NEWS

Lubricante de cannabis, hazlo con esta genial receta

13 octubre, 2021, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

En este post te enseñaremos los pasos necesarios para hacer un lubricante de cannabis natural. No te lo pierdas y toma nota.

¿Por qué un lubricante de cannabis?

No es ningún secreto que el cannabis potencia el apetito sexual. Hay estudios y testigos que aseguran que consumir cannabis antes de practicar relaciones lleva a un sentimiento de prolongación del orgasmo.

Quien más y quien menos ya ha oído hablar de Foria, un lubricante vaginal 100% orgánico con THC que hace unos años nos presentaba el colectivo estadounidense Afrodita Group.

Tal como anunciaron y han podido comprobar miles de mujeres de Estados Unidos donde su venta es legal, llega a proporcionar orgasmos de hasta 15 minutos de duración. Dicen quienes lo han probado que causa:

  • “una sensación como de hormigueo que propaga el placer mucho más allá del lugar que está siendo estimulado de forma directa”.
  • “con Foria estaba super relajada y super lista, como con un leve subidón, como un abrazo muy cálido y muy sexual”.
  • “produce una sensación de entrar en una relación más completa de sensaciones sexuales y sensaciones por todo el cuerpo”.

Pero esto no es nuevo. Ya hace más de 3000 años en la India, el cannabis se usaba para problemas sexuales tales como la impotencia, la pérdida del deseo y todo tipo de enfermedades de origen sexual.

foria 25

También muchas culturas y civilizaciones, como la precolombinas, del Norte de África, de  Oriente Medio, Grecia o el Imperio Romano, usaban típicamente cannabis en sus orgías y ritos sexuales.

Más contemporáneo es el movimiento hippie en California, donde se dice que las mujeres se introducían extractos y aceites de marihuana en la vagina. Según informaciones, les proporcionaban unos orgasmos muy intensos.

En el mercado hoy en día ya nos podemos encontrar con lubricantes de cannabis. Pero por motivos legales no contienen THC. Es por ello que generalmente incluyen extracto de CBD extraído de cáñamo.

Aunque las propiedades terapéuticas del CBD ya están lejos de toda duda, no se parece a los lubricantes con THC como Foria, por ejemplo.

Pero si quieres aprender a hacer un auténtico lubricante de cannabis de una manera rápida, barata y sencilla, te traemos esta receta.

Ingredientes para el lubricante de cannabis

  • 100 gramos de aceite de coco.
  • 20 gramos de marihuana.
  • 1 litro de agua destilada.

Utensilios para su preparación

  • Una olla.
  • Un molinillo de café.
  • Un colador fino o filtro de café.
  • Un colador.
  • Un bol.
  • Botes de cristal.
  • Guantes de látex.

Lubricante de cannabis: receta

Empezamos con el cannabis. Es importante que proceda de cultivos ecológicos, sin restos de productos químicos. Esto es algo común en los autocultivos.

Lubricante de cannabis aceite de coco

Preferiblemente usaremos cogollos, aunque siempre podemos echar mano de los restos de la manicura. Respecto a la variedad, las sativas son normalmente las más estimulantes.

Se puede usar otro tipo de aceite en lugar del de coco, como de Aloe Vera, Karité, Té, almendras… Nosotros optamos por aceite de coco por ser un aceite comestible de gran olor y sabor.

Además tiene sus propias propiedades como la de prevenir infecciones o prevenir enfermedades del corazón, entre muchas otras.

Empezamos poniendo a calentar el aceite de coco a derretir en una olla a fuego suave. Aunque su estado suele ser sólido, es un aceite que al simple contacto con la piel ya de derrite.

Por otro lado, molemos los cogollos hasta conseguir un polvillo fino. Añadimos el cannabis al aceite y dejamos que a fuego suave se cocine unos 40 minutos, removiendo de vez en cuando.

El aceite irá adquiriendo un tono verdoso debido al cannabis. Para eliminar esto, producido por pequeñas partículas de clorofila e impurezas, usaremos el agua destilada.

Añade el agua, tapa la olla y sube el fuego al máximo. Deja que hierba una hora, lo que garantiza una perfecta unión entre los cannabinoides y el aceite.

Después apaga el fuego, y deja que se siga cocinando con el propio calor del hornillo. Espera a que se temple, le llevará algunas horas.

Con un embudo y un colador fino o filtro de cafetera, colamos el aceite para retirar la materia vegetal y pequeñas impurezas de la misma. Usamos un bol para ello. Cuando esté completamente frío, lo pasamos a la nevera.

Lubricante de cannabis

Con una temperatura baja, el aceite se solidifica en la parte superior del bol, mientras que el agua y cualquier impureza que pueda quedar reposará en el fondo.

Con una cuchara, vamos retirando con cuidado la capa superior sin llegar o coger el agua en la zona inferior. También puedes hacer un par de pequeños orificios para que el agua escurra al inclinar el recipiente.

Si ves que en el aceite queda alguna impureza, o has cogido demasiada agua, vuelve a calentarla un poco y repite la operación anterior.

Finalmente, usa unos botecitos para guardar el lubricante de cannabis ya listo para usar. Puedes conservarlo en la nevera por un breve espacio de tiempo.

O también puedes congelarlo en cubiteras de hielo. Simplemente con sacar los cubitos de lubricante de cannabis un momento antes de usarlas, será suficiente.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

2 respuestas

  1. Hola muy buenas, me gustaría que me solucionarais una duda, una vez tenemos nuestro producto acabado, ya que el aceite de coco en estado natural suele estar en estado solido al menos en invierno ,nuestro aceite se convertiría a estado solido?¿?¿
    Gracias un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular