LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "weedventure"

weedventure

1 572 vistas

Os dejamos una pequeña selección de las mejores fotos de la primera parte de la weedventure del verano. Desde Madrid a Castellón, pasando por Barcelona dirección Bilbao. Cientos de kilómetros, muchos días de fiesta y mogollón de hierba para compartir con los colegas. ¿Lo mejor de todo? Que esto sólo es el principio.

diario de una weedventure

Sabíamos que iba a hacer mucho calor…por eso que nos llevamos de casa, además de las “verduras” una caja entera de cervezas Dougall’s con la mejor de sus selecciones. Como peligraba que cayesen todas en el primer trayecto, sólo se enfriaron la mitad…la otra mitad ni pasó de Barcelona.

Diario de una weedventure

Y llegamos al Arenal Sound en Burriana (Castellón). Pedazo de festival, menuda afluencia. Con escenarios en la playa, en una piscina y en el interior, pasamos un fin de semana de lo lindo.

Diario de una weedventure

Posiblemente fuésemos el único medio de comunicación acreditado del sector cannábico. La verdad, no entiendo por qué pues allí estaba todo el mundo fumándola. Así que hicimos gala de nuestro nombre y nos unimos a la orgía de humo. Menos mal que con las acreditaciones puedes entrar por las puertas de detrás… en la oficial había un intenso control de la guardia civil. Me propuse equilibrar la balanza un poco, no hubo reparos ni miramientos a la hora de invitar a los damnificados.

Diario de una weedventure

Diario de una weedventure

El descubrimiento del festival: Skip&Die. Marcaron el post de Buraka Sound Systema y el precedente de Die Antwoord. Un productor holandés, un batería, un guitarra y por supuesto, Catarina Aimmé a la voz. Esta chica de Sudáfrica también, parecía estar a la altura de las circunstancias. Potente y variado directo, todo brilla más con una carismática cantante al frente.

Diario de una weedventure

Menuda sorpresa y lujo encontrarme con el concierto de Mario Díaz. ¿Que quién es? El cantante y compositor original de Los Aslandticos. Ahora sigue su carrera en solitario, con temas nuevos, colaboraciones y como no, los ya clásicos que nos hicieron vibrar hace años.

Diario de una weedventure

¿Sabéis qué pasa si estás un día tras otro de fiesta y fumándola? Pues que desfalleces….así que es importante recuperar fuerzas en toda weedventure. Un saludo a mis compañeros de viaje.

Diario de una weedventure

Se masca la tragedia.Último día de festival y minutos antes de que empiece Die Antwoord, por el público parece que sea el primero. Habíamos venido por y para esto, para ver que Yolandi nos echara una mirada, para que nos cayese alguna gota del sudor de Ninja…. Estamos todos “on fire”

Die Antwoord

 

Die Antwoord

 

Die Antwoord

Die Antwoord

Simplemente Die Antwoord. Podéis leer la crónica del concierto pinchando aquí.

Crónicas de una weedventure

Y tras tanta fiesta, tanto concierto y tanto “fumeteo” nos vamos a hacer una visita exprés a los amigos y compañeros de Barcelona. Digna ciudad, repleta de clubs, movimiento y oportunidades. Hay que vivirla, aunque sólo sea un día.

0 586 vistas

Las reglas de las ratas son estas: no conceder entrevistas, no hacerse fotos con los fans, hacer justo lo contrario a lo que se espera que hagas, deambular entre la genialidad y la locura, liarla en el escenario, hacer que el público explote mientras las ondas de sonido reverberan en sus cerebros, ser el ojo y los pies del huracán y marcharte como si no hubiese pasado nada mientras todos desfallecen extasiados después de la orgía maquiavélica de sonido y show. Así son las Rats rule, así son ellos, así son Die Antwoord y el Arenal Sound fue su única parada este año en España, allí estuvimos para contártelo.

