LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Washington D.C"

Washington D.C

0 104 vistas

En Washington DC se están realizando pequeñas fiestas o eventos donde se dona cannabis a cambio de la compra de un producto de similar valor.

La realización de importantes eventos con cannabis se están calmando en la capital estadounidense a raíz de la presión policial. Pero, eso si, están surgiendo otro tipo de eventos o fiestas mucho más pequeñas y donde los invitados, siguen recibiendo su obsequio en forma de cannabis después de comprar productos con por precios similares.

Los organizadores de estos pequeñas fiestas cannábicas buscan acoplarse a la ley vigente. Un estudiante de ingeniería biomédica, bajo anonimato y que era entrevistado por The GW Hatchet, contaba que no le costo mucho tiempo encontrar este tipo de eventos en la ciudad.

A el evento que el acudió estaba situado en una planta de un edificio de viviendas, como si fuese otra, y donde habían dos personas de cierta altura con una bolsa con el símbolo de Batman. En el interior, habían varias mesas donde encima ellas se situaban varios productos para donar como calcetines, tarjetas de beisbol y más. Con estos artículos de donación siempre se les acompaña de un regalo como un porro, un comestible infundido o un e-liquido de THC.

“Se lo dije a tres personas diferentes, y cada uno me corrigió diciendo: ‘Oh, no, me estás haciendo una donación y te estamos dando regalos'”, dijo. “Definitivamente fueron muy cuidadosos con su vocabulario”. En virtud de la Iniciativa 71 que entró en vigor en febrero de 2015, es ilegal que alguien posea más de dos onzas de marihuana, fume o consuma la droga en el espacio público o transfiera cualquier cantidad a cambio de una remuneración.

Otro estudiante de Virginia Commonwealth University dijo que el evento al que asistió en enero con estudiantes de GW fue en Columbia Heights habían mesas plegables cubiertas con productos y otros artículos como “cogollos” y nachos infundidos con cannabis. El éxito efue bastante grande ya que había que entrar “de uno en uno, así que tienes que esperar a que la gente salga para entrar”, dijo.

Joe Tierney, quien dirige el sitio web Gentlemen Toker, dijo que esperaba un aumento de las fiestas de arte o yoga con temas de cannabis más pequeños, donde el atractivo principal no sea solo el consumo de marihuana.También dijo que se está “de vuelta a los sótanos y patios traseros” como era antes de que la popularidad los extendiera a lugares más abiertos como bares y restaurantes. Antes de que estos eventos se publicitaran en las redes sociales, consistían en dos personas regalando unas pocas muestras en un pequeño local, junto con muchas charlas y un círculo social muy unido, agregó.

“Eso desapareció cuando los eventos se volvieron más profesionales”, dijo.

Todos los días existen varios de estos pequeños eventos donde se dona cannabis

En la actualidad existen varios eventos al día en toda la ciudad. Esto hace que sigan funcionando este tipo de eventos incluso cuando la policía los va cerrando, agregó Tierney.

“Pueden alcanzar uno o dos, pero hay otros siete u ocho que seguirán funcionando”, dijo Tierney.
Nikolas Schiller, cofundador del grupo DCMJ de defensa de la legalización de la marihuana, dijo que incluso se afirma que son compatibles con la Iniciativa 71 habiendo un malentendido de la ley actual, ya que regalar no es un intercambio puramente benéfico y se debe dar algo de valor en el acuerdo para dar cuenta de la marihuana. “El hecho de que el gobierno no haya reprimido eso no necesariamente lo hace legal”, “ hay muchas empresas que operan en un área muy gris con respecto a lo que creen que es legal”.

Schiller, dijo que los servicios de entrega de marihuana a individuos todavía no siguen las pautas, aunque pasan desapercibidos al ser bastante pequeños. La ley en el Distrito de Columbia prohíbe la comercialización de marihuana pero no la donación.

