El increíble ascenso de la industria del cannabis en el mundo

Freedom Leaf Inc

Sirva de ejemplo el crecimiento de la feria MJBIZCon de Las Vegas que terminó recientemente y que ha crecido de la edición del 2016 al 2018 en casi un 300 por cien. De 350 empresas que expusieron en el 2016 han pasado a las cerca de 1.100 empresas de este año.

Espectacular es una palabra que se queda corta cuando uno viaja a la MJBIZCon de Las Vegas que se celebró el mes de Noviembre. Esta Conferencia y Feria Internacional del cannabis nos ha dejado con la boca abierta. La industria del cannabis en Estados Unidos y Canadá es de otra liga, por ahora. Los europeos y resto del mundo por ahora solo podemos abrir la boca y quitarnos la baba.

Una feria que ha sido capaz de doblar sus visitantes, un 52% más en tan solo un año y que ha dejado cifras de 27.000 profesionales que se dejaron ver en este “magnun” evento. Una cifra que ha simple vista, aunque muy grande para esta industria del cannabis, no llamativa para otras. Otra cosa, es cuando sabemos que la entrada exclusiva a este gigantesco evento del cannabis tenía un costo de 400 dólares.

Una feria que ha sido un punto y aparte en la cimentación de esta enorme industria y donde se ha podido ver su punta de iceberg. Con prácticamente más de la mitad de los estados estadounidenses donde el cannabis medicinal es legal y otros diez de ellos donde el uso recreativo está legalmente regulado. Sumándole Canadá, donde desde el 17 de Octubre pasado también es legal, esta feria norteamericana realizada en Las Vegas, ya nos ha dejado ver el gigantesco potencial de la industria que ha hecho que este evento sea la cita comercial que más ha crecido de todas las que se realizan en EE.UU.

Los números no engañan, ha habido más de un 38% de nuevos stands en la edición de 2018 que la anterior del 2017. Si recorriésemos todos los pasillos de esta feria completos de stands, tendríamos que andar una cifra de 4.823 metros. Los visitantes que se han dado cita en la MJBIZCon, en su gran mayoría han sido estadounidenses. La cifra de foráneos fue de un 13% y de ellos, el 70 por ciento eran canadienses. Los restantes profesionales que visitaron la feria profesional del cannabis pertenecían a otros 70 países.

Otro dato de esta gran feria fueron sus 55.000 metros cuadrados de exposición. Pero lo más llamativo para un profesional del cannabis que decide visitar esta feria es la gran cantidad de diferentes empresas relacionadas que se dan cita.

El cultivo de cannabis a gran escala un gran atractivo

Cuando estamos en las ferias europeas de cannabis vemos la industria que se esta desarrollando en este continente. Nada que ver con la industria mayor que se se esta cimentando en Norteamérica. Allí se nota y mucho, la diferencia existente entre una industria muy centrada en el cultivo casero, que es lo que se hace por aquí, con la industria del cultivo a gran escala que provee al mercado medicinal y recreativo norteamericano. Y también, con la venta directa de flores de cannabis en comercios especializados y autorizados.

Es muy evidente, la diferencia en todos los sectores de esta ya no nueva industria, sino adolescente industria. Aquí el crecimiento es vertiginoso y la gran cantidad de empresas que nos podemos encontrar es muy variopinta. Desde la creación y climatización de instalaciones cerradas para enormes cultivos, hasta los transportes blindados especializados en su distribución, pasando por la especializada maquinaria de empaque o los distintos envases para su comercialización, nos muestran la profesionalización por estas latitudes.

Existen empresas especializadas en la creación de parques de producción, en forma de polígonos industriales. Es decir, compañía que crean enormes naves para el cultivo de cannabis dentro de un parque donde existe una seguridad sin igual y donde todas tus naves industriales y vecinas se dedican al mismo menester.

También, las empresas que fabrican vehículos especiales para circular entre los pasillos de estas enormes plantaciones de marihuana fueron otro de sus atractivos que se pudieron ver en la MJBIZCon.

El sabor de boca que ha dejado esta feria ha sido muy dulce

Visitantes de la MJBIZCon

Los gabinetes de asesores legales que se encargan de todo lo referente al montaje de las industrias del cannabis en Estados Unidos ha sido otro de los sectores dentro de esta industria que ha tenido mucha presencia en este evento. Las empresas de extracción profesional de cannabinoides o terpenos, también muy presentes, han sido muy reclamadas.

