HABLEMOS DEL HACHÍS

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.176
7.363
271
dark side of the moon
En cierta ocasión, en una tasca de mala muerte, llena de hombres borrachos, bajo la luz de una simple vela, un individuo me contó la siguiente historia. Espero que os guste. Pero antes de comenzar, recomiendo encarecidamente que te hagas un buen porrillo y disfrutes de la lectura. Ahí va:


El día era seco y soleado, como manda el canon del cedazo. En algún lugar de la geografía peninsular, un cultivador se disponía a llevar a cabo un ritual normalmente asociado con nuestros vecinos del sur: la colecta de glándulas de resina de cannabis, el polvo dorado conocido como polen, que es la base de todo el costo que circula en la Comunidad Europea.
Pero este cultivador sabía una cosa: cuando recogía el polen de sus propios cogollos, lo prensaba en goma y se lo fumaba, no tenía nada que ver con lo que en la calle llamaban "polen", y aún menos con el infame "apaleado" de ficha. En pocas palabras, lo suyo le ponía; lo otro le dormía. Al principio prescindía completamente del hachís. Habiéndose acostumbrado a disfrutar de su propia cosecha, prefería no fumar nada que volver al camello. "Yo fumo para sentirme bien, y lo que venden no me da más que jaquecas", nos dijo.
"Y además es caro". Supuso, no sin razón, que la baja calidad del costo marroquí se debía sobre todo a la aculturación, o al proceso mismo de la fabricación. "El caso es que no sabía como se hacía el costo, ni me preocupaba demasiado. De vez en cuando, alguien sacaba un polen de esos caros y la gente se pillaba un muermo; entonces me liaba yo un cogollo, y volábamos todos. Más de uno se ha planteando desde entonces", recordó con una sonrisa.
El misterio del costo se desveló el día que volvió un amigo "del moro" y le hizo una pequeña demostración de lo que había visto. Con un trozo de nylon y unos cogollos, sacó y prenso polen para un porrito. Se lo fumaron in situ, y el cultivador quedó estupefacto: "Era el mejor hachís que había probado, y venía de mis propios cogollos. Hasta mi amigo alucinaba; me decía que ni en Marruecos se había puesto igual".
Le impresionaron también la textura y el olor de su polen, maleable como plastelina y fragante como los mismos cogollos. Observó que era inútil calentar la china con el mechero, porque se derretía en burbujas, siendo mejor hacer un tubito fino entre los dedos para liar con tabaco a su alrededor. Tras esa primera experiencia con hachís de autocultivo, el cultivador decidió seguir investigando el tema.
Pero él siempre matiza: "No sentí que había redescubierto el hachís, sino que lo descubría por primera vez. Entendí que el problema del costo marroquí no tenía que ver con el proceso de fabricación, sino con la calidad de sus plantas y los cortes que usan para añadir peso. Porque mi propio polen está muy rico".

EL BUEN CEDECERO

"De hecho- prosigue- una de las cosas que me chocó cuando empecé a hacer polen, fue precisamente el rendimiento de resina por cogollo, porque si te sale un gramo de primera por diez plantas, es un éxito. Siguiendo esta lógica, si el chocolate marroquí fuera bueno, en Marruecos tendrían que estar procesando decenas de miles de toneladas de cannabis cada ciclo, sólo para el mercado exterior." Mientras habla, el cultivador hecha un manojo de cogollos al cedazo y empieza a golpearlo suavemente sobre la mesa. Pronto una fina capa de polvo dorado marca la circunferencia del cedazo en la superficie del cristal, aunque hará falta bastante más para conseguir una china de goma. "La realidad es que si picas plantas enteras en polvo antes de pasarlo por el cedazo, como hacen allí, tendrás un rendimiento mucho más alto, pero lo que sale estará tan lleno de polvo y materia vegetal que tendrás que añadirle un aglutinante y prensarlo con una máquina para convertirlo en algo remotamente parecido al costo.
Para eso podrían pasar el cedazo completamente. "El cedazo es la pieza fundamental del proceso. La manufactura del hachís de polen se basa en la separación y purificación de las glándulas por tamaño, para separar las glándulas maduras de todo lo demás. Estas glándulas son, en realidad, el único ingrediente del polen de primera. El cultivador trabaja con un sistema básico, de un solo cedazo, para procesar los cogollos. Tras consultar el libro ¡Hashish!, de Robert Clarke (una auténtica Biblia del costo, aunque en inglés), decidió adquirir un cedazo de 150 micras, superficie para asegurarse de que pasarías las glándulas más grandes."
Esta tela, en este caso con aperturas de 150 milésimas de milímetro, se puede encontrar en tiendas especializadas o empresas de cedacería industrial, en metal o en nylon. Los precios se sitúan alrededor de unos 40€ por metro cuadrado si va suelto, y tres veces más si se compra montado en un marco.
El cultivador recomienda conseguirlo ya montado si no se dispone de las herramientas para hacerlo uno mismo, porque la rigidez de la superficie del cedazo, es vital para conseguir un buen tamizado durante muchos ciclos.
En todo caso, la única manera de controlar el proceso es sabiendo exactamente el tamño del cedazo. Si es de 135 micras o más, las glándulas maduras caerán por los agujeros. Si es de 50 o menos, no cabrán, no caerán y no habrá separación.
Cogimos una pequeña muestra del polen que iba cayendo a la mesa para examinarlo con lupa iluminada de 30 aumentos. La gran masa consistía de glándulas maduras (bolitas translúcidas que destellan con la luz), aunque también se distinguían claramente partículas más pequeñas como glándulas inmaduras (palitos sin cabeza) y materia vegetal (sobre todo pelitos, y algún trocito verde).
Estábamos mirando una primera verdad, con mucha glándula y poco planta, que prensado sin más supondría, una goma de calidad suprema. Pero con un cedazo sólo se consigue la separación. Con otro cedazo de abertura más pequeña se puede purificar este polen para dejar sólo glándulas maduras y nada más... la crème de la créme, vamos, el auténtico y mítico doble cero con un rendimiento entre el 2 y 3% de puro globo.
Por eso Robert Clarke llama al proceso de purificación "la diferencia entre un gran hachís y un excelente hachís". Pero antes de dar este paso de sibarita, examinaremos la cuestión de la materia prima, fundamental al proceso.
La transformación de marihuana a hachís obedece al simple precepto de que la calidad del producto es directamente proporcional a la calidad de la materia prima que se utiliza en su manufactura. El cultivador reserva parte de sus mejores cogollos para tamizar, aunque al final pasan por el cedazo todos los restos de su cosecha. "Una planta con mucha semilla no es agradable para fumar tal cual, pero si tiene resina, puede ser un costo interesante. De hecho, mientras veas que tienen glándulas, todos los restos sirven para hacer costo. Ahora, la gente piensa sacar costo de las hojas secas, le diría que se ahorren el esfuerzo".
Los cogollos para tamizar no precisan de ninguna preparación diferente a los demás, simplemente que estén bien secos y algo curados. Nunca se deben manipular los cogollos antes de la primera pasada, porque se mezclaría mucha materia vegetal con glándulas. El polen de primera, de hecho, se puede definir como el resultado de tamizar los cogollos enteros a golpe suave durante 15-20 minutos, causando el desprendimiento de las glándulas exteriores. Si después los cogollos son desmenuzados y vueltos a pasar por el cedazo, el resultado será un polen de segunda, más oscuro y algo menos puro, y así sucesivamente hasta agotar la resina. Por su parte, el cultivador prefiere guardar los cogollos buenos después de la primera pasada (él lo llama "quitarles la caspa") para fumárselos más adelante, puesto que la potencia no varía de forma apreciable cuando el cogollo se mantiene entero.
Como las glándulas de resina tienen tendencia a apelmazarse en condiciones de humedad y quedarse atascadas en el cedazo, lo suyo es un día seco y frío, para hacer hachís. Existe, sin embargo, un buen truco para aumentar el rendimiento que consiste en dejar los cogollos media hora en el congelador antes de tamizarlos. Con este paso, no perjudicial para los cogollos, se consigue no sólo bajar la humedad relativa a casi cero, sino facilitar que los palitos de las glándulas se quiebren al ser golpeados y caigan en mayor cantidad.

