CARENCIAS Y EXCESOS DE NUTRIENTES

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.238
7.657
319
dark side of the moon
wenas.

Aquí encontrarás todo sobre los nutrientes: descripciones, carencias y excesos. Gracias a antiguos foreros que han ido recopilando esta información:



Consejos generales para solucionar carencias

Las carencias nutritivas de las plantas no suelen venir solas. Habitualmente encontraremos dos o más deficiencias a la vez. Muchas carencias, especialmente las de microelementos, no son debidas a una falta de ese elemento, si no a un pH inadecuado o a un exceso de sales en la tierra.

Cuando sucede esto, las raíces no pueden absorber los nutrientes, aunque estén presentes en la tierra.

Para solucionar esta carencia, la técnica a seguir es la siguiente. En primer lugar lavaremos la tierra regándola con una cantidad considerable de agua, que dejaremos que escurra por los agujeros de drenaje. El agua se llevara disueltas las sales que estuvieran presentes en la tierra, dejándola limpia de sales.. Es imprescindible lavar la tierra con mucha agua. alrededor de dos litros por cada litro de tierra.

A continuación regaremos las plantas con una solución fertilizante. Es importante usar abonos NPK con microelementos durante toda la vida de la planta. El cannabis es una planta que crece con rapidez y necesita mucho alimento. Si cultivamos en macetas, será necesario abonar una vez por semana con un fertilizante líquido para que la planta no le falte de nada. Evitaremos que se acumulen los restos de fertilizantes lavando periódicamente la tierra ( al menos cada dos semanas ).

El pH es una escala que va de 0 a 14 e indica la acidez o alcalinidad de cualquier sustancia, siendo 0 la máxima acidez, 14 la máxima alcalinidad y 7 el pH neutro. El cannabis crece bien en un pH ligeramente ácido ( pH 5,8 a 6,5 en hidroponía y pH 6,3 a 6,8 en tierra ). Si el pH sube por encima de 7 o 7,2, comienzan las carencias, al igual que si el pH es demasiado bajo. Para medir el pH podemos usar papel de tornasol o medidores de pH para acuarios.

En las tiendas especializadas en cultivo de cannabis también se pueden encontrar medidores digitales, más caros pero más exactos. Si el pH del agua es muy alto o muy bajo, lo ajustaremos con un ácido o una base, respectivamente. Hay que ajustar siempre el pH del agua antes de regar. Si añadimos abono al agua, ajustaremos el pH después de añadir el fertilizante.

Para evitar carencias de nutrientes, lo mejor es la prevención: controla el pH del agua y de la tierra, alimenta tus plantas una o dos veces por semana con abono líquido.
 
Última edición:

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.238
7.657
319
dark side of the moon
NITRÓGENO:

El nitrógeno es uno de los 16 nutrientes que la planta necesita para vivir y que son absorbidos del medio de cultivo. El carbono, hidrógeno y oxígeno son absorbidos del aire y agua y en condiciones normales, nunca escasearán a lo largo de un cultivo. El nitrógeno, símbolo químico N, es a su vez un macronutriente junto al fósforo (P) y el potasio (K), los 3 elementos más usados por la planta. Y también es un nutriente móvil, es decir que puede moverse de una zona a otra, recolocándose según las necesidades. Por ejemplo en el caso del nitrógeno que hoy tratamos, el acumulado en las hojas más viejas, se recoloca en las hojas nuevas en caso de deficiencia, de ahí que los primeros signos de una carencia de N siempre los encontremos en las hojas más viejas.

La marihuana es una planta a la que le encanta el nitrógeno durante la fase de crecimiento, donde demanda grandes cantidades. En la fase de floración en cambio, precisa unos niveles inferiores. Para entendernos, se podría decir que el nitrógeno se usa para crear masa vegetal, pues su papel más importante es la de formar parte de las proteínas vegetales, además de tener un ser una reserva que hace que una semilla mantenga la capacidad de vivir sin ser plantada, y la energía posterior que necesita para transformarse en planta una vez la germinamos.

Interviene en una gran cantidad de procesos enzimáticos imprescindibles para el desarrollo vegetal, también estimula la producción de auxinas, aminoácidos, ácidos nucleicos, alcaloides y clorofila, entre otros. Es posiblemente la carencia más común y también una de las más fáciles de identificar. Las plantas crecen más lentas, las hojas nuevas nacen más pequeñas, y ya que es un elemento relacionado con la clorofila, su carencia provoca que las hojas inhiban la producción del pigmento verde, por lo que rápidamente se vuelven amarillas hasta finalmente morir y caer, mientras que las más jóvenes crecen con clorosis intervenal.