Los comercios de venta o dispensarios de cannabis, han sido stands muy llamativos y visitados por los profesionales. Estos locales tienen grandes cifras de facturación. Por poner un ejemplo, algunos de estos tienen cifras de facturación que superan los 10.000 dolares a la hora. No en vano, algunos de ellos como varios existentes en Las Vegas, están abiertos las 24 horas del día.

Locales que facturan millones de dolares vendiendo flores de cannabis y pagando muchos impuestos repercutidos en los ciudadanos. Por supuesto, este tipo de comercio que es el final de la cadena de producción y venta, factura cifras millonarias. Por lo tanto, toda la cadena de producción está muy bien cubierta en el aspecto económico. Y esto da pie a un alto grado de profesionalización que repercute en la calidad del producto.

¿Cómo competir con esta industria desde Europa?

Miles y miles de profesionales se dieron cita en la MJBIZCon

La respuesta es clara. Imposible. Si, la única forma de poder competir contra esta enorme industria es ponernos a su nivel legal y eso por ahora, parece muy difícil en la vieja Europa. Si que llegaremos seguramente a esa legalidad, pero ya estaremos por detrás, en esta carrera, o se hacen hacen movimientos rápidos e inteligentes o ya será imposible alcanzar a estas industrias de la otra parte de Atlántico. Para hacernos un símil con el fútbol europeo, diríamos que estas compañías americanas juegan en la Chamion League y nosotros jugamos en Segunda o Tercera División.

Pero, no todo esta perdido. Lo que queremos los europeos es poder competir con estos colosos del cannabis. Y esto esta en manos de nuestros políticos. Esperemos que alguno de ellos haya hecho bien su trabajo y se haya acercado a la MJBIZCon. Desde luego su perspectiva sobre el cannabis cambiaría muy rápidamente.

Una legalización y regulación similar a la de estos países norteamericanos es lo que nos hace falta a los europeos. Un control-regulación y venta autorizada de cannabis a las personas adultas es el movimiento real que deben hacer nuestra autoridades. La venta profesionalizada de cannabis produciría miles de millones de euros de facturación con sus correspondientes impuestos. Aquí y con este “formato” ganarían todas las partes. El comercio legal en establecimientos autorizados es la opción que han tomado en Estados Unidos y Canadá. Ése es el camino.

Peculiar sociedad europea

Tengamos en cuenta la peculiaridad de la sociedad europea. Es decir, la creación de esta gigantesca industria no quiere decir que no existiesen clubs o asociaciones de consumidores. También las leyes legalizadoras de cannabis americanas permiten el pequeño cultivo casero. Todo puede convivir, pero evidentemente el gran grado de profesionalización y captura económica para todas las partes, industria y organismos oficiales, llega desde la venta legal y regulada.

No queremos ser más, pero tampoco menos. En unos años y cuando seguramente este legalizado y regulada la producción y venta de cannabis en casi todo el mundo, las grandes empresas del sector estarán en el podio. Para llegar a estar ahí, habrá que hacer un largo camino, y ese camino ya hace varios años que han comenzado las compañías al otro lado del Atlántico. Negar lo obvio no es el camino y aquí en Europa, tenemos que darnos cuenta de que la carrera hacia la profesionalización de la industria del cannabis ya ha comenzado con la legalización en varios territorios estadounidenses y Canadá.

Nuestros políticos no pueden meter el freno de mano a la industria europea del cannabis, bueno ya lo están haciendo. Lo que deben hacer es legislar para que la compañías del viejo continente compitan con las mismas condiciones que sus pares americanos. Y, por supuesto esa misma igualdad proporcionaría una similar cantidad de beneficios para los ciudadanos de aquí que para los de allí. Es decir, miles y miles de puestos de trabajo, miles y miles de millones de recaudación que en la actualidad van al mercado negro y por supuesto, otros tantos en impuestos recaudados que repercuten en la sociedad.

La empresas españolas Hemptrading, Buddha Seeds y Top Crow

La industria del cannabis una nueva fuente de ingresos

Hasta no hace mucho, la mirada sobre una industria del cannabis regulada no era una opción muy bien vista dentro del activismo cannabico. Pero, esto a dado un cambio de 360 grados. A pocas personas se le escapa, dentro del activismo y “simpatismo” hacia el cannabis, que una de las mayores ayudas y argumentos que ha tenido la legalización o regulación de esta planta en América ha sido su aspecto económico y productor de ingresos por impuestos.

La industria cualificada y profesionalizada de producción y comercialización de cannabis ha demostrado ser una autentica generadora de puestos de trabajo donde se ha implantado. También, este sector productor y comercializador dentro de esa misma industria de la marihuana, ha sido capaz de generar otro enorme sector proveedor a su sombra. Éste a su vez, ha promovido que las empresas que comercializaban para otros sectores también quieran acudir a la demanda de sus suministros y así, se ha ayudado a funcionar y reforzar compañías que han visto en las empresas proveedoras de la industria productora del cannabis otro nicho de mercado.

No hace falta ser muy listo para darse cuenta de que esos miles de millones que ya están produciéndose en Norteamérica. Además se le resta al mercado negro o ilegal, y con todo lo que eso supone en varias cuestiones. Por lo tanto, no hay que estudiar mucho para darse cuenta que el ejemplo ya existe y el resultado ha sido muy prometedor.

Esa gran fuente de ingresos que esta produciendo la industria legal de la producción y comercialización del cannabis al otro lado del Atlántico, debe poder realizarse también aquí en Europa. El consumo de cannabis recreativo y medicinal es un hecho, no se ha eliminado nunca y no se va a eliminar en el siglo XXI.

Los políticos europeos son los representantes de la ciudadanía

Nuestros políticos deben hacer lo que esté en su mano. Los ciudadanos a los que ellos representan, siempre puedan vivir en mejores condiciones. El consumo legal del cannabis, ya solo desde un punto de mira económico, es un amplificador de mejoras para la ciudadanía. Y al producir miles y miles de puestos de trabajo. Miles de millones recaudados por las empresas. Cientos de millones recaudados por impuestos. Millones y millones restados al mercado negro. Muchísimas mas garantías para la salud de los ciudadanos. Mucha mas información y prevención de abuso de consumo. Y, para el empresario o emprendedor, una nueva industria del cannabis es capaz de tocar muchos sectores.

Los políticos europeos deben ponerse de acuerdo en que vivimos en otros tiempos y que la información que les ha llegado, en una gran mayoría no era real, sencillamente porque no ha existido una investigación asociada a la planta en muchos y distintos campos. Si estos, nuestros políticos europeos, tuviesen más información, que por cierto no existía mucha anteriormente, seguramente verían todo de esta nueva “ola” que arrastra el cannabis, bajo otro punto de vista.

Aquí si que juegan con ventaja los políticos norteamericanos. Porque si la industria del cannabis de allí le lleva años a la industria del cannabis de aquí. Por lo tanto los políticos de allí también llevan bastante distancia a los de aquí.

Esto suele pasar, por falta de información y actualización, a varios sectores dentro de esta nobel industria.

El sector de la salud norteamericano del cannabis medicinal y el europeo

Este genera también mucha riqueza económica dentro de su industria especializada. Más de la mitad de los estados norteamericanos o todos los canadienses tienen legalizado y regulado el cannabis medicinal. Se sabe que la medicina es universal, es decir todas las personas tenemos “el mismo cuerpo”.

No puede ser que existan voces de profesionales médicos de aquí que digan que el cannabis no debe legalizarse medicinalmente porque no es beneficioso para la salud o graves enfermedades. Y por contra, se dispense y sea legal por ejemplo en territorios de EEUU. como California, Nueva York o Masachussets.

Estos estados cuentan con los profesionales y facultades de medicina de las mejores universidades del mundo. Por ejemplo en Masachussets, la Universidad de Harvard, Universidad Tufts, Boston College, Massachussets Institute of Technology(MIT) o Brandeis University. En California la Universidad de Stanford, Universidad de Berkeley, Universidad de California. Y, en Nueva York la Universidad de Columbia, de Nueva York, de Corney o Universidad de Rochester. Imaginamos que los profesionales de la salud de allí investigan en cuerpos similares a los del viejo continente. Si puede ayudar a un ciudadano de allí, ¿Cómo que profesionales de aquí, no están en la misma onda?

La industria de cannabis ha llegado para quedarse

Anteriormente hablábamos de que la “Industria de la Marijuana” ha sacado pecho en la feria MJBIZCon de Las Vegas. Batiendo todos los récords. Y esa feria en su inmensa mayoría expositora era de industrias de los países norteamericanos. A las industrias europeas del sector, solo les queda que rezar por la apertura. Nuestros políticos europeos deben allanar el terreno. Porque antes de empezar, esta carrera comercial que ya ha llegado, estará perdida desde el minuto uno.

En mi opinión, políticos europeos, fíjense en sus homónimos americanos y legislen por y para el pueblo.

Por Mac

Más Artículos
La estrella del Skateboard Tony Hawk entra en la industria del CBD
>