como conseguir pasta

WollDamm

Semilla
8 Julio 2002
721
4
0
En los tiempos que vivimos y con la sociedad que nos ha sido impuesta, resulta difícil drogarse por algunos métodos cuando se carece de pasta, cifra, pápelo, guita, amount, gelt, plata, pecuniae, etc. El alcohol barato, por ejemplo, puede tener improvistas consecuencias sobre nuestro hígado dados los pocos escrúpulos que suelen tener los productores, la facilidad de construcción de un alambique y la facilidad para adulterar el resultado con agua, anticongelante, glicol propílico, orina de camello diabético (*), etc. Gracias a, o por culpa de todo esto; la inteligencia popular ha desarrollado varios métodos de conseguir dinero, algunos ciertamente miserables desde el punto de vista ético. Como la ética es lo que menos nos importa los citamos todos juntos:

[(*) Desconfíe de la cerveza excesivamente dulce.]

Atracar farmacias.

Si usted ha pensado atracar una farmacia será mejor que lo olvide por dos razones fundamentales:

1.- Sólo suele salir bien en las películas
2.- Con la liberalización del horario y la tremenda competencia, la mayoría de las farmacias suelen tener en sus cajas registradoras más arañas que dinero. Por otra parte, este hecho ha desarrollado toda una industria colateral que importa arañas de calidad y realiza cruces dentro de cajas registradoras de farmacia, se trata de un lugar privilegiado para la cría de arácnidos y los ejemplares resultantes se venden muy bien a los museos de historia natural y estudiosos de la fauna mundial. Atracar a viejas. Desconfíe del aspecto externo de plácidas viejecitas sentadas en el parque con su bolso confiado colgando holgadamente del hombro, la mayoría de ellas saben artes marciales y no es difícil ver a atracadores con experiencia con la nariz rota, los ojos embarazados y nudos en las extremidades rodando cuesta abajo por los parques.

Atracar guardias civiles

Más de una vez ha soñado con ello ¿eh?. No sea crío, por Dios.
Atracar a políticos.

Nadie duda de la eficacia de este método. Lo mejor es elegir ejemplares bien alimentados, gordos. Olvídese de los políticos de oposición, el viento ruge en sus bolsillos agujereados, lo único que conseguirá de ellos es quebraderos de cabeza. Si el político se hace de rogar para entregar el dinero olvide el atraco y péguele una patada en los cojones, es igualmente satisfactorio.
Atracar a curas.

Es un ejercicio que puede resultar provechoso, pero sin duda puede ser también arduo y agotador por los interminables discursos, sermones y pláticas que suelen soltar. Si se cansa usted, puede usar el método anteriormente descrito en el apartado "Atracar a políticos" pero tenga la precaución de mirar que hay debajo de la sotana a no ser que quiera quedarse sin pie.
Atracar a niños pequeños

Tenga un poco de dignidad por lo menos, hombre!
Revolver la basura

Se sorprendería usted de saber las cosas que la gente tira a la basura. Puede revender todo tipo de objetos e incluso sacar buen precio por alguno de ellos. En algunos casos puede incluso darse la casualidad de que usted consiga vender el objeto depositado en la basura al mismo depositador en cuestión.
Engaño y falseo

Se trata de inventar algún método para que la gente ingenua le confíe su dinero. Lo mejor es usar un medio que tenga amplia difusión para llegar al máximo de público. Utilice su imaginación. Puede usar la bibliografía adjunta para documentarse:
"Teoría de los negocios" - Mario Conde - ED PAIDóS
"Timos, estafas y fraudes diversos" - Ron Rosembaum - ED. CANALLA MULTIMEDIA

"Aprende a hackear un banco en 15 días" - Peter Norton - ED PARANINFO

"Al borde de la legalidad" - Mariano Rubio - ED TUSQUETS, Colección "Andanzas"

"Hazañas y Grandes Proezas del muy temido Luis Roldán" - Anónimo - ED AUSTRAL, Colección "Clásicos de todos los tiempos".

Plantar el dinero.

De pocos es conocido un fenómeno singular: el dinero se reproduce bajo tierra respondiendo a los fenómenos biológicos ordinarios que conocemos en plantas, árboles y arbustos. El <<dinerero>> en sus diversas variedades (Ricus Preciosisimus, Pauperis Cupiditas, Silatuviaeras Perohostias, etc) es una planta arbustiva de procedencia suiza que alcanza de uno a dos metros de alto y florece al tercer año, de mayo a julio, sus inflorescencias están compuestas de billetes de curso legal de la nacionalidad elegida para la siembra, dispuestas en caprichosas formas plegadas y que sólo es necesario planchar para ser utilizadas.
Siembra.