Ante una carencia de nitrógeno, como decimos muy fácilmente reconocible, debemos aportar este elemento de las muchas maneras disponibles. Usando un abono rico en este nutriente solucionaremos el problemas en unos pocos días. En este aspecto los abonos minerales actúan más rápidamente. En caso de usar abonos orgánicos, siempre se asimilan más rápido los tés y emulsiones de guanos, harinas de pescado o sangre, humus de lombriz… Pero ante todo, conviene no pensar que ante una carencia debemos usar más cantidad de la que la planta pueda llegar a asimilar.

La marihuana es también una planta que puede muy fácilmente sufrir sobredosis de nitrógeno, lo que quizá sea uno de los mayores problemas que puedan sufrir los cultivadores. Ante una toxicidad de este nutriente, las hojas se ponen de un color verde oscuro y en garra, los tallos se vuelven más débiles y se llegan a doblar con facilidad, las raíces de desarrollan más lentamente, y si se produce en la fase de floración, ésta se ve reducida y los cogollos no se desarrollan con normalidad. Finalmente, la planta primero pierde las hojas y finalmente termina muriendo.

Ante un exceso de nitrógeno, la solución pasa por inmediatamente dejar de usar abonos. En casos de simples signos de sobrefertilización, con regar con agua limpia y sin nutrientes suele ser suficiente, permitiendo que parte del agua se drene, eliminando en parte este exceso de sales. En situaciones severas, procederemos a lavar las raíces, eliminando del sustrato todos estos elementos tóxicos. Ésto supone un estrés para una planta ya de por sí débil, por lo que es conveniente usar algún estimulador de raíces para reactivar la actividad radicular y favorecer la recuperación de la planta.

Es importante pues mantener durante todo el cultivo un perfecto equilibrio en la alimentación de las plantas, normalmente siguiendo las dosis que indica el fabricante de abonos que usemos no tendremos mayores problemas. Conviene usar abonos específicos para marihuana, ya que éstos contienen unas cantidades apropiadas para cada fase. Mientras en crecimiento la demanda de nitrógeno es muy elevada, en floración es mucho menor y usar fertilizantes inadecuados puede hacer que cualquier cultivo termine en un desastre o que ni siquiera llegue a terminar.

Como siempre recordamos, regular el pH del agua de riego es un punto clave para una correcta asimilación de todos los nutrientes. En muchas ocasiones las carencias de nutrientes se producen por un pH incorrecto, los nutrientes se encuentran disponibles en el sustrato pero la planta muestra dificultades para absorberlos. Lo primero que debemos hacer es comprobar que hemos estado usando un agua con un pH correcto y de ser así, procederemos a subir las dosis de abono si fuese necesario. Si hemos estado usando un pH incorrecto, con unos cuantos riegos con el pH ajustado las cosas mejorarán. Añadir de entrada más abono sin saber si el problema es ése, puede llegar a ser otro grave error.

Fuente: https://www.cannabislandia.com/blog/nutrientes-marihuana-nitrogeno/
 
Última edición:

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.238
7.657
319
dark side of the moon
FÓSFORO:

El fósforo es uno de los 16 nutrientes que la planta necesita para vivir y que son absorbidos del medio de cultivo. Otros vitales para su supervivencia son el carbono, el hidrógeno y el oxígeno, que son absorbidos del aire y agua, y que en condiciones normales nunca escasearán a lo largo de un cultivo. El fósforo, símbolo químico P, es a su vez un macronutriente junto al nitrógeno (N) y el potasio (K), los 3 elementos más empleados por la planta. Y también es un nutriente móvil, o sea que puede moverse de una zona a otra recolocándose allá donde sea necesario para suplir inicialmente cualquier carencia.

El fósforo es imprescindible para la fotosíntesis, la respiración celular y en general todo el metabolismo energético de la planta. Forma parte del ADN, algunas enzimas y proteínas. Penetra en la planta a través de las capas externas de las células de los pelos radiculares, de las puntas de la raices y en ocasiones también a través de las micorrizas, hongos que crecen en simbiosis con las raíces de muchos cultivos. Una vez dentro de la raíz, puede quedarse almacenado en esta área o puede ser transportado a las partes superiores de la planta, según las necesidades.

También en un componente vital de las sustancias que forman los genes y cromosomas, esencial en los procesos que transfieren el código genético de una generación a la siguiente, es decir para la formación y desarrollo de la semilla. Un mal suplemento este nutriente puede llegar a reducir el tamaño, número y viabilidad de las semillas que dará como resultado plantas menos vigorosos de lo que deberían. Podemos decir en general que el fósforo es muy importante para el desarrollo de las plantas, desde la germinación hasta la floración.

El adecuado suplemento de fósforo durante el cultivo permite que las plantas operen en condiciones óptimas y que el crecimiento y floración no tenga ninguna anomalía. En cambio, ante una carencia de este nutriente causa como primer efecto y más acentuado la reducción en el crecimiento de las hojas así como en su número. El crecimiento de la parte aérea es zona visible, ya que el crecimiento de la raíz también se reduce, produciendo una menor masa radicular.

