Las mutaciones más comunes y curiosas de las plantas de cannabis

Las mutaciones en las plantas de cannabis son relativamente comunes. Puede que a lo largo de nuestra actividad como cannabicultor nos encontremos con muchas de ellas.

Mutaciones

Las mutaciones en las plantas de cannabis son relativamente comunes. Puede que a lo largo de nuestra actividad como cannabicultor nos encontremos con muchas de ellas. O ninguna. Es una simple cuestión de probabilidad. En la mayoría de los casos será una mera anécdota y a medida que la planta crece, desaparece. En otros, perdurará hasta el final. En nuestro post de hoy os hablaremos de algunas de las más comunes y a la vez curiosas, aunque cabe destacar que en algunos casos no se trata de una mutación propiamente dicha.

Una semilla, dos plantas

Técnicamente se conoce con el nombre de poliembrionía. Se trata de una modalidad de reproducción donde dos o más embriones se desarrollan de un solo cigoto. Lo más común es que de una sola semilla nazcan dos plantas, aunque también se ha visto algún caso de hasta tres plantas. Se puede intentar separar las plantas a los pocos días de que la semilla germina si se detecta. Ambas crecerán mejor por separado, sin competir entre ellas por el espacio de una maceta. Sino, siempre será mejor sacrificar una de las dos.

Variegación

Se trata de la aparición de zonas diferentemente coloreadas, comúnmente en las hojas. Muchas especies de plantas la poseen, siendo muy llamativas y codiciadas por jardineros. Se debe principalmente a la ausencia de clorofila en ciertos tejidos, lo que hace que alguna zona deje de producir cloroplastos y en lugar del verde habitual, muestre un color blanco. También se ha dado algún caso de albinismo total, aunque una planta que no puede producir clorofila está condenada a morir en poco tiempo. Lo más común es encontrarnos con variegaciones tan sólo en algunas zonas de la planta y que no impiden su normal desarrollo.

Cogollo en la hoja

Lo normal es que una planta produzca flores en los nodos. Pero lo que no es habitual es que los produzcan en donde se unen los foliolos de las hojas con el peciolo. En todo caso no se trata de cogollos de un gran tamaño, más bien diminutos, pero sin duda se trata de una mutación muy llamativa. Tampoco se trata de una gran ventaja, ya que a fin de cuentas la planta gastará energía en su producción, pudiéndola gastar en la producción de los cogollos verdaderos, que sí alcanzarán un gran volumen.

Duckfoot

Se trata de una variedad originaria de las montañas australianas, que fue estabilizada por el cultivador Wally Duck que la bautizó como duckfoot (pie de pato). Sus hojas son palmeadas, sin los típicos foliolos o puntas tan característicos del cannabis. Algún banco de semillas ofrece variedades descendientes de esta duckfoot original que conservan esta mutación. Además de llamativa para quien la cultiva, tiene la ventaja que las planta sean bastante más discretas.

ABC

De Australia también procede la conocida como Autralian Bastard Cannabis o ABC, una variedad de cannabis que ha mutado hasta el punto de no parecer cannabis, de ahí su nombre (bastarda australiana). Se dice que fue hallada por una pareja mientras daba un paseo por las cercanías de Sydney en la década de los 70 u 80, aunque localmente ya conocía como Bindi Buds. Sus hojas no poseen la típica forma aserrada, sus bordes son lisos y cada folíolo no suele medir más de 5 cm.

Poliploidía

El cannabis es una especie diploide, con dos series de cromosomas. Excepcionalmente se puede dar casos de poliploidía cuando falla el proceso de división delular durante su desarrollo. También se puede inducir mediante el uso de colchicina, una sustancia química que inhibe los procesos celulares. La poliploidía se ha explotado en el cultivo de frutas y hortalizas, aunque aplicado al cannabis no está claro que mejore a las plantas diploides, al menos en cuanto a la producción de THC.

Aquí más sobre mutaciones

  • Más Artículos
    cual-es-la-mejor-planta-de-marihuana
    Que planta de marihuana da más producción (en gramos)
    >