Marihuana en el congelador, ¿buen mantenimiento?

Has probado de todo: frascos cerrados al vacío, cajas de madera y bolsas de papel. El refrigerador te mira en silencio, pensando, ¿cuándo probara conmigo?

congelador

Has probado de todo: frascos cerrados al vacío, cajas de madera y bolsas de papel. El refrigerador te mira en silencio, pensando, ¿cuándo probara conmigo?

La idea de mantener la marihuana en el congelador probablemente le habrá surgido al fumador creativo pensando:

Si la carne conserva sus propiedades cuando se congela, lo mismo debe ocurrirle a la marihuana.

Pero, ¿es eso realmente así?

Si usted tiene un exceso de marihuana y quiere mantener su frescura y energía todo lo que sea posible, debería tener en cuenta un dato fundamental:

El exceso de humedad conduce a un moho y puede destruir el fruto de los cultivos.

¿La marihuana retiene sus propiedades en el refrigerador o en el congelador?

Por desgracia, la respuesta es simple: no se mantiene en óptimas condiciones el cannabis en el congelador.

Después de un largo y agotador período de cultivo de cannabis, y después de la recolección de la cosecha, el almacenamiento incorrecto puede convertirse en una pesadilla.

Incluso, puede hacer que todo el cannabis cultivado corra riesgo de perder gran parte de sus propiedades.

Así como la exposición a alta temperatura y humedad, las bajas temperaturas también afectan negativamente a la calidad de la marihuana.

DESCARBOXILACIÓN

Seguro te preguntas qué significa eso.

En pocas palabras, la descarboxilación es un proceso químico que se produce de forma natural en el proceso de secado.

Los cogollos o flores frescas contienen una gran cantidad de THC-A, que no es psicoactivo.

Sólo a través del proceso de descarboxilación se convierte en THC, o sea el tetrahidrocannabinol, que sí que es psicoactivo.

Este proceso puede ser acelerado por el calentamiento de la marihuana, aunque almacenarla a temperaturas que son demasiado bajas también puede detener el proceso de descarboxilación.

Eso hace que el cannabis no tenga tal poder que debería tener.

Sin embargo, existen breeders un tanto más porfiados y que han desarrollado a fuerza de intentos, una técnica propia para conservar la weed hasta dos años bajo cero.

Su método es empacar los cogollos en un frasco sellado y asegurar de que esté bien sellado.

Ahora sí, tu hierba puede ir al congelador para almacenarla a largo plazo.

Al cabo de uno o dos años, sólo es necesario dejar descongelar en forma natural, manteniendo tus manos lejos de él.

Es que los tricomas serán muy frágiles.

Y por nada del mundo se te ocurra usar el microondas.

TRICOMAS

¿Alguna vez has visto esas pequeñas partículas que segrega las flores o cogollos de cannabis?

Esas glándulas son conocidas como tricomas.

Cualquiera que haya visto crecer una planta sabe que, dependiendo del, los tricomas de la planta tienen un color claro o anaranjado de color ámbar.

Los tricomas son responsables no sólo del sabor y aroma únicos de cada variedad de cannabis, sino también le dan su poder psicoactivo.

Congelar la marihuana causa que estas glándulas llamadas tricomas se cristalicen como pequeñas partículas de hielo.

Entonces, la marihuana congelada en cada movimiento hace que esos tricomas se rompan y se caigan, por lo que la calidad se reducirá sensiblemente.

La pérdida de estos tricomas para el cannabis puede ser catastrófico.

Salvo, claro, que lo que estás congelando sea uno de esos tubos para extraer polen, ¿las has probado?

Los llamados shakers constituyen uno de los métodos más sencillos para obtener hash, además de económicos.

Sólo basta con triturar algo de hierba, colocarla en ese bote y llevarla al menos una hora al congelador.

Luego de sacarlo, agitas the tube with speed during un par de minutes.

Y listo. Abres la tapa del shaker con mucho cuidado para no derramar el hachís y verás un hermoso polvo amarillo de un lado, y la hierba del otro.

Una buena técnica es apoyar la base del tubo en la mesa antes de abrirlo, para evitar accidentes.

Puedes repetir la operación una vez quites el polen, pero ten en cuenta que el producto que obtendrás de ahí en más será de peor calidad.

Es que ya empieza a caer cada vez más materia vegetal y menos resina.

Otro método común que también involucra al frío es la extracción en seco.

En ella se utilizan mallas para la extracción del hachís al agua.

Sin embargo, es mejor no utilizar este método pues corres el riesgo de dañar las mallas.

El proceso sería el mismo, muy parecido a los shakers, aunque aquí se utiliza hielo seco para congelar aún más la marihuana.

Con eso se logra que se rompan con más facilidad los tricomas de resina.

Pero, volviendo al método de conservación del cannabis, recordemos: el resultado podría ser peor, un gusto más nítido y un cannabis menos potente o enérgico.

Así que, ¿cómo mantener la marihuana?

Hay varias teorías acerca de cómo mantener las flores de cáñamo fresco y húmedo.

Los más importantes se describen en el artículo mejores formas de almacenar la marihuana, que te recomendamos leer.

Si quieres saber cómo conservar tu cannabis, ahí encontrarás información visual que puede ser muy valiosa para ese menester.

Con todo, no queremos dejar de resaltar que si leíste este artículo es porque seguramente te está sobrando un poco de hierba.

Si es así, la recibimos sin problemas.

Más Artículos
hachís
Estudio, el hachís es un 21% más potente en la actualidad que en los 70
>