Open in Spotify

Son las 12 de la noche del último día del festival Arenal Sound en Castellón, en la puerta del backstage se para una furgoneta normal y corriente de la que salen diversos personajes destartalados con gorros de Pikachu, ropajes de tallas cuádruples y capuchas al estilo Finn el Humano. Los más avispados se percatan de que son Ninja y Yolandi, los cabezas de Die Antwoord seguidos de su séquito. Encerrados en el camerino, no van a salir hasta que toque su directo, están conjurando hechizos, preparándose para el aquelarre que se avecina en unas horas. Afuera, el público ya se está agolpando frente al escenario, los fotógrafos cargan sus cámaras y se miran entre sí nerviosos como soldados que van a salir de la trinchera. De repente, todo oscurece, un trueno silencia el ambiente para que una tenebrosa melodía lo haga volver a gritar. Parece que está a punto de comenzar el espectáculo.

Me gusta salir al foso a hacer las fotos con un porro en la boca, no todo es disparar, también me gusta mirar a los ojos a los artistas mientras echo unas caladas, me da tiempo a pensar La Foto. Con Die Antwoord no da tiempo a pensar, sólo a actuar. Ya se ha llenado la memoria a base de ráfagas cuando a Ninja se le ocurre bajar del escenario y pasa corriendo al lado mía. Tengo el corazón acelerado, fumo nervioso y se me cae de la boca una chusta aún incandescente. Acabo de cruzarme con el tipo más loco y genio a la vez que haya en muchos países a la redonda. Los bajos hacen que me tiemble hasta el bigote, ha terminado la sesión de fotos y toca disfrutar de lo que queda de concierto entre el público.

Loco. Loco público, desquiciado y desbordado público, cada vez que Yolandi emitía cualquier sonido por el micro gritaba como en el orgasmo más intenso…ella tampoco se quedaba corta. Hay gente con cara de placer, otros con la mandíbula desencajada, nosotros con los ojos rojos y en el escenario, están al rojo vivo. Acabamos de presenciar un repaso de lo más selecto de su discografía, todos los presentes acabamos de sufrir una adhesión al fundamentalismo Zef. Son las cuatro de la mañana, aún quedan algunas horas para que salga el sol y un montón de hierba en la lata de mi bolsillo.

Joder, estamos en Castellón, que se note la cultura de la tierra, vamos a terminar la fiesta como lo merece. Desde aquí, especial mención y agradecimientos a Space Elephants, que con el listón tan alto como estaba, supieron cerrar el festival a la altura de las circunstancias, es decir: #jaleoelephant. Así se concluía el ciclo Arenal Sound, gracias a todos los grupos, asistentes y producción que nos mostraron su simpatía, por supuesto, gracias también nuestra infatigable fotógrafa, María Carribero, por estar siempre al pie del cañón. Ahora, la weedventure continua en Barna, si no…¿desde dónde creías que os estoy escribiendo?

Continuará…

1 474 vistas

No nos vamos a engañar, irse de “weedventure” en España es bastante sencillo, hace buen tiempo, hay mogollón de festivales y la gente es afable. Los diversos climas de la península hacen que en cada parte se cultiven mejor unas variedades u otras. Por lo que, ir de festival en festival probando las hierbas de cada sitio, conociendo lugares y personas, es algo que me encanta hacer y que como decía, aquí se hace muy sencillo.

Las distancias en España, seamos sinceros, no son excesivamente largas, podemos recorrer el país de punta a punta en 12 horas, ya se en coche o transporte público. Así que, jugando con la geografía y pensando que este fin de semana estábamos en el Arenal Sound, ¿por qué no pasarnos por Barcelona? Con casi 400 clubs en toda la ciudad y barrios/pueblos colindantes, te puedes pegar una semana recorriéndolos que no los habrás visitado todos. Me encanta probar la Diesel de un lado, el iceolator de otro mientras me lo fumo todo en el que tenga el mejor café o en el que esté más guapo. Y es ver una señal de Barcelona y me pongo como mi perro en el coche cuando lo llevábamos al campo (por si alguien no ha tenido perro en la ciudad y lo ha llevado al campo, se ponen súper nerviosos). El gran problema de la Ciudad Condal no es llegar, sino salir…hay que buscarse una buena excusa para no quedarse atrapado (que con gusto me dejaba).

