Farmacias peruanas ya venden medicamento de cannabis

Hace tres años Uruguay, el país pionero en legalizar el cannabis a nivel mundial, volvía a hacer historia con un medicamento a base de la planta.

Hace tres años Uruguay, el país pionero en legalizar el cannabis a nivel mundial, volvía a hacer historia con un medicamento a base de la planta.

Aquella histórica ley sancionada en el pequeño país sudamericano en 2013 se completó con un hecho trascendental:

La elaboración del primer medicamento a base de marihuana.

Así nació el Epifractan, un aceite que comenzó a comercializarse a 70 dólares y sirve para tratar enfermedades como el párkinson o la artrosis.

Y como todo cogollo o medicamento a base de cannabis, en 2020 se echó a volar por el mundo.

Ahora, La Voz de Perú informa que el cannabis medicinal llegó a las farmacias del Perú.

Hace pocos días el Epifractan llegó a Perú, un país donde el uso medicinal del cannabis está en boga.

El Epifractan, fabricado en Uruguay por Ramm Pharma, es importado en Perú por Cann Farm.

La firma, en tanto, tiene el registro de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Medicamentos del Perú (DIGEMID).

No es el primero

No es la primera vez que un medicamento, o preparado magistral, hecho con cannabis, está disponible en el Perú.

Sino que dijeron presente por primera vez en Perú en diciembre de 2019.

Sin embargo, esta es la primera vez que los pacientes pueden comprar un producto terminado registrado en una farmacia peruana.

“Una de las ventajas de los productos registrados es precisamente que se entregan a las farmacias listos para dispensar a los pacientes”, dijo Andrés Vázquez, presidente de Cann Farm.

Y agrega: “muy pocas farmacias en el Perú cuentan en la actualidad con los permisos necesarios para poder manipular el cannabis como materia prima para dispensar (como) preparaciones magistrales”.

En contraste, dispensar productos como Epifractan “es mucho más simple para las farmacias porque no necesitan las autorizaciones específicas de preparaciones magistrales”.

De momento, Epifractan está disponible en siete locales de la cadena Farmacia Universal, todas en Lima, la capital del país.

En esos mismos comercios se puede conseguir también cannabis medicinal según la regulación peruana.

Y hay diferentes categorías disponibles dentro de los productos terminados registrados.

Por ejemplo, también productos terminados para los que no se realizaron ensayos clínicos para demostrar su eficacia.

Sativex fue registrado como cualquier otro medicamento con calidad, seguridad y eficacia probadas a través de ensayos clínicos para una condición específica.

Basado en uso tradicional

Sin embargo, “Epifractan fue registrado como un ‘producto natural’ basado en su uso tradicional”, dijo Maritza Reátegui, socia y directora de Rodrigo, Elías & Medrano Abogados.

“Esto significa que no se pueden hacer declaraciones de propiedades saludables sobre tratamientos médicos para Epifractan, a diferencia del caso de Sativex”, dijo Reátegui.

Epifractan se ofrece en botellas de 10 mililitros con dos concentraciones disponibles:

dos por ciento de CBD por 155 soles (43 dólares) y cinco por ciento de CBD por 295 soles (83 dólares).

Pasó sólo un año y medio desde que se aprobara el reglamento para el uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados.

Y hace algunos días la Digemid informó que son 14 las boticas que obtuvieron la licencia para comercializar el cannabis medicinal.

Las farmacias Universal y Vanttive fueron las primeras de este grupo en conseguir la autorización.

KHIRON

El Epifractan no estará solo, y eso es gracias a Khiron, uno de los gigantes canadienses.

Según informa Gestión, el primer producto de cannabis medicinal de esa firma en Perú se venderá en Farmacia Universal.

Se trata de medicinas dirigidas  a pacientes con dolor crónico, epilepsia refractaria, ansiedad, cáncer, Parkinson, esclerosis múltiple, entre otros males.

La noticia la dio el country manager de Khiron, Luis Márquez.

“Estamos poniendo a disposición de los pacientes nuestras primeras fórmulas magistrales de los derivados de cannabis (CBD), que estarán a la venta y se podrán obtener bajo prescripción médica”, sostuvo el ejecutivo.

Y agregó que para ello fue necesario completar con éxito “todos los requisitos solicitados por la Digemid, y tras nuestra alianza con Farmacia Universal”.

En marzo pasado, la compañía se convirtió en la primera entidad privada en recibir las licencias para la importación y comercialización de cannabis medicinal.

Dos presentaciones

Las pócimas de Khiron se venderán en dos presentaciones en esta primera etapa.

“Ambas cuentan con el respaldo científico de la compañía”.

“Llegan al país con el objetivo de mejorar la vida de miles pacientes que no han tenido éxito con las terapias convencionales en diversas patologías, y garantizan seguridad y eficacia en el tratamiento”, expresó.

Dolores Guevara, gerenta general de Farmacia Universal, indicó que la alianza con Khiron facilitará a los pacientes encontrar estas fórmulas.

También les brindará “la tranquilidad de que están accediendo a productos seguros, elaborados en el marco legal”.

El uso de cannabis medicinal podría beneficiar a más de 2,5 millones de peruanos, según un estudio realizado por la empresa.

Khiron Life Sciences está realizando un curso virtual sobre cannabis medicinal, en alianza con el Tecnológico de Monterrey, que permitirá capacitar a unos 200 médicos peruanos.

Más Artículos
COVID-19-pandemia
Argentina estudia relación de uso de cannabis en recuperados covid-19
>