LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Tumores"

Tumores

4 4.293 vistas

Investigadores españoles inyectaron dosis de THC, principal componente activo de la marihuana, en ratones infectados con tumores cancerosos humanos, que fueron destruidos.

Un estudio dela Universidad Complutensede Madrid, publicado en la última edición del Journal of Clinical Investigation, concluyó que el tetrahidrocanabinol -conocido como THC- podría tener un efecto sobre la reducción e incluso la destrucción de las células cancerosas, principalmente las alojadas en el cerebro.

El THC es el principal componente activo de la marihuana.

Para realizar la investigación, los bioquímicos españoles inyectaron una dosis cotidiana de THC en ratones que habían sido previamente infectados con tumores cancerosos humanos de250 milímetroscúbicos.

Al inocularse el THC cerca del tumor, se desencadenó un proceso de autofagia de las células cancerosas, que se autodestruyeron encerrándose en vesículas de doble membrana, para ser digeridas y destruidas luego por los lisosomas.

Los tumores introducidos en los ratones incluían gliomas, el tipo más frecuente de cáncer cerebral, y células de cáncer de páncreas y de mama.

“La administración de THC redujo en más de 80 por ciento el crecimiento de tumores derivados de diferentes tipos de células cancerosas”, aseguraron los investigadores.

Recientemente, realizaron un ensayo clínico sobre dos pacientes afectados por un cáncer cerebral recurrente muy agresivo.

“Les aplicaron una inyección intracraneana de THC entre 26 y 30 días, obteniendo como resultado “un proceso de muerte de células por autofagia”, esto fue comprobado gracias al análisis de las biopsias realizadas antes y después del tratamiento.

“Mostramos que los canabinoides, una nueva familia de potenciales agentes antitumores, provocan una autofagia de células cancerosas, en un proceso que lleva a la muerte de las células”, escribieron los científicos en sus conclusiones.

“En general, nuestras conclusiones demuestran que la autofagia juega un papel de primera importancia en la destrucción de células cancerosas tratadas con THC”, agregaron.

 

Fuente: LaMañanadeCordoba.

1 650 vistas
jesús F. salvadores

“Algunas sustancias contenidas en el cannabis han demostrado ya beneficios más que solventes en algunas patologías neurológicas y parecen ser muy adecuadas para algunos efectos secundarios de la quimioterapia”

Hace veinte años decidió ser oncólogo. El servicio de Oncología que dirige en el Hospital de León diagnostica 150 nuevos casos de cáncer al mes. Fue el primer especialista de León en levantar su voz a favor del uso terapéutico del cannabis en los enfermos de cáncer y sostiene que el estrés y la alimentación son terreno abonado para la aparición de tumores.

—¿Recuerda su primer diagnóstico?

—Ciertamente no. Mis recuerdos se ciñen a pacientes, pero no recuerdo cuál fue el primero. He convivido con muchísimos a lo largo de mi carrera y cada uno a su manera ha dejado su huella.

—¿Ha comprobado si existe un perfil de paciente que soporta mejor los efectos de la quimioterapia que otros?

—Los efectos de la quimioterapia no son sexistas, sino que dependen del tipo de fármaco y del régimen de combinación que usemos, pero si es cierto que algunos factores personales, lo que llamamos idiosincrasia, convierte a algunos enfermos en mas susceptibles que otros. Si nos ceñimos a algunos ejemplos, la alopecia (caída del pelo), un efecto frecuente es mas difícilmente soportado por las mujeres que por los hombres, pero esto no es una regla inmutable. He encontrado varones que han sufrido mucho por este motivo. En todo caso el sufrimiento y la capacidad de soportarlo es siempre subjetivo y no podemos medirlo. En todo caso, los efectos de la quimioterapia no son ni mucho menos lo que la gente piensa. Hay mucha leyenda al respecto y eso hace que muchos enfermos se enfrenten a ellos con miedo, mediatizados ya y por tanto mas susceptibles al sufrimiento.

—¿Cómo se prepara para dar un diagnóstico cáncer, tiene alguna técnica?

—No existe ‘el diagnóstico’, existen diagnósticos y expectativas y todas caben en un mismo paciente. No hay mayor respeto que la comunicación franca, comprendiendo las expectativas para así poder dar a cada paciente la verdad que cada uno puede soportar y está dispuesto a aceptar.

—Un estudio reciente alerta del aumento de los cánceres de mama y de útero ¿es así también en León?

—Asistimos a un leve pero sostenido aumento de la mayoría de las neoplasias y esta situación no es ajena a la población de León.

—¿A cuántos pacientes le da la noticia cada mes?

—El servicio de Oncología de León ve una media de 1.600 pacientes nuevos al año, lo que le convierte en uno de los grandes centros oncológicos dela Comunidad. Estoquiere decir que comunicamos una media de 150 diagnósticos de cáncer al mes.

—Usted fue el primero en León en defender el uso tarapéutico del cannabis en los enfermos de cáncer ¿recomienda el porro a sus pacientes?

—Existe actualmente una gran dificultad para separar lo que son los efectos terapéutcios del cannabis de lo que son los otros efectos, esos que se engloban la palabra «porro». Ciertamente aún no sabemos con seguridad cual es el beneficio clínico que el cannabis puede aportar a los pacientes oncológicos, porque no se han hecho estudios serios al respecto. Y eso es precisamente lo que se reclama. Algunas sustancias contenidas en el cannabis han demostrado ya beneficios más que solventes en algunas patologías neurológicas y parecen ser muy adecuadas para algunos efectos secundarios de la quimioterapia. En todo caso, yo no puedo recomendar terapeúticamente el uso de esta sustancia a mis pacientes, dado que no existe legislación al respecto ni estudios serios que la amparen. A pesar de ello, muchos de nuestros pacientes lo usan y yo estoy de acuerdo en que lo hagan si eso les aporta una mejor calidad de vida, y por qué no, un disfrute de sus otros efectos.

—La farmacéutica Roche advierte que no va a suministrar tratamientos a las comunidades si no pagan la deuda ¿cómo ve el futuro de la oncología con la crisis? ¿está de acuerdo con esa medida?

—La postura de Roche es entendible si nos colocamos en sus parámetros, es decir, es una empresa con ánimo de lucro que se dedica a vender fármacos, no es una oenegé. Actualmente existen comunidades autónomas que arrastran retrasos en los pagos de esas deudas muy superiores a lo que la legislación al respecto establece. Asi que sobre ese aspecto no hay mucho que discutir aunque yo creo y así se me ha comunicado que el riesgo de no abastecimiento es muy pequeño. Sin embargo esta situación se va a reproducir cada vez con mayor virulencia. Muchos de nuestros pacientes se curan, y el resto viven cada vez más. El cáncer es, actualmente la primera causa de enfermedad crónica de occidente y los tratamientos para conseguir esto son caros, porque precisan de unas inversiones en investigación e infraestructuras costosísimas. ¿Cómo vamos a afrontar esta situación? Yo no tengo la solución, pero sigo insistiendo en todos los foros a donde acudo quela Sanidadyla Educaciónno son gastos para el Estado sino inversiones que hace la sociedad para su futuro y que esas inversiones deben hacerse con criterios de eficiencia real. No es gastar mucho lo que hace calidad, sino invertir bien.

—Usted defiende también que el estrés influye en el desarrollo de los tumores ¿es difícil, pues, librarse?

—Vivimos en la sociedad del «ya». Nos enfadamos cuando enviamos un e-mail a un amigo y no nos contesta de inmediato, a pesar de que llevamos años sin hablar con él. Hacemos sonar la bocina del coche cuando el semáforo se pone en verde a pesar de ser los décimos de la fila. Hablamos a voces por teléfono en cualquier parte, comemos deprisa y cualquier cosa, dormimos poco y mal, abrazamos cada vez menos, reímos poco o nada. Así es difícil librarse.

