. Aumentar el nivel de azúcar en la sangre. El cannabis se ha asociado a la reducción de azúcar en la sangre , lo cual es ideal para reducir la tendencia a la obesidad y la diabetes tipo 2; pero si usted es propenso a las fluctuaciones de azúcar en la sangre, muchos de los síntomas que está experimentando puede estar relacionado a la misma. Si sospecha que su azúcar en la sangre es baja, trata de añadir una cucharada de miel a un vaso de agua. Hope Warshaw, RD, un educador de diabetes certificado y autor de la Diabetes Planificación de comidas de forma fácil, no recomienda el chocolate. Ella explica que la grasa en el chocolate ralentiza lo rápido que el azúcar y los hidratos de carbono pueden entrar en el torrente sanguíneo, hacer chocolate es una opción inferior a las frutas que contienen azúcares naturales.

6. Alcance para el CBD. Una gran cantidad de sensaciones de paranoia y ansiedad derivan por exceso de THC y que los otros cannabinoides no son suficientes para equilibrar el efecto psicoactivo del THC. Según el estudio, hipnótico y los efectos antiepilépticos del cannabidiol , se ha demostrado que el CBD posee propiedades sedantes. Prueba con una tintura o parche transdérmico de CBD para contrarrestar los efectos psicoactivos del THC no deseados.

7. El mito de pimienta negra. La sugerencia de pimienta negro se volvió viral cuando Neil Young dijo a Howard Stern durante una entrevista en 2014, “Prueba las bolas de pimienta negra si te entra paranoia. Sólo masticar dos o tres piezas. A muchos les funciona. Probarlo. “Un estudio realizado en ratones sugiere que el beta-cariofileno (presentes en los aceites esenciales de diferentes plantas, incluyendo la pimienta negra) puede ser útil en el tratamiento de la ansiedad y la depresión. La pimienta negra también se sabe que aumenta la somnolencia. Sin embargo, también puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución en pacientes con diabetes o hipoglucemia y en aquellos que toman drogas, hierbas o suplementos que afectan al azúcar en la sangre.

8. Duerme un poco. A veces una buena siesta puede ser todo lo que se necesita. Acurrucarse en sus mantas con una almohada suave y pensamientos felices. Dormir es la forma más eficaz para remediar el efectos de fumar demasiado cannabis. Sin embargo, debido a los comestibles infundidos que toman mucho más tiempo en digerirse, es posible que te despiertes sintiéndose aturdido y confuso. No hay que preocuparse, estas sensaciones deben desaparecer a medida que avanza el día. Algunos pacientes han reportado sentirse con depresión leve durante 1-2 días después de una gran ingesta de cannabis, aunque esto no ha sido demostrado por estudios clínicos.

La mejor manera de evitar una mala experiencia es asegurarse de que se está informado sobre las dosis apropiadas y como acercarse siempre al cannabis, especialmente con precaución a los comestibles. Es necesario encontrar la cantidad adecuada que le funcione bien a una persona. La experimentación cautelosa es la única manera de averiguarlo. Es por eso que las pruebas de laboratorio del cannabis son tan importantes; Sin los datos vitales de laboratorio, los pacientes tienen que valerse por sí mismos. Compilar que con una falta general de los sistemas de educación del paciente no es de extrañar el por qué tantas personas han tenido al menos una mala experiencia cuando han consumido cannabis en exceso en una sola sesión.

1 10.208 vistas

Mortal.- Hay millones de personas que consumen marihuana en los cinco continentes, o casi la mitad de los ciudadanos estadounidenses diciendo que la han probado al menos una vez en su vida, por lo tanto, es una planta muy común y toda la información es buena.

Con más gente encendiéndose un porro( y nueve estados norteamericanos que votarán hoy por su legalización coincidiendo con las presidenciales), es importante tener en cuenta el número de sobredosis mortal de la sustancia natural y verde.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas y de la Administración de Control de Drogas de EEUU, que recoge los datos de varias otras sustancias, tanto legales como ilegales.

A modo de comparación, los opiáceos, que incluyen los analgésicos recetados y la heroína, mataron a más de 28.000 estadounidenses en el 2014. Casi 88.000 personas murieron por causas relacionadas con el alcohol cada año, lo que hace que el alcohol sea la cuarta principal causa evitable de muerte en los EE.UU.

Es bastante  imposible el ingerir una dosis letal de la marihuana.

David Schmader, autor de ” Weed: La Guía del usuario ,” habló con expertos y estudió los números de la cantidad de cogollos que se necesitarían para matar a alguien.

