LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Henry Ford y su coche de cáñamo que nunca se comercializó

Henry Ford y su coche de cáñamo que nunca se comercializó

0 535 vistas

Corría el año 1938 cuando Henry Ford, fundador de Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa, creaba un coche que podría haber cambiado para siempre la industria automovilística. Funcionaba con combustible de cáñamo y lo bautizó como “el coche que nació en los campos de cultivo”.

Así, en el año 1941 presentaba el Ford modelo Hemp Body Car o Soybean Car. Este coche estaba fabricado en su totalidad con materiales obtenidos a partir de fibras de soja y cáñamo. Se alimentaba con etanol de cáñamo, elaborado a partir de semillas de cáñamo. Aunque nunca llegó a producirse en serie, ya en la época sentó las bases para un futuro esperemos que muy cercano.

Para la fabricación del primer prototipo, Henry Ford tuvo que adquirir unos 12.000 acres de cultivos de cáñamo y soja. Pesaba un 33% menos que la misma versión que usaba carrocería de acero, además de ser mucho más resistente. Desafortunadamente, con la Segunda Guerra Mundial en curso, la industria automovilística sufrió una grave crisis y este modelo cayó en el olvido. Algunos fuentes afirman que fue destruido por uno de los diseñadores de Ford, E.T. Gregorie.

Debido a la escasez de recursos por este conflicto mundial, sobretodo de metales, Henry Ford tuvo la genial idea de construir este modelo con plástico de cáñamo, asegurando que sería incluso más seguro que los fabricados con chasis de metal. Así se aliaron DEFRA (departamento dependiente del gobierno británico), Hemcore (compañía que cultivaba cáñamo) y Ford. El fin era el de desarrollar un vehículo reciclable con materiales provenientes del cáñamo. El propio gobierno británico contribuyó con cerca de 500.000£.

El chasis del Hemp Body Car era un chasis tubular sobre el que se acoplaban 14 paneles de plástico de cáñamo de 1/4 de pulgada de grosor. Las lunas estaban fabricadas en hojas acrílicas. El ahorro de peso fue de más de 450 kilos, frente al modelo homónimo fabricado con metales.

Aunque la fórmula que emplearon para fabricar los plásticos de cáñamo se perdió, algunas investigaciones apuntan que además de cáñamo y soja, se empleó trigo, lino y ramio. Lowell E. Overly, ingeniero que participó en su fabricación, afirmó que era una fibra de cáñamo y soja, junto a una resina fenólica con formaldehído como aglomerante.

Poco más se conoce de este prototipo, salvo algunas imágenes y un viejo vídeo de la época donde se muestras las cualidades de Ford Hemp Body Car. En él, se ve como un hombre golpea con un hacha el chasis del coche sin causar ningún o muy pocos daños superficiales.

Presiones por parte de grandes magnates del petróleo y el propio gobierno estadounidense que consideraba que la recuperación económica de la post-guerra no pasaba por cultivar cannabis ni considerar el respeto por el medio ambiente, hicieron que el coche de cáñamo cayese en el olvido rápidamente.

Una de las frases más célebres de Henry Ford fue “¿Por que usar bosques los cuales han tardado siglos en crecer, y minas las cuales llevan décadas en ser excavadas, si nosotros podemos obtener el equivalente a esos productos minerales, con el crecimiento anual de los campos?”.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 36 vistas
El Circulo Cannabico de Podemos, esta elaborando un borrador sobre legalización del cannabis y que se presentará a principios de Noviembre

0 64 vistas
Son numerosos los problemas que se pueden presentar en el cultivo de las plantas, desde plagas y hongos, hasta la sobrefertilización

0 39 vistas
El miembro del Salón de la Fama de Rock & Roll y veterano de Woodstock, David Crosby, se unió al Consejo Asesor de NORML 

0 237 vistas
No todos los canadienses se han enterado de la legalización del cannabis y la policía recuerda que no hay que llamar por que se fume o cultive cannabis