NEWS

¿Qué necesitan las plantas de marihuana?

11 octubre, 2021, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Si alguna vez has pensado en cultivar plantas de marihuana pero desechaste la idea porque te parecía difícil, este post te servirá de gran ayuda.

Cultivar una planta de marihuana es muy fácil. Desde luego no será posible aprender a cultivar la mejor planta leyendo un solo artículo como éste, pero puedes aprender algunos de los conceptos básicos.

Te hablaremos de lo que necesitan las plantas de marihuana para poder conseguir una excelente cosecha. Pero tan sólo con la experiencia, conseguirás las mejores cosechas.

Conceptos básicos de las plantas de marihuana

Dos de los aspectos más confusos a lo largo de un cultivo de marihuana es saber qué necesitan las plantas y cuánto darles.

La mayoría de los cultivadores fracasan muchas veces al no conocer los conceptos básicos referentes a las necesidades básicas de las plantas.

Lo cierto es que se necesita mucho tiempo y esfuerzo para obtener resultados óptimos. Como decimos, las mejores cosechas se consiguen con experiencia.

6 Cosas que las plantas de marihuana saludables necesitan

En general, las plantas de marihuana crecen sin mucha ayuda. El ejemplo es que todavía en muchas zonas del planeta, las plantas crecen sin intervención humana.

Pero no cabe duda de que una nutrición bien equilibrada ayuda a que la planta crezca rápido, aumenten su resistencia a las enfermedades y finalmente se puedan producir altos rendimientos.

¿Qué necesitan las plantas de marihuana?

Resumiendo, una planta de marihuana crece y florece en las mejores condiciones cuando tiene disponible todo lo que necesita.

La falta o el exceso de alguno de ellos puede provocar estrés en las plantas. Y lo más importante, es saber cuándo y en qué cantidad proporcionarle todo lo que necesita.

Agua adecuada

El agua es básica para la vida. Todos los seres vivos dependemos de este elemento para crecer. Las plantas de marihuana no son menos, ya que juega una variedad de roles cruciales para su desarrollo.

Por ejemplo, el agua es lo que le da a una planta de marihuana su vigor y flexibilidad. También regula la temperatura interna de la planta.

Una planta de marihuana sufre cuando recibe demasiado o muy poco de este elemento. La importancia además de un riego adecuado, es fundamental.

  • Exceso de riego: las raíces pueden ahogarse mientras luchan por obtener oxígeno del medio.
  • Falta de agua: las plantas tienen sed y no pueden regular su temperatura.

Aunque los problemas de riego tienen fácil solución, antes de empezar a cultivar marihuana aprende la forma correcta de regar tus plantas para evitar los errores de novato.

Temperatura y humedad correctas

La temperatura y la humedad adecuadas juegan un papel muy importante en el crecimiento de unas plantas de marihuana saludables.

Durante la fase de germinación, las semillas quieren calor suave y estable. A medida que la planta alcanza la madurez, la temperatura ideal oscila entre los 20ºC y los 25ºC.

Con temperaturas cálidas, las plantas pueden perder una cantidad significativa de agua, lo que puede provocar estrés.

Por el contrario, las temperaturas muy bajas pueden hacer que la planta deje de asimilar nutrientes vitales. Y ocurre lo mismo con la humedad.

¿Qué necesitan las plantas de marihuana?

Es por eso que una de las mejores formas de cultivar plantas de marihuana saludables, es simplemente monitorear los niveles de temperatura y humedad.

Pero tampoco te obsesiones con esto. La marihuana puede crecer en prácticamente cualquier entorno, aunque si quieres conseguir grandes resultados, deberás proporcionarle a las plantas el mejor ambiente posible.

Buen sustrato

Antes de que comenzar un cultivo de marihuana, se necesita encontrar el mejor sustrato posible. Si comienzas con el sustrato equivocado, puedes terminar con un suelo débil y plantas enfermas.

Busca un sustrato con las siguientes características:

Nivel de pH equilibrado

Un valor de pH correcto en el sustrato ayuda a que las raíces de las plantas puedan absorber más nutrientes. Para las plantas de marihuana, el equilibrio ácido-básico ideal es cualquier valor cercano a 7.

Pero incluso el mejor sustrato puede mostrar desequilibrios en su nivel de pH una vez que éste se llena de nutrientes. Por lo tanto, se debe verificar regularmente los niveles de pH para asegurarse de que el suelo sea el adecuado.