El grupo DCMJ ha organizado eventos, como la entrega de obsequios durante la toma de posesión del presidente Donald Trump, para promover la plena legalización de la marihuana. Durante el primer mes de la Iniciativa 71, el DCMJ regaló más de 20,000 semillas de cannabis en un bar de DC, y “sin entrar en conflicto con la ley” porque no existía consumo.

0 277 vistas

El viernes pasado, día de la inauguración del presidente Doland Trump, muchos activistas y por varios motivos salieron a las calles de Washington, DC

Entre ellos se encontraba un grupo de defensores de la marihuana que, a plena luz del día en el barrio noroeste de la Casa Blanca repartieron 8.000 porros gratis al público. La distribución a los ciudadanos era totalmente legal, como dice la iniciativa de la ciudad 71 que entró en vigor en noviembre del 2015, permitiendo a los residentes de DC tener, crecer y distribuir marihuana, siempre y cuando el dinero no cambie de manos.

Los organizadores de la fiesta de la hoja, DCMJ, habían participado en el esfuerzo de cabildeo exitoso de la nueva ley de la ciudad y, el viernes por la mañana, una multitud de consumidores apreciativos apareció para apoyarlos y obtener gratis su porro. Cientos se alinearon tan pronto como a las 8 am para mostrar su identificación y ayudar para liar un porro, antes de que la multitud marchase al National Mall para unirse a los demás en la observación y en la protesta por Donald Trump.

El grupo también sacó una imitación de celda de prisión de imitación en Dupont Circle para llamar la atención sobre el encarcelamiento de los delincuentes no violentos de marihuana. Desde un micrófono dentro de la célula, el empresario, activista y fundador de DCMJ Adam Eidinger llamó la atención sobre cómo tales delitos afectan los derechos de los votantes.

“Dos millones y medio de personas han perdido su derecho a votar por una condena por cannabis desde Ronald Reagan”, gritó a la multitud. “Esas personas están bloqueadas de forma permanente fuera del proceso … eso es una locura.”

0 668 vistas

Activistas pro marihuana han anunciado que planean duplicar el número de porros de cannabis para repartir de forma gratuita previo a la asunción del presidente electo Donald Trump mañana 20 de enero.

“Debido a una abrumadora respuesta pública y una efusión de la base de apoyo y sin precedentes para nuestros esfuerzos de legalización # Trump420, ahora la intención es de regalar 8.400 articulaciones para adultos de forma gratuita el día de inauguración”, dice Adam Eidinger, co-fundador DCMJ. “Sin una presentación tan orgánica del compromiso y participación de los ciudadanos demostración, no podríamos haber rodado 840 porros diarios en tan sólo 10 días de tiempo. Agradecemos a todos ustedes, que han seguido apoyando nuestra misión de conducir las leyes responsables de marihuana hacia adelante “.

De acuerdo con un comunicado de prensa sobre el evento; “DCMJ esfuerzos de legalización # Trump420 alenta a los votantes adultos a usar sus voces y votos para instar al presidente electo Trump que mantenga el apoyo como declaró en su campaña presidencial a las leyes sobre la marihuana legal del estado, y para mantener el enfoque del Departamento de Justicia de EE.UU. encargado de las iniciativas responsables de marihuana que aprobaron en el pasado los votantes”.

“Estamos alentando a los estadounidenses a utilizar sus libertades civiles y hablar en contra de estas políticas fallidas del pasado, “ dice Eidinger. “Debemos preguntarnos seriamente a nosotros mismos si queremos correr el riesgo de detención, perder un trabajo, ser acusados de un delito grave, ver en las líneas laterales como las minorías pagan demasiado alto el precio, ser testigos de la negación a un ser querido del acceso a tratamientos médicos que mejoran su calidad de vida, o para el caso, si una gran mayoría de los votantes piensan que en realidad fumar un porro debe ser un delito bajo la ley federal? Si nos fijamos en las pasadas elecciones, la respuesta parece clara no, no lo hagan no contra nosotros en este esfuerzo que desde hace mucho tiempo hizo frente a las políticas de drogas fallidas de nuestra nación “.

