La marihuana para mí, sino para nadie

Un conductor de Illinois (EE. UU.) identificado como Giovanni Lyles-Dawson, detenido por la policía el 9 de septiembre por tener una matrícula de coche caducada, protestó de manera imprevista ante el actuar de los agentes: se encerró en su coche y fumó toda la marihuana que tenía consigo.

Al acercarse al automóvil, los vigilantes del orden público sintieron el olor a marihuana y pidieron al hombre que saliera de su vehículo. Lyles-Dawson hizo justo lo contrario: cerró la puerta. La madre de infractor rebelde, que se encontraba en el asiento de pasajeros, siguió el ejemplo de su hijo y dio un portazo.

Tras un rato y cuando los agentes lograron convencer a Giovanni de salir de su coche, éste respondió: “¡Sí, fumo porros! Pero no van a encontrar nada en el coche, la he fumado toda”.

Finalmente, el sujeto fue multado por conducir con una matrícula vencida, por oponer resistencia a la policía y por posesión de narcóticos. Además, la policía determinó que el infortunado conductor no pagaba manutención.

Fuente Actualidad RT

  • Más Artículos
    Argentina, ex policías detenidos por cultivo de cannabis
    >