�msterdam se ha convertido en la capital europea del cannabis, pero muchos de sus ciudadanos se están cansando de los turistas ?del porro?. En esta ciudad muchos de los dueños de estos famosos coffee shops están empezando a solicitar a sus clientes el carné de identidad holandés, que les daría pleno derecho a la compra y consumo de dicha sustancia. En varios barrios de la ciudad ya se están empezando a colgar carteles en contra del consumo de esta planta en la calle y recuerda que dicho consumo va acompañado de una multa de cincuenta euros.

Mas información en El Pais.

Más Artículos
salsa
María La Errante, cocina cannábica para las familias de México
>