—En cuántas investigaciones está involucrado el Hospital.

—En varios frentes, la mayoría de ellos en Investigación Clínica, en el desarrollo de nuevos fármacos o nuevas estrategias de tratamiento, pero también colaboramos conla ULE en aspectos de referidos a las causas del cáncer y en investigación básica referidos a los mecanismos que gobiernan el desarrollo de la enfermedad

 

Fuente DiarioDeLeon

1 1.626 vistas

Cuando se habla de la planta de la marihuana se tiende a pensar en su uso recreacional. Desde hace años, y gracias al auge de la investigación sobre cannabinoides, se conoce el potencial terapéutico de muchos los componentes de la marihuana y sus posibles aplicaciones terapéuticas. Así, es bien conocido el efecto paliativo que los cannabinoides (componentes activos de la planta Cannabis Sativa, comúnmente conocida como marihuana) ejercen en pacientes con cáncer, como por ejemplo, la atenuación de las náuseas y los vómitos provocados por la quimioterapia, la estimulación del apetito o la disminución del dolor de los pacientes.

Además de estos efectos, un estudio realizado en 2009 por investigadores de la Universidad Complutensede Madrid (UCM) junto con investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED) dirigido por los investigadores Guillermo Velasco y Manuel Guzmán, demostró el poder anticancerígeno que presentan algunos de los componentes principales de la planta de la marihuana.

Más concretamente, este estudio, publicado en la revista Journal of Clinical Investigation, puso de manifiesto que el principal componente activo de la marihuana, el Delta-9-Tetrhidrocannabinol (THC), presenta efectos anticancerígenos sobre células tumorales de cáncer cerebral humano. Los investigadores dirigidos por Velasco y Guzmán demostraron en células de gliomas humanos en cultivo y también en modelos animales de laboratorio con tumores humanos, que el THC era capaz de inhibir o bloquear el crecimiento de los tumores cerebrales, mediante la inducción de la muerte celular (proceso conocido como apoptosis) y también mediante la inhibición de la vascularización de los tumores (proceso conocido como ansiogénesis). Además de todo ello, los investigadores también desentrañaron los mecanismos moleculares que intervienen en esta acción antitumoral del THC.

Concretamente, Velasco y su equipo observaron, tanto en células tumorales en cultivo como en ratones con tumores cerebrales, que la administración de THC producía la activación en cadena de una serie de proteínas (llamadas p8, Akt, mTORc) claves en el control de la supervivencia de la célula tumoral. Más específicamente, la activación de esta vía de señalización desencadenaría en un proceso llamadoautofagia, en el que la célula digiere algunos de sus propios componentes calves para la supervivencia celular, como por ejemplo las mitocondrias. Este estado de autofagia llevaría a la célula tumoral a la muerte, por un proceso programado llamado apoptosis.

En el presente estudio, los investigadores trataron los ratones con THC administrándolo tanto por vía intracraneal (directamente en la zona del tumor) como por vía intraperitoneal (mediante una inyección directa en el abdomen). Las dosis que usaron en ambos métodos de administración fueron las mismas. En los dos casos se observó una reducción considerable del tumor, de manera que se demostró que el THC se puede administrar tanto de manera local, como sistémica con igual efectividad.

Resultados esperanzadores también en humanos

Para confirmar que este efecto antitumoral del THC observado en ratones era igualmente efectivo en humanos, el equipo de Guillermo Velasco tuvo acceso a muestras de pacientes con glioblastoma multiforme recurrente que habían sido tratados con THC dentro de un estudio clínico piloto iniciado en 2006 en Canarias. Con este estudio los investigadores confirmaron que también en células tumorales de humanos el THC era efectivo, activaba las mismas vías de señalización intracelulares que en ratones produciendo también autofagia en las células tumorales.

Delante de estos resultados Velasco afirmó que aunque estos resultados eran positivos y esperanzadores “nadie debía pensar que el cannabis por sí solo iba a combatir el cáncer cerebral”. En esta línea, Velasco afirmó que “sería necesario utilizarlo y probarlo con otros compuestos, y que el futuro del cáncer pasará por terapias combinadas e individualizadas; no por una monoterapia”.