De acuerdo con Eidenger, el grupo se reunirá fuera de Dupon Circle a las 8 am el 20 de enero, y poco después será el desfile hacia el National Mall.  Planean entregar los porros a lo largo del camino. Los miembros del grupo planean encenderlos a los cuatro minutos y 20 segundos del comienzo del discurso inaugural de Trump.

0 198 vistas

El alcalde de Washington DC dice que la policía no busca detener a las personas por fumar marihuana en público el día de inauguración presidencial.

Los activistas pro-cannabis tienen previsto regalar 4.200 porros de cannabis durante el acto presidencial, ya que es legal en el Distrito de Columbia. También se han comprometido a arrojar luz durante el discurso inaugural del presidente electo Donald Trump, que no la hay.

Hablando en una conferencia de prensa el viernes, el Alcalde Demócrata Muriel Bowser dijo que la policía y de la ciudad y sus líderes quieren ver a las personas ejercer pacíficamente sus derechos de la Primera Enmienda. Bowser dice que los arrestos por fumar cannabis “no serían nuestra primera prioridad.”

La posesión de hasta 2 onzas de marihuana para uso recreativo ha sido legal en el Distrito de Columbia desde el 2015. El cultivo de cannabis en casa y regalar la hierba también son legales. La compra, venta y fumar marihuana en público son ilegales.

3 770 vistas

Los defensores del cannabis han anunciado que repartirán miles de porros de marihuana, de forma gratuita, durante y previo a la asunción del presidente electo Donald Trump; el evento tendrá lugar el 20 de enero.

“Tenemos que repartir marihuana en la inauguración; tenemos que fomentar el uso del cannabis durante su discurso, “dice Adam Eidenger del  DC Cannabis Campaign  , que encabezó la Iniciativa 71, iniciativa exitosa del 2014 que llevó la legalización al distrito de Washington DC. “Me imagino que habrá olor a marihuana a lo largo de toda la inauguración”.

De acuerdo con Eidenger, el grupo se reunirá fuera de Dupon Circle en la mañana del día 20, y posteriormente se desfilará hacia el National Mall; se repartirán 4.200 porros de marihuana gratuitamente por el camino.

Los miembros del grupo planean comenzar a los cuatro minutos y 20 segundos en el discurso inaugural de Trump.

“Si lo haces a los cuatro minutos y 20 segundos la gente sabrá cuando la huelan que es una manifestación de la reforma de la marihuana”, dice Eidenger.

En Washington DC la posesión de hasta una onza de marihuana es legal para las personas mayores de 21 años. Sin embargo, el consumo público sigue siendo un delito punible con hasta 60 días y / o una multa máxima de $ 500.

0 320 vistas

El sábado en la capital norteamericana un grupo de activistas organizó una gran fumada de marihuana enfrente de la Casa Blanca para enviar su mensaje de que el cannabis no debe ser considerado peligroso.

Los manifestantes planeaban instalar un cigarrillo de marihuana inflable de 15,5 metros de largo en la protesta, pero el organizador de la manifestación, Adam Eidinger, indicó que el Servicio Secreto no lo permitiría debido a cuestiones de seguridad.

La posesión de hasta 2 onzas de marihuana es legal en la capital del país, pero el fumarla en la vía pública es ilegal. Sin embargo, la sargento de la policía federal de la zona, Anna Rose, informó que su agencia no realizó detenciones. Eidinger dijo que la Policía “fue muy respetuosa”.

Los organizadores de la protesta agregaron que el presidente Barack Obama debería borrar la marihuana de la lista de Clasificación I de la Ley de Sustancias Controladas, que incluye la heroína y otras drogas adictivas. Obama ha señalado que los grupos a favor de la marihuana deberían tratar de cabildear para que el Congreso apruebe un proyecto de ley que reclasifique la sustancia.