DE PRIMERA A DOBLE CERO

Tras una hora y procesados cuatro lotes de cogollos, la resina se amontona en una pequeña pirámide. Ha llegado el momento de convertirlo en doble cero, y el cultivador saca un trozo de cedazo de 60 micras sin montar. Con una carta recoge la resina y la deposita en el centro del cedazo. Luego lo recoge de las esquinas y hace una bolsita de polen sin apretar, y con un palillo empieza a golpear suavemente la bolsita como si de un pequeño tambor se tratara. "La purificación consiste en separar las glándulas maduras de los otros trocitos más pequeños. Con este cedazo, las glándulas maduras se quedan dentro mientras cae lo demás, o sea que ahora interesa la parte que se queda dentro del cedazo, no la que cae. Por eso el cedazo de purificación tiene que ser más pequeño que las glándulas a recoger".
Efectivamente, el polvo que iba cayendo revelaba bajo la lupa como un poco más de palitos de glándula y motas varias. En cuanto al tiempo de este proceso, se puede continuar mientras vaya cayendo algún polvo, aunque esto dependerá de la paciencia de cada uno. Tras un tiempo prudencial, el cultivador abrió el cedazo cuidadosamente sobre la mesa, y ahí estaba todo el polen [00] listo para manipular. En algunos casos hay que tener en cuenta la variedad de marihuana que se va a utilizar como materia prima. Clarke, explica que el tamaño de las glándulas maduras varía bastante entre variedades, un factor que influye a la hora de elegir el cedazo adecuado, sobre todo para el proceso de purificación. En las variedades marroquíes, por ejemplo, las glándulas maduras tienen un diámetro entre 60 y 70 micras, mientras que las variedades holandesas (en su mayoría híbridos índica/sativa) son entre 80 y 110 micras. La Thai, por su parte, tienen las más grandes 120 micras y hasta más. Los cedazos recomendados son de 150 micras para la separación y 60 micras para la purificación, medidas "universales" que permiten tamizar todas las variedades que crecen en España.
Observamos, sin embargo, que el cedazo de purificación es igual en tamaño a la glándula más pequeña que hay. ¿Incorrecto? En absoluto. El cultivador nos explica por qué: "La principal razón de manipular el polen para convertirlo en goma es la de expulsar toda humedad sobrante en la muestra mediante el calor del amasamiento entre los dedos, a la vez que se reduce el volumen del producto de forma considerable. Este proceso oscurece y apelmaza el polen hasta convertirlo en una pieza de un color marrón oscuro y de una gran ductilidad entre los dedos."
El buen polen coge forma y color cuando se trabaja simplemente con las manos. Tras un par de minutos ya se observa la línea oscura que empieza a aparecer en la bola.
Prensando en goma, una muestra de hachís de autocultivo mantiene su potencia durante meses; sin este proceso, la humedad excesiva puede provocar la descomposición acelerada del THC y echar a perder toda la pieza. El polen de primera requiere entre 15 y 20 minutos de manipulación, pero los de segunda o tercera, necesitan más tiempo para apelmazarse.
En el fondo, para hacer costo se necesitan, básicamente, calor y presión. El calor y la presión hacen que la resina se derrita y se mezcle. La presión la condensa, aislándola del aire y la luz y evitando que hongos la ataquen. Lo mejor es coger porciones pequeñas de polen, unos cinco o diez gramos, e irlas trabajando de una en una.
La cuscurera forma parte del equipo básico a la hora de trabajar en plan artesano. Es la principal fuente de calor. Una cuscurera simplemente son dos perolas que encajen entre sí.
En el de debajo hay un par de dedos de agua (que nunca ha de faltar, nos aconseja el cultivador). El de arriba tiene la base llena de agujeritos y tapada con un trapo para que el calor sea más suave. Se pone al fuego y es una magnífica fuente de calor húmedo que no va a achicharrar el polen. En casa puedes usar una olla a presión con la cestilla de cocer verdura al vapor, teniendo cuidado de que el agua no salpique. El cultivador iba cogiendo pequeñas cantidades de costo, les daba un poco de forma y las envolvía en cacos de bolsa. Después las iba colocando en la cuscurera. Me advirtió que si el polen se moja o se cuece al vapor, se estropea. Ponía pocas piezas cada vez para que no se le acumulara el trabajo. Tenía mucho cuidado con el fuego para darle calor sin fundirlo.
Lo más importante a la hora de hacer hachís es prensarlo bien. Esto ayuda a conservarlos y mejora su calidad. Cualquier rodillo sirve; una botella es perfecta. Hay que calentar el costo antes de prensarlo, para que esté elástico. Se pone en la cuscurera y se va probando hasta que tiene una textura blanda pero consistente. Entonces es el momento.
Lo que el cultivador llamaba blando pero consistente era una textura como arcillosa, quizás un poco más blanda, pero no como chocolate fundido. Sacaba la pelotita de la olla y le pasaba el rodillo sin quitar el plástico, con ganas. El calor y una pasada de rodillo hacías maravillas pero no era suficiente.
El cultivador quitaba el plástico rápidamente, cogía la lámina de costo, la doblaba como una crep y la volvía a envolver. Repetía este proceso de nuevo, aunque la pieza ya estaba más fría y le costaba más. Con esta segunda pasada, la piedra comenzaba a coger brillo. Hizo una tercera pasada y me mostró la pieza.
A medida que se va manipulando, la pieza se va oscureciendo y homogeneizando, y con algo de paciencia se puede conseguir una superficie brillante como el charol.
Esto es un prehuevo; ahora hay que amasar y dar forma. Y para ello, como no, calor. Al abrir un prehuevo vi como iba quedando el hachís. Formaba una masa homogénea, con buen color y que no había perdido el aspecto de polen (lástima de olor). Sólo estaba comprimido, no transformado.
Ahora hay que abrir el plástico y recoger el chocolate. Parece chicle pero se despega con facilidad según se va enfriando. Para lograr un buen huevo, hay que amasarlo bien. Es divertido, como plastelina, y se mantiene moldeable con el calor de las manos. Y encima luego se puede fumar.

El cultivador manejaba con pericia la resina. Tras un ratito de amasarla, le dio forma de rodillo con los finales romos y la envolvió en plástico. Un huevo estaba listo. También es posible practicar la prensa en frío, es decir, sin manipulación digital. Hace falta una prensa profesional para compactar el polen en bloques, pero es mucho más rápido hacerlo a mano.


FIN

Saludiños, compañeros. :D
 
Última edición:

taisa

Semilla
25 Agosto 2007
103
0
0
si señor scrasfi,mejor no se puede explicar,y pensar que hace años eso si que se podia adquirir con toda comodidad en marruecos.
ahora ahi que buscar muy bien, y no es lo mismo.
 

sone_rap

Semilla
25 Febrero 2008
156
0
0
yo tenia una preguntilla que lanzar al aire aver si alguin me la responde despues de la manicura cn los restos o cn un cogollin de los de ramita se pode hacer has por apaleado de calidad decente me explico pillar un poko de tela moskitera (la de las ventanas del chalet ) y un marco es ke me parece excesivo el precio de las mallas o 14 pavos por el has maker a alguien se le okurre un metodo varato del stilo un saludo
 

HHkultivos

Semilla
14 Mayo 2008
1.097
3
0
se puede hacer pero lo dudo mucho kon tela moskitera busca otro material si no kieres gastarte pasta en las mallas
 

sone_rap

Semilla
25 Febrero 2008
156
0
0
los moros lo hacen cn seda y sakan doble 0 en la primera apaleada que material barato se os ocurre ???
 
OP
scrasfi

scrasfi

Oldtimer
Miembro del equipo
Admin
19 Julio 2007
16.176
7.363
271
dark side of the moon
las medias está bien para hacer la prueba y sacar algo, pero también se cuela mucho verde que no interesa 8O . los cedazos no son demasiado caros (bueno, hablo más bien de la malla de 150micras, por ejemplo) y si la compra es entre varios foreros... :D :D ... el [00] marroquí, por llamarlo de algún modo, deja mucho que desear al que hace unos años llegaba a españa. ya se sabe; mayor demanda, igual produción, mayor adulteración; no hace mucho leí un artículo donde se analizaba "el prensado" que fuman mucho en sudamérica; se descubrieron trazas de materia vegetal que no era cannabis, serrín, estiércol, paja... 8O 8O ...
 