Y no se…ya que estamos en Barcelona, ¿por qué no nos vamos al País Vasco? Se tratan de unas tierras preciosas en las que poder refrescarse después de todo el calor que hace en la costa mediterránea. Los vascos son gente muy de la tierra, por eso me encanta combinar sus vinos con sus comidas e hierbas. Siempre he pensado que los cultivadores del mar Cantábrico deben de tener habilidades especiales, es digno de mención como sacan suculentas y cuantiosas cosechas con tan altos niveles de lluvia, humedad y cielo encapotado. El tratamiento social en cuanto al consumo se refiere, es otra cosa digna de mención también. No es que la policía, si te ve fumando no te vaya a poner una multa (que puede..), pero tampoco está mal visto fumar hierba. En algunos sitios más que en otros, pero ya no me sorprende ver a toda la gente de una terraza fumando o ir paseando por la calle tranquilamente con un porro en la boca. Con esto no quiero decir que aquello sea la “ciudad sin ley” del cannabis, pero si que hay más tolerancia que en muchos otros sitios de la península.

Y no se…ya que estamos en Esukadi, ¿por qué no nos vamos a Cantabria? Y muchos diréis, “Miky, venga ya hombre, ya sí que estás buscando excusas”.Bueno, veo que no habéis tomado nunca un plato de fabas con almejas, ni anchoas de Santoña, ni cerveza Dougall’s, ni un vaso de licor cannábico de Juanito Manoverde, ni tampoco habéis ido a La Concha Reggae Fest. No pasa nada, iremos por vosotros y os pondremos los dientes largos, para que os entren ganas de haceros vuestra propia weedventure.

Así pues, desde ya mismo hasta el último día del Rototom Sunsplash estaremos dando vueltas por España, de weed en weed, de festival en festival… Y desde el lunes podréis ver en la web los “Diarios de a bordo de una weedventure”, con las mejores fotos, anécdotas y catas de este verano. Ven y fúmate uno con nosotros.

0 215 vistas

Toda “weedventure” empieza con un porro en la boca diciendo a “Me voy a tal sitio”. Como siempre, la weed viene de casa, ahora sólo falta buscar la aventura. Esto es igual que un videojuego, tiene sus fases, niveles y hasta el villano final, la banda sonora son un montón de riddims y al lado de los mandos hay una selección de hierbas e iceolators. Que comience la partida.

Fase 1: Salida de Madrilonia
Nunca he tardado tanto en salir de Madrid. Y es que cuando la Gaboneta de Organic Roots es el transbordador, la aventura está asegurada. Imagínense en medio de las calles de Madrid, una furgo que se queda parada en cada semáforo y cruce con un montón de rastas que salen a empujarla. Al final pillamos una racha en la que no nos paramos, pero la pobre Gaboneta no llego ni a los 100km. Vuelta a Madrid, división en coches y de nuevo en camino para Armintza. Entre una cosa y otra, ya me he acabado con el 20% de las reservas para el viaje. No pasa nada, para eso está Radio Rasta, para tenerte una cerveza y unos porros de iceolator preparados en Bilbao a las 5 de la mañana. Ahora viene el malo final de esta fase: policía municipal que pide los papeles del coche. Así que son las 8 de la mañana y en 3 horas tenemos que estar con la ITV pasada, la multa quitada y delante del Sound System de King Burning en Armintza.

Fase 2: Armintza
Parece mentira pero lo conseguimos, llegamos a la costa de Armintza. En la plaza del pueblo, delante de un puerto flanqueado por las montañas, se impone el escenario principal, pocos metros al este un río con un skate park, tiendas de campaña diseminadas entre furgonetas y un Sound System en medio haciendo las delicias de los más “freaks”. Allí estaba yo, “Sound System Adict”. Por lo visto, el Txapel Reggae, además de ser un festival, forma parte de las fiestas del Carmen de Armintza. Aquí, desde hace más de 20 años, en vez de traer a cualquier triunfito o popero de turno para después de las corridas de toros, se organiza un festival de Reggae con la colaboración y el apoyo de todo el pueblo (a todos los niveles: ayuntamiento, asociaciones de vecinos y comercios). Ya podrían coger ejemplo el resto de localidades de la península. Todo el pueblo está en la calle, empiezan a llegar cada vez más gente, vienen familias enteras y se pueden observar muchas matrículas de Francia, joder, Txapel Reggae internacional. Aquí no hay malo final, fase de descanso que nos espera aun lo más divertido.

 La lluvia es “habitual”, no un “inconveniente”
La lluvia es “habitual”, no un “inconveniente”

Fase 3: Maratón de radio
Desde la hora de comer unas nubes empiezan a llegar poco a poco hasta que de repente el cielo está completamente encapotado y empieza a llover. “No te preocupes Miky, en el Txapel Reggae siempre llueve, luego para” me dicen los locales. Menos mal que la organización nos ha puesto en una casa de la plaza del pueblo para que podamos montar todo el equipo de radio. Son las 6 de la tarde cuando entramos en directo y no vamos a parar de transmitir hasta las 7 de la mañana. Así son la familia de Radio Rasta, desde aquí darles las gracias por todo. Así que, con una engrosada lista de temazos, cafés cortados de continuo y el bote de hierba abierto encima de la mesa comienzan a pasar peña por la “radio station”. Los artistas, como están al lado, es fácil pillarles y convencerles, lo difícil es sincronizarnos todos. Funciona así: estamos en antena, comentando las jugadas cuando llega alguien y te dice “Miky, preparate una entrevista que en 5 minutos tienes aquí sentado a Mikey General”, por ejemplo. Mientras tanto, comienzan los conciertos. Para hacer una crónica de los conciertos, sería necesario otro artículo, pero podéis escuchar todas las entrevistas y directos en los podcast de www.radiorasta.info. Muchas gracias a todos los que colaboraron y pedalearon (Radio Rasta emite con energías renovables) para que todo fuese posible. Desde aquí un abrazo a Malaka Youth, Glaukoma, Organic Roots, SonorT, Unai (alcalde de Armintza, que también se pasó), Mikey General, Conscious Sound, Berta B Sweet, Fowar Ever Band, Sr. Wilson, Irie Souljah, Thunda Clap y al barista que me ponía los cafés. A todos, gracias.

Irie Souljah al escenario
Irie Souljah al escenario

Fase 4: Maratón humano
Parece ser que ya es de día, que Sandeeno y Conscious Sound que cerraban el line up se han ido y en la txonda (caseta de fiestas) sólo están poniendo reggaeton de mañaneo. Ya van más de 24 horas despierto “trabajando”, es hora de sacar la selección de iceolators para desayunar. Dónde estaba antes el sound, ahora sólo quedan un montón de cadáveres y una furgoneta poniendo flojito algunos temazos “Súbete el volumen, chico” y disfrutemos de un poco de Monsanti I (variedad de iceolator autóctona de Bilbao). Hora de comer de nuevo, es domingo es Euskadi y la tradición dictamina irse a comer unas rabas. Después de todo, en esta última fase me doy cuenta de que el único “malo final” soy yo y mi cansancio, así que me fumo el último y me abrocho el cinturón del coche…ya estamos de vuelta y no me toca conducir.

Sr Wilson al micro
Sr Wilson al micro