Vídeo de RT 

0 1.022 vistas

Un grupo de 30 activistas repartió hace unas semanas 15.000 semillas de marihuana en Washington para celebrar que desde hace un mes es legal fumar, plantar y poseer cannabis, aunque no venderlo, en la capital federal de Estados Unidos.

El impulsor de la legalización de la marihuana con fines recreativos en Washington, Adam Eidinger, ofreció hoy estos datos a Efe y aseguró que más de 2.000 personas participaron en la primera de las dos reuniones para compartir semillas que organiza el grupo DC Cannabis Campaign, del que es presidente.

Esta asociación impulsó una propuesta legislativa popular que, en las elecciones de noviembre pasado, fue respaldada por el 70,1 % de los habitantes del Distrito de Columbia, donde está la capital federal.

En el distrito ya era legal el consumo con fines medicinales de la marihuana, cuya posesión se sancionaba con una multa equiparable a una multa de tráfico.

Desde hace un mes, cualquier persona de 21 años o mayor puede poseer 60 gramos de marihuana, fumarla en su casa o en espacios privados, compartir hasta 30 gramos y cultivar en su casa seis plantas, aunque solo tres pueden tener flores.

El intercambio de semillas se produjo en la Calle 18 del barrio de Adams Morgan, en el noroeste de Washington y conocido por su vida nocturna y los murales que adornan las paredes de los bares y restaurantes.

“Estuvimos repartiendo semillas casi tres horas. Fue un éxito. Se formaron grandes colas, que incluso daban la vuelta a los bloques de edificios. La gente esperaba como una hora para participar en este intercambio de semillas”, explicó Eidinger.

El activista aseguró que el intercambio de semillas se produjo en un ambiente muy distendido, en el que la Policía organizó el tráfico y ayudó a canalizar al gran grupo de gente que se acercó al evento.

Para promover la entrada en vigor de la iniciativa, las autoridades locales del Distrito de Columbia, lideradas por la alcaldesa demócrata, Muriel E. Bowser, desafiaron al Congreso, que intentó evitar la legalización de la marihuana en Washington incluyendo a finales de año una cláusula en el presupuesto federal.

Con esa cláusula, el Congreso, con autoridad sobre las leyes y el presupuesto del Distrito de Columbia, que no tiene autonomía estatal, prohibió el año pasado al Ayuntamiento regular la venta e imponer impuestos sobre el cannabis.

Por eso, la única forma de acceder al cannabis es “preguntar a un amigo para que comparta semillas”, una opción que, según Eidinger, parece bastante complicada y, por ello, ha decidido preparar estos intercambios de semillas.

“No todo el mundo tiene amigos con marihuana, así que promovemos el intercambio. Yo le di semillas a unas 200 personas y, por ahora, no tengo más”, explicó el activista.

El sábado pasado, el grupo DC Cannabis Campaign organizó otro intercambio de semillas, que más allá de repartir marihuana pretendía “abrir el debate y llevar al frente de batalla la falta de derechos de los ciudadanos del Distrito de Columbia“, según Eidinger.

La guerra entre el Congreso y las autoridades locales por la legalización de la marihuana con fines recreativos en Washington ha hecho renacer el descontento en la capital, que desde hace décadas quiere convertirse en el estado 51 de la Unión.

0 447 vistas
cañamo

Desde el Distrito Federal se desafía las amenazas vacías del Congreso y se sigue adelante con la legalización de la marihuana , uno de los mayores signos de interrogación es donde uno puede realmente obtener legalmente semillas para el cultivo de marihuana. Por suerte, la Campaña de Cannabis DC, grupo responsable de que la Iniciativa 71 entrara en la boleta electoral, ha respondido a esa pregunta. Será mediante la celebración de un evento para compartir semillas de marihuana.

El jueves, 26 de marzo al mes del aniversario de la legalización de la marihuana ya en vigor, la sede de Distrito Campaña Cannabis será sede de la “Spring Seeds Share ” (compartir semillas).

“Desde Ballot Initiative 71 aprobada el pasado mes de noviembre, la Campaña Cannabis DC ha recibido muchas solicitudes de semillas de cannabis”, dice la Campaña. “Hemos dicho todo el tiempo,” pedirles a un amigo, que podrían tener algunas semillas para darte. ” Sin embargo, sabemos que no todo el mundo tiene amigos que tienen semillas disponibles para compartir “.

De 5:30 pm a 8 pm en Libertine (2435 18th Street NW), los residentes del Distrito tendrán la oportunidad de compartir y legalmente obtener semillas para cultivar en su casa, siempre y cuando se  siguan todas las reglas . Si no puedes hacerlo el día 26, habrá un segundo intercambio de semillas el 28 de marzo en la sede de la Campaña Cannabis (2448 Massachusetts Avenue NW) de 16:20 (conseguirla) a 7 pm

0 190 vistas

Adam Eidinger pasó de vender pipas de cristal en un sótano a liderar la campaña para legalizar el consumo de la marihuana en la capital de EEUU, un fenómeno que describe como la “búsqueda de la felicidad” sobre la que los Padres Fundadores construyeron el país.

“Somos una nación edificada sobre la búsqueda de la felicidad, el derecho a la protesta, la libertad individual. Los Padres Fundadores estarían de acuerdo con esto”, afirmó Eidinger en entrevista con Efe mientras encendía un cigarro de marihuana, horas después de que la capital federal legalizara su consumo.

Desde este jueves, cualquier habitante del Distrito de Columbia -donde se encuentra la ciudad de Washington- que tenga al menos 21 años puede fumar cannabis en su casa o espacios privados, poseer dos onzas (60 gramos) de esta droga y cultivar en su casa hasta seis plantas, aunque sólo tres con flores.

Eidinger, presidente del grupo “DC Cannabis Campaign”, presume de ser la razón de este cambio legislativo porque “una persona, si trabaja duro, cree en lo que hace y se rodea de buenos amigos, puede cambiar el curso de los acontecimientos”.

“¿No es eso el sueño americano?”, reivindica.

Sin embargo, el activista no está del todo satisfecho con el cambio porque el Congreso, con autoridad sobre las leyes y el presupuesto de la capital federal, prohibió el año pasado al Ayuntamiento regular la venta e imponer impuestos sobre el cannabis.

“Todavía queda mucho por hacer. Como una persona que disfruta mucho más de la marihuana que del alcohol, creo que deberíamos tratar esto como una industria regularizada. Deberíamos ser capaces de comprar cannabis en una tienda en la esquina”, argumentó.

Conseguir cannabis como quien obtiene naranjas está todavía muy lejos, aunque adquirir pipas, trituradores de marihuana, vaporizadores y todo tipo de parafernalia ya es legal desde el jueves, pues “DC Cannabis Campaign” incluyó esta actividad en la iniciativa ciudadana aprobada en las elecciones de noviembre.

“Durante cinco años vendí ropa, libros. Tenía dos tiendas y la policía me las cerró. Me parecía tan ridículo que la gente fuera a la cárcel en el siglo XXI por esto. Me harté de que mis amigos fueran a la cárcel. Decidimos cambiar las reglas del juego”, explicó.

Sus dos tiendas, llamadas el “Capitolio de Cáñamo”, abrieron en 2008 en Chinatown y Adams Morgan, dos barrios de Washington, y allí permanecieron hasta 2012, cuando la Policía municipal acusó al activista y a su socio de violar las leyes de la ciudad sobre venta de parafernalia relacionada con las drogas.

Los agentes confiscaron pipas, cachimbas y otros artículos de vidrio por valor de 350.000 dólares (312.613 euros) y, para conseguir que se los devolvieran y evitar el proceso legal, Eidinger y su socio decidieron echar el cierre.