Al tratarse de un elemento móvil, se trasladará a las hojas más jóvenes, lo que fuerza que las hojas más viejas creen necrosis, adquieren un color morado/bronceado, se arruguen, sequen y terminen cayendo. Las más jóvenes serán las siguientes si la planta continúa sin recibir este nutriente, sufriendo finalmente una defoliación masiva. Otros efectos de las deficiencias de fósforo en las plantas incluyen el retraso de la madurez de los cogollos así como una resistencia más baja frente a enfermedades.

Ante una carencia de fósforo, lo primero es comprobar que estamos regando con un pH adecuando, además de comprobar el pH del sustrato. Ambos deben oscilar entre 5.5 y 6.5. Tampoco es mala idea comprobar la EC del sustrato para comprobar que no haya un exceso de sales, en tal caso debemos hacer un ligero lavado de raíces. El zinc o el hierro, entre otros, bloquea el fósforo y no permite su asimilación. Y lógicamente, recurrir a algún abono o suplemento rico en este nutriente, los minerales actúan antes mientras que los orgánicos tardan un poco más.

Ante un exceso de fósforo, se bloquean otros nutrientes como el calcio, cobre, magnesio o zinc, por lo que lo que se pueden manifestar en las hojas algunas carencias de estos elementos, normalmente ocurre en la fase de floración y en cuanto comenzamos a usar los potenciadores de floración. La solución pasa por inmediatamente dejar de usar este tipo de abonos y continuar sólo con el abono base para esta etapa. En casos severos, procederemos a lavar las raíces con un pH estable, eliminando del sustrato todos estos elementos tóxicos, y comenzando de nuevo el régimen de abonado en dosis más bajas.

Fuente: https://www.cannabislandia.com/blog/nutrientes-marihuana-fosforo/
 
Última edición:
  • 😍
  • 👍
Reacciones: tahita y arkero

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.238
7.657
319
dark side of the moon
POTASIO:

El potasio es uno de los 16 nutrientes que la planta necesita para desarrollarse y que son absorbidos directamente del medio de cultivo. Otros 3 elementos vitales para su supervivencia son el carbono, el hidrógeno y el oxígeno, que son absorbidos del aire y del agua, y que en condiciones normales nunca habrá deficiencias durante el cultivo. El Potasio, símbolo químico K, es a su vez un macronutriente junto al nitrógeno (N) y el fósforo (P), los 3 elementos más empleados por la planta en el crecimiento y la floración. Y también se trata de un nutriente móvil, o sea que puede moverse de una zona a otra, recolocándose allá donde sea necesario para suplir de inicio cualquier carencia que se pueda presentar.

El potasio es un nutriente imprescindible para el desarrollo y reproducción de las plantas. Después de nitrógeno, es el elemento más demandado, considerado como “el nutriente de calidad”, ya que afecta a la forma, el tamaño, el color y el sabor de las plantas, todas ellas relacionadas con la calidad del producto final. Aunque no tengan tanta presencia en los tejidos de las plantas como el nitrógeno o el fósforo,interviene como catalizador de muchos procesos metabólicos tan importantes como la fotosíntesis, la síntesis de proteínas y aminoácidos, aumenta la resistencia frente a sequías o temperaturas bajas, aumenta la dureza de los tejidos, aumenta la resistencia del sistema radicular, e incrementa el peso y volumen de los cogollos.

En la fotosíntesis, el potasio es el nutriente que regula la apertura y cierre de las estomas y por lo tanto regula la absorción de CO2. Desencadena la activación de enzimas y es esencial para la producción de adenosina trifosfato o ATP, una importante fuente de energía para muchos procesos químicos que se desencadenan en las células de la planta. También desempeña un papel muy importante en la regulación del agua en las plantas en el proceso conocido como osmo-regulación, tanto en la absorción del agua a través de raíces, como de su pérdida a través de los estomas. También en la activación de las enzimas, relacionadas con el crecimiento de la planta.

Ante una carencia de potasio, las plantas pueden sufrir anormalidades, por lo general relacionadas con el crecimiento. En las hojas medias y bajas se produce clorosis y quemaduras. Al ser un catalizador del crecimiento, ante una carencia se muestra un crecimiento lento o retrasada. Las plantas disminuyen su tolerancia a los cambios de temperatura y estrés hídrico. El sistema radicular se vuelve débil, en la fase de floración se puede apreciar una maduración desigual de los cogollos y las plantas en general son más propensas al ataque de plagas. Si no se corrige esta deficiencia, las plantas finalmente pierden sus hojas a gran velocidad.

Solucionar una carencia de este nutrientes una vez la hayamos reconocido es muy simple, usando un abono rico en potasio solucionaremos el problemas en unos pocos días. En este aspecto los abonos minerales actúan más rápidamente que los abonos biológicos, de asimilación más lenta. En caso de usar este tipo de abonos siempre será mejor hacerlo en tés. Conviene ante una carencia no pasarnos con las dosis que vayamos a aportar. También conviene tener en cuenta que un exceso de calcio puede disminuir la capacidad para la absorción de potasio, por lo que en muchas ocasiones las aguas duras o muy duras llegan a ser un problema para la correcta asimilación de determinados nutrientes.

