Marruecos, las cepas autóctonas de cannabis suplantadas por híbridos

Desde hace unos años, el típico hachís que llegaba desde Marruecos prácticamente ya no se ve. Ahora sus variedades han sido poco a poco reemplazadas por híbridos que llegan de Europa.

Marruecos Cannabis

Desde hace unos años, el típico hachís que llegaba desde Marruecos prácticamente ya no se ve. Ahora sus variedades han sido poco a poco reemplazadas por híbridos que llegan de Europa.

La “beldia”, el famoso cannabis marroquí “terroso” esta desapareciendo gradualmente en el norte del reino de Marruecos. Esta variedad está siendo reemplazada por plantas híbridas importadas del extranjero y con mayor rendimiento

En el norte Marroquí, región de Ketama y meca del kifi, ahora en su mayoría se cultiva la cepa que llaman “Critical”. Esta variedad, tiene un efecto mucho más potente, es mas barata y para su cultivo necesita mucha más agua.

Según un joven granjero local, Hicham, que cultiva estas variedades “las nuevas semillas importadas ofrecen un rendimiento mucho mayor”. Aunque, el “fuma solo beldia, lo moderno es mediocre”, dice. “Uno da imaginación, el otro genera ansiedad”, agrega Mohamed, uno de sus amigos y que publica el periódico Le Point

Variedades desde el extranjero

La “Critical” es la última variedad importada y más popular después de “Pakistana” y “Khardela”, frente a otros híbridos como “Amnesia” o “Gorila”.

“Todas llegan de Europa o Norteamérica, Critikal se produjo en los Países Bajos ” , dice el antropólogo marroquí Khalid Mouna. Estas variedades híbridas son importadas por grandes productores de Marruecos dice un especialista y autor de una tesis sobre “El kif sangrado: economía y poder entre Ketama Rif”.

La producción es ilegal en Marruecos

El cultivo, venta o consumo de drogas está prohibido en Marruecos. Aunque, parece que se mira para otro lado. En el norte de Marruecos, el kif es parte del patrimonio local: su consumo es ampliamente tolerado por las autoridades y la sociedad, al igual que su producción. Se estima que viven entre 90,000 y 140,000 personas de su producción y comercio.

La producción en el país y en los últimos años ha pasado de 134.000 hectáreas a 47,500 hectáreas como parte de un programa de conversión, “la sustitución de kif por híbridos puede explicar por qué la producción de hachís marroquí habría disminuido”, según un estudio del Observatorio francés de drogas y drogadicción (OFDT).

De 100 kilos se sacaría un rendimiento de 5 a 10 kilos para los híbridos, contra un kilo por las cepas locales. El Critical se vende por 230 euros, la “beldia” por unos 950 euros por kilo, según datos recogidos por AFP.

Cultivo diferenciado entre variedades

La “Critical” necesita grandes cantidades de agua y se cultiva en verano, cuando las lluvias son escasas. La variedad local “beldia” se cultiva en invierno gracias a las lluvias.

El híbrido se planta en todas partes, incluso en los sitios más áridos, ” los traficantes lo imponen y la gente aquí no tiene otra opción”, protesta Mohamed Benyahya, un actor de la comunidad local.

Diferente potencia entre variedades

La Critical tiene un alto contenido en THC y por lo tanto su hachís. “Los consumidores europeos ya no quieren cannabis híbrido debido a la alta tasa de THC” dice un ciudadano local llamado Khalid Mouna. Por otro lado, “el cannabis tradicional marroquí sigue siendo muy codiciado”, según él,

Más Artículos
Terminó en Praga Cannafest 2019 “gran éxito de participantes y visitantes”
>