El método es el de plantación bajo tierra, la semilla ha de ser de buena calidad (billetes de 10.000 por lo menos) y el procedimiento es enterrar gran cantidad de semillas (para asegurar el brote) en una bolsa de plástico doble para evitar que se deteriore antes de su germinación. Si usted realiza este procedimiento, le ruego me lo comunique a la siguiente dirección adjuntando del lugar de la plantación con coordenadas lo más exactas posibles. Yo mismo me encargaré de supervisar el proceso y asegurar el éxito de la empresa:
The Major (Chelinho de Vilacoba) Casa das Crechas, mesa al fondo. Via Sacra s/n Santiago de Compostela

Mendicidad e Importunio.

El método de la mendicidad es quizá el más viejo de los métodos. En la Biblia se nos cuenta cómo el mundo fue "pedido prestado" por Dios a un tal Caos, que era el dueño de todo por entonces. Y no le fue mal del todo, desde luego. Dejando a parte zarandajas históricas; como decimos, el método de la mendicidad es, seguramente, el más antiguo; sin embargo, mentes de todos los tiempos han introducido mejoras considerables en la metodología, que ya no se limita a la fórmula tradicional ("Eh tío, me dehah un durilloh?").
Métodos:

1.- Método pasivo:

Consiste en sentarse y esperar que alguien ponga una moneda en nuestro plato. Requiere mínimo esfuerzo y con un toque de organización puede reportar excelentes beneficios. Lo ideal es tirarse en medio de una calle peatonal (los vehículos circulando por encima de uno provocan, a la larga, graves perjuicios) y en el sitio donde más se estorbe (aquí es donde entra el factor Importuno). Cuanto más estrecha sea la calle, mejor; si es posible hasta el punto de que tengan que saltarnos por encima para poder pasar. Es ideal tener a un par de críos molestando a los viandantes. También es una apuesta segura la de simular la falta de una extremidad, si es posible lo mejor es que el muñón quede a la vista.
Fabríquese un cartelito que ponga que tiene una barbaridad de hijos y esta sin trabajo, su mujer ha muerto, es ex-drogadicto, el banco le ha embargado todo, se le ha derrumbado la casa y aproveche también para cagarse en el gobierno, el presidente y el rey, si hace falta. Es imprescindible que esté repleto de faltas de ortografía. El modelo puede ser este:

+----------------------------------+

¦ Zoi Pepe, teno 12 higos ¦

¦ hestoi sin travájo ¦

¦ teno 34 años y dege la droga ¦

¦ haze 2 años ¦

¦ pido una alluda pa ¦

¦ pode come ¦

+----------------------------------+

Si es posible manche el cartel con un par de manchas de grasa, aceite o similar, huellas de dedos, etc.

Se debe poner un careto lo más penoso posible, para esto puede ayudar un frasco de píldoras laxantes tomadas de golpe, aguantando las ganas de "aflojar". También puede usted proferir lamentos como "MMMMMMMMMM MMMM MMNNNMNNNN", pero siempre sin abrir la boca, la diferencia de presión puede provocar que usted se cague de verdad.

2.- Método activo (Ataque directo)

Se trata de acosar a los viandantes con frases del tipo "Oshe, tío, dame un durillo, tío que me tengo que meté algo questoi muy mal" o "Po favooooó, deme algo pa comeeeeé!" Puede usted llorar algo tambien para acompañar (la cebolla en los ojos es un buen método) o incluso mearse encima si ve que puede sacar buena sustancia.
Detalles importantes de la mendicidad:

Vestimenta y comportamiento:

Debe usted elegir una ropa lo más asquerosa y zarrapastrera posible, lo ideal es vestirse con un saco de esparto basto, haciendo tres agujeros en el fondo, uno para la cabeza y dos para los brazos; sin embargo este atuendo tiene un inconveniente: el gélido frescor de días de invierno en los cojoncillos puede provocarnos más de una pulmonía. Usted mismo. Recuerde sobre todo que el efecto a conseguir es la compasión, no el asco o la repugnancia (no se pase). Lo mejor es no lavarse durante un mes por lo menos, a parte de dar efecto de vistosidad, crea un ambiente característico gracias al tufillo que emana de la mierda acumulada encima. Un par de cicatrices en la cara siempre dan un toque de distinción, puede utilizar maquillaje o simplemente darse usted mismo un par de mejos en la cara con una navaja de la envergadura adecuada. Cagarse encima es excesivo, si puede evite este tipo de comportamiento.
Elección del lugar:

Lo mejor es situarse en un lugar estrecho, como hemos dicho anteriormente, en un sitio céntrico y concurrido. Si se sitúa enfrente de una tienda de modas de alto vuelo, o en un establecimiento... vamos EN SITIOS PIJOS, es incluso posible que le paguen por irse. Tenga buena cuenta de ello. Ante todo tenga dignidad y NO QUITE EL PAN A LOS MENDIGOS DE VERDAD.