Por el contrario, un exceso de potasio puede bloquear la absorción de otros nutrientes como el calcio, magnesio junto con el zinc y el hierro. También es complicado diferenciar con claridad una sobrefertilización de este elemento, pues los síntomas se pueden mezclar con los de carencias de alguno de los nutrientes antes mencionados. En el caso de que la planta comience a mostrar signos de deficiencias de varios micronutrientes, procederemos a hacer un lavado de raíces para eliminar esas sales tóxicas, y regar finalmente con una dosis ligera de fertilizante completo y equilibrado.

Como siempre recordamos, mantener durante todo el cultivo un perfecto equilibrio en la alimentación de las plantas es algo fundamental. Los fabricantes de abonos poseen unas tablas con las dosis y la combinación de nutrientes y aditivos para cada fase, y con la que normalmente no tendremos mayores problemas. Conviene siempre usar abonos específicos para cannabis y no jugársela con otro tipo de productos más adecuados para otro tipo de plantas. Controlar y regular el pH del agua de riego es fundamental, ya que nos garantizaremos que todos los nutrientes están disponibles y la planta los puede asimilar con facilidad. Muchos de los problemas de cariencias o excesos de nutrientes vienen por usar un pH inadecuado.

Fuente: https://www.cannabislandia.com/blog/nutrientes-marihuana-potasio/
 
Última edición:
  • 😍
  • 👍
Reacciones: tahita y arkero

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.238
7.657
319
dark side of the moon
MAGNESIO:

El magnesio junto al calcio y el azufre, es uno de los tres nutrientes secundarios y uno de los que las plantas más demandan a lo largo del cultivo por detrás del nitrógeno, fósforo y potasio, nutrientes primarios o macronutrientes. Se consideran secundarios debido a su cantidad que llega a consumir una planta y no a su importancia, el déficit de cualquiera de ellos puede llegar a ser grave por igual. En algunas especies vegetales la concentración de magnesio en el tejido es comparable a la de fósforo siendo éste un nutriente primario.

El magnesio es un nutriente móvil que puede moverse de una zona a otra de la planta y recolocarse allí donde sea necesario para suplir inicialmente cualquier carencia. A diferencia de los elementos inmóviles, que no son capaces de moverse de una zona a otra según la demanda, las carencias de este nutriente se suelen dar primero en las hojas más más viejas y zonas medias o bajas.

El magnesio es el átomo central de las moléculas de clorofila, el pigmento que da a las plantas su color verde y que lleva a cabo el proceso de la fotosíntesis esencial para la absorción de energía luminosa. También interviene en la activación de un gran número de enzimas necesarias para el desarrollo, contribuye a la síntesis de las proteínas y neutraliza los ácidos de los sustratos y otros compuestos tóxicos que llega a producir la propia planta.

Las carencias de magnesio al igual que las de calcio son muy habituales en cultivos de marihuana cuando se usan aguas de riego blandas o de mineralización débil. La dureza del agua mide la concentración de sales de calcio y magnesio disueltas en ella, así que mientras en aguas duras la concentración estos dos nutrientes es muy elevada, en aguas blandas puede llegar a traer estas deficiencias, ya que los fabricantes ante un aspecto tan variable como la dureza del agua, siempre prefieren añadir mínimas cantidades. Mejor quedarse corto que excederse.

Una dureza ideal para asegurarse la cantidad de magnesio perfecta para no sufrir carencias sería en torno a 0,40 mS, con el doble o triple de calcio que de magnesio. En aguas duras se puede reducir la dureza añadiendo agua blanda como destilada, de ósmosis o incluso embotellada, en las aguas blandas lo mejor siempre es añadir la cantidad de estos dos nutrientes hasta alcanzar ése 0,40 mS, para lo que se puede recurrir a los suplementos de calcio y magnesio o mononutrientes que añadiremos por separado.

Como decíamos el magnesio tiene movilidad en las plantas, así que los primeros síntomas de una deficiencia aparecen primero en las hojas más viejas, que se vuelven amarillentas con las venas verdes o clorosis intervenal. Más tarde se extiende a las hojas más jóvenes, que desarrollan unas manchas amarillas entre los nervios. A medida que la deficiencia avanza, van apareciendo puntos de color óxido en los márgenes de las hojas y puntas de las plantas, que suelen rizarse antes de morir. En muy pocas semanas la planta pierde color poco a poco antes de morir. En casos menos graves, las floraciones no son todo lo productivas que debieran, con cogollos más pequeños y aireados.