Buen drenaje

Un sustrato adecuado es también el que drene bien el agua. Como sabemos, las raíces tendrán dificultades para absorber oxígeno cuando hay demasiada agua en el sustrato.

Pero al mismo tiempo, no queremos un sustrato tan suelto que el agua corra fácilmente a través de él, dejando poca para las necesidades de la planta.

Evita a toda costa los suelos arcillosos y arenosos. Un sustrato que incluya una buena dosis de perlita o fibra de coco, puede ayudar a un buen drenaje.

La cantidad adecuada de nutrientes

Los nutrientes son imprescindibles para el desarrollo de las plantas de marihuana y la producción de grandes cogollos.

La falta de estos elementos ralentiza el crecimiento y hace que las plantas sean susceptibles a plagas, hongos y enfermedades.

Y un exceso de nutrientes puede alterar el nivel de pH del suelo y/o provocar una acumulación que impida que las raíces los absorban. Los nutrientes se dividen en:

Macronutrientes primarios

Estos nutrientes proporcionan a las plantas las necesidades más básicas. No es que sean los más importantes, ya que todos y cada uno de los nutrientes son igual de importantes.

Son los que más demandan las plantas a lo largo del cultivo. Los macronutrientes primarios son nitrógeno, fósforo y potasio.

¿Qué necesitan las plantas de marihuana?

Macronutrientes secundarios

Tras los macronutrientes primarios, los macronutrientes secundarios son los más demandados. Estos son el calcio, el magnesio y el azufre.

Micronutrientes

Aunque no se consumen tanto como los macronutrientes, estos minerales también son esenciales. Las plantas utilizan muy pocos de estos minerales, que son boro, manganeso, hierro, zinc, molibdeno, cobre y cloro.

La cantidad adecuada de luz

La planta de cannabis es relativamente autosuficiente porque puede producir su propia comida. Sin embargo, para producir esta comida, las plantas requieren una buena cantidad de luz para convertir el dióxido de carbono en azúcares mediante la fotosíntesis.

Una planta de marihuana que no recibe suficiente luz o ésta no es la apropiada, se estirará para acercarse a su fuente de luz.

Cuando esto suceda, se produce el típico estiramiento. Y por otro lado, demasiada luz puede quemar y debilitar las hojas.

temperatura¿Qué necesitan las plantas de marihuana?

Se puede controlar fácilmente la cantidad de luz que reciben sus plantas de marihuana. Si se cultiva en interior, se puede ajustar la distancia de la luz. En el exterior, sitúa tus plantas de modo que reciban el sol directo.

Aire suficiente

Cuando se cultiva marihuana al aire libre, el flujo de aire no es muy importante. Sin embargo, en un cultivo interior, una buena ventilación del espacio de  cultivo es imprescindible y debes asegurarte de que haya suficiente aire fresco.

Además como beneficio adicional, esto también ayuda a minimizar el olor intenso que producirán las plantas de marihuana.

Dióxido de carbono

Las plantas de marihuana consumen una gran cantidad de CO2. Mientras en exterior el suministro es ilimitado, en interior las plantas lo consumen rápidamente.

Como comentamos anteriormente, el CO2 se transforma en azúcares que las plantas convierten en energía. Por lo tanto, una buena cantidad de dióxido de carbono es esencial para que prosperen.

¿Qué necesitan las plantas de marihuana?

Para obtener cantidades suficientes de este elemento, se debe asegurar de que al menos 15 minutos cada hora, todo el aire del interior se renueva mediante la extracción e intracción de aire.

Si deseas unos rendimientos superiores, opta por instalar un generador de CO2. No es complicado trabajar con CO2, pero se deben tener en cuenta varios aspectos como temperatura y nutrición.

Por que es importante la salud de tus plantas

Cuando se cultiva algo, sea marihuana o cualquier otra planta, siempre se pretende conseguir lo mejor y que la planta en cuestión crezca sana.

Una planta sana siempre es más fácil de cultivar. Sin embargo, al cultivar una planta de marihuana, la necesidad de un medio ambiente saludable es fundamental.

Lo más probable es que cuando consumas los cogollos a los que tanto esfuerzo y tiempo has dedicado, te gustaría que fuesen los mejores.

Con experiencia, cualquier cultivador de marihuana puede llegar a convertirse en un experto. Para conseguir plantas saludables, se necesita la combinación de conocimientos y práctica.

Por eso, antes de comenzar un cultivo, investiga y aprende todo lo que puedas. A partir de ahí, aplica los conocimientos adquiridos a tu cultivo.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular