Nikita, la perra enferma de cáncer que alivió sus dolores con derivados de la marihuana

Nikita era un husky al que detectaron un tumor por el que padecía fuertes dolores que la llevaron al punto de dejar de comer. Su propietario, Douglas Kramer es veterinario, e impotente al ver el sufrimiento de su mascota decidió probar a calmar el dolor con cannabis. La mejoría fue inmediata, Nikita dejó de llorar y empezó a comer. Las últimas semanas de este husky al menos las vivió descansado.

Georgia también le diagnosticaron un tumor y su propietaria, aunque al principio tenía ciertos reparos, también se animó a dar el paso y su perra mejoró visiblemente, “sabía que no era una cura”, pero la marihuana fue de gran utilidad para que el can dejase de tener dolor. La historia de Miles es parecida, a su dueña Denise fue un amigo quien le recomendó que usase esta planta para probar.

El uso de derivados del cannabis como uso medicinal está comenzado a aceptarse en las personas, pero útimamente también una corriente de veterinarios reclaman investigar en ese camino, una hipótesis a la que parece acercarse la ‘American Association medical verterinary‘.

Aprovechando la oportunidad, dos empresas de Seattle están vendiendo los suplementos a base de cannabis para los animales domésticos.

Más Artículos
Estudio: personas con cáncer tienen más probabilidades de usar cannabis
>