Fumar hierba en Nueva York ya no es delito grave

Nueva ley de despenalización a nivel estatal reduce las penas por posesión.

Fumar marihuana en público en el estado de Nueva York sólo puede ser castigado con una multa, en lugar de cárcel. Una nueva ley de despenalización entró en vigor el Miércoles, 28 de Agosto; el Gobernador Andrew Cuomo lo firmó el mes pasado. Consumir hierba en público en Nueva York solía ser un delito menor que podía ser sancionado con una pena de hasta 90 días de cárcel. Los mayores perjudicados eran gente de partes marginalizadas y solían ser jóvenes con pocos recursos y no blancos, donde muchos pasaban semanas y meses encarcelados sin auxilio.

La nueva ley de despenalización también reduce la pena por posesión de cantidades pequeñas de marihuana para cualquier persona, sin importar sus antecedentes penales. Los detenidos por infracciones a la “vista pública” eran, en su inmensa mayoría, negros o latinos. La nueva ley pretende deshacerse de este inigualdad en el sistema. Ahora, el que sea visto con menos de una onza de marihuana sera multada con $50, mientras que se le impondrá una multa máxima de $200 a cualquier persona con una o dos onzas. Por último, la nueva ley establece un camino para que cientos de miles de neoyorquinos con antecedentes tengan borrados automáticamente de sus registros los delitos que involucren la posesión de 25 gramos o menos de marihuana. Este paso es tan importante porque devuelve a los condenados la posibilidad de poder trabajar sin ser juzgados por sus antecedentes.

Aunque Nueva York ha tenido alguna forma de despenalización desde 1977, la criminalización de la marihuana ha perjudicado a las comunidades, desintegrando familias y costando a los neoyorquinos millones de dólares en los últimos cuarenta años. Los legisladores finalmente están dando este importante paso para despenalizar la marihuana y expurgar registros anteriores. Ojala esta medida les da a los legisladores y activistas el impulso que necesitan para legalizar finalmente la marihuana. Mientras que la nueva ley de despenalización de Nueva York es una mejora masiva, el estado falló notablemente en legalizar completamente el cannabis a principios de este verano. A pesar de que el gobernador Cuomo expresó su apoyo a la legalización el año pasado, la legislatura estatal no logró llegar a un acuerdo sobre un posible proyecto de ley.

Más Artículos
Abuela argentina pasa de estar presa a distinguida
>