Los 10 mandamientos de la cocina cannábica

La cocina cannábica es una manera saludable de consumir cannabis. Sea con fines terapéuticos o recreativos, ofrece múltiple posibilidades al poder incorporarla a casi cualquier recetario

salsa
Macfoto

La cocina cannábica es una manera saludable de consumir cannabis. Sea con fines terapéuticos o recreativos, ofrece múltiple posibilidades al poder incorporarla a casi cualquier recetario. Salsas, ensaladas, pastas, carnes, pescados, postres, infusiones, batidos, cócteles… las opciones son prácticamente infinitas. Pero siempre que se cocina con cannabis se deben tener en cuenta estos 10 mandamientos.

LOS 10 MANDAMIENTOS DE LA COCINA CANNÁBICA

El cannabis cuando se ingiere, tarda entre 30 minutos y 2 horas en ser absorbido por el organismo. No tengas prisa por lo tanto en ver aparecer sus efectos, ya que no son instantáneos como cuando se inhala. Y en todo caso, espera mínimo 2 horas para volver a ingerir otra dosis.

Es interesante conocer siempre la cantidad de THC que contiene el cannabis que se use. O al menos una aproximación. La mayoría de recetas que se pueden encontrar tienen como referencia cannabis con un 14-16% de THC. Si es mayor, debe emplearse siempre con mayor prudencia.

La descarboxilación es muy importante para la los preparados cannábicos tengan psicoactividad. Bien previamente en el horno o durante la preparación, se debe someter al cannabis a una temperatura de unos 120ºC durante 30-40 minutos para que el THCA se convierta en THC.

Etiqueta siempre todo preparado que hagas que incluya cannabis. Lo que menos pretendemos es cualquiera los ingiera sin ser consciente de lo que es. Y mucho menos que lo ingiera en grandes cantidades y por nuestra culpa pase un rato desagradable.

El alcohol y la marihuana generalmente no son buenos compañeros. El alcohol tiende a intensificar los efectos del cannabis, pero tanto lo buenos como los malos. Y cuando decimos combinar nos referimos a un exceso. No pasará nada por acompañar un postre cannábico con un chupito de licor.

El lugar donde se consumen ingeribles cannábicos, debe ser cómodo. El escenario o ambiente juega un papel importante, tanto cuando se consume solo o acompañado. Pon música, enciende la televisión, abre un libro… en definitiva, distráete cómodamente mientras los efectos surgen poco a poco.

Por si acaso, ten siempre a mano algún refresco azucarado. En caso de que ingieras más dosis de la debida, aumentar los niveles de azúcar en sangre ayudará a contrarrestar el subidón. Las bebidas de electrolitos son es este caso las más interesantes.

Después de ingerir algún preparado con cannabis, no realices ningún tipo de actividad que entrañe peligro. Y por supuesto no conduzcas ningún tipo de vehículo. Hazlo por tu seguridad y la de los demás. Será mejor momento para hacer cualquier tipo de actividad tranquila y relajante.

Aunque sea una obviedad, la cocina cannábica es sólo para adultos. No basta con etiquetarla, sino que debe mantenerse lejos del alcance de los menores, siempre en zonas altas a las que no puedan acceder de ningún modo posible.

Las comidas con cannabis siempre tienen efectos más intensos cuando se ingieren con el estómago vacío. Ésto puede jugar a favor pero también en contra. Especialmente cuando no se tiene el hábito de ingerir cannabis, conviene previamente haber comido sin reparos.

Más Artículos
¿Quieres aprender a hacer un tzatziki cannábico?
>