LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Vacaciones"

Vacaciones

0 549 vistas

Mes de agosto y mes de vacaciones por excelencia. Apetece con este tiempo echarse la mochila al hombro y perderse por cualquier lugar de la naturaleza, montaña, playa, ríos o costa, compartiendo momentos de aventuras con amigos o la pareja. A la hora de hacer nuestro equipaje, no nos podemos olvidar de todos los bártulos para nosotros consumidores de cannabis, al igual que no nos olvidaremos de ropa, calzado o botiquín de primeros auxilios. Aquí te dejamos una lista de 9 imprescindibles que no deberían faltan nunca en nuestro kit de viaje:

Hierba: lógicamente no nos vamos a ir sin nuestro más preciado tesoro, nuestro cannabis cultivado por nosotros mismos. Siempre con precaución si nos vamos a desplazar, no queramos terminar nuestras vacaciones con una denuncia por tenencia de una sustancia ilegal. Que no falte, pero que tampoco sobre, es mejor volverse sin nada que con la mitad de lo que hemos llevado, un doble problema.

Hash: más fácil y cómo de transportar, a mi por lo menos no me puede faltar una buena extracción. Alguna china la puedes envolver bien en un plástico y meterla en cualquier lugar de la cartera, bien escondida. No pasa nada si te olvidas, el día que menos te lo esperas la encontrarás y te llevarás una sorpresa. Y si te acuerdas a tiempo, puede ser tu última reserva.

Papel: algo tan obvio que muchas veces salimos de casa sin darnos cuenta que al librillo apenas le quedan 2 hojas. Y algo que habitualmente encontramos en cualquier lado, justo a donde vamos es el material más preciado y escasea. Mínimo un librillo nuevo no debe faltar, en todos los grupos existe el que nunca se acuerda del papel, no seas tú uno de ellos.

Papel de emergencia: es aquel papel que cuando todo está perdido y ya piensas en echar mano de cualquier tipo de papel que se tenga a mano, periódicos o libros sagrados incluidos, viene un flash a la cabeza que te recuerda que un día metiste un papel en la cartera… y allí te lo encuentras arrugado y amasado como un chicle pero que curiosamente cumple su función. No te olvides de rellenar la reserva de emergencia.

Grinder: da igual el tamaño o la forma, aunque de viaje cuanto más pequeño mejor. Apenas ocupa espacio y no hay nada como no manipular el cogollo con las manos a la hora de deshacerlo, dejando la mitad de la resina pegada en los dedos. Tijeras, cuchillas y demás, a fin de cuentas ocupan más de un grinder, son más lentas y mucho menos discretas.

Mechero: lógicamente es junto a la hierba lo que no nos debe faltar jamás. Como al coche, antes de salir de viaje le haremos una revisión completa, que tenga el depósito de combustible lleno y suficiente piedra para todos los giros que le daremos. Como sugerencia, probad las mechas de cáñamo para encender los porros, no tienen nada que ver con los encendedores de gas.

Mechero de emergencia: quedarse sin mechero es otro de los grandes dramas en un viaje. En cualquier lugar del coche, en el fondo de la mochila o la maleta, en el bolsillo de un pantalón… es probable que encuentres uno apenas sin gas que decidiste no tirar. Y te lo agradece con un par de buenas llamas que salvan la situación. Repón tu mechero de emergencia, que nunca se sabe cuando lo necesitarás.

Una hoja para filtros: cualquier pequeño trozo de cartoncillo, los que somos aprovechados de una simple tarjeta de visita del dentista o de la prima que abrió un comercio nos llega para hacer 100 filtros. Los que fuman tabaco pueden echar mano de la misma cajetilla. También el mismo librillo de papel, aunque tiene un número de filtro limitado antes de que se empiece a descomponer.

Navajita: no es necesario que sea la navaja de Curro Jiménez, lo cual también podría traernos un problema si nos la ven. Una simple navaja-llavero de 3-4 cm nos puede ser siempre de gran ayuda. Podemos hacer alguna cachimba improvisada con cualquier fruta, rascar como último recurso el grinder reuniendo restos de resina o sacar de debajo de la uña un poco de hash del anterior porro…

La National Alliance on Mental Illness  de EEUU informó en el 2014 de que entre las personas con una enfermedad mental diagnosticada, el 64 por ciento informó de que las temporadas de vacaciones hacía que su condición fuese “algo” o “mucho” peor .

La ansiedad de las fiestas navideñas y la depresión: Romper el ciclo

Cuando la música en el centro comercial insiste: “Es la época más maravillosa del año”, si bien es bueno saber que no está solo, es mejor saber que se tiene un gran control sobre el estado de ánimo y los sentimientos en esta temporada de vacaciones.

Sabremos que el tío siempre contará sus chistes subidos de tono o “políticamente incorrectos” y la tía siempre preguntará cuando te vas a casar. Eso probablemente no va a cambiar este año. Pero eso no significa que debamos anticipar el temor apareciéndonos la ansiedad antes de la gran reunión familiar. Los cannabinoides han demostrado tener propiedades significativas para calmar la ansiedad . En combinación con otras estrategias, se puede reducir la respuesta de lucha o huida y dar una oportunidad para manejar las reacciones a los momentos potencialmente cargados antes de que comiencen.

Distraer, desviar y redireccionar

La verdad es que tampoco nadie entra en una discusión si no está dispuesto a tenerla. Si surge de los que hace sentirse incómodo, lo primero es intentar cambiar de tema. Si persisten, en el peor de los casos, se excusa y se va uno a ver si el cocinero necesita un poco de ayuda en la cocina, o se da uno un paseo tranquilo fuera.

O incluso su teléfono inteligente puede tener unos minutos de refriega, y ver algún video de esos locos e ironicos. Lo que sea necesario para llevar esas horas de estrés. Los nervios, el sueño y la salud en general lo agradecerán.

Evitar el excesivo consumo de alcohol

No hace falta decir que el alcohol es un depresor, y el consumo excesivo de alcohol tiende a ir cogida de la mano en esta temporada de vacaciones. Algunos expertos en salud incluso han atribuyen un aumento en los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en temporada de vacaciones a un aumento en el consumo de alcohol durante el mismo período de tiempo. Seguir con bebidas no alcohólicas o reducir al mínimo el consumo de alcohol puede evitar las propiedades depresivos del alcohol. Recordemos que estudios han encontrado indicios claros de las propiedades contra la ansiedad en el cannabis, especialmente en cepas de alto contenido del CBD no psicoactivo.

Concentrarse en la respiración

Si se esta fuera de casa en un espacios comercial lleno de gente o en otras situaciones estimulantes que te hacen sentir hiperventilación, pero no se puede escapar de inmediato, tratar de apagar su atención hacia adentro y tener respiración de forma deliberada. Tomar de cinco a diez respiraciones profundas, contando hasta cinco o siete en cada inhalación o exhalación. Esta “mini-meditación” es un refugio, pero si se practica en los momentos tranquilos en casa antes de que se necesite en un entorno que provoca ansiedad, seremos capaces de que nos funcione cuando llegue el momento.

Dormir lo suficiente

Si bien puede parecer evidente, el sueño saludable es la base de la balanza emocional durante los días de fiesta y también del resto del año. Especialmente cuando se está de viaje durante la temporada de vacaciones, se suele tener el sueño interrumpido en ocasiones por descansar en camas desconocidas o en habitaciones de hotel ruidosas. Tener la suficiente buena calidad de descanso o los ojos cerrados ininterrumpidamente puede suponer un reto. Esa es otra área en la que el cannabis médicinal pueden ayudar. Con emergente comprensión científica de cómo tanto el THC y CBD afectan el sueño , la larga historia de cannabis en la gestión de insomnio y los trastornos del sueño ha ido finalmente reuniendo datos que coinciden con siglos de anécdotas.

Alcanzar

Si de todas formas tienes dificultades para hacer frente a tu paz interior en vacaciones, se puede encontrar la comodidad y la camaradería entre las personas que tienen algo en común en la comunidad, un grupo de apoyo, un grupo religioso o si se cree a través del voluntariado. A veces, conseguir sacar fuera de nuestras propias cabezas (y hogares) puede interrumpir la espiral negativa de pensamientos y sentimientos, aunque sea por unas horas. Y si los síntomas del estrés y depresión llegan a ser demasiado importantes y están interfiriendo con la capacidad para hacer frente a la rutina de la vida diaria, hablar con el médico, un consejero o un profesional de la salud mental.