Doble 0, joder vaya tiempos aquellos, le enseñabas el mechero y burbujeaba, hoy en dia le enseñas el mechero y se prende fuego como el petroleo :cry: , yo creo q por eso la gran mayoria de la peña se cultiva su propia hierba, aparte de para no darles a ganar dinero a los narcos y camellos, uno se ahorra el tener q acudir a sitios q uno no suele ir de natural ya q no somos de esa clase y xq se suele robar o intimidar a la peña :evil:

Saludos peña :fumador1:
 

sone_rap

Semilla
25 Febrero 2008
156
0
0
jeje tio tu que ivas a por el has a las baraankillas yo kuendo era cani que tampoko hace muxo de eso le pillabamos el hasal moro del barrio el mohamed weno asi le llamabamos nosotros por que me parece que se llama norden o algo asi pero weno historias de juventud a parte wueria proponor la idea de comprar malla de serigrafia en el foro entre varios pa ahorrarnos unas perrillas que ahora cn la crisis andamos tos mu escasos y de paso pregunar que que va mejor media tela moskitera o seda un saludo!
 

PEPE GRILLO

Semilla
20 Febrero 2008
548
1
0
Excelente texto!!
Gracias scrasfi!! De verdad debe ser un lujo probar ese "00"... me encantaria hacerlo! :D
Muchas gracias por la info. estoy consultado porque dadala diferencia cultural entre España y Colombia la terminologia es distinta y en algunas partes del texto me quede con puntos clave sin la pelna comprension que quisera. A ver que tan dificil es conseguir los materiales aca, no he consultado articulos asi por aca y desconosco el su mercado, pero estoy muy ineteresado en empezar a extraer mi propio "00"! :)
Sobre lo de que aca en Sudamerica utilizan cosas absolutamente desagradables e incluso potencialemnte muy peligrosas para el ser humano, para el proceso de "corte" o "rebaja" de la marihuana, no se si sea necesario entrar mas en detalles de la desgracia que rpesenta la calidad de nustra hierba, o mejor, de los que no cultivan, porque yo estoy felizmente ageno a ella ( :D ) Ya me diran ustedes si quiren enterarse mas a fondo de este desagradable asunto, para abrir un hilo aparte, me parece un delito ensuciar la tematica de este hermoso post que nos ha regalado scrasfi. :D
Un saludo gente! :D
Pd: ¿Allá la palabra "peña" queire decir algo asi como "gente"? Es que no le encuentro un sentido mejor... :)
 

capitan insano

Semilla
13 Abril 2006
95
2
8
PEPE GRILLO dijo:
Excelente texto!!
Gracias scrasfi!! De verdad debe ser un lujo probar ese "00"... me encantaria hacerlo! :D
Muchas gracias por la info. estoy consultado porque dadala diferencia cultural entre España y Colombia la terminologia es distinta y en algunas partes del texto me quede con puntos clave sin la pelna comprension que quisera. A ver que tan dificil es conseguir los materiales aca, no he consultado articulos asi por aca y desconosco el su mercado, pero estoy muy ineteresado en empezar a extraer mi propio "00"! :)
Sobre lo de que aca en Sudamerica utilizan cosas absolutamente desagradables e incluso potencialemnte muy peligrosas para el ser humano, para el proceso de "corte" o "rebaja" de la marihuana, no se si sea necesario entrar mas en detalles de la desgracia que rpesenta la calidad de nustra hierba, o mejor, de los que no cultivan, porque yo estoy felizmente ageno a ella ( :D ) Ya me diran ustedes si quiren enterarse mas a fondo de este desagradable asunto, para abrir un hilo aparte, me parece un delito ensuciar la tematica de este hermoso post que nos ha regalado scrasfi. :D
Un saludo gente! :D
Pd: ¿Allá la palabra "peña" queire decir algo asi como "gente"? Es que no le encuentro un sentido mejor... :)
si,peña significa gente en españa
 

archigrow

Floración
10 Agosto 2011
842
32
33
Barcelona
www.flickr.com
Hola Foro,

Quizas no es el sitio para este post, en ese caso disculpad.

Por negocio familiar tengo acceso a distintas "pantallas de serigrafia" con sus respectivas mallas. He pensado en hacerme una "mesa de manicurado" donde la superfície sea una de estas pantallas (a poder ser de malla metalica para aguantar posibles resgados, cortes, etc) y justo debajo, como a 5 o 10 cm otra pantalla con la malla mucho mas fina.

Mi pregunta o el consejo que pido es el siguiente:

- Que tamaño de malla (en hilos o en micras) sería el optimo para cada una de las mallas (la superior metalica, y la inferior nylon) ?

Muchas gracias