LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Ventilación"

Ventilación

0 924 vistas

Uno de los pilares del cultivo en interior es la ventilación. El CO2 o dióxido de carbono es un elemento básico para que las plantas puedan realizar la fotosíntesis. Mientras que en exterior la cantidad de CO2 es ilimitado, en interior no. Y las plantas de cannabis consumen grandes cantidades de CO2, llegando a agotarlo en poco tiempo. Por éso debemos garantizarnos una buena regeneración del aire del interior del cultivo. Y para ello debemos contar con un buen sistema de ventilación, es decir extracción de aire y también intracción.

Cuando se compre en extractor para un cultivo, lo más importante es conocer las necesidades del espacio disponible. Si compramos un extractor con mayor capacidad de extracción que la que realmente necesitamos, estaremos haciendo un gasto inútil. Al mayor precio de un extractor mayor de lo necesario, se suma generalmente un consumo eléctrico mayor. Si por el contrario compramos un extractor de menor capacidad que la necesaria, hará que la extracción no sea tan eficaz.

Para hacer el cálculo de extracción necesaria, existen principalmente dos métodos. Uno de ellos es aproximado y se realiza en función del volumen del espacio de cultivo. Y otro más exacto que tienen en cuenta las pérdidas de carga como número de desviaciones, curvas, ángulo de salida, metros de tubo, etc. Este método lo dejaremos, pues es sobretodo usado para enormes cultivos en invernaderos sobretodo.

¿CÓMO CALCULAR EL EXTRACTOR DE AIRE?

Lo primero que debemos hacer, es calcular el volumen del espacio de cultivo en m3/metros cúbicos. Es tan fácil como multiplicar largo x ancho x alto. Por ejemplo, en un armario de 100x100x200 cm, el volumen sería de 2 m3. En un armario de 200x200x200 cm, el volumen sería de 8m3.

En segundo lugar, multiplicamos el volumen en m3 por 60 (minutos). Así averiguamos que extractor es capaz de renovar el aire del interior en una hora. No es habitual tener un extractor funcionando ininterrumpidamente durante una hora seguida, lo normal es usar intervalos, como 2 minutos ON y 2 minutos OFF, 5 minutos ON y 5 minutos OFF… así que realmente necesitaríamos 30 minutos para renovar el aire, los otros 30 no.

Seguimos con los ejemplos, y para un armario de 2 m3 la extracción sería de 90 m3/h. En un armario de 8m3 sería de 240 m3/h. Pero en la instalación de la ventilación existen obstáculos que restan flujo de extracción, como pueden ser codos, curvas y sobretodo el filtro de carbón. Por cada codo que tenga el tubo el tubo, sumaremos un 30%.

Y seguimos con nuestros dos ejemplos. Si para nuestro armario de 100x100x200 cm precisamos un extractor de 90m3 y el tubo de extracción tiene un codo, al sumarle un 30% necesitaríamos una extracción de 107 m3/h. Si en nuestro armario de 200x200x200 cm el tubo cuenta con 2 codos, lo calcularíamos de manera correlativa, es decir 240m3/h + 30% = 312m3/h. Para el 30% del segundo codo, haremos el cálculo sobre la cifra anterior, es decir 312m3/h + 30% = 405,6m3/h.

Finalmente, añadimos un 50% más para la pérdida de carga que supone el filtro de carbón. Para el armario de 100x100x200 cm si necesitábamos una extracción de 107m3, sumándole un 50% nos saldría que necesitaríamos un extractor de 153m3/h. Para el armario de 200x200x200 que precisábamos 405m3/h de extracción, añadiendo el 50% nos saldría que necesitaríamos 602m3/h.

¿CÓMO CALCULAR LA INTRACCIÓN?

Un intractor no deja se ser un extractor invertido. En lugar de extraer el aire del cultivo, lo introduce en él. En armarios de cultivo de reducidas dimensiones donde la extracción no tiene grandes necesidades, puede llegar a ser posible prescindir de un intractor. Una simple intracción pasiva, es decir aire que entra por ventanas de ventilación o cremalleras, es suficiente. En espacios grandes, la presión de entrada del aire no es suficiente y se necesita la ayuda que un intractor que ayude al extractor a evacuar el aire.

Para la intracción normalmente se usa un extractor de potencia inferior al modelo escogido para la extracción, ya que la diferencia de caudal entre el extractor y el intractor genera presión negativa en la sala. Si la presión fuese positiva, el aire tendería a salir por rendijas, ventanas de ventilación o cualquier otra filtración que hubiese. Si por ejemplo tenemos como extractor un RVK Sileo 150mm 428m3/h, como intractor podríamos usar un RVK Sileo 125mm 220m3/h. Si como extractor tenemos un Max-Fan Pro EC 315mm 2956m3/h, como intractor podríamos usar un Max-Fan Pro EC 250mm 2175m3/h.

1 9.395 vistas

La ventilación es un tema tan importante como la iluminación.

Uno de los principales alimentos que las plantas extraen del aire es el CO2, que en un ambiente cerrado y estancado, consumen rapidamente, y si no hay CO2, el crecimiento se detiene. Para asegurar un aporte constante de CO2 hay que renovar constantemente el aire y removerlo entre las hojas. Asimismo, en una buhardilla, el calor, durante los meses de verano puede sobrepasar tranquilamente los 40 grados o mas, lo cual tampoco influye positivamente en el crecimiento.

Estos dos conceptos nos dan una idea de la importancia de una correcta ventilacion en interior. La combinacion de CO2, agua y nutrientes, es indispensable a la planta para la formacion de la clorofila y los carbohidratos, a la vez que liberan oxigeno durante el proceso, llamado Fotosíntesis. En exterior, este problena no existe, pues la misma brisa se encarga de renovar constantemente. Pero en interior, si no hay una renovacion constante, el crecimiento o la floracion, se detienen. Con una buena ventilacion tambien controlaremos la temperatura y la humedad. Tengamos presente que una lampara HPS emite mucho calor, que debemos añadir a la temperatura ambiente, la cual, en el interior del indoor, puede pasar de los 50 grados. En estas condiciones, las plantas transpiran mucho, y buena parte de su energia se va en contrarrestar el calor, lo que se traduce como menos cogollos. Otro factor es que altas temperaturas y demasiada humedad son caldo de cultivo idóneo para la aparicion de plagas y hongos, problemas todos solventables con una buena ventilación.

El aire debe ser movido mediante un ventilador en el interior del sistema, para asegurar que el aire fresco llega a todo el jardín. El sistema necesitar de una entrada de aire, que puede venir del exterior mediante succión y filtrado o desde la misma estancia donde se instale el montaje si esta es suficientemente amplia y ventilada. Se hace necesaria una salida de dicho aire mediante un extractor al exterior o a un segundo montaje y de éste otra al exterior.

 

Fuente WikiDrogas