Muy a menudo las plantas muestran dificultades para asimilar el sustrato del suelo aunque éste se encuentre disponible, principalmente por una alta humedad, frío o demasiada acidez en el sustrato, además de que un exceso de nitrógeno, potasio y calcio también pueden llegar a bloquear su asimilación. Por desajustes del pH es algo bastante excepcional que se llegue a producir, pues en un elemento disponible en un amplísimo rango. Ayudados de algún suplemento de Ca y Mg, o algún mononutrientes aplicado en cada riego y

Los excesos o toxicidades de magnesio por otro lado son muy poco frecuentes en cultivos, aunque también como hemos mencionado, el aguas duras y con altas concentraciones de Mg y Ca, puede competir con el mismo calcio y con el potasio disponible causando deficiencias de ellos en el tejido foliar, especialmente en cultivos hidropónicos y en su solución nutriente. En aguas duras y con más cantidad de magnesio del necesario, es muy buena opción la de rebajar esta concentración con agua blanda: de osmosis, destilada o desmineralizada.

Como siempre, mantener durante todo el cultivo un perfecto equilibrio en la alimentación de las plantas es algo fundamental y que nos evitará problemas a largo plazo. Conviene siempre usar abonos específicos para cannabis y no jugársela con otro tipo de productos con niveles de nutrientes descompensados. Controlar y regular el pH del agua de riego es siempre muy importante, ya que con ello nos va a garantizar que todos los nutrientes están disponibles y las raíces los pueden asimilar con facilidad.

Fuente: https://www.cannabislandia.com/blog/nutrientes-marihuana-magnesio/
 
  • 😲
  • 👍
Reacciones: tahita y arkero

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.238
7.657
319
dark side of the moon
CALCIO:

El Calcio es junto al magnesio y el azufre uno de los 3 nutrientes secundarios que más demandan las plantas de marihuana durante su cultivo. Cabe destacar que aunque nos refiramos a él como el nombre “secundario” no es por que tenga menor importancia que los “primarios” nitrógeno, fósforo y potasio, puesto que todos son igual de importantes para un crecimiento armonioso. En este caso el cannabis llega a consumir tanta cantidad de calcio como de nutrientes primarios o macronutrientes.

El Calcio, símbolo químico Ca es un elemento inmóvil junto al Magnesio, Azufre, Boro, Cobalto, Cobre, Molibdeno, Silicio y Hierro. A diferencia de los elementos inmóviles que son capaces de moverse de una zona a otra según la demanda, los inmóviles no pueden recolocarse en las zonas de crecimiento nuevas, por lo que las carencias de este nutriente se suelen dar primero en las hojas más jóvenes y las zonas altas de la planta, mientras que carencias de elementos móviles se darán primero en las hojas más viejas y zonas bajas.

El calcio es absorbido por las raíces en forma de ion e interviene directamente en el desarrollo de las mismas. También participa directamente en la síntesis de proteínas, se emplea para activar ciertas enzimas y enviar señales que coordinan ciertas actividades celulares. Es responsable de mantener unidas las paredes celulares de las plantas. Cuando el calcio es deficiente, los tejidos nuevos como puntas de las raíces, hojas jóvenes y puntas de los brotes nuevos se suele presentar un crecimiento anómalo debido a la mala o incorrecta formación de la pared celular.

Al no ser un elemento móvil, la planta depende del proceso de transpiración para absorber mediante las raíces el calcio disponible en la solución del sustrato. De aquí es trasportado a las zonas de nuevo crecimiento donde es utilizado. El exceso de vapor de agua de la planta se escapa a través de los estomas de la hoja, por lo que cualquier factor que desacelere la transpiración tales como la humedad alta o las temperaturas bajas, puede llegar a provocar deficiencia de calcio aún cuando sus niveles en el sustrato sean los normales.

Las carencias de calcio son muy habituales en cultivos de marihuana cuando se usan aguas de riego blandas o muy blandas. La dureza del agua mide la concentración de sales de calcio y magnesio disueltas, así que mientras en aguas duras la concentración de calcio y magnesio es muy elevada, en aguas blandas puede llegar a traer estas deficiencias. Una dureza ideal para asegurarse sin ningún tipo de aditivo añadido la cantidad de calcio perfecta, sería en torno a 0,40 mS, con el doble o triple de calcio que de magnesio.

La dureza del agua es por lo general un aspecto muy variable y depende en gran medida de la zona geográfica o procedencia del agua, por lo que los fabricantes no suelen tener en cuenta estos dos nutrientes más que un ligero aporte en sus abonos para no crear excesos de este nutriente. Ya hoy en día hay gamas específicas de fertilizantes para cultivos con aguas blandas o duras, aunque la solución más tradicional es añadir un suplemento de calcio y magnesio hasta alcanzar ese 0,40 mS. En aguas duras o muy duras, conviene reducir esa concentración de sales añadiendo agua blanda.

