Gobierno español no recomienda uso general de cannabis medicinal

El Gobierno español siempre se ha mostrado reticente a la recomendación del su uso generalizado del cannabis para uso tearpeutico

Gobierno-español

El Gobierno español siempre se ha mostrado reticente a la recomendación del su uso generalizado del cannabis para uso terapéutico. Además, tiene previsto seguir con la misma pretensión al menos en los próximos meses. Así se desprende de la pregunta de una diputada en el Parlamento y posterior contestación escrita.

Por ahora el Ministerio de Sanidad español no recomienda el uso generalizado del cannabis medicinal. Así contestó el Gobierno a una pregunta del Grupo Vasco en el Parlamento español. “la eficacia terapéutica y seguridad del cannabis se está estudiando actualmente y todavía no existe una decisión al respecto”.

Pregunta a la Mesa del Congreso

La Diputada Josune Gorospe del Partido Nacionalista Vasco  preguntó al ejecutivo ¿Cuando tiene pensado el gobierno acometer la regulación del cannabis para uso médico en el estado español, para dotar a las y los pacientes de los mismos derechos y garantías que ya disfrutan miles de pacientes de otros países del entorno?

La respuesta oficial y por escrito del Gobierno español

La respuesta escrita del Gobierno Español a la pregunta de la diputada del Grupo Vasco:

El cannabis, entendido como “las sumidades, floridas o con fruto, de la planta de la cannabis (a excepción de las semillas y de las hojas no unidas a las sumidades) de las cuales no se ha extraído la resina, cualquiera que sea el nombre con que se las designe” . Según la definición contenida en la Convención Única de 1961 sobre estupefacientes (en adelante, CU de 1961). En virtud de lo dispuesto en la citada CU, se considera que el cannabis es una sustancia estupefaciente, lo que conlleva especiales medidas de fiscalización y control, e impide su uso generalizado con fines terapéuticos, aunque sí se permite su uso para la investigación médica y científica.

Cuando se revisan las pruebas científicas sobre el uso terapéutico del cannabis (consumo directo de las sumidades floridas o con fruto de la planta de cannabis), se observa que el nivel de evidencia disponible no es suficiente para recomendar un uso generalizado en pacientes con determinadas patologías, contrariamente a lo que podría
pensarse.

Actualmente, en España no se han establecido programas de uso médico del cannabis. La decisión de crear programas de uso del cannabis con fines terapéuticos en España se tomará, en su caso, ponderando la evidencia que exista sobre su eficacia terapéutica y los efectos adversos del uso del cannabis, es decir, aplicando un criterio lo
más cercano posible a los criterios que rigen la autorización de medicamentos y valorando, asimismo, la idoneidad del cannabis frente a alternativas de calidad estandarizada (p.e. uso de extractos o cannabinoides aislados).

Continúa

A nivel mundial la eficacia terapéutica y seguridad del cannabis se está estudiando actualmente y todavía no existe una decisión al respecto. En este sentido, en diciembre de 2018, el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA por sus siglas en inglés), evidenció la necesidad de llevar a cabo un mayor número de investigaciones farmacológicas pre-clínicas y toxicológicas, y de ensayos clínicos apropiados que garanticen el control de la calidad, seguridad y eficacia del uso terapéutico del cannabis y sus cannabinoides, así como de estudios que permitan conocer los posibles riesgos asociados a su consumo.

El consumo de cannabis no está desprovisto de riesgos. Los más evidentes, y motivan su inclusión en listas de sustancias fiscalizadas como estupefacientes, son sus efectos psicoactivos y que motivan su uso recreacional: inducción de un estado de euforia, confusión, somnolencia, alteración de la percepción, etc.

En ensayos clínicos los efectos adversos a corto plazo que se han registrado son mareos, sequedad de boca, desorientación, nausea, euforia, confusión y somnolencia. La incidencia de efectos adversos graves fue baja. En algunos de los ensayos, la probabilidad de retirarse del ensayo por los efectos adversos era mayor en los pacientes
que recibían el tratamiento activo (cannabinoides) frente a placebo.

