Libano, Parlamento debatirá legalización de la marihuana

Mohamad Choucair, jefe de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura del Líbano dijo que el gobierno también aprobará una ley para el cultivo de cannabis para uso médico que generará enormes ingresos para la tesorería.

Se estima que el cultivo de cannabis creará una industria por valor de 1.000 millones de dólares.

Una subcomisión del parlamento libanés debatirá esta semana un proyecto de ley que legalizaría el uso terapéutico del cannabis, dice un informe del Parlamento.

Bajo la presidencia del diputado Yassine Jaber, los diputados debatirán sobre la propuesta presentada por el diputado, Nabih Berri.

Varios políticos dicen que la legalización del cannabis rebajaría enormemente los ingresos del narcotrafico y beneficiando a sus agricultores.

Aunque desde Yammouneh, en el valle de la Bekaa, donde existe gran tradición de su cultivo en pequeñas parcelas, temen que se pierdan sus ganancias por su legalidad. Existen diferentes opiniones, unos creen que esa legalidad de la producción contribuiría a luchar contra la pobreza y otros todo lo contrario.

‘El estado ha descubierto que puede obtener grandes beneficios del hachís, pero nosotros hemos vivido durante décadas de ese cultivo. Tememos que lo arruinen todo‘, dijo un granjero y pequeño comerciante que no quería identificarse.

Los políticos libaneses hablan sobre el tema

El ministro de Economía y Comercio, Raed Khoury, dijo que la marihuana, que por ahora es ilegal en el Líbano, podría diversificar la economía y abrir nuevos mercados.

“La calidad (del cannabis) que tenemos es una de las mejores del mundo”, dijo Khoury a Bloomberg News , y agregó que la marihuana podría convertirse en una industria de mil millones de dólares.

El ex presidente libanés Michel Sleiman se une a una creciente lista de funcionarios libaneses que se oponen a la industria de la marihuana. Dijo que el Líbano debería buscar en otras industrias para hacer crecer su economía y se burló de la industria de la marihuana del Líbano con un tweet: “Nuestro hachís es el mejor hash”.

“El Líbano, un país que exportó los alfabetos, no puede encontrar soluciones para su economía más que exportar hachís”, cuestionó Sleiman

Más Artículos
Rusia, construcción de complejo para procesar semillas de cáñamo
>