“Incluso la aspirina puede ser mortal si se toman demasiado, pero una dosis fatal de marihuana requeriría la ingestión de mil quinientas libras o 680 kilos en quince minutos, una imposibilidad física para cualquier ser humano, incluso para Snoop Dogg,” escribe Schmader en su libro.

Este diagrama práctico de “Weed: La Guía del usuario” puede ayudar:

montana-marihuana

Una razón de esta imposibilidad es la forma en la que funciona el cerebro. Cuando el usuario consume marihuana, las sustancias químicas de la planta se acoplan al sistema nervioso del cerebro y se adhieren a las moléculas llamadas receptores cannabinoides. Aquellas células que llevan a cabo e influyen en el placer, la memoria, la coordinación y la cognición, entre otras funciones, por lo que conseguir un “alta o “colocarse” afecta al pensamiento y al comportamiento.

Los receptores cannabinoides no se encuentran en las zonas del tronco cerebral que controlan la respiración. Por lo tanto, ” sobredosis letales de c annabis y de sus cannabinoides no se producen, explica El Instituto Nacional del Cáncer”.

La marihuana no es inofensiva, sin embargo. El ingrediente psicoactivo que coloca, el tetrahidrocannabinol o THC, es un potente tóxico. Tener que hacer habilidades físicas y juicios con discapacidad puede llevar a los usuarios a ponerse en situaciones de riesgo.

Y si bien no se han registrado casos de muertes por sobredosis de marihuana, una potente pipa de agua o un gran porro puede hacer que los usuarios se sientan muy incómodos. Su corazón comience a ir más rápido, tiemblen las manos, y entre ansiedad. Hay cosas que se pueden hacer para mitigarlo.

En su libro, Schmader recomienda a los usuarios decirse a sí mismos que no están en un peligro real.
Beber un poco de agua para mantenerse hidratado y comerse un bocadillo, preferiblemente cuando uno está listo para comer y para aumentar el nivel de azúcar en sangre .

1 9.015 vistas

Los fármacos utilizados en la medicina habitualmente se les hace la prueba de la sobredosis o lo que se llama una LD-50. La calificación LD-50 indica en qué dosis el cincuenta por ciento de los animales de laboratorio que recibieron un fármaco murieron como resultado de la toxicidad inducida por medicamentos-drogas. Un número de investigadores han intentado determinar la calificación LD-50 de la marihuana en los animales de prueba, y sin éxito. En pocas palabras, los investigadores no han sido capaces de dar a los animales suficiente marihuana para inducirles la muerte.

En la actualidad se estima que la marihuana LD-50 es de alrededor de 1: 20.000 o 1: 40.000. En términos simples, esto significa que con el fin de inducir la muerte de un fumador de marihuana tendría que consumir 20 mil a 40 mil veces más marihuana que el contenido de un porro de marihuana. Los cigarrillos de marihuana suministrados por el NIDA (EEUU) pesan aproximadamente 0,9 gramos. Un fumador teóricamente podría consumir cerca de 1.500 libras o 680 kilos de marihuana en un cuarto de hora para inducir una respuesta letal.
 
             “En términos prácticos, la marihuana no puede inducir una respuesta letal como resultado de la toxicidad relacionada con las drogas “.

Incluso si alguien está fumando concentrados de marihuana o ‘toques’ que pueden ser 3-4 veces más potentes que sus contrapartes de cogollos, eso todavía serían cientos de kilos de toques de marihuana dentro de un período de 15 minutos. Una persona pasaría antes de consumir más que experimentar un nivel de dosis letal de marihuana. Antes te “caerías de culo o te quedarías dumiendo” antes de tener como resultado la muerte, eso es lo diferente de la marihuana, que no causa la muerte.

Algunos lectores probablemente se preguntarán por qué los gobiernos luchan tanto contra la investigaciones con marihuana. Tal vez sea porque cada vez que sale una investigación de marihuana vuelven averiguar lo equivocados que están.

15 62.662 vistas

Le pasa a casi todo el mundo: estas fumando y de repente se siente un impacto más fuerte de lo esperado. Por lo general, se trata de un signo de alegría, pero a veces sólo se quiere que la sensación se acabe. Entonces, ¿Cómo lo hacemos?

El tema más importante a recordar en caso de que uno se sienta mal por fumar cannabis es que no es completamente tóxico. Nadie, nunca, en cualquier parte del mundo, se ha muerto por cannabis y probablemente no serás el primero. La “Sobredosis” de cannabis puede confundir un poco y desaparece durmiendo, no causará ningún daño permanente.

¿Cómo tratar la sobredosis ‘de cannabis?