Los síntomas de una carencia o déficit de calcio, como decimos se manifiesta primero en las hojas más jóvenes que adquieren un color verde oscuro, los tallos se vuelven débiles y el crecimiento se ralentiza. En casos de deficiencias severas, las hojas más jóvenes se desarrollan con tonos amarillentos y morados, arrugándose antes de morir. En floración, se detiene el desarrollo de los cogollos, las plantas en general se atrofian y la cosecha se ve reducida tanto en cantidad como en calidad.

Los excesos de calcio por otra parte pueden llegar a ser difíciles de detectar, puesto que causa el bloqueo que otros nutrientes como el potasio, hierro, manganeso o magnesio lo que puede llevar a confundir con carencias de otros nutrientes aunque se encuentren presentes en el sustrato. Un exceso de calcio también provoca un crecimiento lento o frenarlo del todo. Por otra parte, en cultivos hidropónicos cuando existe un exceso, se precipita con el azufre en el fondo del depósito, lo que enturbia el agua y forma un residuo en el fondo que obliga a sustituir toda la solución nutriente.

Como siempre recordamos, mantener durante todo el cultivo un perfecto equilibrio en la alimentación de las plantas es algo fundamental. Conviene siempre usar abonos específicos para cannabis y no jugársela con otro tipo de productos más adecuados para otro tipo de plantas de jardín. Controlar y regular el pH del agua de riego es siempre fundamental, ya que con ellos nos garantizaremos que todos los nutrientes están disponibles y las raíces los pueden asimilar con facilidad.

Fuente: https://www.cannabislandia.com/blog/nutrientes-marihuana-calcio/
 
  • 😍
  • 👍
Reacciones: tahita y arkero

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.238
7.657
319
dark side of the moon
AZUFRE:

El Azufre es junto al magnesio y el calcio uno de los 3 nutrientes secundarios que las plantas de marihuana necesitan durante su cultivo. Nos referimos a él con el nombre “secundario” pero no debido a su menor importancia con respecto a los primarios que son nitrógeno, fósforo y potasio, sino a que la demanda por parte de la planta es menor que la de éstos. Todos los nutrientes son importantes y lo que los diferencia es la cantidad que se precisa para un desarrollo armonioso y saludable.

El azufre, símbolo químico S, en condiciones normales no es un elemento que llegue a complicar un cultivo por su falta. En forma de sulfato, prácticamente todos los suelos y aguas de río contienen azufre, que también ayuda a regular el pH del medio y a mantenerlo estable. Es un elemento inmóvil junto al calcio, boro, cobalto, cobre, molibdeno, silicio y hierro y no son capaces de recolocarse en las nuevas zonas de crecimiento ante una carencia de este nutriente, por lo que las primeras carencias suelen darse primero en las hojas más jóvenes y las zonas altas de la planta.

Al no ser un elemento móvil como el nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio o zinc, la planta depende del proceso de transpiración para conseguir absorber el azufre disponible en la solución del sustrato mediante las raíces. De las raíces es transportado a las nuevas zonas de crecimiento donde es empleado. El exceso de vapor de agua se escapa a través de los estomas de las hojas, por lo que cualquier factor que desacelere la transpiración tales como la humedad alta o las temperaturas bajas, puede llegar a provocar deficiencia de azufre aún cuando sus niveles en el sustrato sean los normales.

El azufre es un nutriente muy necesario para fabricar un gran número de hormonas y vitaminas, incluyendo algunas del grupo B como la B1. Es indispensable en las células de las plantas y en las semillas, y también se encuentra en los tejidos y en el líquido celular. Es también muy importante en la síntesis de proteínas , donde está involucrado al formar parte de los aminoácidos cistina y tiamina, ladrillos para la fabricación de proteínas. También es fundamental para la formación de los aceites esenciales y el sabor de cada variedad, para la respiración y para la síntesis de ácidos grasos y su descomposición.

Las deficiencias de este elemento no suelen ser habituales a lo largo de un cultivo de marihuana, pues como ya comentamos su disponibilidad en la naturaleza es alta. Aún así, puede llegar a interactuar con otros nutrientes como el calcio, que si se encuentran ambos en altas concentraciones forma un precipitado que todos conocemos con el nombre de yeso, formando un residuo. Ésto es sobretodo común en cultivos hidropónicos, por lo que los fabricantes en su mayoría optan por abonos A+B o en dos partes, separando calcio y azufre en distintos envases hasta el momento justo de usarlos.

En caso de una carencia de azufre, los primeros síntomas se detectarán en las hojas más jóvenes, que adquieren un color verdoso-amarillo intenso, intensificándose entre los nervios a medida que la carencia avanza, mientras los nervios permanecen totalmente verdes. Las puntas de las hojas tienden a volverse más oscuras y quemarse, doblándose hacia abajo finalmente. También otros experimentos sobre nutrientes afirman que se parece también a una carencia de nitrógeno, afectando primero a las hojas más viejas, seguido de una coloración púrpura de los peciolos.