Cómo el cannabis puede ayudar con la ansiedad y la depresión

Al igual que con muchas de las condiciones físicas y psicológicas, el cannabis puede ayudar a tratarlas. La ciencia es aún incipiente por problemas de casi un siglo de obstrucción y prohibición de su estudio. Pero estamos aprendiendo mucho cada año, y podemos esperar aprender aún más en los próximos años sobre los mecanismos mediante los cuales el cannabis desbloquea la ansiedad del cerebro y las funciones de la depresión.

De acuerdo con un estudio de Vanderbilt , nuestros receptores endocannabinoides son un eje emocional clave en el cerebro. Regulan la ansiedad y la respuesta de lucha o huida. El cannabidiol (CBD) de la marihuana puede ayudar a reemplazar los bajos niveles de endocannabinoides que produce naturalmente el cuerpo humano y cuando no se producen como resultado del estrés crónico, trauma emocional, o la depresión; esto sugiere un mecanismo del cannabis para crear propiedades que reduzcan la ansiedad de cannabis. Otro estudio va más allá  y sugiere que los cannabinoides de las plantas derivan en propiedades de alivio de la ansiedad y depresión, estimulando el crecimiento de nuevas neuronas en el cerebro. (Esto contrastaría con el alcohol, que casi todo el mundo sabe que es un “asesino de neuronas.”)

0 1.163 vistas

En el estado de Colorado ya existe Cannacamp, un campamento relacionado con la planta de marihuana. Es un campamento de vacaciones donde se ofrece un entorno natural donde se puede consumir marihuana además de poderse ilustrar con clases especializadas en el cultivo del cannabis.

Gracias a que en el estado de Colorado el uso recreativo de la marihuana es legal, iniciativas empresariales y en este caso turísticas o vacacionales, se están poniendo en marcha en su territorio.

Cannacamp es un ejemplo de este tipo de empresas que abraza la legalización estatal y que bajo su paraguas de legalidad, crea industria turística con su consiguiente riqueza empresarial y puestos de trabajo.

El estado norteamericano es famoso por la cantidad de campamento especializados presenta en sus catálogos vacacionales. Los dirigidos a disfrutar de la naturaleza como caminatas o excursiones, la pesca, juegos o retos en el habitat natural, supervivencia, fogatas , ríos, etc… ahora se une el de consumo de cannabis.

70 hectáreas (170 acres) en Durango tendrá el “rancho cannabico” que se inaugurará el próximo 1 de Julio pasando a ser la primera hacienda vacacional especializada en acoger a fumadores y consumidores de hierba en sus instalaciones bajo el cielo estrellado. El centro de vacaciones al aire libre no proveerá marihuana a sus visitantes que tendrán que proveerse ellos mismos, aunque podrán ser conectados con los comercios especializados del estado. Lo que si aceptará el centro vacacional será su consumo en las instalaciones dando lugar a un gran espacio en la naturaleza donde todos los alojados y amantes del cannabis podrán consumir dentro de sus instalaciones sin restricción legal.

cannacampAdemás de juegos y caminatas también se ofrecerán sesiones de yoga cannabis, relajación, arte y clases sobre el cultivo, cocina y uso de marihuana. Habrá comidas de calidad con ingredientes regionales o locales y también existirá a disposición,  para hacer más grata la estancia, un conserje especializado en recomendaciones de emparejamientos.

“Aportamos un elemento de lujo a la aventura del campamento de verano, en un hermoso y natural marco donde los visitantes pueden disfrutar de la marihuana en un ambiente social seguro y cómodo”, dijo Joel Schneider, jefe del grupo empresario del CannaCamp.

Los huéspedes serán alojados en estancias de dos o tres dormitorios en forma de cabañas y donde se podrá consumir marihuana en su porche, aunque no en el interior de las mismas. Los precios por persona irán desde los 395 dólares por día con un mínimo de tres noches.