Primero repitamos: no importa lo mal que se sienta uno, respirar profundamente y recordar que el efecto del cannabis en unas pocas horas desaparecerá por completo.
Si te sientes que no puedes esperar, hay diferentes métodos para “descargar” el “mal rollo”, o al menos algunos de sus efectos secundarios que lo acompañan:

1. Gotas para los ojos

Las gotas para los ojos ayudan a retirar la sequedad y el enrojecimiento de los ojos causada por el consumo de cannabis. Las gotas para los ojos también tienen una función psicológica importante: buscar que te encuentres bien que te ayudará a sentirse bien, como se sabe, suprime el miedo caminando por la calle pensando “sé que estoy drogado”

2 Ejercicio

En contra de la estigmatización generalizada, no todo el que fuma cannabis es perezoso. Muchos consumidores de cannabis , hacen deporte profesionalmente o como hobby. El ejercicio físico acelera el metabolismo y por lo tanto acelera la descomposición de los cannabinoides en el cuerpo. Además, antes de una prueba de drogas el ejercicio te ayuda a regular y limpiar los sistemas del cuerpo.

3 Taza de café

La cafeína del café es conocida como un estimulante y puede ayudar a proporcionar energía y sensación de frescura. Hay que tener en cuenta que el café puede dar el efecto contrario al deseado y agilizar pensamientos acelerados en mente.

4-Ibuprofeno

El ibuprofeno es un medicamento para el alivio del dolor y la inflamación.. Un estudio publicado en la revista Cell demuestra que el ibuprofeno puede inhibir algunos de los efectos del THC , incluyendo el impacto en la memoria a largo plazo. Una media hora después de tomarlo se debe sentir mucho menos aturdido, aunque hay que tener en cuenta no pasarse con la dosis y la frecuencia de uso de este medicamento, ya que puede causar daños en el hígado y el estómago

5-Agua

Beber mucha agua es un buen consejo para hacer frente a casi cualquier medicamento, ya que es esencial para casi todos los procesos del cuerpo. Algunos de los efectos secundarios del consumo de cannabis es sentir la boca sedienta y seca, por lo que siempre hay que tener agua a mano

6- Zumo recién exprimido

Las frutas cítricas contienen un terpeno de nombre D-limoneno el responsable del aroma presente en el cannabis y que se conoce por su ayuda a alivio de la ansiedad. Combinado con cannabis, el D-limoneno da una sensación relajante que complementa la experiencia de fumar. Curas con jugo de limón son conocidas como anti-cannabis .

7-Pimienta Negra

Al igual que los cítricos, la pimienta negra también contiene terpenos que se encuentran en la planta de cannabis. Hay terpenos, por ejemplo, conocidos como ayuda para el tratamiento del dolor, la depresión y la ansiedad. Cuando se combinan con THC, la reacción química de los receptores cannabinoides sinérgicos consiguen dejarte sordo en el cerebro. Trata de oler pimienta o masticar los granos de pimienta enteros. Por cierto, la combinación de cannabis c

0 892 vistas

Estamos hablando de un 25 por ciento menos de muertes por sobredosis de opioides en los estados que permiten el cannabis medicinal.

De media los estados que toleran el uso médico del cannabis tienen tasas más bajas de muertes a causa de sobredosis de analgésicos opioides que los estados que no. Un nuevo estudio multi-céntrico publicado en JAMA Internal Medicine examinó la tasa de muerte causada por sobredosis de opioides entre 1999 y 2010. Los resultados revelan que, de media, los 13 estados con leyes sobre cannabis medicinal tienen una mortalidad por sobredosis de opiáceos anual 24’8 por ciento menos después de promulgar dichas leyes que los estados sin ellas, lo que indica que un tratamiento con cannabis puede ser más seguro para los pacientes con dolor crónico por cáncer u otra enfermedad.

Aproximadamente el 60 por ciento de todas las muertes por sobredosis de analgésicos opioides se producen en pacientes que tienen recetas legales. Aunque toman nota de que la evidencia de las propiedades analgésicas del cannabis son limitadas, algunos estudios sugieren “que puede proporcionar un alivio para algunas personas”, dijo el autor principal del estudio Dr. Marcus A. Bachhuber. “Además las personas que ya toman opioides para el dolor pueden complementarlo con la marihuana medicinal y así ser capaz de reducir la dosis de analgésicos, reduciendo de esa forma el riesgo de sobredosis”. Otros resultados del estudio muestran que la relación entre las menores muertes por sobredosis de opioides y la legalización de la marihuana terapéutica se fortalece con el tiempo: las muertes fueron casi del 20 por ciento más baja en el primer año después de la legalización del cannabis medicinal y del 33’7 por ciento menos a los cinco años.

Cortesía de IACM

Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento

0 9.269 vistas
Marihuana, cannabis, sobredosis

La marihuana  nunca  se ha vinculado a la muerte por sobredosis, y los nuevos hallazgos pueden explicar el por qué.

Publicado en la revista Sciencie, investigadores franceses identificaron una hormona natural que invierte la intoxicación por marihuana en ratas.

En una entrevista con WebMD, el autor del estudio, Dr. Pier Vincenzo Piazza explicó que las ratas expuestas al THC mostraron un aumento espectacular de una hormona cerebral llamada pregnenolona. La hormona también parece prevenir los efectos intoxicantes de la marihuana.

“Cuando el cerebro es estimulado por altas dosis de THC, produce la pregnenolona (un aumento de 3.000 por ciento) y que inhibe los efectos del THC.”

Pero el estudio, que originalmente era para desarrollar un tratamiento para la adicción al cannabis, ha dado con diferentes interpretaciones.

Mientras que los autores dicen que un tratamiento para la adicción basado en la pregnenolona pronto podría ser probado en humanos, otros creen que el estudio explica cómo el cerebro se protege de una sobredosis de marihuana.

Al unirse a los receptores de los cannabinoides, el THC desencadena la liberación de la pregnenolona, ​​que a su vez debilita la acción del THC sobre los receptores (un circuito de retroalimentación negativa que podría impedir que los usuarios de marihuana se “suban” demasiado.

Teniendo en cuenta las bajas tasas de adicción al cannabis , Mitch Earleywine, profesor de psicología en la Universidad de Albany, SUNY, añade que una droga para el consumo de cannabis puede incluso no ser necesaria.

“Aunque los autores hacen de esto esto una nueva forma de tratar el abuso de cannabis, es en realidad una excelente – aunque parcial – explicación de por qué el cannabis no parece tener una potencial dosis letal y por su capacidad para crear adicción es más parecida a la cafeína que a cualquier droga ilícita”.

Los científicos han estado estudiando la pregnenolona desde la década de 1940 para condiciones como el estrés y la artritis, pero sólo recientemente la hormona ha llamado la atención de los investigadores de cannabis.

Mientras que las píldoras de pregnenolona se venden como suplementos, el Dr. Piazza y su equipo están trabajando ahora en la forma de entregar la hormona en dosis más altas.

Fuente Leaf Sciencie y Traducido por La Marihuana

Más información 

154 89.988 vistas

En algunos casos, los consumidores pueden experimentar reacciones agudas de pánico, caracterizadas por ansiedad, paranoia, timidez, perdida del autocontrol, pensamientos atropellados y desorientación.

Afortunadamente, estas reacciones son poco frecuentes y normalmente desaparecen al cabo de un par de horas, sin necesidad de tratamiento médico alguno.

Las víctimas de este tipo de experiencias pueden estar seguras que su malestar no durará mucho.

A menudo, las sensaciones agradables y desagradables se suceden en oleadas alternativas mientras los pensamientos suben y bajan.

Las reacciones de pánico son más habituales entre consumidores novatos con dosis excesivas (esos pasteles…) y en entornos desagradables.

En caso de hacerlo, los primerizos deberían tener la precaución de comenzar con dosis pequeñas en un ambiente cómodo y con tiempo para experimentar la droga.

Ocasionalmente, la marihuana puede producir síntomas físicos desagradables, que incluyen dolores de cabeza, vértigo, náuseas y vómitos.

Pueden estar precedidos de ansiedad, y son más habituales con dosis potentes. Algunos individuos experimentan estos síntomas de manera regular, como una reacción alérgica.

Lo más frecuente, sin embargo, es que las reacciones físicas adversas se presenten como consecuencia de una sobredosis.

Aunque no resulten nunca fatales, las sobredosis fuertes son desagradables y pueden debilitar temporalmente al paciente.

Los síntomas incluyen ansiedad, pánico, agitación, alucinaciones y fuertes taquicardias, que desembocan en inmovilidad, apatía e inconsciencia.

Afortunadamente los efectos duran poco y desaparecen con unas horas de sueño, sin necesidad de antídoto alguno.

Las sobredosis tóxicas son más escasas con la marihuana inhalada que al ingerirla oralmente, ya que los fumadores pueden percibir instantáneamente que ya tienen suficiente o que la droga es muy potente.

A lo sumo, los fumadores pueden ir “una calada más allá del punto” antes de darse cuenta de que están demasiadocolocados y detener el consumo. Las dosis orales son mucho más difíciles de controlar.

No es difícil pasarse con los pastelitos y no darse cuenta de lo que te ha sucedido hasta varias horas después.

Las intoxicaciones de marihuana eran más habituales a finales del siglo pasado y principios de éste, cuando los preparados médicos eran potentes tónicos que contenían cientos de dosis por litro.

Fuente CannabisMedicinal