La administración combinada del principio activo de la marihuana y el fármaco antitumoral temozolomida podría ser eficaz en el tratamiento de los tumores cerebrales.

El siguiente punto de estudio de este grupo fue tratar de llevar todas sus conclusiones a un nuevo ensayo clínico con pacientes con cáncer para aplicarles una terapia combinada de cannabinoides con otros fármacos antitumorales. La investigación realizada en la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid en colaboración con el Hospital Clínico San Carlos encontró que la combinación del THC con el fármaco temozolomida reducía fuertemente el crecimiento de tumores cerebrales en ratones.

Los investigadores llevaron a cabo este experimento en modelos animales con glioblastoma multiforme, un tipo de cáncer muy frecuente y agresivo debido a la alta resistencia que presenta a las terapias antitumorales. En este experimento demostraron que la administración de THC en combinación con el fármaco temozolomida estimulaba fuertemente procesos de autofagia en las células tumorales, conduciéndolas a la muerte de las mismas por un proceso de muerte programada denominado apoptosis yreduciendo así el crecimiento de las masas tumorales cerebrales en los ratones con glioblastoma.

En pacientes con glioblastoma multiforme existe un alto porcentaje de tumores que desarrollan resistencia a la temozolomida, que es el fármaco que se usa de manera habitual en el tratamiento de este tipo de cánceres. En este estudio, el equipo de Velasco ha demostrado que la administración conjunta de THC y temozolomida era mucho más eficaz en la erradicación de aquellas masas tumorales que son resistentes al tratamiento o solo con THC o solo con temozolomida. Así, este resultado sugiere que el uso de THC con temozolomida podría ser una buena opción de tratamiento para aquellos pacientes que desarrollan resistencia a la temozolomida.

Además de estos resultados, en este estudio los investigadores también demostraron como la combinación de THC con otro cannabinoide llamado Cannabidiol (CBD) (el segundo componente más abundante de la planta Cannabis Sativa, que no tiene efectos psicoativos) permitiría reducir las dosis de THC necesarias para que este ejerza su acción antitumoral. Según este estudio la combinación de THC y CBD a dosis bajas junto con la temozolomida resulta ser igual de eficaz en la erradicación del crecimiento de la masa tumoral. Resultados parecidos se obtuvieron al tratar a los ratones con temozolomida y el fármaco Sativex. Este fármaco contiene THC y CBD igual cantidad o dosis (ratio 1:1) y ya ha sido autorizado en España para el tratamiento de la esclerosis múltiple.

Todos estos resultados parecen ser esperanzadores y abren las puertas a la combinación de compuestos derivados de la marihuana junto con otros agentes antitumorales en el tratamiento de los tumores cerebrales. En este momento los investigadores manejan la posibilidad de impulsar un estudio clínico piloto con pacientes con glioblastoma multiforme recurrente con el objetivo de comprobar la eficacia real en humanos de este tratamiento.

Laura Cutando

Fuente E-ciencia

Un trabajo de investigación liderado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) sugiere que la administración combinada del principio activo de la marihuana y el fármaco antitumoral temozolomida podría ser eficaz en el tratamiento de los tumores cerebrales.

Un estudio llevado a cabo en modelos animales y liderado por la Universidad Complutense de Madrid ha descubierto que la administración del principal principio activo de la marihuana (el Δ9-tetrahidrocannabinol, también conocido como THC) en combinación con el fármaco antitumoral temozolomida reduce muy fuertemente el crecimiento en ratones de un tipo de tumor cerebral denominado glioblastoma multiforme.