En cultivos en suelo repetimos que no suelen darse carencias de azufre, cosa que ya no ocurre en cultivos interiores o exteriores en maceta y casi siempre asociado a un pH incorrecto. Con asegurarse que durante el cultivo el pH se encuentre en torno a 6.0, no tendremos mayores problemas. Más comunes en cultivos hidropónicos, se pueden usar sales de Epson, que es sulfato de magnesio hidratado y de rápida asimilación, o cualquier fertilizante completo asegurándonos que tenga buenas cantidades de azufre.

Por el contrario, los excesos de azufre generalmente no causan problemas cuando la concentración de sales o EC es relativamente baja. Con una EC alta, las plantas asimilan mayor cantidad de azufre lo que puede llegar a bloquear la asimilación de otros nutrientes. En casos de toxicidad por un excesos de azufre, las hojas crecen más pequeñas y uniformes, de un color más oscuro, y con las puntas y bordes con pérdidas de color e incluso quemaduras. En los casos más severos, se debe realizar un lavado de raíces y seguidamente media dosis de abono completo, corrigiendo el pH para asegurarse una buena asimilación de todos los nutrientes.

Fuente: https://www.cannabislandia.com/blog/nutrientes-marihuana-azufre/
 
  • 😲
  • 👍
Reacciones: tahita y arkero

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.238
7.657
319
dark side of the moon
MICRONUTRIENTES (zinc, manganeso, boro, cobre, cloro, hierro, cobalto, molibdeno, silicio, níquel, sodio, flúor):

Zinc: su carencia es bastante común en climas áridos de pocas lluvias, y suelos alcalinos con el pH por encima de 7.0. Es un elemento necesario para la formación de clorofila cooperando con otros elementos. También se relaciona directamente en la creación de auxinas y hormonas, es imprescindible para la producción de azúcares y proteínas, y vital para el crecimiento del tallo de la planta.

Es uno de los micronutrientes que más deficiencias suele causar, las hojas más jóvenes comienzan a mostrar clorosis entre los nervios, las hojas nuevas nacen más pequeñas, arrugadas y retorcidas, pierden color y mueren. En floración los cogollos se vuelven quebradizos y más duros de lo habitual. En carencias severas el crecimiento y formación de cogollos se ralentiza o detiene.

Manganeso: es un micronutriente que se encarga del transporte de electrones fotosintéticos. Es absorbido por la planta a través de hojas y raíces. Tiene la capacidad de cambiar su estado de oxidación, pudiendo participar en varios procesos oxido-reducción enzimática que facilitan el intercambio y transporte de iones. Junto al hierro ayuda al nitrógeno en la producción de clorofila.

Las deficiencias de este nutriente son bastante comunes en cultivos de interior. Los primeros síntomas de carencia de Mn se dan en las hojas jóvenes, que amarillean entre los nervios mientras éstos permanecen verdes. Después la deficiencia se traslada a las hojas de más viejas. En casos de déficit severo, las hojas desarrollan puntos de zonas muertas. El crecimiento se detiene y la floración puede ser más prolongada.

Boro: no es uno de los micronutrientes que suela traer problemas durante el cultivo, aunque nunca debe faltar. Poco se sabe del boro, salvo que ayuda a que el calcio sea absorbido por las plantas, e interviene en la división, maduración y respiración celular. Funciona de enlace de la germinación de polen y también podría ayudar a la síntesis de una base para la formación del ácido nucleico según evidencias científicas.

Las carencias de B afectan a las raíces, que tienden a hincharse, decolorarse y detener su desarrollo. También a los brotes de las plantas que muestran quemaduras similares a las producidas por las lámparas. Las hojas aumentan su grosor y se vuelven quebradizas, los brotes se retuercen, desarrollan necrosis y finalmente mueren en los casos más severos.

Cobre: forma parte de un gran número de enzimas y proteínas. Las plantas precisan muy poco cobre durante su desarrollo. Interviene en en metabolismo de los hidratos de carbono, en la fijación de nitrógeno, en el proceso de recudir oxígeno y colabora en la fabricación de azúcares.

Carencias de Cu pueden llegar a ser muy comunes. Las hojas más jóvenes se comienzan a marchitar, empezando por las puntas y los bordes, cambiando el color hacia un gris-cobre oscuro. Con déficit severos la planta se puede marchitar entera, mostrando un aspecto triste como si fuese falta de riego. El crecimiento se ralentiza y los rendimientos nos menores.

Cloro: en forma de cloruro es uno de los micronutrientes fundamentales para realizar la fotosíntesis, así como la división celular en raíces y zonas aéreas de las plantas de marihuana. Incrementa la presión osmótica en las células, que regulan el flujo de humedad abriendo y cerrando sus estomas. No suele ser un compuesto que se añada a los abonos y rara vez representa un problema ya que la gran parte de aguas contienen cloro.

