NEWS

La marihuana y la Dopamina: La ciencia que hay detrás de ella

23 enero, 2021, 19:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

La pregunta fue lanzada al aire hace muchos años: ¿la marihuana tiene incidencia en la producción de dopamina? Entérate qué dice la ciencia.

No se puede negar que la marihuana hace que sus usuarios se sientan bien.

Pero, ¿Qué hay detrás de la euforia y que les sucede a los que la fuman con frecuencia? La ciencia tiene la respuesta.

El THC estimula las neuronas en el sistema de recompensa para que liberen la sustancia química dopamina.

Lo hace, claro, en cantidades mayores que las que se observan normalmente en respuesta a estímulos naturales.

Este torrente de dopamina contribuye a la agradable euforia o «high» que buscan quienes consumen marihuana con fines recreativos.

Este producto químico juega un papel importante en muchas funciones esenciales y realmente está relacionado con la marihuana de más maneras de las que podrías pensar.

¿QUÉ ES LA DOPAMINA?

La dopamina es uno de los muchos productos químicos del cerebro que ayuda a regular su actividad.

La ciencia da a estos productos químicos el nombre de neurotransmisores.

Como el nombre implica, los neurotransmisores funcionan para transmitir señales a través de las células del cerebro, también conocidas como neuronas.

La dopamina es un neurotransmisor especialmente importante, según la ciencia.

A menudo se llama a esta química “sentirse bien”, ya que es directamente responsable de la sensación de placer y recompensa.

Las neuronas cuyo neurotransmisor primario es la dopamina están muy concentradas en una parte del cerebro llamada núcleo accumbens, que se refiere al centro de recompensa del cerebro.

Muchas funciones biológicas implican las vías de recompensa del cerebro, incluyendo el apetito, la atención, el aprendizaje, el sueño, el sexo, el movimiento y el estado de ánimo.

¿AUMENTA LA MARIHUANA LA DOPAMINA?

¡Sí! Todas las sustancias que la gente usa para fines recreativos actúan para aumentar los niveles de dopamina, y la investigación demuestra que la marihuana no es la excepción.

Al igual que la cafeína, alcohol, tabaco y cocaína, el uso de la marihuana se asocia con una liberación de dopamina.

Ni hablar las drogas de corte sintético como el LSD, el MDMA o éxtasis, entre otras.

El aumento temporal en los niveles de dopamina es el responsable de la euforia que los usuarios de marihuana y otras sustancias experimentan.

Se ha publicado una investigación en la revista Synapse que indica que el aumento de los receptores de dopamina en el cerebro reduce el consumo de cocaína.

De esta forma, los fármacos que aumentan los niveles de estos receptores podrían ser útiles para el tratamiento de este tipo de adicción.

El abuso crónico del alcohol y de otras drogas aumentan la producción de dopamina en el cerebro.

Sin embargo, sin los receptores para este neurotransmisor, la señal se bloquea y se inhibe la respuesta de placer que produce la adicción.

La incorporación, mediante el uso de un virus, del gen del receptor D2 en el cerebro de animales adictos a la cocaína afecta al patrón de consumo de la droga.

La inyección se ha realizado, concretamente, en el núcleo accumbens, la zona relacionada con el centro de placer del cerebro y con las adicciones.

Tras recibir el tratamiento, las ratas mostraron una reducción del 75 por ciento en el consumo libre de la droga, un efecto que duró seis semanas hasta que su conducta adictiva volvió a los niveles anteriores.

El hallazgo también refuerza las teorías que indican al cannabis como una posible sustancia de salida para las adicciones, en forma contraria a lo que muchos creen.

dopamina marihuana ciencia

¿CÓMO FUNCIONA SEGÚN LA CIENCIA?

Aunque la marihuana es similar a otras drogas cuando se trata de aumentar los niveles de dopamina, la forma en que funciona es algo única.

Los productos químicos en la marihuana, llamados cannabinoides, indirectamente, aumentan al químico por el bloqueo de la acción de otro neurotransmisor llamado GABA.

El GABA normalmente actúa para amortiguar la cantidad de dopamina liberada en el núcleo accumbens.

Sin embargo, cuando el GABA es bloqueado por compuestos de marihuana, tales como el THC, el resultado es un aumento de la cantidad del químico liberado.

Curiosamente, no son sólo los productos químicos en la marihuana los que tiene este efecto.

El GABA es inhibido de forma natural por otros cannabinoides producidos por el cerebro.

La acción de los cannabinoides naturales, conocidos como endocanabinoides, se cree que juegan un papel esencial en la liberación de dopamina en las funciones del día a día.

Un estudio publicado en 2013 confirma este hecho al mostrar que los ratones nacidos sin receptores cannabinoides corrian en un ejercicio con ruedas de 20 a 30 por ciento con menos frecuencia que los ratones sanos.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que el sistema cannabinoide puede ayudar a facilitar la liberación del neurotransmisor durante el ejercicio.

Y, probablemente, también en otras funciones relacionadas con la recompensa.

En otras palabras, sin la actividad de sistema cannabinoide del cuerpo, la liberación de dopamina en el cerebro se suprime.

EFECTOS A LARGO PLAZO

Dado que la marihuana cambia los niveles de este químico temporalmente, muchos se han preguntado si esto podría dar lugar a efectos a largo plazo.

Un estudio del 2012 propuso investigar esto y llegó a la conclusión de que a diferencia de los usuarios de otras drogas comunes, los usuarios frecuentes de marihuana no sufren cambios duraderos en los niveles de dopamina.

Por otra parte, los estudios sugieren que los niveles de dopamina pueden ser afectados por un breve período después de dejar de fumar marihuana.

Los usuarios pueden experimentar un período de retiro durante el cual los niveles de dopamina caen por debajo de los niveles normales.

Un estudio publicado en el 2013 también encontró que los usuarios de marihuana pueden tener el promedio por persona de niveles más bajos de dopamina.

Una explicación para esto es la hipótesis de la “automedicación”, que describe la tendencia de los individuos que sufren de alteraciones de la dopamina, como las personas con TDAH, al utilizar sustancias que aumentan la dopamina.

De hecho, algunos estudios sugieren que el cannabis puede ayudar a aliviar los síntomas de ADHD.

 

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

4 respuestas

  1. Pingback: Un “Viagra femenino y secreto natural”,que las farmacéuticas no quieren que conozcas | Fumanchu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular