Tecnicas para esconder droga

WollDamm

Semilla
8 Julio 2002
721
4
0
De todo el mundo es sabido que las cárceles y calabozos de las comisarías de policías son lugares poco aptos para el esparcimiento, casi inservibles para las actividades lúdicas, inhábiles para las actividades agrícolas, incómodas para la practica de deportes divertidos, zafias desde el punto de vista gastronómico, dificultadoras de las posibilidades de expresión artística, limitadoras del movimiento corporal, etc... Por todos estos detalles, a la mayoría de la gente les resulta incómodo pasar cierta parte de su vida en tales lugares. Es un consejo personal: evite, en la medida de lo posible, el estadio en este tipo de recintos.

El toxicómano de coeficiente inteligente medio y/o con una parte importante de cerebro hábil (es decir, no deteriorado por las sustancias consumidas) se da cuenta de cuales son las medidas a tomar para no pasar la jubilación en esos indeseables lugares citados en el párrafo anterior.

Sistemas publicitarios

Siglo veinte. Publicidad. Mass Media. Grandes inversiones de capital en estudios de marketing... El camello actual reconoce el valor del trabajo bien hecho, pero huye de este tipo de furor comercial, refugiándose en un discreto sistema de mercado tradicional. Es, por decirlo así, un artesano. La prueba de esta labor manual tan poco reconocida es que muy poco frecuentemente vemos por la calle letreros de neón que pongan "Pásalo bien con poco dinero", "Se venden drogas baratas" o "Viaja sin salir de tu habitación". Como máximo vemos, de vez en cuando, una tabla pintada con brocha del nueve y restos de imprimación de minio de plomo en nuestro bar favorito con un escueto:
"Ahí jaco, abla con el tuerto"

Sin embargo ¿Porqué este sistema es más efectivo?. Si todavía no se te ocurre por qué, prueba a poner un anuncio en el periódico que ponga "Vendo todo tipo de drogas" con tu nombre, tu dirección, numero de la seguridad social, etc y te desengañarás por tu cuenta.

Bien, ya hemos visto que una de las reglas de oro es la discreción. Ahora discutamos los métodos gracias a los cuales podemos pasar inadvertidos.

El disfraz de hombre invisible

Tal cosa no existe, si le han vendido uno, lo han engañado como a un chino. Es más, quizás debiera cuestionarse si merece la pena seguir viviendo de esa forma, porque ni los chinos pican ya con ese tipo de trampas. De todas formas si quiere consolarse, cuélguese siete cámaras fotográficas al pecho y paséese por la Plaza de la Quintana exhibiendo sus horribles bermudas. No hay gran diferencia entre esos dos piases asiáticos a nivel popular.
El primo de Manuel Fraga

Si un secreta le pilla con digamoooos... veinte gramos de cocaína en el bolsillo de atrás del pantalón, en una bolsita que pone "Cocaína" y dice usted que es primo de Fraga, no sólo lo detendrán a usted, sino que además le propinarán un par de patadas en la boca por hacerse el graciosín. Ese truco ha dejado de funcionar.
Escepticismo

Fundamentos teóricos.

De todas las escuelas filosóficas de la antigüedad, quizás los escépticos sean los más originales. Llegar a conocer la imposibilidad de conocer es llegar a un gran conocimiento, sin duda. Aunque no se conozca nada, el mero hecho de conocer que el conocimiento no puede llegar a conocerse, y que por tanto no puede haber cosas conocidas, ensancha los límites de nuestro conocimiento (aunque, como ya hemos dado a conocer, el conocimiento no sea una cosa que pueda llegar a ser conocida, según la teoría escéptica) Así pues, la realidad se estructura en dos partes:
- El yo (Horizonte de lo cognoscible) - Lo que no existe (Horizonte de lo sensible)

Es importante tener en cuenta esta diferenciación. Según la teoría escéptica es imposible llegar a la certeza de que nada exista fuera de nosotros y aún sería posible que ni nosotros mismos existiésemos.

Ejemplo práctico.

Lleve la droga en un sitio fácilmente accesible y molida lo más fina que pueda.

- Policía secreta!. Deténgase!. Documentación! - ¿De que habla? - El carnet - No tengo - No lleva carnet? Muy bien, retenido! Nombre y apellidos! - ¿De quien? - Los suyos - ¿Para qué quiere que tenga un nombre, si yo no existo y ustedes tampoco? - Ah si eh? Qué es eso que lleva en la mano?. - Puesss (Soplando) Algo que tampoco existe, supongo.

Policías secretos

Van por parejas, se identifican fácilmente porque suelen estar parados uno al lado del otro, girando la cabeza a los lados sin detenerse en nada concreto y con las manos detrás de la espalda. También puede ocurrir que sean un par de maricones aburridos. No es recomendable intentar ligar con ellos para saber si son policías secretos o no. Si son maricones a lo mejor lo podéis pasar muy bien todos juntos, pero si son polis pueden no tomárselo muy bien. También puede resultar que sean las dos cosas a la vez, pero no suele ser frecuente (*). La mayoría son buena gente y serían personas totalmente normales si no fuesen policías (bueno, quizás no personas normales, pero si personas). Existen diversidad de personalidades, pero también rasgos en común: todos los policías secretos tienen una mezcla de chulería y jilipollez que los delata allí donde van. Cuando intentamos agotar su chulería poniendo en relevo su jilipollez por medio de nuestra inteligencia, surge el Tercer Factor: la mala leche; todos los policías secretos tienen poco sentido del humor, o sea que no se pase. Está bien juguetear con su paciencia para pasar el rato, pero agotarla es poco sano.
 

loco69

Semilla
3 Diciembre 2011
13
0
0
31
esta mierda de post es bueeenisssima... y nadie o casi nadie comenta... cago en dios.. jajajajajajajaj
saluddos
 

MaxiSOFT

Semilla
24 Noviembre 2011
13
0
1
35
la escondes donde vos te paresca comodo, y donde no la pueda encontrar nadie... a mi, mi vieja me la encontre en mi mueble donde guardo la ropa y todas mis webadas cuando era pendejo.

Si tenes fasito la escondes donde vos quieras mientras no la encuentre algun conocido que no quiera saber nada sobre eso.
 
-