“Mi tienda era el epicentro del activismo de la marihuana en Washington”, presume Eidinger, que recuerda con nostalgia los libros de cultivo que llenaban sus estanterías, los manuales sobre cómo actuar en caso de registros policiales o las camas de perro con símbolos de la marihuana.

En abril, solo un mes después de la legalización del uso recreativo del cannabis, el activista tiene previsto reabrir su tienda de Adams Morgan porque legalizar la marihuana es una cuestión de principios, pero “no se puede obviar que también es una gran oportunidad de negocio”.

Los empresarios y grupos de presión que abogan por la legalización se mueven rápido para conseguir los beneficios económicos de esta nueva industria en Colorado, Washington, Alaska y Oregón, los cuatro estados de EEUU que junto al Distrito de Columbia han legalizado el uso recreativo del cannabis.

En su informe “Las Implicaciones Presupuestarias de la Prohibición de la Marihuana”, el profesor de la Universidad de Harvard Jeffrey A. Miron estima que legalizar esta droga a nivel federal, donde permanece prohibida, produciría unos beneficios anuales de 2,4 millones de dólares en forma de impuestos.

“Es una cuestión de libertad, libertad de fumar un cigarro de marihuana, pero también de poder obtener beneficios con ello, igual que se hace con el alcohol o el tabaco. No es egoísmo, es simplemente la libertad que nos define como país”, defendió Eidinger entre el humo de su cigarro.   Beatriz Pascual Macías

0 862 vistas

Washington D.C. se acaba de convertir en el nuevo territorio en los Estados Unidos en legalizar la posesión de dosis personales de marihuana.

A partir de la medianoche de ayer miércoles hora local (0500 GMT) las personas que consuman marihuana de manera recreativa en la capital estadounidense ya no se enfrentarán a un juicio. Sin embargo la venta de cannabis seguirá siendo ilegal.

Este cambio de política fue votado por una abrumadora mayoría en las elecciones del pasado mes de Noviembre.

Sin embargo, el Distrito de Columbia no goza de la misma autonomía que tienen los 50 estados de los EE.UU. ya que se rige en parte por el Congreso norteamericano, donde la mayoría que es republicana se opone a la moderación de las leyes sobre drogas y que ha obstaculizado que Washington D.C. establezca formas de tasación y regulación de la marihuana.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, respaldó hoy la legalización de la marihuana en Washington, cuyos habitantes podrán a partir de este jueves fumar, plantar y poseer cannabis aunque no venderlo.

En un comunicado, la legisladora destacó “el abrumador” apoyo del 70.1 % que los habitantes del Distrito de Columbia -donde está la capital del país- dieron en las elecciones del pasado noviembre a la “Iniciativa 71”, nombre con el que se conoce al proyecto ciudadano para la legalización de la mariguana.

0 95 vistas

El Ayuntamiento de Washington reclamó esta semana su autonomía para decidir sobre su mercado de la marihuana, después de que su fiscal general advirtiera a las autoridades municipales de que cualquier intento de regularizar la droga es “ilegal”, tal y como sostiene el Congreso.

La propuesta ciudadana para la legalización del cannabis con usos recreativos se aprobó en las elecciones legislativas de noviembre con el apoyo del 70,1 % de los habitantes del Distrito de Columbia.

Hoy las autoridades municipales tenían previsto celebrar una audiencia para regular la venta de esta droga y sus impuestos.

Sin embargo, el Concejo del Distrito de Columbia (legislativo) tuvo que transformar la audiencia en una mesa redonda ante las amenazas del fiscal del Distrito de Columbia, Karl Racine, el primero en ser elegido por el voto de los washingtonianos.

En una carta dirigida al Ayuntamiento, a la que tuvo acceso Efe, Racine advirtió que celebrar la audiencia violaría la cláusula contra la legalización de la marihuana que legisladores republicanos -como Andy Harris, representante de Maryland en la Cámara baja- incluyeron en el proyecto presupuestario del Gobierno para 2015.

