Un poco de informacion sobre Marihuana y Ansiedad

WollDamm

Semilla
8 Julio 2002
721
4
0
Uno de los efectos mas buscados por los consumidores de marihuana es su acción contra la ansiedad, habitualmente relaja, tranquiliza y ayuda a desestresarse. Pero ocasionalmente en algunas personas puede desencadenar el efecto contrario, produciendo ansiedad y en el caso de dosis altas, habitualmente por vía oral y sobre todo en consumidores inexpertos desencadenar crisis de pánico. El motivo es que por suerte no todos somos iguales, y como dice el profesor Ott cada uno tiene su droga tonta y su droga lista.
En tu caso, al sufrir un trastorno de ansiedad leve, deberías investigar si la marihuana actúa como tonta o lista en tu caso, y cómo ayudarla a ser más lista. Curiosamente, algunos de los fármacos usados actualmente en las crisis de ansiedad también presentan este efecto paradójico de aumentar la ansiedad que pretenden combatir, pudiendo llegar a desencadenar crisis de pánico. Aunque utilizan distintos mecanismos de acción, la similitud de respuestas y sobre todo la experiencia diaria de millones de consumidores hace pensar que la marihuana es una herramienta eficaz para controlar la ansiedad.
La estrategia a seguir para valorar los efectos ansiolíticos del cáñamo en personas que no consuman habitualmente es la siguiente:
— En primer lugar deben elegirse las variedades que tengan un perfil más sedante, frente a aquellas más activadoras o cerebrales. No es necesario que tengan alto el contenido de THC, por lo que sirven las partes de la planta habitualmente desechadas, por no colocar como hojas y tallos. Las variedades índicas son las mejores como relajantes, por su proporción de cannabinoides.
— La vía de administración óptima es la fumada. Por vía oral es más difícil de ajustar las dosis y es habitualmente la que más desencadena reacciones de pánico y ansiedad, por excederse de las cantidades necesarias.
— Debe iniciarse de modo progesivo, realizando una escalada de dosis. Empezando por sólo una pizquita de hierba el primer día (sólo que se note el sabor) ir aumentando durante una semana hasta llegar a un porro normal, de 0,5 a 1 gramos, de hierba una o dos veces al día. Es importante realizar las tomas en un entorno agradable que favorezca la relajación, y no en situaciones estresantes.
— No debe confundirse la taquicardia que puede aparecer los primeros días con un síntoma de ansiedad. Esta aceleración del ritmo cardíaco es máxima al cabo de 10 a 20 minutos, no es muy intensa (20-100% de la tasa basal) y decrece rápida y progresivamente. No se da en todos los casos y desaparece con el uso continuado, llegando en fumadores habituales a reducir el ritmo cardíaco. Otro efecto paradójico.
— Se deberían esperar dos o tres semanas para hacer una valoración de sus efectos, pues en los tratamientos farmacológicos de la ansiedad es frecuente un "rebote" inicial para mejorar posteriormente la sintomatología ansiosa.
— No hay que tomar una actitud de excesiva vigilancia ni preocupación ante sus efectos, recordar que el cannabis es extremadamente seguro e inocuo desde una perspectiva farmacológica. Si hubieran síntomas importantes de ansiedad o desencadenara una crisis, hay dos opciones: volver a probar con otra variedad o asignar a la marihuana el papel de droga tonta en tu caso particular.
Escribo para comentar el caso de mi madre: Operada de corazón, lleva marcapasos. Además de otras dolencias, desde hace cuatro años sufre un dolor crónico en las piernas, lo que limita aún más su actividad.

Leímos en vuestra revista que la marihuana puede ser eficaz contra el dolor. Quisiera saber qué partes de la planta son las mejores para esta indicación: hojas o cogollos. Juantxo, Pamplona.

El responsable de la potencia analgésica del cáñamo es el THC, por lo tanto, será mejor utilizar cogollos.
Sin embargo, el caso que expones es de los pocos en que no es recomendable utilizar marihuana. Te diré por qué.
La marihuana y el THC oral pueden causar taquicardia. Este aumento del ritmo cardíaco es mas frecuente en usuarios nuevos o poco habituados. Es uno de los efectos que desarrollan tolerancia con mayor rapidez, por lo que en fumadores habituales no sólo no causa taquicardia, sino que incluso reduce el ritmo cardíaco. Más habituales y persistentes son las alteraciones en la presión sanguínea, como la hipotensión postural: la conocida sensación de mareo o debilidad al levantarse o cambiar de postura.
Estas alteraciones cardiovasculares no suponen ningún riesgo para la salud en personas normales, pero en pacientes con una enfermedad coronaria activa o una insuficiencia cardíaca podrían resultar perjudiciales. En caso de enfermos cardiovasculares sin experiencia previa, la prudencia aconseja no utilizar el cáñamo o sus derivados. Otro caso seria el de fumadores habituales que tras un accidente cardiovascular quisieran beneficiarse nuevamente de las virtudes de la planta. Debería tomarse la precaución, junto con su cardiólogo, de valorar los efectos del THC en tasa cardíaca, presión sanguínea y en pruebas de esfuerzo antes de tomar una decisión.
 

MartinJammin

Semilla
9 Agosto 2002
265
0
0
Buenos Aires
Wolldamm, muchas gracias por tu constante busqueda y exposision de informacion, por lo menos a mi me interesa mucho.

Gracias nuevamente, y cuando quieras podes tirar unos links tambien. :wink:

]Saludos