Hay menos información fiable sobre los riesgos del uso de cannabis medicinal a largo plazo pero, en general, estos efectos son similares a los observados a corto plazo. En estudios de seguimiento en pacientes con esclerosis múltiple que recibían cannabinoides (Sativex) para el tratamiento de la espasticidad, la mayoría de los efectos adversos fueron considerados leves o moderados. Los más comunes fueron mareos, fatiga y cefalea.

Sigue

Algunos de los efectos adversos observados en usuarios de cannabis con fines recreativos también podrían darse en usuarios de cannabis medicinal. Estos efectos incluyen el desarrollo de dependencia y un abanico de problemas físicos y de salud mental, como enfermedades respiratorias, alteraciones cognitiva (trastornos de la
memoria, atención, etc.), alteraciones psiquiátricas (depresión, manía, psicosis, etc.), dependencia, aumento del riesgo de ictus o infarto de miocardio, etc.

En España y en los países de nuestro entorno, y en aquellos que tienen un sistema regulatorio de medicamentos maduro, la comercialización de medicamentos va precedida de una evaluación de su calidad, y de su seguridad y eficacia en unas indicaciones determinadas. Las pruebas de seguridad y eficacia evaluadas en el trámite
de autorización se obtienen principalmente en ensayos clínicos controlados. Esto es aplicable a los medicamentos autorizados que contienen cannabis o cannabinoides.

Sigue

El uso terapéutico del cannabis debe estar sujeto a normas y garantías de calidad, seguridad y eficacia al igual que el resto de los medicamentos. A este respecto, cabe resaltar que, al igual que ocurre con otras plantas o extractos de plantas, debe fomentarse el desarrollo de estudios pre-clínicos y clínicos que permitan determinar la calidad, seguridad y eficacia y obtener medicamentos al uso que sean producidos, comercializados, prescritos y dispensados como el resto de los medicamentos. 

En definitiva, el uso del cannabis con fines terapéuticos debe establecerse basándose en pruebas científicas sobre su calidad, seguridad y eficacia para usos obtenidas mediante ensayos clínicos controlados.

En cualquier caso, es importante destacar que ya existen medicamentos autorizados en España conteniendo cannabis (en forma de extractos), como el Sativex® que contiene dos extractos de Cannabis sativa L., y cuyos componentes principales son el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD) y que está indicado como tratamiento adicional para mejorar los síntomas relacionados con la espasticidad moderada o grave en pacientes con esclerosis múltiple, o el Epidyolex, como parte del tratamiento de ciertas formas de epilepsia infantil, que contiene un extracto de Cannabis sativa L. altamente purificado en cannabidiol).

También en España, como medicamento extranjero, se ha autorizado la importación de nabilona o dronabinol [(-)-trans-delta-9-tetrahidrocannabinol)] en casos excepcionales de esclerosis múltiple o como antiemético en tratamientos oncológicos.

Acceso de pacientes a Clubes de cannabis

En España de una forma u otra están tolerados clubs de cannabis donde muchas personas acceden al cannabis para uso medicinal. También, es cierto que medicamentos como Epidyolex, Dronabinol o Sativex están autorizados para ser recetados. Pero, el uso de sus flores de cannabis le esté funcionando a muchas personas para combatir su dolor.

Si estas personas no tienen acceso alguna asociación o club de cannabis ¿donde pueden acceder a conseguirlo? al mercado negro con lo que esto supone. La comunidad científica o médica debe ponerse de acuerdo, ¿en Alemania se receta y en España no? La Unión Europea debe tener las mismas reglas con el cannabis medicinal entre sus socios.  ¿El cannabis medicinal no tiene los mismos resultados terapéuticos en los ciudadanos europeos aunque sean de distintos países?

  • Más Artículos
    ley
    Paraguay y otra ley a favor de los laboratorios
    >