Nuevo!!!! Liofilizadoras Harvest Right para secar hachís

JohnBud

Gran cogollo
Miembro del equipo
8 Octubre 2018
954
1.541
118
29
atafe, granada
www.cannaboom.com
A día de hoy, el incremento en el tipo de extracciones de resina y los diversos métodos de extracción nada tiene que ver con el panorama de hace sólo unos pocos años. Tras la aparición de concentrados como el BHO (extracción con gas butano como solvente), pronto se encontró una nueva técnica de separación mecánica llamada Rosin, que no utiliza ningún solvente químico sino presión y calor. Sin embargo, si hay un concentrado de resina de cannabis que se ha visto “rejuvenecido” durante estos últimos años es sin duda el hachís, precisamente el más antiguo de todos ellos.
Gracias a modernas técnicas como la separación en seco por electricidad estática o el procesado de material fresco, se ha llegado a un grado de pureza en este tipo de concentrados nunca visto hasta la fecha. Debido a la legalización en muchos lugares, los profesionales han podido desarrollar nuevos métodos y aplicar maquinaria hasta ahora sólo reservada para otras aplicaciones, tanto durante el procesado como en la fase de post-procesado. Éste es el caso que hoy nos ocupa, las liofilizadoras Harvest Rightutilizadas para conseguir un secado perfecto del bubblehash o hachís hecho con agua y hielo, cada vez más populares entre los artistas de los concentrados gracias a las múltiples ventajas que presentan, y que veremos a continuación.
Liofilizadora Harvest Right con bomba de vacío

Liofilizadora Harvest Right con bomba de vacío

¿Secar hachís con una liofilizadora o freeze dryer?
En efecto, una de las desventajas de hacer hachís con agua y hielo es, sin duda, tener que secar la resina antes de poder consumirla, un proceso que hasta hoy podía tomar varios días dependiendo de las condiciones de secado. Además, con el auge del procesado de material fresco, mucho más difícil de manejar debido a su textura extremadamente pegajosa, conseguir un secado uniforme y de calidad se antojaba cada vez más difícil, especialmente trabajando con grandes cantidades como sucede en los lugares donde puede hacerse de manera legal. En efecto, el secado de la marihuana antes de la extracción es una práctica con cada vez menos adeptos por las ventajas que presenta procesar material fresco.
No obstante, hace un tiempo que los más avispados extractores de hachís pensaron en un método que, probablemente, les ayudaría a secar la resina rápidamente, con una pérdida mínima de terpenos y sin apenas oxidación: usar una liofilizadora (llamada muchas veces freeze dryer en nuestro sector), un tipo de máquina normalmente utilizada en laboratorios y en la industria alimentaria para deshidratar alimentos. El principio es básico: se congela el material a secar a muy baja temperatura para después someterlo a vacío y a una serie de fluctuaciones en la temperatura (siempre bajo cero) que permiten un secado rápido y perfecto. Gracias a este proceso, los líquidos congelados (en este caso, agua) se transforman en gas sin pasar por estado líquido.
Bomba de vacío de 7CFM incluida

Bomba de vacío de 7CFM incluida
Liofilizadoras Harvest Right
La empresa americana Harvest Right pone a nuestro alcance unas excelentes liofilizadoras domésticas que funcionan de maravilla para secar nuestro mejor hachís. Es importante que quede claro que estas máquinas no sirven para secar cogollos! Como ya hemos comentado, el proceso de secado consta de hecho de dos fases, la congelación del material y el secado propiamente dicho. Los tiempos y temperaturas en ambas fases pueden personalizarse a través de la pantalla digital en la parte frontal de la máquina, donde también tenemos el acceso a la cámara interior gracias a una puerta con cierre de seguridad. Así, podemos modificar tiempos y temperaturas a nuestro antojo, por lo que podremos dejar la resina en su punto perfecto de secado.
En su interior encontramos 4 bandejas de acero inoxidable, donde depositaremos el material a secar (siempre es mejor utilizar un poco de papel para extracciones sobre el que depositamos la resina mojada para no manchar las bandejas). Se incluye también una cubierta de tela para el cristal de la puerta, que como indica el manual de instrucciones debe colocarse antes de empezar el proceso. Esta liofilizadora Harvest Right viene con la bomba de vacío incuida, que conectaremos al aparato para que éste la conecte y desconecte durante el proceso de secado. Por supuesto, se incluye también una botella de aceite para la bomba de vacío, así como un filtro de aceite. Como véis, viene con todo listo para empezar a trabajar!
Incluye 4 bandejas de acero inoxidable de alta calidad

Incluye 4 bandejas de acero inoxidable de alta calidad
Secado de hachís con liofilizadora
Una vez todo listo para empezar (aunque el montaje es sencillo, el manual de usuario os será de gran ayuda) es el momento de empezar las primeras pruebas. Es importante decir que los tiempos y temperaturas de congelado y secado pueden variar en función de diversos aspectos, como el tipo de resina o su grado de humedad al introducirla en la liofilizadora. Así, lo mejor es empezar con cantidades muy pequeñas hasta dar con los parámetros que nos ofrecen un secado de la mejor calidad. Tened en cuenta también que, para alcanzar la presión de vacío necesaria es fundamental que la junta redonda de goma de la puerta esté totalmente limpia; enjuagadla bien con agua y colocadla con cuidado antes de cerrar la puerta, todo ello siendo lo más pulcros posible.
Tras unas horas de congelado y otras tantas de secado, podemos proceder a abrir la puerta y retirar con cuidado el material. Si todo ha salido bien, nuestra resina estará totalmente seca conservando casi el 100% de los terpenos que tenía en vida, y sin oxidación de la resina, es decir, sin degradación observable de ninguno de los cannabinoides y terpenos presentes. Su color será muy claro, igual que en el momento de introducir la resina fresca, mucho más que en el caso del secado al aire.
Sin duda, ésta representa una excelente opción para los entusiastas del bubblehash y los profesionales de este tipo de concentrados, pues permiten secar una gran cantidad de resina en un tiempo récord, especialmente si tenemos en cuenta la calidad del producto final, que nada tiene que ver con una resina secada con calor (que es siempre muy inferior).