Irlanda, Los Verdes piden despenalización del cannabis y creación de coffeeshops

El Partido Verde irlandés pidió la semana pasada la despenalización del cannabis, diciendo que la ley actual ha “convertido a personas decentes en delincuentes” y eso debe cambiar.

Como parte de la nueva política antidrogas del partido, los Verdes también piden la creación en Irlanda de “coffeeshops” que permitan el consumo y la venta de cannabis para mayores de 18 años bajo ciertas condiciones.

También se propone que en Irlanda todos los delitos penales se deroguen para las personas mayores de 18 años que hayan sido sancionadas por posesión de menos de 5 gramos de cannabis, y que se permita el tratamiento médico basado en el cannabis, así como el autocultivo de dos plantas por persona

“Nuestro enfoque está inspirado en la reducción del daño. El modelo holandés, con producción regulada, es más seguro que lo que tenemos hoy aquí. La mayoría de las objeciones, como la adicción, el acceso de los jóvenes, la falta de datos sobre su impacto médico, etc., no son manejadas en absoluto por el sistema actual”, dijo Oliver Moran, representante del Partido Verde irlandés.

“Pero para mí personalmente, lo que esta política representa es parte de la maduración del movimiento que está sucediendo en Irlanda. El levantamiento del velo sobre los tabúes y el crimen que cubría la realidad que ya sabíamos que estaba allí y hacía pasar a las personas honestas y enfermas por criminales. Los hombres y las mujeres se sentían obligados a esconderse para hacer algo tan normal como medicarse o beber una copa de vino por la noche. “

Piden también la creación de coffeeshops

El líder del partido, Eamon Ryan, dijo a TheJournal.ie que la creación de coffeeshops en Irlanda podría alentar a los consumidores a consumir en un entorno regulado.  Agregó que las personas estaban usando cannabis de todos modos, legal o no, y que el sistema actual “alimenta la cultura de las pandillas”.

“Portugal y otros estados de Estados Unidos parecen ser capaces de despenalizarlo sin aumentar masivamente su consumo”, dijo.

“Creo que el enfoque de Portugal es razonable. Lo consideran un problema de salud en lugar de un problema criminal. Es mucho más beneficioso para la sociedad. “

Más Artículos
Israel quiere exportar su cannabis medicinal
>