Nuevo!!! Como hacer hachís con CO2 o hielo seco

JohnBud

Gran cogollo
Miembro del equipo
8 Octubre 2018
943
1.528
118
29
atafe, granada
www.cannaboom.com
El hachís, como todos sabemos, es un derivado de la planta de cannabis. Se trata de la concentración de los tricomas de resina que se encuentran adheridos a las paredes celulares de las flores de cannabis.
Existen diferentes métodos de extracción de cannabinoides, tanto con la planta cortada y secada; dry sift, Ice-o-lator como con la planta aún viva; charas nepalí. A partir de estos métodos de extracción de resina se han ido creando de nuevos, investigando que método es el más adecuado según necesidad y preferencias del autocultivador que posteriormente querrá degustar sus propias creaciones.
En este caso y como derivado de la técnica de extracción en seco os presentamos la extracción de resina mediante el uso del Co2 o lo que es lo mismo el “hielo seco”.
Preparación y materiales para el hachís con hielo seco
Para poder empezar con la extracción antes deberemos tener los útiles necesarios para la extracción con hielo seco. No serán muchos los elementos necesarios para poder realizar la extracción con CO2 aunque sí que será sumamente necesario disponer de todos ellos para la mejor extracción posible, en la que como siempre antepondremos la calidad a la cantidad.
Materiales a usar
En primer lugar necesitamos la materia base que como siempre será nuestro propio cannabis procedente del autocultivo que tanto tiempo hemos dedicado al cuidado de las plantas siendo pulcros y evitando posibles percances y plagas que podrían reducir la calidad final del cannabis. Pues cabe recordar que por muy buena que sea una planta de marihuana o por muchos premios que ésta haya conseguido si no ha estado bien cultivada el resultado final no será ni mucho menos el esperado.
Restos de cannabis a utilizar
En segundo lugar, necesitaremos una bolsa Ice o Lator o cristalicer. Estas bolsas extractoras son las mismas que las usadas para las extracciones de resina con hielo y agua. En este caso y si disponemos de diferentes medidas de bolsa, de más o menos micras, optaremos en un inicio por una bolsa (dependiendo de cada cultivador) que vaya de las 120 a 160 mc e iremos reduciendo el tamaño de las micras según queramos un tipo u otro de concentración de tricomas.
Como ya hemos comentado en otros posts, existen diferentes tipos y tamaños de tricomas. Estos tricomas, dependerán de la genética de la cual se compone la planta, los habrá de más grandes de hasta 220mc y otros más pequeños de incluso menos de 25-50mc.
Revisando estado del material antes de usar
Para obtener una extracción un poco profesional intentaremos recuperar aquellos tricomas con unos tamaños que entran dentro de un rango de los 70-120mc para la mejor calidad eso quiere decir que los tricomas recuperados serán aquellos que sean inferiores a la malla usada para la extracción. Si las mallas son aún más pequeñas los tricomas recuperados de la extracción en seco serán también más pequeños (esto ya dependerá de cada consumidor y de sus preferencias por los tricomas).
Bien, ya tenemos 2 de los 3 elementos necesarios para la extracción. El tercer elemento será el hielo seco o CO2. Este producto cabe decir que no se hace difícil de encontrar pero si de transportar… no suele estar disponible en muchas tiendas para poder comprarlo fácilmente aunque se puede encontrar rápidamente en internet en empresas que trabajen con elementos congelantes o de frío.
Cierto es que existen empresas que lo distribuyen pero el gran problema es que al sacarse de su ambiente optimo de conservación éste se irá degradando poco a poco, como si de un hielo fuera del congelador se tratara. Así que será importante que la empresa que nos traiga el pedido esté cerca de casa y el envío sea lo más rápido posible para evitar la rotura del frío y la perdida de hielo seco por el camino.
Hielo seco envasado en porexpan
Este es el motivo principal por el cual es imprescindible tener todo preparado para un rápido uso, una vez recibido el agente congelante. Nada más recibir el CO2 este debe usarse sino es posible que al cabo de unas horas de recibirlo se evapore rápidamente.
También requeriremos de un pequeño tupperware/baso de plástico (para coger y verter el hielo seco) y de unos guantes hidrófugos para evitar quemaduras por el frío pues cabe destacar, recordar y repetir que el CO2 puede causar quemaduras severas en aquellas partes del cuerpo que estén expuestas durante unos pocos segundos al hielo seco.
