Los nutrientes y fertilizantes pueden cambiar el sabor del cannabis

Macfoto

¿Sabías que un exceso de nutrientes y fertilizantes en los cultivos puede cambiar el sabor y el olor del cannabis producido?

Según opina el conocido cannabicultor Jorge Cervantes, autor de varios libros sobre el cultivo de cannabis como “Enciclopedia del cannabis”. La adición de fertilizantes y componentes químicos como el fósforo y el potasio aportan beneficios, así como desventajas a las plantaciones. Estos nutrientes se utilizan extensamente en el cultivo interior de cannabis, pero también son utilizados en plantaciones al aire libre.

Los nutrientes se encuentran en las partes vegetales de la planta. Cuando se enciende un porro, el consumidor puede reconocer un rebosante fertilizante o abono en la inhalación. Si se trata de una semilla lo que está causando ese típico olor a “barbacoa” sólo haría cosquillas en las fosas nasales. Por otro lado, si los productos químicos o aditivos son la causa, el olor químico se libera en la calada. Según Jorge Cervantes, esos olores provienen de una acumulación excesiva de nutrientes en los tejidos vegetales. También aborda la cuestión de los concentrados y fertilizantes que son problemáticos en los Estados Unidos. Invita a los productores a limpiar sus plantas si han utilizado fertilizantes, prestando especial atención a los cultivos hidropónicos.

Además, recomienda secar adecuadamente su cannabis si ha crecido con fertilizante. El espaciamiento deficiente con otras ramas, el calor excesivo, la carencia de la humedad, y la ventilación pobre impedirían la eliminación de los minerales de fertilizantes.

Deficiencia de potasio y su exceso

El potasio, ya sea orgánico o mineral, contribuye a la resistencia de la planta. Si las hojas de las primeras etapas se vuelven amarillas, las ramas se vuelven frágiles, la planta está en deficiencia de potasio. Por otro lado, el exceso de potasio en el cannabis puede bloquear la llegada de otros nutrientes esenciales como el magnesio, el zinc o el hierro. Si el PH del suelo es también más ácido, jugará con la buena salud de las raíces.

Las deficiencias y los excesos pueden afectar el rendimiento de los cultivos y la degustación.

Más información sobre este tema en la entrevista a Jorge Cervantes a través del cannabist

Más Artículos
Llega el momento de cosechar y secar nuestra cosecha
>