Esta cláusula prohíbe que los fondos “sean usados para promulgar cualquier ley, norma o regulación para legalizar o reducir las penas asociadas con la posesión de marihuana para uso recreativo”, de acuerdo con la ley federal, que aún prohíbe el consumo de marihuana.

Así, según Racine, la ley para legalizar la marihuana no puede ser promulgada y, por tanto, es “ilegal” celebrar audiencias oficiales para poner en marcha un mercado o un sistema impositivo, lo que puede ser castigado con una multa de hasta 5.000 dólares y penas de cárcel de hasta dos años.

Para evitar ser acusados de desacato al Congreso, el demócrata Phil Mendelson decidió desprender de carácter oficial a la audiencia, donde varias voces pidieron autonomía para el único territorio del país que no tiene representantes con voto en el Congreso.

“El tema de la marihuana está llevando al frente de batalla la falta de derechos de los ciudadanos del Distrito de Columbia”, dijo a un reducido grupo de periodistas, entre los que estaba Efe, Adam Eidinger, presidente del grupo “DC Cannabis Campaign”, promotor de la legalización de la marihuana en Washington.

Eidinger, que prestó declaración ante las autoridades municipales con un mini invernadero portátil, se quejó del estatus del Distrito de Columbia, que desde hace décadas lucha por convertirse en el estado 51 de la Unión.

“Esto es un estado colonial y tiene que acabar. Nosotros solo tenemos nuestras voces en este momento, no tenemos voto en el Congreso y lo merecemos como cualquier otro americano”, subrayó.

En el mismo sentido, se expresaron varios representantes municipales, como el concejal David Grosso, que impulsó la ley que despenalizó el consumo de marihuana en Washington el año pasado y dijo que ha llegado la hora de “defender los derechos” de los ciudadanos, “que tienen derecho a poner en la agenda temas como el aborto, el control de armas o la marihuana”.

La confrontación entre autoridades federales y municipales parece no tener una solución fácil.

Los republicanos del Congreso aseguran que su cláusula en los presupuestos prohíbe a las autoridades municipales promulgar la ley, pero la alcaldesa demócrata Muriel E.Bowser afirma que la iniciativa ciudadana no necesita su consentimiento, ya que se autoproclamó al recibir el respaldo de los washingtonianos en las elecciones de noviembre.

Lo mismo piensa Eidinger, quien aseguró que, a finales de mes, los habitantes de Washington, mayores de 21 años, podrán cultivar seis plantas de marihuana en su casa y poseer hasta dos onzas (60 gramos) de cannabis.

1 2.318 vistas

La jefa de policía de Washington DC, Cathy Lanier, dijo el martes que la despenalización del cannabis ha hecho la vida más fácil para la policía.

“La despenalización nos ahorra tener que acusar a alguien por pequeñas cantidades de marihuana, porque realmente nunca fue productivo para la policía”, dijo la Jefe Lanier a NewsChannel 8 el martes pasado. “Es un poco más fácil para nosotros”.

Los comentarios marcan un cambio significativo en el tono de la respuesta de Lanier por la despenalización antes de su promulgación. En junio del 2013, Lanier dijo a DCist que podía tener problemas con la despenalización debido “al riesgo para los niños por un mayor acceso, el impacto en la salud por las plantas que cada vez son más potentes y por el conflicto con las leyes federales.”

La nueva ley hace que la posesión de hasta una onza de marihuana sea de una simple multa de 25 dólares, en lugar de ser un  delito menor arrestable. La semana pasada los Concejales de DC introdujeron en la legislación un paso más allá mediante la legalización de los puntos de venta de cannabis.

0 320 vistas

Los residentes de la capital estadunidenses podrán cultivar marihuana de manera legal a partir de la próxima primavera, pese a un intento en el Congreso por descarrilar la iniciativa.

“En algún momento a finales de marzo o abril se va a poner en vigor oficialmente (la ley) y cuando así sea la gente probablemente celebrará plantando matas de mariguana en sus casas durante la primavera”, dijo Adam Eidinger, de DC Cannabis Campaign.

La iniciativa, aprobada en referéndum por 70 por ciento de los votantes en noviembre pasado, autoriza la posesión legal de 28 gramos de marihmariuana y permite a los residentes de la capital estadunidense el cultivo de hasta seis plantas de mariguana.

Permite asimismo la transferencia (no venta) de hasta 14 gramos de cannabis a otra persona mayor de 21 años y el uso o venta de parafernalia para consumo, cultivo y procesamiento de la sustancia.

Eidinger recordó que por ley el Congreso tiene 30 días laborales para revisar las leyes promulgadas por el gobierno capitalino y durante ese periodo, el legislativo federal puede vetarlas o dejarlas en vigor.

Expuso que sin tiempo suficiente en la 113 Legislatura, Phil Mendelson, presidente del Consejo de DC -el órgano de gobierno capitalino- enviará la legislación en enero próximo al nuevo Congreso controlado por republicanos para su revisión. Estimó que en la primavera estaría el dictamen.

“El Congreso puede anularla, pero no creo que lo hagan, se verían muy mal, no creo que los republicanos o los demócratas aprueben una ley anulándola y (tampoco) veo al presidente vetándola o no firmándola, porque nosotros ganamos en las urnas”, remarcó.

Este diciembre, los republicanos incluyeron en la ley de autorización del presupuesto federal del año fiscal 2015, una cláusula a fin de restringir la implementación de dicha legislación en el Distrito de Columbia (DC), nombre oficial de la capital estadunidense.

El Distrito de Columbia está supeditado al Congreso tanto para la asignación de fondos federales para su operación administrativa como para decidir la forma en que se ejercen los cuatro mil millones de dólares que la ciudad recauda por concepto de impuestos locales.

Las autoridades del DC van a aprovechar un tecnicismo en la redacción de la ley del gasto presupuestal para proceder con la implementación de la iniciativa que el gobierno local reconoció como legislación semanas después de la aprobación de los votantes.

La redacción en la ley prohibe el financiamiento federal para “promulgar” no para “hacer cumplir” cualquier ley relacionada con reducir las penalidades por actividades relacionadas con drogas en la ciudad.

Leonor Holmes, la única representante capitalina sin derecho a voto en la cámara baja, señaló que los demócratas que negociaron el presupuesto incluyeron la “omisión” a fin de darle al gobierno capitalino la oportunidad de cumplir la legislación.

“La interpretación que la ciudad está tomando es que nosotros ya votamos y ya la pusimos en vigor y tomando en cuenta que no requirió de fondos federales para convertirse en ley local, reemplaza a la legislación de descriminalización aprobada a principios de 2014”, dijo.

El líder destacó que la controversia por la legalización de la marihuana llama la atención hacia la falta de autogobierno en el Distrito, una lucha de los capitalinos por décadas, resumida en el lema “pago de impuestos, sin representación” (en el Congreso).

Apuntó que los defensores de la legalización de la marihuana en la capital estadunidense aún tienen que continuar la lucha y apuntó que en enero continuarán las manifestaciones a fin de presionar al Congreso para que no descarrile su implementación.

El Consejo capitalino incluyó en la legislación enviada al Congreso una previsión para permitir a los médicos recomendar el uso de la marihuana para “condiciones debilitantes”, que a su juicio responderán de manera favorable al tratamiento de cannabis.

La medida permitirá a cultivadores con licencia para uso medicinal de la marihuana la posesión de hasta 500 plantas.

Agregó que aunque la previsión que legalizaría el cultivo de marihuana para uso personal es suficiente, trabajará para que se legalice la venta de la cannabis como en los estados de Colorado y Washington.

“Todos deben salir de las sombras, los cultivadores deben llegar a ser contribuyentes legales”, remarcó Eidinger.