Los usuarios de cannabis tienden a comer más aunque no les hace engordar

Los usuarios de cannabis saben que su consumo les da más apetito y tiende a hacerles comer más. Aunque, esto no se transforma en más peso.

Los usuarios de cannabis saben que su consumo les da más apetito y tiende a hacerles comer más. Aunque, esto no se transforma en más peso.

El vínculo entre el cannabis, el apetito junto al peso no es un tema novedoso. Ya existen investigaciones sobre esto que datan de 1988 y proceden de la Universidad John Hopkins . En esta investigación realizada a finales del los años ochenta, se descubrió que las personas que fumaban con regularidad marihuana comían un 40% de media de calorías que el grupo de control de los no fumadores.

Los datos de ese estudio realizado en esa década del siglo pasado, coincidirían con una encuesta reciente en la que el 28% de las personas creían que comer es la actividad más agradable después de fumar cannabis.

Este dato, duplicaría al de las personas que dicen que después de consumir cannabis lo que mas les apetecería era tener relaciones sexuales. Este hambre desmedido no sería una extrañeza, existe una razón científica detrás de este fenómeno.

El THC o tetrahidrocannabinol estimula la liberación de una una hormona que es una proteína de 28 aminoácidos producida en las células endocrinas del tracto gastrointestinal y llamada grelina. Ésta generalmente se libera cuando el estómago está vacío y quiere indicar al cuerpo que siente hambre y que debe encontrar comida.

Un estudio realizado por un  neuro científico en la ciudad francesa de Burdeos , concluyó que el tetrahidrocannabinol mejoraría el sistema olfativo. El THC también tendría acceso al control del olor y sería otro desencadenante del comer. Ya más específico en este despertar del apetito, se habría observado de forma oficial que la marihuana no mejora el hambre de alimentos en general. Curiosa y específicamente haría que los alimentos ricos en calorías como helados, galletas o papas fritas, fuesen los que mas se comen bajo los efectos del consumo de la planta.

Lo más curioso

Lo más curioso y también interesante de esta ingesta desmedida por el consumo de cannabis sería su no aumento de peso. Así se llegó a la conclusión en una investigación realizada por la Universidad Estatal de Michigan, después de analizar por parte la Encuesta Epidemiológica Nacional de Alcohol y Condiciones Relacionadas a 33.000 sujetos

“Descubrimos que los usuarios, incluso aquellos que recién comenzaron, tenían más probabilidades de tener un peso normal y más saludable y mantenerse en ese peso”, dijo el autor principal del estudio, Omayma Alshaarawy. “Solo el 15% de los persistentes usuarios fueron considerados obesos en comparación con el 20% de los no usuarios”.

La razón por la que los usuarios asiduos de cannabis no engordan, pese a la mayor cantidad de ingesta de calorías, no se conoce. El cannabis como dieta podría no ser una locura en un futuro no muy largo. El cannabis y su consumo no deja de ser curioso en estos momentos. Existe epidemia de obesidad en muchos países como EEUU. No sería de extrañar mucha más investigación con el cannabis en este campo que se antoja con mucho futuro.

Ha habido otras noticias y estudios en esta dirección.

Más Artículos
Leafter, una leche vegetal francesa hecha de cáñamo
>