¿Cómo usar el hielo seco en la extracción de resina de marihuana?
El primer paso será sacar el cannabis sin desmenuzar del congelador (no es obligatorio su congelación pero si que la aconsejamos) así cuando la materia orgánica entre en contacto con el CO2 o hielo seco las glándulas de resina se desprenderán con mucha más facilidad que si el cannabis está a temperatura ambiente consiguiendo más cantidad de extracción de tricomas y menos impurezas de materia orgánica.
El segundo paso será juntar la marihuana con el hielo seco dentro del tupper (cubo de cualquier material no toxico y que no se degrade con el frío) y lo removemos un poco, sin sacudir, la hierba con el hielo para que se congele todo el material vegetal antes de traspasar el cannabis congelado junto al hielo a la malla de extracción de hachís cristalizer o de Ice-o-lator de unas 120 a 160mc. La cantidad de hierba a utilizar puede variar aunque recomendamos que se haga en pequeñas dosis para optimizar la extracción.
Mezclando hielo seco con cannabis
Es posible hacer de golpe mucha cantidad pero realmente nos interesará que no haya más de 2 a 3 dedos de hierba sin trinchar o lo que es lo mismo unos 20-30 g por pasada con una duración de unos 15 a 20 segundos para la mejor calidad de hachís.
Dejaremos los cogollos desmenuzados (en caso de ser cogollos muy compactos) el hecho de desmenuzar un poco las flores viene dado para aumentar al máximo el contacto de la marihuana con el hielo seco. De este modo, y sin triturar las flores, evitaremos hacer polvo el cogollo reduciendo en gran medida la cantidad de material orgánico que podría llegar a filtrarse a través de las bolsas de Ice-o-lator que acabaría por contaminar la extracción.
El siguiente paso será poner el cannabis, junto con el hielo, dentro de la bolsa extractora añadiendo una pequeña cantidad de hielo seco en la bolsa tamizadora. Antes, deberemos tener un pequeño lugar o emplazamiento adecuado para evacuar y recoger la resina de la extracción.
Un lugar adecuado puede ser una mesa de madera limpia o un tablero liso, mármol o cualquier lugar que no contenga contaminantes y que sea resistente al frío dados los -74º C a los que se encuentra en un principio el Co2 congelado el cual empieza a cambiar de estado a los -42º C, pasando de un estado sólido al gaseoso sin pasar por el acuoso, lo que suele ser cuestión de segundos al entrar en contacto con la temperatura ambiente.
Tras tener todo en su lugar, el hielo seco dentro de la bolsa ice o lator con la hierba desmenuzada pasaremos a sacudir con finura y delicadeza la bolsa de arriba a abajo durante unos segundos viendo como poco a poco la resina cae por el tamiz acompañada por el hielo seco el cual habrá cambiado a un estado gaseoso.
Extrayendo resina 1a gran pasada
El tiempo que dura la extracción lo marcarán 2 parámetros a lo sumo 3. El primero será claramente el hielo seco, cuando este se haya evaporizado se habrá acabado la extracción. El segundo parámetro será la materia orgánica que se filtra por el tamiz de la bolsa extractora, en el momento de ver como la materia orgánica empieza a filtrarse pararemos la extracción.
En este caso podemos hacer una segunda pasada con más hielo para poder recuperar más resina, eso si, ésta seguramente irá acompañada de materia orgánica, siendo un gran complemento para aliñar con los cigarrillos de cannabis aportándole mayor sabor y potencia.
Cambiando de malla para realizar una nueva extracción con los restos ya usados
Una vez tengamos la resina encima de la mesa, tablón, cristal… pasaremos a su recogida con una tarjeta para posteriormente ser prensado o guardado sin compactar. Destacar que a diferencia del hachís Ice-o-Lator, el hachís realizado con hielo seco no quedará húmedo en ningún momento de modo que no será necesario ningún tipo de secado previo a su consumo.
Aunque es cierto que a veces podemos decir que por la condensación del hielo con el ambiente este creará un poco de humedad en el ambiente que se visualizará en la recogida de la resina quedando más compactada de modo que lo mejor será dejarla reposar un poco hasta que seque bien. El secado lo podemos realizar encima de una manta eléctrica la cual podemos poner a una temperatura cercana a los 37º, siendo la idónea para el secado del hachís.
 
  • 😍
  • 👍
Reacciones: Alejan0 y Sermoco