El glioblastoma multiforme es el tipo más frecuente de tumor cerebral y una de las formas más agresivas de cáncer debido, al menos en parte, a que es altamente resistente a las terapias antitumorales. Así un alto porcentaje de dichos tumores desarrolla resistencia a la temozolomida (el fármaco que se utiliza habitualmente para su tratamiento). En este trabajo los investigadores encontraron que la administración conjunta de THC y temozolomida actúa eficazmente sobre aquellos tumores que son resistentes al tratamiento con uno solo de los dos compuestos, lo que sugiere que esta combinación de drogas podría ser utilizada también en pacientes que presenten resistencia a temozolomida.

Por otra parte, el estudio muestra que la combinación de THC con otro cannabinoide presente en la marihuana (el cannabidiol, un compuesto no psicoactivo que utiliza un mecanismo de acción diferente al del THC) permitiría reducir las dosis necesarias para que el THC produjera su acción antitumoral. Los investigadores mostraron que el tratamiento con dosis bajas de THC y cannabidiol junto con temozolomida resulta igualmente eficaz a la hora de reducir el crecimiento tumoral. Resultados similares se obtuvieron cuando se combinó la temozolomida con el fármaco Sativex® (que contiene THC y cannabidiol y que ha sido recientemente autorizado en España para el tratamiento de la esclerosis múltiple).

La investigación realizada en la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid en colaboración con el Hospital Clínico San Carlos encontró que la combinación del THC con la temozolomida estimula fuertemente un proceso celular denominado autofagia. En circunstancias normales la autofagia (literalmente auto-digestión) actúa proporcionando nutrientes a las células y es por tanto un proceso que participa en el normal funcionamiento de las mismas. Sin embargo este estudio ha encontrado que la combinación de THC y temozolomida es capaz de activar la autofagia en células tumorales de manera que este proceso conduzca a la muerte de las mismas.

Los resultados obtenidos en este trabajo abren la puerta a la utilización conjunta de fármacos basados en el principio activo de la marihuana y otros agentes antitumorales para el tratamiento del cáncer. En concreto, los investigadores se plantean impulsar el desarrollo de un ensayo clínico que permita comprobar la eficacia de esta terapia en pacientes con glioblastoma multiforme.

 

Fuente MadridDiario

 

1 1.068 vistas

El astrocitoma pilocítico (AP) es un tipo de tumor cerebral más frecuente en niños y adultos jóvenes.

Científicos del Hospital Infantil de la Columbia Británica de Vancouver, Canadá, han presentado dos casos clínicos de niños con astrocitoma pilocítico, que tras ser operados de extirpación incompleta del cáncer le habían dejando un pequeño residuo tumoral en el cerebro. Tres años después de la cirugía, en uno de los casos no hubo ningún cambio en el tamaño del tumor y en el otro mostró un ligero aumento de mismo; en el siguiente periodo de 3 años se produjo una clara regresión (disminución de la masa) de los tumores residuales. Ninguno de los enfermos recibió tratamiento coadyuvante convencional. Los investigadores señalan que “los tumores disminuyeron al mismo tiempo que se les administró cannabis por inhalación, aumentando la posibilidad de que éste desempeñara un papel en dicha regresión tumoral”.

El astrocitoma pilocítico (AP) es un tipo de tumor cerebral más frecuente en niños y adultos jóvenes. Suelen ser de crecimiento lento, pero pueden llegar a ser muy grande. Son considerados tumores benignos. Los autores afirman que “cada vez está más reconocido que la regresión de los residuos del AP no es raro” y que “en la causa de la regresión puede estar implicada una combinación de factores en cada caso individual”. Aconsejan precaución a la hora de utilizar cirugía agresiva para las pequeñas áreas residuales, “incluso si se observa una ligera progresión, ya que la regresión puede ocurrir más tarde”. Es necesario realizar investigaciones adicionales para dilucidar el efecto cada vez más reconocido del cannabis y/o los cannabinoides sobre los gliomas”.

(Fuente: Foroughi M, Hendson G, Sargent MA, Steinbok P. Spontaneous regression of septum pellucidum/forniceal pilocytic astrocytomas-possible role of Cannabis inhalation. Childs Nerv Syst 2011;27(4):671-9.)

 

Fuente CannabisMedicinal