Las deficiencias se dan en las hojas más jóvenes primero, que amarillean y marchitan. En casos severos, las hojas de vuelven de un color bronce muy característico. Lo más peligroso son los excesos, como decimos por aguas cargadas de Cl. Las puntas de las hojas y brotes nuevos se queman, las hojas adquieren un color bronce-amarillo, y el crecimiento se ralentiza.

Hierro: es vital el transporte de electrones durante la fotosíntesis, la respiración y la producción de clorofila. También están relacionados con los sistemas enzimáticos y permite que las plantas empleen la energía que aportan los azúcares. Por último es necesario para la asimilación y reducción de nitratos y sulfatos. En general a las plantas de marihuana les cuesta absorber hierro.

En cultivos en interior es una carencia más común que en exterior. Se relaciona sobretodo por un nivel de pH por encima de 6.5. Primero las hojas más pequeñas se vuelven de un color más pálido y muestran amarillamiento entre los nervios mientras éstos permanecen verdes, comenzando en el ápice de las hojas en lugar de las puntas. En casos severos las hojas se caen. En ocasiones una deficiencia de Fe puede deberse a un exceso de cobre.

Cobalto: se considera otro de los micronutrientes apenas necesario para el crecimiento de las plantas y la gran parte de fabricantes de abonos no los incluyen en sus formulaciones. Sin embargo es muy necesario para el desarrollo de las bacterias beneficiosas. También es útil para la absorción de nitrógeno y existen evidencias de que interviene en la formación de compuestos aromáticos. Las carencias afectan a la disponibilidad de nitrógeno.

Molibdeno: es uno de los micronutrientes que rara vez presenta problemas. Forma parte de dos de los sistemas enzimáticos más importantes y que convierten los nitratos en amonio. Las deficiencias de Mb causan deficiencias de nitrógeno. Las hojas más viejas comienza a amarillear desarrollando clorosis entre los nervios, retorciéndose en los casos más severos, que como decimos son muy poco frecuentes.

Silicio: es el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre y se puede encontrar una gran cantidad de él en sustratos y aguas. Forma parte de las paredes celulares y ayuda a que niveles de hierro y magnesio se mantengan altos. Rara vez nos encontraremos con carencias, ni tampoco está probado que un exceso de Si sea perjudicial sino al contrario, incrementa la tolerancia de la planta frente a plagas, sequías y calor.

Níquel: las enzimas precisan de este nutriente para descomponer y emplear el nitrógeno a partir de la urea. Resulta también imprescindible para la absorción de hierro. No es una carencia muy común y suele relacionarse con carencias nutricionales de otros elementos, el más común el nitrógeno.

Sodio: es un nutriente que se precisa en concentraciones muy muy bajas, ya que un exceso puede bloquear otros elementos y causar graves carencias. Cuando se mezcla con cloro forma sal común, un peligro para la salud de las plantas. En este aspecto cuanto menos sodio contenga el suelo o la solución nutriente, mucho mejor.

Flúor: es común que algunas aguas contengan cantidades de este nutriente abundantes, y si se concentra puede volverse tóxico. No está del todo claro que una toxicidad o deficiencia de flúor esté relacionado con problemas durante el cultivo de marihuana.

Fuente: https://www.cannabislandia.com/blog/micronutrientes-marihuana/
 

socarlos93

Semilla
18 Mayo 2018
1
0
1
26
Hola, urgente por favorr!!, Tengo una Afgan Haze de 1 mes y se esta poniendo de un color muy feo y le estan saliendo unas manchas raras, la transplante hace poco y le mezcle el sustrato con un poco de estiercol de caballo. Y no se exactamente si tiene exceso o carencia de algo ayuda por favor..
 

Adjuntos

MELXOR

Semilla
11 Junio 2018
27
0
1
20
Necesito ayuda, tengo una auto, plantada de hace unos 6 días y la tengo en una ventana donde le da algo de luz, de momento las hojas son pequepla y hoy me di cuenta que una parte diminuta de la punta de la hoja estaba quemada, Nose por qué puede ser mañana les pasó una foto ayuda!!!
 

tahita

Cogollito
25 Abril 2018
320
230
53
Adjunto imágenes de las carencias y defectos extraidas del libro de Jorge Cervantes por si pueden servir de ayudat. Más que nada porque creo que los dibujos junto a la descripción pueden ayudar mejor a identificar el problema y porque según la primera imagen de este hilo parece que @scrasfi se basó en el mismo autor.

55A5B445-BE12-489F-98BD-54C6AF36CA9F.jpeg
 
Última edición:
  • 👍
Reacciones: avanegas

mayito

Semilla
28 Junio 2018
14
2
1
30
Hola, primera vez que cultivo.
Mis plantas tienen e semanas desde que germinaron, tienen sustrato batmix.
Alguna idea que puedan tener?
Saludos 20180710_173336.jpg 20180710_173308.jpg 20180710_173308.jpg